Astro rojo

Bienvenidos a la penumbra
 
ÍndicePortalFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 El amanecer

Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente
AutorMensaje
Abdul Al Hazrad
Artífice del foro
Artífice del foro
avatar

Cantidad de envíos : 147
Edad : 38
Ubicación : Lanús
Ocupación : Playboy Multimillonario
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: El amanecer   Mar Jun 05, 2007 1:25 am

Nehuel se mantuvo fuera del caso por unos días, estaba despistado y frustrado. Sentía una mezcla de impotencia y furia, harto de que los delincuentes siempre se salieran con la suya. Al fin y al cabo, Olimpia había muerto, y la policía no tenía pistas firmes. Y no podía evitar pensar que era responsable en parte por la vida de esa mujer. Desde la meurte de su mujer, no pasaba un día sin que se jurara poner las cosas en orden, como deberían haber estado cuando la encontró ahorcada en la bañera, esa noche.

Y para colmo de males, estaba ese periodista amarillista. Iba como una mosca a la mierda, no tenía nada mejor que hacer que meterse con él. “Seguramente no tiene las bolas para ponerse a investigar a la corruptela que todo lo pudre” pensó, era más facil ridiculizarlo a él que meterse con la mafia y arriesgarse a terminar descuartizado en una bolsa de resíciduos en el fondo de un basural. Ese tipo de personas se movía sólo por el dinero, y si tenían que rebajarse y sacrificar su honradez por dos pesos más, lo harían.

A tres días del incidente del prostíbulo y poco después de volver a su casa, luego de su rutina, Nehuel recibió la llamada de unos de los oficiales al que él estaba capacitando.

-¿Agente Millalonco?-

-Sí, digame.-

Su voz sonaba algo alterada, Nehuel lo reconoció como uno de los hombres más experimentados de los que tenía bajo su "tutelaje". -Gracias a Dios que lo encuentro, tenemos un problema, un enorme problema y necesitamos de su ayuda.-

-¿Qué sucede? Dígame.- Preguntó Nehuel, extrañado.

-Recibimos una amenaza de bomba de bomba en un edificio público, y lo necesitamos a usted, venga lo más rápido que pueda.-

-Yá salgo para el departamento.- Dijo, y colgó. Tomó su placa y salió presuroso hacia el departamento de policía.

Al llegar al departamento de policía, rápidamente lo condujeron al edificio donde estaba ocurriendo el incidente. Inmediátamente lo pusieron en comunicación telefónica con el oficial que le había contactado, que le explicó cómo y dónde habían encontrado el artefacto en cuestión, describiéndolo brévemente ya que no podía comrpenderlo.

-Denme un traje y llévenme al lugar, busquen si tienen registro de algún aparato similar en el departamento local, o en el de Interpol.- Pidió sin dudarlo.

Le proporcionaron todo el equipo en el camión así como un registro de los dipositivos conocidos por la policía del distrito federal, pero ese registro dejaba bastante que desear. Nehuel conocía más incluso que eso. El registro de Interpol tardaría algo más en llegar, así que lo llevaron rápidamente a la escena. La bomba se encontraba alojada dentro de una gran máquina fotocopiadora.

Nehuel se acercó con cautela, y pidió que despejaran la zona y lo dejaran solo. Observó cuidadósamente el artefacto, y comenzó a sacar las partes que no formaban parte del mecanismo, para poder desactivarlo. El mecanismo era bastante complejo, Nehuel pudo ver que quien lo había realizado era alguien con una experencia importante, aunque aquel dispositivo no le era desconocido, símplemente debía ser cuidadoso.

Luego de unos minutos, Nehuel logró desactivar el aparato. Sin poder siquiera secarse el sudor, uno de los agentes de policía que lo acompañaba vino a buscarlo.

-Agente Millalonco, venga urgente, han detonado otra bomba en un edificio.-

Nehuel acompañó al agente sin pensarlo, todavía estaba con la adrenalina a tope, y no había podido caer en cuenta de la gravedad de lo que estaba ocurriendo en la ciudad. Los patrulleros y las camionetas que estaban cercando la zona se llenaron rápidamente y salierona toda velocidad.

El otro edificio estaba bastante lejos, no se había oído casi la explosión, paro aún se veía el humo.
Llegaron al lugar con bastantes dificultades por culpa del tráfico, a pesar de ir con las sirenas encendidas. La zona estaba llena de ambulancias y había más de un camión de bomberos.
Cuando Nehuel llegó, ya habían varios hombres en camillas siendo atendidos y algunos otros que no habían tenido tanta suerte.

Nehuel se puso a disposición de quien coordinaba los grupos de rescate, presentándose como bombero y médico. Por el momento era imposible realizar un peritaje, todavía había que rescatar a las víctimas y poner en orden la situación. El lugar estaba completamente destrozado. Los escombros eran enormes y las víctimas innumerables. Nehuel sospechó que debieron ser al menos dos bombas las que se usaron para causar tanto daño.

Se pusó a trabajar en el lugar a la vez que observaba en busca de algún indício o pista, la primer impresión era fundamental, y con el hecho tan fresco, nadie había tenido la posibilidad de cambiar la escena del crimen.

No había mucho tiempo de ver nada realmente. Los gritos de "ayúdenme por favor" se oían por todos lados, aunque poro a poco se hacían aterradóramente más escasos. Nadie podía darle información valiosa, le dieron si, algunas descripciones de personas sospechosas, pero pocas coincidían entre sí y eran demasiadas como para tener algo en lo que trabajar. Algunas personas decían haber visto dos explosiones simultáneas, una en el tercer piso y otra en el sexto. Nadie se esperaba las explosiones, símplemente habían sucedido.

Al llegar al lugar de la explosión, tanto Héctor como su fotógrafo se quedaron con la boca abierta
-Joder... uuufff...eh pero que haces ahí atolondrao empieza a sacar fotos, coño.-
Le dijo al fotógrafo que no salía de su asombro, mientras Héctor empezó a deambular por la zona a ver si veía a algún mando de la policía o de los bomberos.


-Joder, joder lo que ven mis ojos, ésto que ni pintao, Carlos, ¡Carlos!-
Héctor corrió junto a él
-vén lo tenemos, lo tenemos-
le dijo con impaciencia. Se dirigieron junto al agente de la Interpol, Carlos empezó a sacarle fotos.

Nehuel estaba concentrado en las tareas de rescate, al notar la presencia de los periodistas, negó con la cabeza. -Agente, a ver si me saca a los periodistas de la zona de rescate, que sólo entorpecen la tarea.- Vociferó ordenándole al primer agente de policía que encontró con la mirada.


-Nehuel-
le dijo acercándose antes de que llegase el policía
-sólo unas preguntas y podrá seguir con su acción heróica.-


-Hay gente que se está muriendo abajo de esos escombros, no hay tiempo para sus preguntas, retírese por favor.- Dijo sin mirarlo siquiera, ocupado en el rescate.


-Pero Nehuel, por favor, díganos si se sabe algo de la autoría del atentado, ¿va a investigar el caso extraoficialmente como con los secuestradores? ¿Piensa matar a los responsables de ésto aplicando su propia justícia?-


Un oficial se acercó a Hector y a su acompañante. -Retírese por favor, no está permitido a los civiles permanecer en esta zona.-

Héctor miró irritado al policía, le molestaba horrores que le interrumpiesen cuando realizaba su trabajo, se llevó la mano al bolsillo y sacó el papel firmado por el ministro.
-¡Lea!-
le dijo bruscamente.

Nehuel sacó su placa de Interpol. -No respondo al ministro local, salí de acá o vas a parar preso por entorpecer la labor de un agente de Interpol.- Le dijo, se dió media vuelta y siguió removiendo escombros.


"Pero será mamón"

Héctor le susurró a Carlos
-prepárate para sacar la foto.-
Sacó de un bolsillo de su chaqueta la máscara verde
-¡Nehuel!-


Al girarse el arrogante policía de la Interpol le lanzó la máscara verde mientras Carlos el fotógrafo empezaba a sacar fotos como un poseso.

"Basta." Pensó Nehuel. -¡Contra la pared!- Le ordenó a ambos periodistas, señalando el paredón de en frente del siniestro. -Oficial, tome la cámara de estos hombres, están contaminando la escena del crimen, y violando el secreto de sumario.- Dijo al otro policía. Nehuel se acercó para llevarlos contra la pared.

El oficial asintió y forcejeó arrebatándole al joven su cámara, a la vez que ayudaba a Nehuel a ponerle las manos en la espalda y llevarlo contra ese lugar.


-Oye, ésto no es el salvaje oeste, ésto no es yankilándia.-
Al ver cómo el policía y Nehuel arrebataban la cámara a Carlos, se dirigió al oficial.
-Oiga, recuerde las órdenes del ministro, estamos aquí para ayudar, suéltelo o el señor Adolfo Colón será informado personalmente y yo mismo me encargaré de arruinarle su carrera, así que si no se quiere ver vendiendo perritos calientes en una esquina, suelte a mi compañero y devuélvanos la cámara.-


Nehuel se limitó a palpar a ambos periodistas, mientras les indicaba sus derechos. -Quedan detenidos por entorpecer las labores de rescate, e interferir en una investigación de Interpol.-

Nehuel revisó a ambos periodistas, buscando meticulosamente entre sus ropas objetos de grabación de audio o video. Sacándole cualquiera que pudiera encontrar, incluso sus celulares.

-Oficial, lleve a estos hombres al calabozo, yo retendré los elementos secuestrados ya que son evidencia de lo ocurrido, y van a ser utilizados en futuros peritajes.-

El policía dudó, los periodistas tenían un permiso firmado por un miembro del gobierno, pero Nehuel era agente de Interpol y podía causarle tantos problemas como ellos. Dudó y finalmente decidió obedecer a Nehuel.

Al ver la reacción del policía, Héctor entró en cólera.
-¡Saca tus putas manos de encima, jodido fascista!-
Realmente estaba muy cabreado, sentía una enorme sensación injusticia.
-Devuélveme la cámara inmediátamente, no tienes ningún derecho para quedártela, ésto es una detención ilegal, aparte de la brutalidad policial, al pobre Carlos casi le rompes el brazo, so animal.-


Después se dirigió al oficial, tenía los ojos que parecían que se le iban a salir
-y tu oficialucho cobarde de tres al cuarto, te juro que te voy a hundir. Os creeis muy valientes con vuestras plaquitas de hojalata ¿verdad? ¿Os creeís los más machos no? Pandilla de cabrones.-
Héctor respiró hondo.

Nehuel observó en silencio y con cara de nada a los periodistas, mientras los metían en el patrullero. Se quedó observando hasta el que el vehículo se perdió en la esquina, y luego de guardar todo lo secuestrado, volvió a ayudar los heridos del atentado.

Unas horas más tarde, ya estaba agotado por las labores de rescate, y lo habían relevado de su puesto. Se fué a su casa, luego de hacer algunas compras al paso. Luego de ducharse, y despejarse un poco del terrible día que había tenido, revisó los aparatos que le había secuestado a los periodistas. Hizo una copia de todos los contenidos, tanto de la cámara fotográfica como de los celurares. Borrando meticulosamente todo el material audiovisual que tuvieran del atentado y de su persona.

Durmió sin dificultad esa noche, su mente estaba en mil cosas a la vez, pero el agotamiento físico fue mas fuerte, y tuvo un sueño profundo. Al otro día fué al departamento de policía, para devolver los artefactos secuestrados. En el camino, su celular sonó.

-¿Hola?- Atendió Nehuel.



-Buenos días, soy su amigo Augusto Cartago, quiero verle inmediátamente. Tenemos que hablar y aclarar una serie de puntos entre usted y yo.-


-No tengo nada que hablar con usted.- Dijo Nehuel y cortó.

_________________
¡PUEBLO ENANIL! LOS JARDINES SON SU HOGAR, LA LIBERTAD NO ES DEFINIDA POR LA AMPLITUD TERRITORIAL, SINO POR LA LIBERTAD DE DESICIÓN, LA LIBERTAD DE PENSAMIENTO. POR ESO, NO AL EXODO A LOS BOSQUES. LA CONVIVENCIA PACÍFICA ENTRE HUMANOS Y ENANOS ES POSIBLE EN LOS JARDINES, LEJOS DE LOS YA CONOCIDOS PELIGROS DEL BOSQUE. NO DEJEN QUE UN MONTON DE CONSIGNAS SIN SENTIDO CONFUNDAN EL VERDADERO SENTIDO DE SER LIBRES.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lucie de Bélancourt
Doctora en chancletología
Doctora en chancletología
avatar

Cantidad de envíos : 240
Edad : 38
Ubicación : Gallaecia
Ocupación : Diva...
Fecha de inscripción : 08/02/2007

MensajeTema: Re: El amanecer   Jue Jun 07, 2007 11:29 pm

Erick y Laura salieron del avión... la chica aprovechó el breve interludio que daba paso a la llegada de las maletas para buscar desesperadamente una cabina de fumadores, avisando previamente a Erick que obviamente negó con la cabeza por la triste adicción de la chica. Tras alimentar a la bestia de la nicotina volvió a reunirse con el catedrático esperando las maletas que todavía no habían salido.

-Allí vienen las maletas- señalo el catedrático y mientras estas se aseaban preguntó -por cierto ¿va a venir alguien a buscarte? Porque seguramente del hotel nos enviaron un taxi.-

Laura asintió - Sí mi hermano dijo que venía - afirmó con una gran sonrisa en los labios, realmente ver llegar esas maletas era un alivio, la chica deseaba reencontrarse con su hermano con el que llevaba casi un año sin verse...y su sobrinito que sin duda habría crecido - Creo que también viene mi cuñada y el niño - dijo con una sonrisa abobada...Puedes venir con nosotros si quieres -

-No, esta bien, gracias- dijo y tomó las maletas de Laura y luego las suyas para ponerlas sobre el carrito - Estaría de más, pero gracias por la invitación- dijo sonriente

Laura negó con incredulidad - Entiendo que te puedas sentir incómodo por estar con gente que no conoces...pero lo que es sobrar, no sobras Erick... por favor...- dijo la chica mientras agradecía con un gesto al catedrático haberle cogido la maleta, sacando a continuación la manija de ésta para poder guiarla sobre sus ruedecines.

Erick le impidió a Laura el llevar el carro, aunque con las ruedas se hacia bastante fácil, seguía siendo un peso considerable -Pero incomodo a tus familiares, hace mucho que no los ves, es natural que quieran estar juntos y yo estaría de mas allí, es la verdad, y no me ofendo porque así sea Laura, es lógico-

Laura miró a Erick - Una déjame llevar mi maleta... - amagó tomar la maleta esperando a que el catedrático se la cediera - Y dos... es verdad que llevamos tiempo sin vernos pero eso no nos convierte en seres asociales...además - dijo sonriendo[color:570d=Seagreen:570d] - Es un Saavedra Castro - afirmó con grandilocuencia - Sólo puede ser una bellíiiisima persona... y puesto que no eres Mauricio no tienes nada que temer -[/b] dijo riendo

-Una, llevo yo todas las maletas, que no me cuesta nada y no voy a a hacerte cargar peso- dijo impidiéndole sacar la maleta - y dos, no dije que fueran asociales, pero es lo mismo tener a tu hermana que a "tu hermana y su catedrático"-

Laura negó por ambos comentarios - Como quieras... No voy a insistir más... pero no hay ningún problema... ¿No me invitasteis vosotros a pasar el día de todos los santos?... La familia y la becaria en medio... ya ves - dijo negando - Y segundo No sé si te has dado cuenta pero el tener zapatos de 600 dólares no me convierte en ninguna señorita que no puede llevar ninguna maleta... Aunque sea una pseudo pija -dijo sonriendo - todavía no estoy incapacitada-

-Pero tu ya conocías y eras conocida por la familia en parte, apostaría lo que sea a que tu hermano se sentiría mas cómodo si estuvieras sola que conmigo y no porque tenga algo en mi contra, es simple lógica Laura, no me conoce- respondió y sobre aquel ultimo comentario hizo caso omiso.

Laura resopló - Como quieras, si no quieres, no quieres - dijo negando

-Cómo eres terca, ahora me haces sentir culpable ¿te parece bien hacerle eso a un hombre de mi edad?- dijo Erick y entonces Laura pudo notar como unos jóvenes cuchicheaban y la miraban no muy lejos y justo cuando Erick iba a decir algo un muchacho de unos 15 años se acercó a Laura con un papel y un bolígrafo–Hola ¿Me darías tu autógrafo?- dijo mirándola asombrado, tanto como Erick que no entendía lo que pasaba

Laura iba a contestar a Erick cuando vio como se le acercaba aquel chico... Primero con sorpresa sin entender muy bien lo que pasaba y luego recordando que ya estaba en España... Su doble volvía a existir. No era la primera vez que le pasaba - Lo siento, es una confusión, no soy Nuria Roca... - dijo con una leve sonrisa amable, a sabiendas que el chaval se quedaría desilusionado, así había sido en las anteriores ocasiones[color:570d=Seagreen:570d] - Sólo nos parecemos...-

-Oh- dijo el joven entre decepcionado y descreído -¿de verdad?- [/b]

- Sí - dijo Laura amablemente ... Aquellas situaciones le incomodaban - Me llamo Laura y escucha mi acento soy gallega no valenciana... No soy Nuria Roca, lo siento...Te firmaría un autógrafo pero dudo que te interese - afirmó sonriendo pero incómoda por la situación... Lo peor es que insistieran... Pero aquello no era tan molesto como los “puteos” que se había llevado con las comparaciones con la presentadora... los videos montajes de internet que no siempre tenían contenidos aptos para todos los públicos.

-Oh, disculpe- dijo el joven retirándose decepcionado.
Erick seguía observando la absurda situación y justo cuando iba preguntar a Laura una publicidad en una de las pantallas del aeropuerto respondió su pregunta – Chingada madre!-

Laura escuchó a Erick jurar y pudo ver la misma publicidad. Una sonrisa de compromiso se dibujó en su rostro - Si hay una cosa que aprecio de vivir en México es no parecerme a ningún famoso... Ahora mi amiga Nuria se dedica a los anticelulíticos - dijo alzando una ceja fijándose en el cartel publicitario

-A ver a quien prefiere Mauricio después de esa publicidad- bromeo Erick - pero...qué increíble, son idénticas-

Laura se rió - Bueno Mauricio ya vio a Nuria Roca... Ya le comenté mi trauma para con ella... Lo que me tiene hecho sufrir esta mujer - dijo con una ligera sonrisa en los labios - Qué me va a decir... - se rió

-Bueno, ella no tiene celulitis, eso es un punto a su favor- dijo Erick riendo y entonces por fin pudieron salir a la parte donde todos los familiares, amigos y chóferes esperaban a los que habían desembarcado.

Laura miró para Erick con el rostro ofendido. Iba a contestar - Eres... - cuando pudo ver como frente a ella se abalanzaba un ser humano de 1 metro de estatura vestido con una camiseta del F.C Barcelona - Xavi! - dijo la chica con ternura y una gran sonrisa, abrazando al niño que la hizo retroceder un paso hacia atrás con la fuerza del impulso.

Erick se sorprendió mas que Laura ante aquel inesperado recibimiento y luego pudo ver a los que debían ser los padres del niño a unos metros de allí que observaban risueños y se acercaban a ellos. Entre la multitud vio el cartel del auto que había venido a buscarlos, pero lo ignoró hasta que Laura no los presentara. Mientras Laura estaba observando asombrada a su sobrino pudo ver en el fondo a su hermano y a su cuñada que se acercaban. Tras un breve intercambio de palabras con el niño, la chica dio primero dos besos a su cuñada con una sonrisa sincera en los labios para luego fundirse en un abrazo con su hermano. Ambos se parecían a primera vista. Los mismo ojos, el mismo pelo, las mismas sonrisas.




Los dos se acercaron y saludaron primero a Laura y luego a Erick que los presentó, después de unos minutos intercambiando saludos, tras el tiempo que no se veían, comentarios iban y venían cuando se dispusieron a salir. Entonces, justo a salida se encontraron con algo que ninguno hubiera imaginado un pequeño contingente los vio y señalo mientras gritaban cosas como "ahí están" "son ellos " "sí, qué se vayan" no era un gran grupo de gente pero llevaban carteles de repudio hacia Erick y Laura.

Laura vio hacia el grupo incrédula - Otra vez...- dijo negando y entornando los ojos en unas palabras ahogadas... [color:570d=Seagreen:570d]"Es que no tienen nada mejor que hacer esa pandilla de hijos de puta descerebrados internacional...para más inri! No pensaba que había gente tan retrasadita en este país" - Pu...tain...- [/i] La chica miró hacia Erick intentando hacer caso omiso de los carteles que ponían toda clase de idioteces y luego se giró hacia su hermano - Tranquilo... Tranquilo...- dijo más para ella misma que para su propio hermano aunque conociendo su ímpetu protector para con ella, aquello no le gustaba en absoluto. Esteban era una excelente persona, tenía cierto carácter como todos los miembros de la familia pero había hecho del bienestar de Laura desde la muerte del padre de ambos una cuestión personal.

_________________
LIBERTAD PARA EL PUEBLO ENANO! DEJEMOSLES VOLVER A SU HABITAT NATURAL: LOS BOSQUES!
ROMPAMOS CON SU ESCLAVITUD SON NUESTROS IGUALES! NO TIENEN PORQUE ESTAR GUARDANDO LOS JARDINES HUMANOS, MERECEN SER LIBRES!!!!!!
LIBERTAD!

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://astrorojo.editboard.com
Lucie de Bélancourt
Doctora en chancletología
Doctora en chancletología
avatar

Cantidad de envíos : 240
Edad : 38
Ubicación : Gallaecia
Ocupación : Diva...
Fecha de inscripción : 08/02/2007

MensajeTema: Re: El amanecer   Jue Jun 07, 2007 11:32 pm

Antes de que pudieran siquiera reaccionar ya los estaban rodeando, aunque por suerte para ellos la seguridad del aeropuerto sí reaccionó veloz e impidió que pudieran agredirlos, aunque no entendían que era lo que ocurría.
Todo tipo de atrocidades eran las que gritaban, recordándole a Laura aquella toma del salón, aunque esta vez se sentía mas familiarizada con los términos que usaban sus agresores, y de un instante a otro ocurrió la desgracia, Laura no lo vio venir, Erick tampoco. Una lata de soda surcó los cielos y cual ave rapaz descendió con fuerza sobre el ojo izquierdo de Laura, abriéndole la ceja al instante para que la sangre brotara libremente.

Laura estaba intentando tranquilizarse... No escuchar lo que decían... Quería inmiscuirse en su propio mundo olvidándose de lo que estaba pasando a su alrededor aunque intentaba proteger a su sobrino que llevaba en brazos. Al menos no se sentía tan sola como en aquella clase de guitarra aunque ver metido a Xavier que estaba mirándola con cara de circunspección le dolía en el alma. La chica tragó saliva intentando seguir adelante pero de repente sintió un fuerte golpe... Estaba en el suelo... El dolor había sido tan intenso que pasado un instante sus terminaciones nerviosas lo había obviado. Sólo había visto una mancha negra en su campo de visión, totalmente inesperada que le había impulsado a caerse hacia el suelo... Laura se quedó sentada un instante aturdida intentando incorporarse.
En la confusión del impacto Laura soltó a su sobrino que cayo sin hacerse mayores daños, pero el pequeño comenzó a llorar al ver lo que ocurría, tanto Erick como el hermano de Laura se fueron sobre ella para ayudarla, mientras la madre del pequeño lo levantaba confundida ante semejante situación. Uno de los de seguridad llamo a un medico del aeropuerto y comenzaron a intentar alejar mas al grupo de manifestantes que buscaba lanzarse sobre los dos historiadores
Laura estaba confundida por el impacto... Media noqueada intentando incorporarse aunque sus piernas no le seguían... A su alrededor todo eran gritos y un llanto que le dolía escuchar. Intentaba levantarse para ver al niño...para ver que estaba bien... Mientras procuraba tomar aire... Había mucha gente arremolinaba a su alrededor. Aquello era un agobio absoluto y la chica no lograba ver nada...
Sobre ella estaban Erick y Esteban, mirándola con preocupación. Cuando ya había encontrado las fuerzas para incorporarse pudo ver sangre en su camiseta. Se llevó como un acto reflejo la mano hacia el lugar del impacto pudiendo ver al retirarla que ésta estaba ensangrentada. Su mohín fue de sorpresa e incomprensión entremezclado con una evidente nerviosismo... "Dios mío qué pasa aquí? Están locos" - Están locos...- dijo casi en un susurro.

Laura no podía escuchar nada, todo era un caos, Esteban y Erick hablando a la vez, tomándola e intentando ayudarla, la gente que gritaba, su sobrino que lloraba, los murmullos de todo el mundo a su alrededor.
Tras unos breves instantes apareció una mujer para curarle su herida, la gente seguía gritando y ahora Erick se ponía a vociferar también contra la masa señalando y gesticulando. De pronto los del aeropuerto decidieron llevárselos de allí, hasta la enfermería.

Laura notó como la ayudaban a levantarse... Estaba en una especie de nebulosa... Tenía la sensación que todo se estaba desarrollando a cámara lenta en un mundo externo totalmente ajena a ella. Lo único que le preocupaba era aquel llanto - Xavi... ¿Cómo está Xavi? - repetía la chica mientras la estaban llevando hacia la enfermería... No sabía si la oirían, la mezcla de ruidos le agobiaban... y aparte del llanto, lo único que alcanzaba a escuchar con claridad era su corazón latiendo en su ceja que empezaba a dolerle por instantes de forma más persistente.
No sabía si lo había escuchado o si era su imaginación, pero le pareció que Esteban le decía que todo estaba bien. Llegaron entonces a la enfermería, sentándole en la camilla y sin mas preámbulos le cosieron la herida con aguja e hilo. No dejaron a nadie entrar en aquel cuarto mientras realizaban la sutura. Laura necesitaba aire y tranquilidad. Pasaron unos segundos tras de la puntada final hasta que Laura pudiera sentir que la cabeza nuevamente estaba en su lugar, que era completamente conciente del entorno.
A la historiadora no le gustaban particularmente las agujas... pero la herida estaba tan fresca que no llegó a notar más dolor con las puntadas. Le pasaron una bolsa de hielo para que el golpe no hinchara... Todo había sido tan rápido que aquello le había sobrepasado... Era algo totalmente ilógico...No tenía sentido que la atacaran por un papel! Por una simple investigación...y por segunda vez! ¿Qué sentido tenía? Unas pequeñas lágrimas empezaron a brotar por sus conductos lacrimales... No eran por el dolor, eran de puro nerviosismo, de absoluta incomprensión hacia aquella actitud violenta que le perseguía, que le acosaba sin que ella hiciera realmente nada contra ellos... La chica se intentó secar las lágrimas... no le gustaba llorar en público y menos ante completos desconocidos.

-¿Te sientes bien?¿Quieres que los deje entrar ya?- preguntó la doctora con amabilidad - ¿o prefieres estar sola unos momentos?-

La chica se secó las lágrimas de nuevo, dejando los ojos un poco enrojecidos a toda prisa... No quería estar sola, no quería sentirse sola en ese instante - Sí, sí, gracias...déjelos pasar - hizo una pausa recordando que Erick no era familiar suyo [color:7ece=Seagreen:7ece]- También a Erick Pérez... aunque, me gustaría saber antes de que entren cuantos puntos son?... cuánto tiempo los voy a tener que guardar y....- sin querer enarcó la ceja doliéndose en el acto - si me va a quedar mucha marca?...- [/b]

-Solo dos puntos, tranquila, tendrás inflamación por unos días, ponte hielo ahora y si te duele mucho toma algún analgésico, pero no es nada de que preocuparse, cuando te quiten los puntos ni se verá- dijo la mujer y tras la aprobación de Laura dejó pasar a todos, pero entre los que entraron Esteban no estaba presente

Laura saludó a todos los presentes, dándole un buen abrazo al niño, se había preocupado mucho por él... Le ponía nerviosa pensar que si la persona que le había lanzado aquella cosa de la que desconocía la naturaleza hubiera apuntado mal, ésta hubiera podido recaer en Xavier. No obstante la ausencia de su hermano le llamó particularmente la atención. Miró para Montse, su mujer - Y Esteban? ¿Dónde está?-

Erick hizo un gesto torcido de incomodidad y Montse bufó algo molesta -¿A dónde crees tu que pudo haberse ido?-

Laura negó - No me jodas... No... No se le habrá ocurrido ir a por ellos?... - entornó los ojos haciendo a continuación una ligera mueca de dolor...los puntos le tiraban... Entonces dijo casi asustada - La policía?...-

-Cuando te trajimos aquí ya habían agarrado a algunos y otros se habían ido, así que no creo que encuentre a nadie con quien pelearse, seguramente solo pueda discutir con la policía- dijo ella con su marcado acento catalán y Erick le secundo con al cabeza - Y tu herida? fue muy profundo? Estas bien? te duele?-

Laura negó - Es que siempre tiene que ser igual...- resopló - siempre igual... - Dejó unos breves segundos antes de decir - Sólo son dos puntos... Me dijeron que no iba a quedarme marca - dijo con una leve sonrisa - Y bueno... pues me tiran los puntos y esto está hinchando un poco... - dijo queriendo alzar la ceja y doliéndose nuevamente - Lo peor...es que no puedo mover los músculos de la cara.-

-Yo no puedo entender esto, nos llaman herejes sin ninguna razón y ellos se pasan por alto todos los mandamientos, o será que esperaban que venga el mismísimo Jesús a decirles "el que este libre de pecado que tire al primer lata de soda"-

Lara resopló y tragó saliva - Fue una lata... vaya... - negó a continuación... Estaba apagada, ni siquiera quería clamar contra aquellos inconscientes... A continuación giró su cabeza hacia su cuñada - Oye Montse...lo siento mucho por Xavier - dijo mirando un segundo el pequeño - No me gusta que haya tenido que ver algo así... - resopló nuevamente - No me lo hubiera perdonado si...- aunque no quiso acabar estando en presencia de su sobrino...

-No te preocupes Laura- dijo ella y Erick agregó- si no es que estuviéramos esperando tener un comité de bienvenida además ¿como se enteraron en que vuelo vendríamos? No quiero imaginarme lo que será llegar al congreso.-

La chica suspiró... y las mismas lágrimas que habían brotado minutos antes volvieron a hacer su aparición a pesar de los esfuerzos de Laura por contenerlas - No entiendo...dos veces en un mes... No le hice nada a nadie - tomó aire - No hice nada y no sé hasta dónde quieren llegar - tragó saliva... Estaba francamente desesperada, perdida... Aquello le había superado. Jamás se había planteado que algo así la iba a seguir allá a donde fuera... Jamás se hubiera planteado que aquello pudiera suceder en España.
Xavier al ver a su tía llorar se acercó a Laura intentándola abrazarla con sus bracitos - No ploris Laura - dijo el niño en catalán dándole un beso en la mejilla a continuación.
Laura no pudo evitar sonreír ligeramente con ternura y devolverle un beso en la frente - T'as raison ma puce... je peux pas te faire ça - le contestó la chica en francés a sabiendas de que el niño la entendía perfectamente.

Justo entonces entró Esteban protestando y bufando -¿Pero que país es éste?¿Cómo pueden pasar estas cosas? El mundo se ha vuelto loco- vio a Laura y se le acerco preocupado- ¿Estás bien Laurette?-

- Sí estoy bien... Pero tu eres el que te comportas como un crío - dijo Laura en un claro reproche - Ya están las cosas bastante mal para que vayas por ahí creando más caos... Todos lo pasamos mal... y a todos nos parece una gilipollez y una locura lo que acaban de hacer... pero NO puedes reaccionar a la violencia con violencia aunque sea verbal... Eso es lo que buscan Joder! - dijo la chica negando. Parecía que había despertado de su letargo con la entrada iracunda de su hermano.

La miró no dando crédito a lo que oía -¿Qué me estas diciendo? ¿¿¿Ahora soy YO el que está mal??? Ese golpe si que te sacudió la cabeza Laura. Ahora resulta que está bien que un grupo de imbéciles vaya por ahí tirándole cosas a la cabeza a la gente, y uno tiene que quedarse sentado!!!-

Laura resopló - No sé porque dije nada... Total no me escuchas.. Nunca escuchas - entornó los ojos volviendo a poner aquella mueca de dolor - No sé si te has dado cuenta pero a la que le han intentado pegar hace tres semanas fue a mi... a la que le acaban de pegar al parecer un latazo... también es a mi... Así que claro que sé que es anormal... De hecho no me cabe en la cabeza de ninguna manera...De hecho me supera! Me ha superado...están ganando la partida... Pero vas tu por encima y armas la escenita... Crees que sirve de algo? Crees que acaso son capaces de razonar? No Steph.. No piensan, sólo tienen una cosa en la cabeza y es que como heredera de belcebut tengo una diana en vez de una cara... Que te pongas a vociferar no va a cambiar nada.-

-Ah si, entonces mejor me quedo de brazos cruzados y digo "qué barbaridad"- bufó- No, Laura, no, a esos hijos de puta hay que enfrentarlos, que sepan que no pueden hacer lo que quieran sin que nadie les diga nada-

La chica negó con un gesto de desidia - No sé... Ya no sé – resopló

-Yo si sé- dijo él convencido- eso es lo que hay que acre con esos tipos- entonces miro la bolsa de hielo que Laura tenia en al cabeza - ¿te duele mucho?¿Es muy grande?-

Laura cerró los ojos en busca de paz y tomando aire repitiendo lo que ya había dicho a Erick y Montse y apartando un momento la bolsa - Alguien puede cogerme el espejo del bolso...quiero verlo... - Lo que pudo ver no le gustó en absoluto... Los puntos eran recientes y estaban rodeados de betadine dándoles un tono rojizo... Y aquello estaba hinchado y estaba tomando un tono azulado. La chica bufó
- Estoy harta! Putain de merde! Raz lo bol! J'en ai marre! Pero qué coño he hecho yo para merecer esto! Si no le he hecho daño a nadie en la puta vida... A nadie! Merde! –

-Ya lo sé ¿pero esos ignorantes que saben? Nada, solo atacar, pero ya está ya paso, ahora tienes que concentrarte en tu trabajo- dijo Esteban, Montse se había ido afuera con Xavier para dejarlos solos y Erick había hecho lo mismo.

La chica resopló acordándose de su madre - Y a ver quien le hace entender a mamá que no quiero dejarlos ganar... que NO podría vivir conmigo misma dejando esto de lado a pesar de todo.. - tragó saliva - aunque me da miedo todo esto... Las cosas se han desbocado... y no entiendo como puede estar pasando algo así... me da miedo - dijo de nuevo con el semblante muy serio y la mirada brillante.

-Bueno, tranquila ¿de acuerdo? - dijo Esteban que no puedo evitar serenarse ante al actitud de su hermana y la abrazó.

_________________
LIBERTAD PARA EL PUEBLO ENANO! DEJEMOSLES VOLVER A SU HABITAT NATURAL: LOS BOSQUES!
ROMPAMOS CON SU ESCLAVITUD SON NUESTROS IGUALES! NO TIENEN PORQUE ESTAR GUARDANDO LOS JARDINES HUMANOS, MERECEN SER LIBRES!!!!!!
LIBERTAD!

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://astrorojo.editboard.com
Augusto Cartago
Ancillae
Ancillae
avatar

Cantidad de envíos : 87
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: El amanecer   Vie Jun 08, 2007 11:57 pm

(Este post ocurre entre el sábado 4 y el lunes 6)

Tras estar con Raquel, Héctor se dirigió a la redacción, directamente se dirigió al despacho del director llamando a su puerta.

La puerta estaba abierta y el director del periodico hizo a Hector una seña con la mano para que pase. Parecia estar de buen humor, o al menos eso indicaba loe fusivod e su gesto.

-Buenas tardes, quería hablar con usted por una serie de cuestiones, una de ellas es que se me ocurrió explotar el filón del policía loco y convertirlo en un héroe, mire...- Héctor se puso de pie -Podría hablar con el ministro del Interior y presentarle a este pelele como un héroe, le convendría ya que el país como todos sabemos está asolado por las mafias y tener un tío que las combata cual héroe de cómic sería buenísimo a lo mejor les interesaba utilizar a ese policía como propaganda a favor del gobierno imagínese la máscara verde el azote de las mafias. No se que le parece-

-Y si en lugar de ser un héroe es un loco que se pasa de la raya? ¿como vamos a cubrirnos si eso pasa?-

-No tranquilícese director, de momento nosotros lo presentamos de forma ambigua sin saber si es bueno o malo eso ya lo veremos si el ministro de Interior le gusta la idea y si la máscara verde acepta será héroe sino será un vil villano así de simple, ¿qué, da el visto bueno?-

-Mmmm- el hombre pareció meditar unos instantes, giro su silla sobre el lugar y tamborileo los dedos sobre el apoyabrazos de la misma. Se dio vuelta rápidamente y golpeo el escritorio con la mano derecha, entonces sonrió y agitando su dedo en el aire le dijo -me gustan sus ideas Figueroa, es un buen periodista, ahora vaya trabajar-

Héctor sonrió las cosas le estaban saliendo bien se giró para irse pero en seguida dio media vuelta –Ah, se me olvidada, quería comentarle una cosa, miré tengo una Ong llamada Acción Social acabamos de recibir mucho dinero por parte de un organismo español y quería establecer la ONG aquí en México para ello quería organizar una cena benéfica con la gente guapa de la capital y quería saber si puedo contar con su apoyo, es decir del periódico para poner la noticia y para enviar las invitaciones a los famosos para que vean para que vean que no es ninguna coña el asunto-

-¿a que llamas tu gente guapa?- pregunto -no voy a poner el nombre de mi periódico en un fiestesucha a al que van 3 gatos locos, quiero nombres-

-Dígamelos usted, ¿quién es la gente con dinero aquí? me serviría de gran ayuda-

-Dile a mi secretaria que te haga una lista de gente importante y distinguida, algunos políticos, algunos actores con compromiso social, locutores, periodistas, y cuando me digas cuantos de esos puedes conseguir te diré lo que hará el periódico-

Héctor sonrió levemente esperaba que su director se comprometiese más -Muchas gracias- Héctor salió del despacho y fue junto a la secretaría, tras pedirle que le confeccionara la lista fue a su mesa y se puso a trabajar en el artículo de ese policía fascistoide.

Nada más acabar el artículo del poli loco, llamo a Mouriño.

-Hector- contesto el hombre del otro lado -¿que novedades me traes?-

-Hola Jose necesito pedirte un pequeño favor, no es gran cosa, necesito ver al ministro del interior y me gustaría saber si podrías agilizarme el trámite-

-No es gran cosa....- dijo con sarcasmo -¿para que necesitas verlo?-

El periodista se echo a reír -ya lo verás, si el ministro acepta México tendrá un nuevo héroe que hará que Superman sea una nena, por favor avísame con la mayor brevedad posible cuando sepas algo, gracias te debo una por cierto a ver si este fin de semana quedamos para cenar en mi casa así conocerás a Raquel la chica que va a dirigir junto a mi Acción Social la ONG que estamos montando-

-De acuerdo, este sábado estoy libre así que arreglamos y sobre lo otro, me pondré en ello-

-Ok amigo nos vemos-

Al día siguiente Héctor se enteró del latazo de Laura rápidamente se preocupo por el estado de su amiga, la conversación fue amena, así que aprovecho para comentarla a Laura lo de la cena de la ONG a lo cual Laura respondió satisfactoriamente a tocar un rato durante la cena.

El lunes, llamó a Melina Alvarez la secretaria y amante del alcalde para ver lo del local de la ONG.

-Oficina del alcalde- contesto Melina

-Hola soy Héctor, ¿hace tiempo que no llamas que pasa no hay novedades por el ayuntamiento?-

-Hace tiempo que tu no pasas a visitarme tampoco- dijo ella sin dudar

Héctor carraspeó -Bueno si eh... he estado ocupado, oye mira necesito que me hagas un favor tengo que ver al alcalde el lunes a primera hora es urgentísimo dile que soy periodista y que tengo algo muy importante que mostrarle- le dijo bajando la voz no quería que nadie en la redacción se enterase de lo que tramaba.

-No se si tendré tiempo, estoy muy ocupada hoy la verdad...

-Se que estás ocupada pero por esto te daré lo que quieras, si logras que el alcalde me reciba lo más pronto posible ¿OK?-

-No lo se , ven a verlo en una hora, y ya "veré" que es lo que puedo hacer ¿ de acuerdo?-

"1 hora, está chica es fantástica" -Muy bien nena nos veremos en una hora-

Héctor cogió un CD que tenía celosamente guardado en el cajón de su escritorio y se dirigió a una joyería para regalarle a la secretaria del alcalde una gargantilla. Tras lo cual se dirigió rápidamente al ayuntamiento yendo directo a donde estaba la secretaría

-Hola- le dijo mientras le enseñaba el regalo -ábrelo a ver si te gusta-

Ella lo abrió y se lo probo mirándose en un pequeño espejo que tenia, sin decir nada apretó el botón del comunicador y dijo -Señor Alcalde, el periodista del universal que tenia cita con usted acaba de llegar ¿ le digo que pase?-

-¿que periodista? No recuerdo tener ninguna cita con ningún periodista- respondió el hombre del otro lado.

-Augusto Cartago Señor, pidió cita con usted hace más de una semana-
-De acuerdo- renegó -dile que pase-

Héctor le guiño un ojo y entro en el despacho del alcalde "pobre si supiese lo que se le viene encima"

El hombre esbozó una sonrisa falsa -Ah, Cartago ¿cómo esta? le estaba esperando- dijo el alcalde -por favor tome asiento-

-Gracias señor alcalde, mire una fuente anónima me ha enviado esto, considero que es un material que le interesará, sólo yo y ahora usted lo habrán visto- le dijo tendiéndole el CD.

El hombre le miro y levanto el CD algo desconfiado ¿estaba intentado chantajearlo? o ¿que quería ese periodista?. Puso el disco en la computadora y miro la pantalla mientras se reproducía. Su rostro cambió y se volvió serio completamente, solo vio unos pocos segundos cuando detuvo la grabación. Miró a Héctor -¿Y esto es?-

-Un escándalo en toda regla y su muerte definitiva en el mundo de la política, claro que...- hizo una pausa -ésto se podría evitar-

El hombre no dijo anda, mantuvo su rostro serio mientras le miraba fija y fríamente.

-Mire es sencillo si quiere que esto no lo publique mi periódico y acabemos con usted lo único que le pido es que el ayuntamiento ceda en propiedad un local para una ONG nueva Acción Social digamos que es un acto benéfico y que incluso le dará propaganda beneficiosa, ¿no cree?-

El alcalde penso un instante mirando la pantalla -Pero este vídeo es claramente un mal montaje-

-No sea necio, bien sabe que no es un montaje he analizado el vídeo exhaustivamente y se que no es un montaje, pero bueno allá usted, como veo que no quiere colaborar lo publicaré y se lo mandaré a sus rivales políticos, ah y un consejo vaya viendo las páginas de empleo del periódico aquí ya empieza a oler a cadáver político- se levanto y se dirigió a la puerta con calma esperando a ver si el alcalde reaccionaba.

-De que medidas estamos hablando- dijo dándose por vencido.

-mmm...- dijo con aire de satisfacción -veamos pues necesitaría un local para oficinas ni muy grande ni muy pequeño, mire mándeme sus propuestas a la redacción del Universal a nombre de Augusto Cartago y ya le diré cual cogeremos, puede quedarse con la copia cuando cerremos el asunto ya le daré el original-

-Y cual será el periodista que escriba la noticia sobre mi donación-

-No se preocupe será alguien de confianza le dejaremos por las nubes- le dijo.

-De acuerdo, mi secretaria se encargara de enviarle una lista que le dejara mas que satisfecho-

-Muchas gracias señor alcalde, México se lo agradecerá- Héctor le tendió la mano y se fue, tras despedirse de Melina se dirigió junto a Antía y Raquel, esto había que celebrarlo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lucie de Bélancourt
Doctora en chancletología
Doctora en chancletología
avatar

Cantidad de envíos : 240
Edad : 38
Ubicación : Gallaecia
Ocupación : Diva...
Fecha de inscripción : 08/02/2007

MensajeTema: Re: El amanecer   Sáb Jun 09, 2007 12:53 am

Erick se había ya dado una beuna ducha ya se había preparado para acostarse, pero el sueño simplemente se rehusaba a llegar, así que y se había puesto a revisar algunas de las cosas que tendrían que exponer al día siguiente, tampoco podía concentrarse. Ese día había sido una locura, lo del ataque en México ya era excesivo, pero que montaran una pseudo manifestación en el aeropuerto y le lanzaran cosas era el colmo, sobrepasaba todo limite. En especial para la pobre Laura, que le había tocado sufrir ambos y en los dos casos había salido lastimada.
Era tarde pero seguramente ella tampoco pudiera dormir, así que el catedrático se puso algo mas apropiado para salir y fue a llamar a la puerta de Laura a ver si todo estaba bien allí.

Laura había estando realizando llamadas... Su madre de nuevo se había puesto histérica pero al menos de esta vez no se había tenido que enterar por la televisión que por otra parte en España condenaba totalmente los hechos. El verse en semejante situación a través de las imágenes de un videoaficionado no dejaba de chocarla... Verse caer al suelo y aquella imagen repetida con aquel círculo alrededor la lata haciendo impacto sobre su cara... "para alante...para atrás...qué morbosos"
había pensado la chica. Había tenido que llamar a Mauricio que aun se encontraba en el conservatorio y había quedado sorprendido por recibir una llamada de su novia en su lugar de trabajo... Nunca lo hacía. Aquello lo había preocupado pero había intentado animarla desde la distancia.
A pesar de los ánimos Laura sentía un verdadero impulso de rabia contra aquellos desalmados que la conferencia episcopal española había tenido a bien condenar... Aquellos insensatos faltos de raciocinio que se ensañaban sobre ella. A pesar de haber querido revisar por enésima vez la conferencia del día siguiente en la que temía una posible nueva manifestación, tal como había sugerido Erick, no había sido capaz. Laura había acabando sacando su guitarra y componiendo una canción. Estaba acabando de dar los últimos retoques a la misma cuando sintió como golpeaban a la puerta. Al reconocer a Erick abrió la puerta. Con el paso de las horas y a pesar del hielo el golpe había hinchado formando un moratón entre violáceo y amarronado, tomando unos analgésicos para aliviar el dolor.

-¿Estabas despierta?- pregunto Erick antes que cualquier otra cosa

[color:5ad0=Seagreen:5ad0]- Sí, sí pasa - dijo Laura abriendo la puerta e invitando al catedrático a pasar - ¿Te he molestado con el ruido acaso?- [/b]

-¿ruido?- preguntó desconcertado -no, no, es que no podía dormirme, y me puse a revisar algunas notas y se me ocurrió pasar a ver como estabas, nada más, fue un día difícil-

Laura lo invitó a sentarse en una de las sillas de la habitación - Gracias - dijo primero con sinceridad - Pues que suerte tienes... Yo no pude ni repasar... No tenía la cabeza para ello - puso una mueca de desconcierto volviendo a dolerse a continuación...aquello no paraba de darle tirones. Nunca se había dado cuenta de lo expresiva que debía de ser - Me puse a componer... era lo único que podía hacer, tampoco me apetecía dormir y por eso te hablaba del ruido -

-Yo tampoco pude repasar mucho que digamos, así que estamos iguales en eso - caminó un poco por el lugar sin sentarse- pero ya se le ve mucho mejor, la hinchazón bajo bastante-

Laura sonrió levemente - Bueno por lo menos así no me van a confundir con Nuria Roca... pero siéntate, si quieres - dijo Laura más claramente. Por su parte la chica se sentó en un lateral de la cama frente a un sillón todavía vacío, tomando la guitarra y jugando con ella, haciendo cambios de acordes y juegos de arpegios sin llegar a rasgar las cuerdas ni mirar siquiera para el instrumento.

-No, está bien, tampoco quiero molestarte mucho, era solo que quería estar seguro de que estabas bien- cerro los ojos y apoyó sobre ellos el pulgar y el medio de su mano derecha mientras negaba ligeramente con al cabeza, luego saco su mano para abrir los ojos negando - es que no puedo entender ciertas cosas y no puedo dejar de pensar que el culpable de todo esto soy yo-

Laura alzó su ceja izquierda mostrando incomprensión - Mince - dijo por el dolor - Pero tu estás tonto! ¿Por qué vas a ser el culpable?¿Qué sentido tiene que digas eso? - afirmó la chica negando abiertamente.

-En primer lugar, fui yo quien te metió en todo esto, te expuse de manera incesaría fuera de tu papel como investigadora y becaria, y en segundo te hice venir aquí cuando debería de haberlo hecho solo- señalo con la mano - y mira como terminaste, recibiendo un golpe que hubiera sido para mi, tuvo que pasar un mal rato tu hermano y ni hablar de tu cuñada y tu sobrino-

- A ver Erick... Primero las cosas pasaron como pasaron... salí yo en la prensa por casualidades, porque Héctor me encontró. No es algo que tu provocaras. Y segundo, no es que me parezca mal, te agradezco darme la oportunidad que me estás dando al poder venir aquí a Barcelona y compartir la conferencia contigo. No es sólo un placer, es un verdadero honor para mí - dijo sonriendo al catedrático con sinceridad - Y lo que pasó ni tu ni nadie se puede meter en la cabeza inexistente de esos idiotas....subnormales - negó - Y por cierto si vamos a hablar siéntate por favor...aunque sea para dos segundos.-

Erick se sentó negando para complacer a Laura -Si, veo que gran placer, recibir golpes por mi, seguro el sueño de todo becario, ya los veo por los pasillos de la universidad diciendo "esa es la que recibió el latazo por Erick Pérez, que envidia"-

Laura negó y seriamente preguntó a modo retórico al catedrático - ¿No estamos en esto juntos desde el principio? Pues el latazo es tanto tuyo como mío... Para lo bueno y para lo malo... ¿no?-

-¿Y qué cosas malas me he llevado yo? además se supone que soy el catedrático no, una cosa es al importancia que yo te de dentro de la investigación y el merito que tengas y el reconocimiento que obtengas en el ambiente, y otra muy diferente es que sufras las cosas que debería sufrir yo-

Laura resopló intentaba controlar los gestos de la cara para no sufrir en exceso aunque Erick estaba provocando tirones reiterados - Es que no entiendo tu afán por automortificarte Erick... No tiene ningún sentido. Para empezar te recuerdo que YO metí la pata... Como no - dijo Laura negando - YO fui la curiosa Eva que quiso definir el gran obstáculo insalvable para la investigación del que hablaba Héctor. YO fui quien se tomó la libertad de quedar con él antes de consultártelo... Y antes de que quedáramos hablé contigo. El tiempo ya era muy ajustado... - tomó aire - Así que pago los platos rotos por mi propio error no por ninguno que hayas cometido tu... Y el latazo de hoy me pasó a mi como pudo pasarte a ti...pudo ser a cualquiera de los dos...fue una casualidad nada más, como si tiraran una moneda y decidieran a cara o cruz quien iba a ser el feliz destinatario del latazo. - apuntó mirando a los ojos al catedrático con naturalidad.

-Exacto y si no hubieras venido, solo yo hubiera recibido el golpe, si de todas formas esto no aporta nada a la investigación era solo para que te sintieras mas cómoda e importante-

- Gracias - dijo Laura con ironía... Las últimas palabras de Erick le habían dolido. - Es verdad no vaya a ser... la "gran Laura" - dijo con cinismo - Necesita su dosis de égo... Va a resultar que no eres tan...- Laura se mordió la lengua para no seguir hablando... La chica había visto como natural que ambos fueran a dar la conferencia... La investigación había sido de ambos... ella descubierto incluso el documento y había llevado gran parte de la investigación de campo... Pero eso ahora resultaba ser porque Erick se lo había concedido... No era más que un elemento decorativo en la conferencia... "Erick es como todos los demás..."

Erick bufó y se paso las manos por la cara - Y encima esto, no Laura, no a ver, hice una mala elección de palabras- se tomo el tabique y respiro profundamente, el estrés... - lo que quería decir es que este congreso podría ver obviado completamente nuestra charla sobre la clave, podría haber venido solo y hablar sobre cualquier cosa-

Laura carraspeó incomodada con la situación. Tomó aire - Lo siento... - dijo poniendo un mohín de clara incomodidad. - Y... y ... - se había quedado totalmente descolocada por su claro error de juicio.

-Pero claro, me pareció que habías trabajado tanto en esto, y como había ocurrido lo de ese ataque considere que era una buena idea, venias a España aunque fuera unos días, ya anunciábamos por fin nuestros avances, empezabas a hacerte un nombre en la comunidad....y te olvidabas de los malos ratos- bufo y se tomo al cabeza negando - bonita forma de hacerte despejar la cabeza -

Laura sonrió levemente por el juego de palabras primero y luego se rió abiertamente... Aquello le había parecido muy gracioso. La tensión general provocaba aquella risa fruto del nerviosismo. A continuación tragó saliva y sonrió con agradecimiento tomando aire para seguir - Pero da igual... No es tu culpa. Tu no controlas a los demás y de verdad agradezco la intención... sinceramente - dijo mirándolo a los ojos con la misma sonrisa - Aunque pasara esto o si mañana entran en la conferencia pues ya está... lo primero al menos ya pasó y no es tu culpa. Realmente lo único que realmente me molestó es que mi sobrino tuviera que verlo... Los demás son adultos pero un niño es un niño y no tenía por qué ver nada violento. Pero en ningún caso es tu culpa. Me encanta haber venido aquí. Me encanta haberme enzarzado en una discusión con mi hermano por su temperamento protector... Hacía mucho tiempo que no lo hacía en vivo y en directo... Y me encanta haber podido cenar con ellos - dijo sonriendo nuevamente - En cuanto a mañana pase lo que pase ya te he dicho que estaba encantada con ello... Es una gran oportunidad...gracias y lo que menos quiero es que te arrepientas por ello.-

_________________
LIBERTAD PARA EL PUEBLO ENANO! DEJEMOSLES VOLVER A SU HABITAT NATURAL: LOS BOSQUES!
ROMPAMOS CON SU ESCLAVITUD SON NUESTROS IGUALES! NO TIENEN PORQUE ESTAR GUARDANDO LOS JARDINES HUMANOS, MERECEN SER LIBRES!!!!!!
LIBERTAD!

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://astrorojo.editboard.com
Lucie de Bélancourt
Doctora en chancletología
Doctora en chancletología
avatar

Cantidad de envíos : 240
Edad : 38
Ubicación : Gallaecia
Ocupación : Diva...
Fecha de inscripción : 08/02/2007

MensajeTema: Re: El amanecer   Sáb Jun 09, 2007 12:54 am

-De todas formas no dejo de sentirme mal, yo se que nadie me obliga y que tu estas bastante mayorcita y eres lo suficientemente inteligente como para valerte sin mi, pero aun así sigo creyendo que tu seguridad es mi responsabilidad-

[color:3f54=Seagreen:3f54]- Erick, por favor... No... - negó - Soy la pequeña de la familia... con eso ya me llega para los sobreproteccionismos... -[/b] sonrió - Muchas gracias Erick, pero tu no eres el culpable de lo que hagan unos tíos que no tienen a la ignorancia como bandera - En ese momento Laura se quedó parada e hizo una breve exclamación.. . - Sí, sí...mucho mejor que musa... - dijo tomando el bolígrafo y un papel lleno de tachones y apuntándolo.

Erick la miro sin entender que había sido eso ultimo. Al ver su cara de incomprensión la chica sonrió- La canción que había terminado de componer... Me acabas de inspirar ya es la segunda vez - se rió

-pero si yo no dije nada- Erick la miro sorprendido -¿la segunda?-

- Sin la conversación seguro que no se me hubiera ocurrido... y sí es la segunda vez y te lo dije en su momento... cuando vengas con Verónica ya la escucharás y entenderás el por qué - dijo mordiéndose los labios.

-No me dirás nada hasta entonces? Ni de que se trata?-

Laura se quedó pensativa - Digamos que realmente la otra canción tiene su interés para contigo en su título que aparece en el estrebillo...pero no en el verdadero sentido... y esta pues es sobre ... si quieres escucharla - dijo mirándolo elocuentemente - Eso sí bajito que ya es tarde – sonrió

-Ya aguantamos una turba de fanáticos, podemos aguantar a los vecinos quejándose -

Laura se rió y una pequeña maldad se le pasó por la cabeza.
Empezó hacer unos interesantes giros de guitarra basados en el Classical gass de Clapton jugando con su voz a continuación - Desve...la...ré el velo de tu secreeeto... Los entresijos de tu mente...ohhhhhh- subió de tono - Maestro alquimista elocuenteeee- volvió a subir y a continuación se rió

Erick la miro sin entender muy bien que había sido todo eso, la canción sonaba bien, eso tenia que admitirlo, pero la letra...

Laura volvió a reirse viendo su cara de desconcierto - Es broma... Todavía no estoy tan loca como para escribir la "Oda a Fioraventi" - sonrió
-Ahhh- dijo Erick sonriendo - bueno pero no sonaba nada mal, la letra un poco rara eso sí, con lo del alquimista elocuente, pero la melodía me gustaba-

[color:3f54=Seagreen:3f54]- Es que retoqué un poco sobre la marcha una canción de tu tocayo Clapton - sonrió - y claro...la letra me la inventé ahora -[/b] se rió - Bueno toco la canción... la verdadera... Tampoco es que sea lirismo puro ni mucho menos...mas bien al contrario - pensó un breve instante -Lo bueno contigo es que me ahorro las explicaciones - sonrió y sin más preámbulos empezó a tocarla y a cantarla... El ritmo era rápido acompañando la ominipresente ironía buscada en la canción.

La Ignorancia es mi bandera,
El insulto mi argumento,
Mi mente vacua es mi espada,
Soy un pobre insensato.


Nací en una familia de bien,
Con un catecismo falseado en la sien,
Mi polo y un cocodrilo como insignia,
Mi fe ciega como consigna
Mi verdad es incuestionable,
Quien me lo discuta es un indeseable,
Yo siempre he clamado con fervor e iracundo
-“Señores, un 23 de Octubre fue creado el mundo”*1

Estribillo

Sumido en mi ego vengativo,
Yo no necesito un motivo.
Mi virtud es mi frustración,
El onanismo mi grata bendición
Soy un orgulloso descendiente de Caín
Que se jacta de Lucie o del hombre de Pekín
Yo hoy clamo con fervor e iracundo
-“Señores, un 23 de Octubre fue creado el mundo”

Estribillo

Me da igual que me hables de ciencia pura,
Yo la filosofía la tiro a la basura.
Pensar es demasiado peligroso,
Prefiero estar manipulado y ocioso.
Me da igual saber quién eres,
Yo sólo cumplo con mis devotos deberes,
Yo sigo clamando con fervor e iracundo
-“Señores, un 23 de Octubre fue creado el mundo”

Estribillo

Qué más me da el llanto de un niño inocente
Total ha pecado acompaña a esa impertinente,
Qué más me da si con mis actos lo hago sufrir,
Le hago un favor, mi deber es redimir.
Realmente no sé muy bien de qué,
Pero si ellos lo dicen no tiene sentido el por qué
Y yo seguiré clamando con fervor e iracundo
-“Señores, un 23 de Octubre fue creado el mundo”



Erick no dejo de sonreír durante toca la canción y en algún momento hasta rió sonoramente, pero tratando de no hacer mucho escándalo ni de interrumpir a Laura . Cuando Laura toco la ultima nota le felicito -Me ha encantado, de verdad, la letra es muy buena, aunque- dejo un segundo de silencio - la de clapton sonaba mejor- dijo metiendose con ella

Laura negó sonriendo - Tampoco es que haya buscado ser Paco de Lucía - se rió - Bueno además solo quería desahogarme... - dijo sin poder evitar justificarse... Ella era así... - y me vino bien aunque tu compañía fue mas efectiva aun... pero claro siempre tienes que encontrarle un pero a todo - se rió - Antes te libraste...Te la tengo guardada... Cómo es eso de que Nuria Roca "al menos" no tiene celulitis?...eh? - dijo mirando al catedrático con un falso mohín de profunda ofensa.

Erick rió al escuchar a Laura y luego se puso de pie -Bueno Laura, a ver si puedo ya por fin conciliar el sueño, tu deberías intentar también que mañana vamos a tener un DIA agobiante-

- Muy bien huye - sonrió y luego dijo más seriamente - Sí a ver si ahora puede dormir- miró para el reloj- que ya son las 2h00 de la mañana, ya deben de estar echando la versión cinematográfica de 1984 en la 2... Yo me la voy a poner... Te la aconsejo...Es aburridísima. – Sonrió levemente quedándose callada unos instantes acompañando a Erick hasta la puerta - Muchas gracias por todo Erick...y no te preocupes - dijo con una breve sonrisa.

-Nada y perdón, dijo, descansa bien y no te preocupes por mañana, tienes de sobra lo que hace falta y en mucha mas cantidad que algunas "eminencias"-

- No sé que de que te disculpas - bostezó, parecía que Morfeo pronto vendría a visitarla en su lecho... aunque el bostezo como no, quedó interrumpido por el dolor producido por el tirón en los puntos - Aunque ahora...- volvió a echarse la mano a la boca para evitar otro bostezo - No voy a discutirte nada...y como me decías el otro día en el concierto - los ojos empezaban a lagrimearle por el sueño - eres un adulador - sonrió - Buenas noches Erick - dijo amablemente limpiándose con cuidado las lagrimas de los ojos.

___________________
*1Según los Creacionistas del siglo XVII, el mundo fue creado supuestamente un 23 de Octubre del año 4004 a.C. Esta fecha resulta de los cálculos basados en las sagradas escrituras del reverendo James Ussher, arzobispo de Armagh, y del vicerrector de la Universidad de Cambridge, John Lightfoot.

_________________
LIBERTAD PARA EL PUEBLO ENANO! DEJEMOSLES VOLVER A SU HABITAT NATURAL: LOS BOSQUES!
ROMPAMOS CON SU ESCLAVITUD SON NUESTROS IGUALES! NO TIENEN PORQUE ESTAR GUARDANDO LOS JARDINES HUMANOS, MERECEN SER LIBRES!!!!!!
LIBERTAD!

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://astrorojo.editboard.com
Augusto Cartago
Ancillae
Ancillae
avatar

Cantidad de envíos : 87
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: El amanecer   Dom Jun 10, 2007 10:45 pm


Portada del lunes 6 de noviembre


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lucie de Bélancourt
Doctora en chancletología
Doctora en chancletología
avatar

Cantidad de envíos : 240
Edad : 38
Ubicación : Gallaecia
Ocupación : Diva...
Fecha de inscripción : 08/02/2007

MensajeTema: Re: El amanecer   Mar Jun 12, 2007 8:01 pm

El día empezó temprano para Laura ya que Erick llamo a su puerta para despertarla.
Laura estaba acabando de maquillarse intentando camuflar el desastre provocado por la intifada cocacolera. Al escuchar los golpes a la puerta la chica la abrió - ¿Sí?... ya acabo ahora - dijo al ver el catedrático al otro lado de la puerta. Aquella mañana se había levantado con un nudo en el estómago, estaba más acelerada de lo normal, teniendo en cuenta sobre todo que aun no había tomado un triste café.

-Ah- dijo Erick sorprendido -ya estas casi lista, yo venía a despertarte, quería dejarte dormir un poco mas, así que arréglate con calma, el auto nos se irá-

Laura asintió sonriendo levemente – Bien... porque necesito hacer un milagro con lo del latazo – sonrió con más franqueza – Sobre todo para estar a tu altura. Te sienta bien el traje – dijo alzando la ceja cosida y negando a continuación con cierta desesperación por la reiteración del gesto que provocaba siempre el mismo dolor.

Erick rió -Lo se, lo se ¿como crees logre conquistar a Verónica? -dijo y luego se fijó en la herida de Laura - ya se ve mucho mejor, pero déjala así, mucho maquillaje puede inflamarla o algo, casi no se nota-

- Bueno... es que estoy en ello, obviamente a la herida no le echo nada pero el moratón... Tenía un tono violeta esta mañana pero ha bajado la hinchazón hasta la mitad - Sin embargo lo que a simple vista Erick podía ver era la hinchazón, el moratón estaba casi por completo difuminado en una acertada combinación de maquillaje.

-De acuerdo, cuando estés lista ve al lobby, yo estaré allí esperando y repasando algunas cosas para no aburrirme, tenemos un auto que nos llevara directo en cuando estemos listos.-

Laura acabó de arreglarse repasando concienzudamente el maquillaje. Había decidido estrenar para la ocasión los polémicos zapatos de Manolo Blahnik... Le había parecido una ocasión perfecta y no tenía que asistir a demasiados actos en los que necesitara estar arreglada... Llevaba un traje de pantalón y chaqueta negra con un escote triangular y un pequeño recogido en el pelo estético
y práctico a la vez... No tendría que apartarse el pelo para poder leer sus apuntes a gusto... Aunque poco tendría que leer, tenía los datos sumamente memorizados. Media hora más tarde Laura se encontraba en la recepción con una el maletín del portátil en la mano. Había tomado un rápido café pero no había sido capaz de comer nada.

-Si te viera Mauricio ahora se lo pensaría dos veces antes de elegir ala Nuria Roca - dijo Erick bromeando y halagándola a la vez


Laura sonrió complacida... Ante el espejo no era capaz de ver otra cosa que no fueran los puntos y el halago del catedrático aunque fuera una mera anécdota le había subido el ánimo. Negó - Pero Mauricio nunca eligió a la anticelulítica Nuria Roca - se rió ligeramente - Porque yo lo valgo - dijo haciendo referencia al lema publicitario de la marca del anticelúlitico.

Erick río - Bueno, si sigues así seguro te contratan como su doble de riesgo, que seguro "esa" no se aguanta los golpes como tu.-

Laura negó - Que gracioso... ya... - sonrió - Sí no creo que mi amiga Nuria tenga problemas ultrareligiosos... - se quedó un instante callada amagando pensar - Tal vez si me echan de la universidad con todo esto y del conservatorio luego por lo de Mauricio me lo pensaría lo de ser su doble oficial - se rió.

-Siempre es bueno tener un plan de emergencias- dijo Erick riendo- bueno vamos ya, que tenemos al coche esperando desde hace bastante - dijo poniéndose de pie - ah por cierto, mejor ponerte sobre aviso, me llamaron para avisarme de que hay un grupo de gente que empezó a juntarse afuera para protestar, aunque hasta el momento no han hecho nada violento, solo están manifestándose. Pero como prevención el gobierno ha intervenido aumentado las medidas de seguridad.-

Laura asintió seriamente, tomando aire y resoplando a continuación para armarse de valor - Bueno... a ver..- La historiadora tragó saliva mientras avanzaba hacia el coche. La experiencia de Laura hasta el momento con aquella gente era aterradora... Siempre había acabado mal parada en su presencia.

-Y eso no es todo- dijo Erick al ver que Laura ya había digerido la primera parte - también averiguaron en que hotel estamos...así que no saldremos por la puerta de adelante-

Un escalo frío recorrió su cuerpo asintiendo nuevamente cual autómata... Y volviendo a tomar una profunda bocanada de aire.

Se pusieron en marcha fueron por dentro del hotel al estacionamiento y desde allí subieron al coche que les llevaría hasta donde tendría lugar el congreso. Salieron del lugar sin problemas, peor no fue así cuando llegaron al palacio de congresos, donde pudieron ver los carteles y a la gente repudiando su investigación. Era increíble como un simple problema burocrático había tomado tanta importancia.
Peor a pesar de todo, esta vez, las masas aprecian más calmas, quizás el incidente del aeropuerto les había hecho tomar conciencia o quizás simplemente estaban esperando a que bajen del auto, de una forma u otra, todo lo que pudieron lanzarles fueron insultos puesto que todo estaba arreglado para que no descendieran del vehículo en una zona de acceso publico. Ahora si podía Laura sentirse como una estrella e televisión.

Laura negó al pasar delante de ellos pasándose la mano nerviosamente por la frente. Era increíble haber llegado a semejante extremo... Tenía que llegar al palau del forum dentro del coche... con escolta policial protegiéndoles en la salida. Miró a Erick con el semblante más intranquilo que indignado - Es increíble... Estoy soñando, esto no puede ser verdad. Es demasiado dantesco...y aquí en Barcelona... la orgullosa y europea Barcelona - negó nuevamente plasmando sus pensamientos en voz alta

-Podríamos ir de visita al Vaticano quizás nos reciban mejor- bromeó Erick intentado relajar el ambiente, aunque él tampoco se encontraba tranquilo en absoluto.

Laura ni siquiera consiguió esbozar una sonrisa de compromiso. - Mientras sólo insulten...- negó - si sólo insultaran..- La chica tragó saliva - Bueno ya está - dijo para tranquilizarse a si misma - Ya vamos adentro y no nos los vamos a encontrar... ahí dentro sólo hay un montón de gente que piensa - dijo negando nuevamente masajeándose ligeramente la sien antes de tomar aire para volver a aplomarse.

-¿De veras? ¿Pero no íbamos a un congreso de historiadores? - dijo Erick intentado siquiera sacarle una leve sonrisa a Laura, odiaba verla así.

Y así fue Laura sonrió levemente - Sí es verdad... Me olvidaba - un pequeño bufido acompañó la nueva sonrisa que se apagó un segundo después. La chica tomó una nueva bocanada de aire "Venga ya...tranquila... ha llegado el momento..." . Sonrió levemente al catedrático cruzando su mirada oscura con la suya con determinación – ¿Vamos? –

Antes de bajar del auto Erick la miró y con total seguridad le dijo lo que creía -Lo vas a hacer perfecto- entonces bajó del coche y esperó a Laura para entonces si pro fin entrar en el recinto. Al entrar los saludaron amablemente a ambos guiándolos hasta el piso superior en el que se desarrollaba el congreso. Al llegar pudieron ver carteles que publicitaban el congreso internacional... La sala tenía un considerable tamaño y en ella se podía ver un ya numeroso público congregado entre el que Laura pudo reconocer a algunas caras conocidas, catedráticos de renombre o becarios con los que
había compartido numerosos congresos entre la asistencia o las mesas redondas. La chica saludó con una sonrisa a los conocidos o un discreto gesto de la mano mientras ambos siguieron avanzando hacia la mesa de ponencia. En las que como no estaban ya situados las botellitas de agua o los auriculares que daban acceso a la traducción simultánea.

Al fin se sentaron y tras las largas presentaciones, en particular la de Erick, que solían rozar lo ridículo por la cantidad de elogios, el turno les fue dado a los investigadores. Laura había aprovechado los últimos momentos para acabar de conectar su portátil al proyector, saliendo en un primer tiempo su fondo de pantalla que presentaba el barroco cruceiro del XVIII de la aldea de sus abuelos con la capilla del siglo XVII de fondo, llevando a continuación el ratón hasta el documento de power point de la presentación. Al terminar todavía no habían acabado los elogios a Erick y su interminable curriculum así que aunque interiormente algo inquieta se mantuvo esperando observando a toda aquella sala repleta de gente con los ojos centrados en ellos. Sabía que conocía a algunos de los presentes pero realmente no alcanzaba en aquel momento a poner un rostro a las diferentes caras y cabezas que podía observar y en el fondo pudo atisbar las cámaras de televisión... Parecía que la polémica y los actos violentos los habían llevado hasta ahí.
De repente el silencio se hizo presente, un silencio sepulcral le tocaba a la chica empezar y lo sabía...así estaba todo planeado. Laura aspiró una honda bocanada de aire por la nariz antes de empezar a hablar. “Lo más difícil es empezar...”

- Buenos días a todos – dijo Laura con seguridad y una leve sonrisa de educación – El tema que vamos a tratar a continuación es ... – Cuando la chica iba a seguir unas voces se alzaron entre el público. Los mismos gritos, los mismos insultos, la misma violencia en la mirada. Laura tomó aire no quería derrumbarse en aquel momento pero ya le estaba costando sobrellevar la presión de su presencia. Sintió un sudor frío deslizándose por la espalda... Tenía miedo, ¿Qué harían? Lanzarían algo? Se echaría alguno de esos desalmados encima suya? Pero no podía hacer nada sólo esperar que la seguridad esta vez SI fuera eficiente. La joven historiadora se giró hacia Erick negando y tragando saliva a continuación mientras seguía escuchando aquellos gritos cargados de odio. El primer reflejo de Erick fue mirar en la dirección de donde venia la interrupción, pero al procesar la información ignoró completamente y su mirada fue hacia Laura, para calmarla. Puso su mano sobre el micrófono y en voz baja le habló -Ignóralo, espera a que se arregle y sigue, tranquila.-
La chica asintió cerrando los ojos un segundo y tomando aire a continuación. Pudo ver como los mosos de escuadra, la policía catalana estaba actuando con celeridad. Laura sólo quería centrarse en lo que iba a decir a continuación. No quería pensar en aquello aunque todo eso le pesaba. Se puso a repasar sus notas intentando abstraerse de la locura del mundo que la rodeaba. “Allez Laurette, allez! Tu puedes con eso y mucho más.” pensaba la chica intentando autoconvencerse mientras las voces se alejaban. En aquel momento volvió a centrar su vista en la sala pudiendo observar a los presentes. Pudo entonces escuchar un aplauso. Los asistentes estaban aplaudiéndoles antes siquiera que empezaran. Aquel aplauso era totalmente lógico teniendo en cuenta los objetivos oscurantistas de los asaltantes y su modus operandi. También era muy lógico teniendo en cuenta quien conformaba el público, aquel aplauso daba una imagen algo fundamental dentro del mundo académico.

Laura volvió a tomar aire, tenía que volver a empezar. Con una sonrisa de circunstancias volvió a iniciar la presentación – Bien, pues, como iba diciendo el tema que vamos a tratar hoy es como ya saben, la clave Fioraventi. Intentaremos dar a lo largo de la exposición, tanto el Doctor Pérez – dijo mirando brevemente para Erick – como yo misma – Su tono aunque un poco acelerado en la primeras palabras era ahora pausado, su voz clara, como su dicción. Las clases de voz incidían particularmente en esas facetas y Laura había sabido aprovecharlo para mejorar sus alocuciones – una visión pormenorizada de este documento, incidiendo particularmente en la parte hallada en San Miguel de Huejotzingo. Al plantear esta ponencia, decidimos con el Doctor Pérez tratar de exponer las diferentes vertientes que nos ofrece este documento así como la manuscritos vinculados a éste, tanto los conocidos como los inéditos. No tenemos conclusiones firmes en el punto de la investigación en el que nos hallamos por lo que lo más probable es que los aquí presentes acaben con más dudas al acabar esta ponencia que antes de iniciarla – dijo Laura con una leve sonrisa – Los objetivos de esta exposición serán los siguientes – dijo la historiadora presentando de forma ordenada su discurso a la vez que el enunciado de lo que iba contando aparecía en la pantalla situada a sus espaldas.
- Definir teóricamente el objeto de nuestro estudio
- Presentar una recopilación pormenorizada de la documentación
- Hacer una crítica de las fuentes originales, profundizando a través de la bibliografía contemporánea.
- Entrever el alcance social, político, económico y cultural de los autores vinculados a la producción de dicha documentación: el círculo del escorial y sus ramificaciones mexicanas en el seiscientos y setecientos.

Pasaremos a continuación en un primer momento a definir conceptualmente la clave Fioraventi ¿Qué supone ese documento a lo largo de la historia? ¿Cuál es su impronta en la historiografía? –
dijo sin poder evitar alzar la ceja izquierda intentando disimular el rictus de dolor provocado por el tirón de los puntos – Para en un segundo momento exponer el discurrir de la investigación para poder desarrollar a continuación de forma más exhaustiva los objetivos enunciados.-

_________________
LIBERTAD PARA EL PUEBLO ENANO! DEJEMOSLES VOLVER A SU HABITAT NATURAL: LOS BOSQUES!
ROMPAMOS CON SU ESCLAVITUD SON NUESTROS IGUALES! NO TIENEN PORQUE ESTAR GUARDANDO LOS JARDINES HUMANOS, MERECEN SER LIBRES!!!!!!
LIBERTAD!

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://astrorojo.editboard.com
Lucie de Bélancourt
Doctora en chancletología
Doctora en chancletología
avatar

Cantidad de envíos : 240
Edad : 38
Ubicación : Gallaecia
Ocupación : Diva...
Fecha de inscripción : 08/02/2007

MensajeTema: Re: El amanecer   Mar Jun 12, 2007 8:02 pm

Los aplausos resonaban en el auditorio del forum. Una leve sonrisa iluminó el rostro de Laura que hasta entonces se había mantenido aparentemente relajado pero serio. "Ya está...ya está...terminado..." El turno de preguntas se le había hecho interminable a Laura con las continuas preguntas "tocahuevos" de Anjou al que el catedrático mexicano había terminado por acallar tras un sinfín de preguntas contestadas por la becaria.
Tanto Erick como Laura se incorporaron apagando los micrófonos y empezando a recoger las cosas que tenían en la mesa al terminar. La chica se giró hacia Erick mientras apagaba su ordenador portátil, expulsando ligeramente aire y sonriendo levemente a continuación - Ya está... pensaba que esto no acababa nunca... - dijo alzando la ceja derecha

Erick acomodaba sus cosas y le sonrió a Laura -Ahí tienes, no era tan difícil ¿o si?-

Laura se rió ligeramente - No, estuvo bien en líneas generales... Exceptuando el principio- dijo negando levemente - y el final - afirmó con un gesto significativo en el rostro algo molesto pero sonriendo al final.

-Bah- dijo restándole importancia -lo que pasa es que eres una aburrida, si eso fue lo mas interesante de todo - dijo con una sonrisa que algunos podían creer sincera, otros sarcástica.

Laura sonrió nuevamente - Sí aburridíiisima... Había que darle más emoción al tema que no llegaba con una simple invasión - dijo riendo a continuación - Pero bueno todo sea en pos de aprender... - dijo sonriendo

-Igualmente esto esta lejos de terminar- aclaró Erick- sabrás que acabó cuando estés de nuevo en el hotel, ahora toca lo peor.-

Laura asintió -Sí, ya... ya me imagino...A nivel becarios se desarrolla en general unos lazos de solidaridad... por la semejanza de nuestras situaciones.Claro que en mi caso debería hablar en pasado...- hizo una breve pausa dramática - en general... - dijo con una breve sonrisa formulando una falsa queja a Erick- Aun así es gracioso ver como las desavenencias catedráticas acaban haciendo acto de presencia y trasladándose...así que como todo se dice... el juego ya existe en modo aprendiz.

Erick sacudió la cabeza como si saliera de otro pensamiento -Perdón ¿decía algo, señorita Saavedra? - dijo en su mejor tono de catedrático recalcitrante.

Laura sonrió y negó - Ya, si en el fondo te gustaría ser así... No lo haces porque Verónica no te soportaría - dijo riendo ligeramente a continuación mientras terminaba de juntar algunas anotaciones para meterlas en una carpeta que a su vez iría en el maletín.

-Bah, si me soporta como soy me soportaría de cualquier forma, esa mujer tiene el cielo ganado - rió mientras esperaba a Laura que terminara de acomodar sus cosas, él ya lo había hecho mucho mas rápidamente, que no tan cuidadosamente.

Laura sonrió - Bah, después de ver lo que vivió con los dowayos está claro que no le falta paciencia y sentido del humor - dijo riendo ligeramente, terminando de cerrar el maletín. En aquel momento la chica pudo observar como cerca del estrado en el que se hallaban se estaba situando su antiguo director, el Dr. José Antonio Casanueva. La chica lo saludó con un gesto de la cabeza y una sonrisa desde la distancia - Ahí está mi antiguo director, os debería presentar - dijo la chica mirando a Erick.

-Si, de acