Astro rojo

Bienvenidos a la penumbra
 
ÍndicePortalFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 La Primera Leyenda

Ir abajo 
AutorMensaje
Taris De Monte Verdi
Matusalén
Matusalén
avatar

Cantidad de envíos : 385
Edad : 37
Ubicación : México, D. F.
Ocupación : MENSAmáster
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: La Primera Leyenda   Sáb Oct 27, 2007 7:49 pm

https://www.youtube.com/watch?v=vFGIxWAUcXU

Todos me dicen el negro, Llorona
Negro pero cariñoso.
Todos me dicen el negro, Llorona
Negro pero cariñoso.
Yo soy como el chile verde, Llorona
Picante pero sabroso.
Yo soy como el chile verde, Llorona
Picante pero sabroso.

Ay de mí, Llorona Llorona,
Llorona, llévame al río
Tápame con tu rebozo, Llorona
Porque me muero de frío

Si porque te quiero quieres, Llorona
Quieres que te quieres más
Si ya te he dado la vida, Llorona
¿Qué mas quieres?
¿Quieres más?


México, Distrito Federal




La oscuridad inundaba el lugar, con excepción de las farolas creando un juego de sombras y luces mientras que el aire parecía hablar en ese idioma que hiela los huesos y la piel, haciendo que voltees hacia donde él viene para ver de qué te está avisando.

Esa noche, en esa callejuela de la Ciudad de México, ni siquiera los perros o los vagabundos se atrevían a entrometerse en su interior, los gatos se erizaban y bufaban ante la sensación.

Un largo, largo aullido fue el preludio, seguido por los demás perros que lo sentían, se escuchaban en todo el largo de la callejuela mientras que los habitantes se hacían pequeñitos y se preocupaban por ver si todos los suyos estaban dentro de sus casas, familiares, niños en la cama protegidos por la luz y las cobijas que les llegaban hasta las cabezas mientras que temblaban levemente ante la inusitada sinfonía de aullidos que se escuchaban fuera de las paredes que los "protegían".

El viento volvía a silbar, llevando con él algunas basurillas de metal y plástico que agradecían el desaparecer de allí...

Una de ellas fue aplastada por un largo y delgado pie de tez morena, un pie desnudo con un poco de callosidades en la planta y en los talones, con uñas gruesas y largas, con tierra en el largo y de color violáceo, con algunos rastros de una sustancia rojiza...

A su paso, las luces empezaban a tintinear, como si la electricidad dudara de alumbrarla o de molestarla con la luminosidad hasta que, los focos se negaban a iluminar más...

Los niños veían asustados cómo sus propias luces se apagaban y, junto con los aullidos de los perros y el bufar de los gatos, se oyeron sus propios gritos... gritos alargados y llenos de temor que hacían temblar a los adultos que corrían a ver qué pasaba con sus hijos, algunos con velas que con el viento o la frialdad que lentamente empezaba a inundar la callejuela empezaban a tintinear y a apagarse...

Un silencio total, mortal, anticipaba a alguna atrocidad, muchas cabezas se levantaron a la par, desde diferentes lugares, escuchando una sola voz...

Una larga túnica blanca con algunos agujeros y suciedad en el bajo, producto de su arrastrar contra el suelo anticipaba la llegada, ondeada hacia adelante por el viento que ahora, lo sabemos, no huye de ella... LA TRAE...

La figura cuyos cabellos oscuros ocultan su rostro con el movimiento del viento, alza la cabeza y una de sus manos, violácea y azulada se levanta hacia el cielo, hacia la luna nueva, que no ilumina el cielo...

En esa plena y total oscuridad, se escucha un aire que sale del interior de su diafragma y luego por su garganta...

Era un alarido lastimoso, hiriente, sobrecogedor.

Un sonido agudo como escapado de la garganta de una mujer en agonía.

Un sonido que no rebotó contra las paredes, si no que las penetró llegando a los oídos de los pobladores, de los niños que ahora callaban llenos de miedo y espanto, de las mujeres, los hombres y los perros, de los gatos que erizaron la piel, llegó hasta cuadras a la redonda, para rebotar contra la Iglesia, la única que no aceptaba la advertencia, que no la escuchaba ni la escucharía nunca...

El viento dejó de soplar, dejando a la figura en el medio de la callejuela, su cabello cayó sobre el largo de su espalda y sobre su frente, se formaron dos pequeños carrizales, uno de cada lado, la túnica blanquísima desde los hombros hasta las pantorrillas, donde se veían los efectos de su caminar descalza por las calles...

Como hiciera hace siglos, el silencio se volvió a hacer...

- Hijos míos... amados hijos del Anáhuac, vuestra destrucción está próxima...

El viento volvió a levantarse y a llevársela mientras que el silencio seguía en el lugar...

- A dónde iréis....

Los perros empezaban a levantar la cabeza...

- A dónde os podré llevar para que escapéis a tan funesto destino....

Los niños miraban a sus padres...

- Hijos míos, estáis a punto de perderos...

Las luces empezaron a iluminar...

El viento se detuvo en la Iglesia Católica, cuya cruz parecía contundente sobre el cielo, estática, tranquila, inmaculada...

- Aaaaaaaaaaaaaaaayyyyyyyyy

El grito hizo que las paredes de la Iglesia se cuartearan y la cruz... cuan larga, tembló...

La advertencia había sido dada... ¿Quiénes la escucharían?

_________________


Si no tienes nada que decir, mejor quédate callado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Batto
Orgulloso seguidor de Mercutio
avatar

Cantidad de envíos : 100
Edad : 31
Ubicación : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 12/02/2007

MensajeTema: Re: La Primera Leyenda   Miér Nov 07, 2007 3:58 am

Ethan apenas había llegado a México hace algunos días. Sinceramente estaba harto ya de estar manejando por las rutas. Fue un alivio finalmente llegar al distrito federal. Con aburrimiento el hombre vago con su chevelle por las calles de DF, conocidas ya para él, aunque hacia mucho tiempo que no había estado aquí.

”Sinceramente no extrañaba el trafico…” pensó para si, suspirando profundamente mientras que observaba el cielo a través del parabrisas, intentando conservar el buen humor a pesar del embotellamiento.

Tardo un buen rato hasta llegar al lugar que buscaba, un buen bar mexicano donde podría estar sin ser molestado y poder averiguar algo, con un poco de suerte… Las pistas eran escasas, y hasta aquí llegaba el rastro de los rumores de la llorona. Hasta donde sabia, no había que descartar jamás un signo como este, por lo que Ethan allí estaba, listo y con ojos y orejas bien atentas.

Luego de aparcar su auto, y asegurarse de que estuviera en un buen lugar, lo trabo y se dirigió al interior del bar, su sobretodo de un extravagante cuero rojizo llamaba la atención de todas las personas. Sin mencionar su pelo prácticamente blanco… como siempre le había dicho su mentor… ser notorio era algo que surgía naturalmente en él. Y así, con desfachatez entro al lugar y se sentó en una banca de la barra y con tranquilidad se mecía suavemente cada tanto, mientras que esperaba que lo atendieran. Finalmente una mujer se le acerco y el le guiño un ojo.

-Un tequila por favor, bombón-1* le dijo sonriéndose de lado mientras que ya le ofrecía el billete para pagarlo. Es probable que el dinero fuera lo que hizo que la mujer se mantuviera sonriendo mientras que le traía su orden.

Y con total naturalidad, Ethan se dio vuelta en la banca, y apoyo su espalda en la barra mientras que bebía su trago de un saque para luego quedarse observando a la gente del lugar, escuchando por arriba las conversaciones de otros para ver si hablaban de algo interesante 2*

--------------------------------
1* no se que se tira para intentar seducir a primera vista =P pero eso XD
2* alerta+percepción para escuchar las conversaciones.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Martín
Bassmen-so
Bassmen-so
avatar

Cantidad de envíos : 106
Edad : 32
Ubicación : donde tengan cosas gratis
Ocupación : Todopoderoso Señor del Universo, Mensologo entusiasta matriculado
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: La Primera Leyenda   Mar Nov 13, 2007 6:13 pm

Por fin había quedado solo, los hombres para los que iba a trabajar ahora y que le habían llevado hasta esa pensión ya se habían marchado. Tenia su bolso sobre el camastro, aun no lo había abierto, su mochila descansaba a los pies del mismo lugar pero esta ya había sido vaciada de parte e su contenido. Gabriel tenía ya entre sus manos su cuaderno y el grafito, sentado en el suelo en un rincón de la que, durante un mes, seria su única habitación, haciendo un retrato del lugar, de su primera impresión al estar allí en soledad.

Blanco, Gris y Negro eran los únicos colores que aquel dibujo exigía, con sombras largas y opresivas, muebles enormes y deformados, retorcidos, pero apáticos, no eran tenebrosos, solo inalcanzables, solo inservibles e inapetentes.

Se enfrasco en aquel retrato por tiempo indeterminado sin importarle, agregando detalles cada vez, cunado finalmente hubo terminado, lo dejo sobre la cama y abrió su bolso para comenzar a acomodar la ropa, saco la primer remera y se detuvo, observándola, entonces buscó su teléfono celular y realizo su primer llamada internacional.

-Hola, bebe- dijo la voz femenina la otro lado -¿ya llegaste? ¿Cómo esta todo? ¿te reuniste ya con los tipos?

-Hola, amor, si, si- dijo él con una sonrisa –llegue hace un par de horas, había un taxi esperándome y recién termino de hablar con los tipos estos, por eso no llamé antes, todavía no saque la ropa del bolso

-No me quieras hacer el cuento que te conozco, seguro que ya estuviste dibujando antes de llamarme, bueno ¿y? ¿Salio todo bien? ¿Qué tal México?

-Si, si, todo bien, como habíamos arreglado, voy a estar un mes acá, depende como salga al cosa, puede extenderse a dos meses, pero les dije que más no, y dijeron que no había drama, a ellos parece que no les cuesta mucho tenerme acá y lo prefieren, pero ya les explique que aunque me guste el trabajo a mi me gusta estar en Argentina con mi novia, mi familia y mis amigos, dos meses puedo estar sin problemas, peor más no. Y bueno, de México no vi nada, pero es un quilombo de coches, el centro en hora pico es un placer al lado de esto, te volves loco

La muchacha rió – Eso escuche, y no vayas por ahí comiendo cualquier cosa que te me vas a ir por el baño

-No, tranquila, encima que no me gusta el picante, voy a vivir a base de las míticas tortas de jamón del chavo- rió y agregó –Bueno en principio no empiezo a trabajar hasta el lunes, así que mañana y pasado voy a dedicarme a recorrer y si encuentro alguna plaza o una peatonal con gente voy a hacer la gran Florida y me voy a sentar ahí a hacer retratos y venderlos, así me hago unos mangos más, el problema es que no tengo ni la más puta idea de cómo es el peso mexicano

-Espero que no se te ocurra cambiarme por alguna Salma Hayek eh

-No seas boluda, sabes que yo te quiero mucho

-Y yo a vos

-Bueno amor, te dejo, tengo que llamar a mis viejos, besos, ya te estoy extrañando

-Yo también, espero que solamente sea un mes

-Si, ojala – recordó algo de pronto –Ah Ana, necesito depuse que le digas a pancho que me mande un mail con todas las imágenes que le pedí que me escaneara

-Esta bien, le digo, le digo, muchos besos amor

-Besos, chau

Colgó el teléfono y volvió a la labor de acomodar su ropa, una vez terminado llamo por fina sus padres y quedando finalmente libre de obligaciones se decidió a salir a recorrer el DF, parecía una ciudad muy grande, así que tendría que poner atención para recordar el camino

_________________


Mejor que Yaco, Mejor que Sandra, Mejor que Joanna, Mejor que Damian, Mejor que Enrique... Simplemente, Yo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lucie de Bélancourt
Doctora en chancletología
Doctora en chancletología
avatar

Cantidad de envíos : 240
Edad : 38
Ubicación : Gallaecia
Ocupación : Diva...
Fecha de inscripción : 08/02/2007

MensajeTema: Re: La Primera Leyenda   Miér Nov 21, 2007 3:31 am

Sophie acababa de llegar al apartamento de D.F. Era un lugar nuevo y rehabilitado, al parecer aquel edificio había sido víctima de una explosión un año atrás. Había conseguido alquilar el piso luego de conseguir aquel exótico trabajo en México. Se había hecho con la dirección de diversos proyectos de investigación promovidos por el estado centroamericano a través de una conocida suya también arqueóloga, Alice, que trabajaba en la E.H.E.S.S(*1). Ya hacía mas de un mes que se hallaba en aquel país, pero desde su llegada no había estado mas que un par de días en la capital mexicana.

La chica había estado haciendo lo que mas le gustaba, prospectar en medio de la naturaleza, de los paisajes indómitos en búsqueda de algún signo de vida pasada y remota.El valle de Mezquital había resultado muy prolífico y había podido registrar mas de cien enclaves de arte rupestre.

La mujer se hallaba recostada sobre la cama, escuchando una canción de Pink Floyd mientras repasaba las fotos que había tomado en aquellos enclaves del pasado. Figuras humanas, de plantas, de estructuras, herramientas de "guerra", animales, elementos humanos con cuerpo o partes de animal, y formas geométricas se iban entrelazando. La arqueóloga reparó en una de las fotos que había hecho uno de los colaboradores del proyecto.



Aquella sonrisa cínica de felino, le produjo un escalo frío. Unos rostros animales vinieron a su mente. Sophie tomó una profunda bocanada de aire y rápidamente prosiguió con su recorrido por el material gráfico de la prospección centrando su mente en el trabajo que tenía por delante. Probablemente tuviera que estar durante un par de meses realizando el proyecto valorativo y luego la memoria de la prospección, tenía que centrarse para terminar con ello cuanto antes y poder empezar con aquella excavación a apenas 35 km del Distrito Federal, en Tepexpán, famosa cuna del hombre del mismo nombre.

___________________

*1: Escuela de altos estudios en ciencias sociales.

_________________
LIBERTAD PARA EL PUEBLO ENANO! DEJEMOSLES VOLVER A SU HABITAT NATURAL: LOS BOSQUES!
ROMPAMOS CON SU ESCLAVITUD SON NUESTROS IGUALES! NO TIENEN PORQUE ESTAR GUARDANDO LOS JARDINES HUMANOS, MERECEN SER LIBRES!!!!!!
LIBERTAD!

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://astrorojo.editboard.com
Taris De Monte Verdi
Matusalén
Matusalén
avatar

Cantidad de envíos : 385
Edad : 37
Ubicación : México, D. F.
Ocupación : MENSAmáster
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: La Primera Leyenda   Dom Dic 02, 2007 7:18 pm

https://www.youtube.com/watch?v=ot-B4V8oqPQ


Delegación Coyoacán.
Distrito Federal.
1975.


Un árbol en la esquina de la casa, ramas naturales adornadas de ángeles dorados, luces artificiales cargadas de color, esferas cuan espejos que muestran tu alrededor.

Una figura caminando hacia el árbol, mirando sus pies descalzos, tocando los regalos aún sin abrir, asintiendo ante la perfección de los colores contrastados con el fulgor del crepitar de las llamas de la chimenea.

Un sonido de campanas, anunciando la media noche, la llegada de Santa Claus, del Niñito Dios...

Un levantar de cama, un niño bajando de ella, pasitos corriendo por el pasillo, golpes bajando las escaleras, pies descalzos contra frío de las baldosas.

Ojos femeninos volteando, sonrisas creándose en labios, corre a esconderse y la cortina es el marco perfecto, visible y oculta a miradas.

Un sonido en la lejanía, al parecer en otro lado...

Sólo un instante, luego, sigue acercándose con rapidez...

Un osito pegado al cuerpo...

Sonrisas contentas...

Una no tanto...

Pasos lentos ahora, miradas en regalos, grititos leves y alborozos en lo general.

Caída frente a regalos...

Un osito al lado...

Papeles rotos y moños destrozados...

Risas y alegrías por igual...

Un color beige acercándose...

Una sonrisa divertida...

Un gritito de efusividad...

Una mirada tras los espejos de colores...

Una expresión más que contenta...

Manos sobre los hombros, beso sobre la frente...

Un objeto raro en la escena...

Un roce directo...

Papeles en el suelo, un juguete caminando por sí mismo hacia atrás...

Un líquido goteando... manos que buscan detener su huida...

Un sonido metálico contra el suelo...

Un pequeñito volteando, todo ojos marrones y cabello castaño, sonriendo y entornando los ojos...

- Mami, vamos a jugar...

Pasos atrás de un juguete que empieza a romperse...

Gotas cayendo al suelo, empezando a ser goterones...

- Mami, no te vayas...

Un acceso de líquido a la boca, una mujer escupe al suelo.

Pasitos adelante, manos abiertas, brazos igual.

- Mami, ¿por qué no me quieres?

Largos rizos femeninos cayendo de izquierda a derecha tras un movimiento negativo.

Manos intentando detenerla... que no se vaya... sangre vital...

- Mami... ¿por qué nunca me quisiste?

Un acceso de tos, pasos atrás... una pared que impide la huida...

Miradas de miedo, miradas de azoro, miradas de horror...

- Mami... irás conmigo...

Intentos de hablar, sangre acumulada, hilillos que gotean cayendo al suelo...

- Mami, iremos al infierno...

Merry, merry, merry christmas...

Frío en la calle, aire que viaja llevando lamentos...

- Nunca nos separaremos...

Sangre caliente que se entibia... ojos llenos de terror...

- Él no podrá evitarlo...

Unos brazos alrededor de piernas, un frío que hiela los huesos...

- Nunca me volverás a dejar...

Una figura oscura contra el piso blanco...

Din... dong, din.... dong... dong...

_________________


Si no tienes nada que decir, mejor quédate callado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Taris De Monte Verdi
Matusalén
Matusalén
avatar

Cantidad de envíos : 385
Edad : 37
Ubicación : México, D. F.
Ocupación : MENSAmáster
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: La Primera Leyenda   Lun Dic 03, 2007 12:15 am



25 de septiembre de 2007

Sanborns no sólo era una tienda donde podías encontrar películas, juegos de video, joyería, farmacia, abrigos, bolsas y accesorios, dulcería, librería...

No sólo eso, si no también hay un bar... y de otro lado, restaurant...

Así que, cualquiera podía estar ahí... desde poetas, sentados en una mesa tomando café, hasta las más interesantes personas, en el bar... algunos podrían buscar sólo las revistas...

Es un lugar donde muchos podrían encontrarse, reencontrarse y perderse por igual...

Ahora, nuestros personajes estaban justamente allí...

Eran las 6 de la tarde y en el Sanborns de Universidad se encontraban ahí todos... algunos en X departamento, otros en uno ulterior...

La pregunta era... ¿Qué les uniría?

_________________


Si no tienes nada que decir, mejor quédate callado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Martín
Bassmen-so
Bassmen-so
avatar

Cantidad de envíos : 106
Edad : 32
Ubicación : donde tengan cosas gratis
Ocupación : Todopoderoso Señor del Universo, Mensologo entusiasta matriculado
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: La Primera Leyenda   Miér Dic 05, 2007 5:39 am

Hacia ya dos semanas que Gabriel había llegado al Distrito Federal, su trabajo en la revista grafica iba bien, no había tardado, como esperaba, en acomodarse a las figuras locales y la realidad social del país, el cual era el cometido de aquel viaje, su estilo había gustado a los libretistas pero necesitaban que sus dibujos realmente representaran al país en el que se venderían, por eso le habían hecho ir. Así era que Gabriel debía pasar mucho de su tiempo leyendo los periódicos y viendo televisión, pero había logrado acomodarse de forma de encontrar una gran cantidad de espacio para una forma de ocio que también resultaba en una pequeña fuente de ingresos.

Era un martes por la tarde, habían terminado especialmente temprano ese día así que el argentino tomo sus cosas y fue rumbo Sanborns, siempre podía tomar allí un café y comer algo mientras se preparaba para sentarse afuera de aquél lugar, instalar su atril y sus banquillos y empezar retratar.
Aquel día le tocaba renovar el muestrario, debía cada cierto tiempo tener imágenes nuevas que mostrar para crear cierto impacto en la gente, además de tener clásicos, figuras importantes y reconocidas mundialmente y dentro del país, debía tener gente “común” pero que a su vez fueran agradables a la vista, no podía poner al primero que pasara. Con ese objetivo se puso a buscar entre las multitud, en las mesas cercanas, así fue que su vista se topó con una pelirroja de cabellos rizados, con una expresión tan fría y un porte tan distante que imposible era que no resultara llamativa y atrayente.

Sonrió un segundo al ver como un sonido que venia de espalda s de la muchacha la hacia volverse haciendo a sus bucles moverse en el aire creando un marco perfecto. Tenía su imagen. Bajó la cabeza y comenzó a trabajar, concentrándose sin dejar que esa imagen se esfumara de su mente, grabándola con fuego, sin olvidar un solo detalle.
Le llevó un tiempo terminarlo, aunque sus manos trabajaban a toda velocidad, como si estuviera trazando unos garabatos sin sentido, cada tanto levantaba su cabeza para volver a observar a la joven, aunque no olvidaba nada, necesitaba asegurarse de que así era.


_________________


Mejor que Yaco, Mejor que Sandra, Mejor que Joanna, Mejor que Damian, Mejor que Enrique... Simplemente, Yo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lucie de Bélancourt
Doctora en chancletología
Doctora en chancletología
avatar

Cantidad de envíos : 240
Edad : 38
Ubicación : Gallaecia
Ocupación : Diva...
Fecha de inscripción : 08/02/2007

MensajeTema: Re: La Primera Leyenda   Miér Dic 05, 2007 5:40 am

Sophie llevaba ya dos semanas haciendo los clásicos papeleos posteriores a una intervención de campo. El piso le agobiaba, las oficinas de patrimonio también, y otro tanto pasaba con la biblioteca de la facultad de Historia de la UNAM. Estaba deseando terminar con aquel informe para volver al fin al aire libre.

En su búsqueda desesperada por cambiar de aires había visto en la cafetería del Sanborns un lugar tranquilo para proseguir con su trabajo. Todo recordaba, en sus tránsitos por la calle o en el propio centro comercial que se acercaba a pasos agigantados el día de los muertos. Por lo que le habían dicho algunos colegas antropólogos tenía una connotación festiva en México, una de las principales festividades del país.

La chica escuchó por el altavoz del centro comercial como anunciaban promociones relacionadas con la fiesta e, inconscientemente se dio la vuelta, volviendo a mirar para la pantalla de su portátil a continuación. Su mente sin embargo seguía en aquel anuncio... El día de los muertos, Todos los Santos, “la Toussaint” como decían en Francia, siempre había tenido vacaciones para aquellas fechas. Muchos de los niños que compartían su suerte en el orfanato iban a visitar las tumbas de sus familiares en esos días pero ella ni siquiera había contado con aquella posibilidad. No había muertos que recordar siquiera... No había nada, nunca había habido nada.
La arqueóloga parpadeó un instante y negó, volviendo a centrarse en la pantalla del PC. Tomó un sorbo de café y volvió a centrarse en aquel insulso informe.

Los minutos se fueron desgranando enfrascada en aquella tarea y la joven fue a pedir otro café sin querer perder de vista su portátil. Sin embargo sus ojos se desviaron un instante en un hombre delgado que estaba garabateando en un papel totalmente inmiscuido en su tarea. Parecía apasionado, pensó Sophie. La joven sintió cierta curiosidad y centró su vista en aquel papel para ver qué era lo que ocupaba la atención de aquel hombre.... ¡Era ella! ¡La estaba dibujando! La sangre le hirvió y sin mediar mas la chica abandonó la barra y se dirigió directamente junto a aquel hombre - ¿Qué es lo que estás haciendo? – preguntó clavando sus ojos en los suyos con su notable acento francés.

_________________
LIBERTAD PARA EL PUEBLO ENANO! DEJEMOSLES VOLVER A SU HABITAT NATURAL: LOS BOSQUES!
ROMPAMOS CON SU ESCLAVITUD SON NUESTROS IGUALES! NO TIENEN PORQUE ESTAR GUARDANDO LOS JARDINES HUMANOS, MERECEN SER LIBRES!!!!!!
LIBERTAD!

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://astrorojo.editboard.com
Martín
Bassmen-so
Bassmen-so
avatar

Cantidad de envíos : 106
Edad : 32
Ubicación : donde tengan cosas gratis
Ocupación : Todopoderoso Señor del Universo, Mensologo entusiasta matriculado
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: La Primera Leyenda   Miér Dic 05, 2007 9:08 pm

Le llevó un tiempo terminarlo, aunque sus manos trabajaban a toda velocidad, como si estuviera trazando unos garabatos sin sentido, cada tanto levantaba su cabeza para volver a observar a la joven, aunque no olvidaba nada, necesitaba asegurarse de que así era.
-¿Qué es lo que estás haciendo? - unas palabras a su lado le sacaron de su concertación justo mientras estaba firmando la obra, su primer reacción fue levantar la mirada hacia donde estaba su modelo...había desaparecido, miro entonces confuso y perdido hacia los lados encontrándose con la dueña de aquella voz y aquella pregunta, que resultaba, curiosamente, la joven que había perdido de vista. La miró, miro su dibujo, realmente era perfecto, pero ella lo había visto, le había descubierto y evidentemente no estaba nada contenta con el haber sido retratada.
Gabriel apoyo las cosas en la mesa, visiblemente nervioso -Eh...uf...yo... esto es muy vergonzoso, perdón, solamente estaba retratándote, tendría que haberte pedido permiso, pero me dio mucha vergüenza, no quería que pienses cualquier cosa, aunque ahora debes estar pensando algo peor….uf que vergüenza

- Si me dibujas y ahora, hasta piensas por mí ¿Quién te has creído? - preguntó sin poder creérselo

-No, no, no quise decir eso, es , buf, esto debe verse muy raro- la muchacha tenia un curioso acento, francés sin lugar a dudas, pero aprecia que no comulgaba con ese tópico de la tierra del romanticismo por muy bonita que fuera - es que yo soy dibujante, estoy trabajando en una revista pero también vendo retratos ¿viste alguna ves esa gente que hace retratos o caricaturas en al calle y las vende? bueno así y necesitaba unos retratos de muestra y este me pareció muy artístico- pensó un instante- no pensaba vendértelo ni nada, no te asustes, pero bueno si queres quedártelo… estas en todo tu derecho no te pedí permiso, lo mínimo que puedo hacer es regalártelo si me lo pedís

- Gracias - dijo tomando el dibujo y rompiéndolo sin mas miramientos dejando los trozos sobre la mesas del muchacho - Quelle honte! (*Qué vergüenza!) - afirmó empezando a rezongar por lo bajo en francés y dándose la vuelta airada para volver hacia la barra a pedir su café.

Los ojos del muchacho se abrieron totalmente incrédulo al ver como destruía su hermosa obra, sin saber porque, por acto reflejo se puso de pie y la siguió - Eh espera!

- ¿Qué? - preguntó dándose la vuelta clavando sus ojos castaños en los suyos con decisión.

-Perdóname, fui un pelotudo, tendría que haberte pedido permiso, pero me dio vergüenza y me deje llevar, cuando dibujo, no lo pienso, mira no quería ofenderte, de verdad

- ¿Fuiste un qué? - preguntó frunciendo el ceño, negó, no valía la pena... Aquel hombre hablaba de una manera muy curiosa. La chica negó escuchando lo último - Pues piensa! - dijo dándose la vuelta para pedir un nuevo café

-Un idiota- aclaró, su argentinismo -Espera, déjame que yo lo pague, quiero compensarte, de verdad, tenes razón no pensé, fui un idiota, me metí con tu intimidad sin querer, pero me di cuenta, estoy arrepentido, por favor, déjame que te compense con algo al menos

Sophie se dio la vuelta nuevamente, iba a mandarlo a tomar aspavientos y así lo decían sus ojos que se habían posado fríamente sobre el argentino como si de un despojo de persona se tratara - Compensarme dices... - algo se le había ocurrido y aquel hombre dibujaba realmente muy bien. Tenía que dibujar aun los artefactos hallados durante la prospección, aquello iba a llevarle tiempo sin pensar que luego habría de digitalizar tales dibujos... No conocía a ningún buen dibujante en México que pudiera ayudarla para tales cometidos - ¿Cuánto cobras por 3 días de trabajo?

Gabriel pensó que en aquel momento recibiría un cachetazo pero sin embargo fue bastante diferente, esa muchacha resultaba desconcertante -Depende del trabajo, los materiales que necesite, si tengo que usar la PC o no, pero para vos, nada, es lo mínimo que pueda hacer

Aquello era mejor de lo que creía en principio - Soy arqueóloga y estoy realizando la memoria de una prospección que llevé a cabo recientemente. La verdad es que tengo mucho trabajo y quería acabar con esto pronto. Necesito dibujar unos 50 artefactos líticos hallados... euh... piedras prehistóricas - dijo aclarando su lenguaje - Si puedes digitalizar los dibujos por mi mejor...

-Ah, necesitas dibujo técnico, si, está bien, yo puedo hacerlo, hago dibujo artístico por gusto, pero hice dibujo técnico en la secundaria, y si, trabajo bastante con la PC, así que no tendría problema- dijo sonriendo - ¿para cuando lo necesitas? yo tengo trabajo acá en México, pero tengo las tardes y las noches libres, así que en ese sentido no tendría mucho problema

- Sí es dibujo técnico pero es bueno tener facultades para el dibujo artístico en cuanto a líticos se refiere... Por los sombreados. Te dejaré un libro sobre dibujo de materiales, está en francés pero con los ejemplos deberías arreglarte... Y necesitarlo pues... quería entregar la memoria en - sin tener que dibujar las piezas, acortaba el plazo de entrega- dos semanas

-Tendría que ver como son los dibujos que hay que hacer, pero creo que en menos de una semana lo tendría sin problemas, y con el tema del libro, me vendría muy bien si, en todo caso ¿podrías traducirme alguna parte? no todo el libro, solo si surge algún inconveniente puntal

- Sí claro, te explicaré con el libro, para ti va a ser muy sencillo y siempre te abres un nuevo campo de trabajo... Mañana aquí mismo, a esta hora ¿te viene bien?

-Si, a esta hora creo que ya voy a estar libre, ahora mismo estoy libre incluso, pero mira, mejor te doy mi teléfono, y por cierto lo del café sigue en pie

Ella apuntó su número con su nombre "Sophie" - Si tuvieras algún problema, avísame... Yo tengo que volver al trabajo, si quieres volver a dibujarme puedes hacerlo - dijo sonriéndole finalmente muy levemente y pagando su café volviendo hacia su mesa para seguir trabajando con la taza en la mano.

-Gracias- dijo él sonriendo- un gusto Sophie, y te pido perdón otra vez- la dejó ir a trabajar otra vez, poniéndose nuevamente a dibujar, quien sabe, podía ser que eso le abriera una puerta laboral interesante y finalmente ella no aprecio tan antipática, quizás...

_________________


Mejor que Yaco, Mejor que Sandra, Mejor que Joanna, Mejor que Damian, Mejor que Enrique... Simplemente, Yo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Argos Cristal-Silencioso
Ancillae
Ancillae
avatar

Cantidad de envíos : 134
Edad : 35
Ubicación : Perdido entre libros
Fecha de inscripción : 10/02/2007

MensajeTema: Re: La Primera Leyenda   Miér Dic 05, 2007 11:30 pm

Dos semanas.

Dos semanas en aquel páramo desierto de noticias. ¿Donde estaba su informante?. Día tras día le llamaba, y día tras día le demoraba de nuevo.

Que si hoy era imposible, que si mañana no era buena hora, que si al otro mucho trabajo. Como podía tener mucho trabajo un chicano mentiroso como aquel.

Aplasto la colilla contra el cenicero de mala gana. Tensión, tensión. Mejor abrir el periódico del día y ver si aportaba algo nuevo.

"En esta mañana el colegio de abogados de..." Nada de interés. Siguiente pagina. "Nuestro chicos se preparan para los mundiales, .... siguiente pagina. Ya hasta el periódico le estaba pareciendo insulso, y para su empeoramiento una pareja discutía de fondo. Lo que faltaba, aquello haría maravillas en su humor.

Solo por mero aburrimiento, mezclado con algo de curiosidad y fastidio miro por encima de la pagina del periódico. Otra conversación típica, tío hace lo que chica no ha permitido, pero para sorpresa, no acaba con típica bofetada. Tenía que admitirlo, el chico tenia recursos y ella, bueno, puede que quisiera sacar algo mas que un trabajo.

Sonrió irónicamente. Tal vez pudiera sacar algo de ello para si mismo. Sacando su Pc, comenzó a escribir lo que oía, él tomaría el papel de espectador y el protagonismo parcial para ella, él... bueno el contaría como un secundario de improvisación, un par de paginas y desaparecería en el olvido de los nombres acabados. Al menos tenia que recordar ponerle un nombre... seria, mmmm. El artista callejero. Si, eso le pegaba.

Comenzó a teclear, pasando la vista por ellos de vez en cuando.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Batto
Orgulloso seguidor de Mercutio
avatar

Cantidad de envíos : 100
Edad : 31
Ubicación : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 12/02/2007

MensajeTema: Re: La Primera Leyenda   Dom Dic 09, 2007 11:16 pm

Ethan suspiro un poco al recibir el rechazo de la mujer, pero pronto sonreía un poco, siguiendo molestando a la mujer para ver si cedía ante sus avances. El joven siempre lo hacia para molestar, como muy malo, pasaba un rato… y como muy bueno, podía ganar una linda noche. Era ganar o ganar… asique valía la pena seguir con el jueguito.

Sin embargo, pronto el hombre estaba leyendo el periódico, suspirando suavemente mientras que ojeaba las páginas policiales y de las noticias, viendo si había ocurrido alguna clase de suceso extraño en los últimos días. Seguramente en algún lugar la presencia, aunque sutil, debía estar… la llorona no aparecía porque si, asique algo debía estar pasando en la ciudad.

Pronto el joven alzo la vista y su ceja mientras que observaba la discusión de los jóvenes a lo lejos. El cazador sonrió un poco pero alzó el periódico cubriendo su rostro parcialmente y reclinándose para atrás en el asiento, quedando de a momentos en dos patas de la silla y hamacándose suavemente, siempre con cuidado, lo hacia desde que fuera un niño asique a estas alturas tenia practica… el problema era cuando alguien golpeaba la silla al pasar, asique había que mantenerse atento.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: La Primera Leyenda   

Volver arriba Ir abajo
 
La Primera Leyenda
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» la leyenda de la flor mas hermosa primera parte
» LEYENDA DEL CERO DE LA COFRADIA
» Reglas para primera etapa, Favor de leer y exponer cualquier duda
» As de Segobriga, leyenda latina SECOBRIS (FAB2181)
» primera pintura. tarro

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Astro rojo :: Crónicas y partidas online :: El México de la Leyenda-
Cambiar a: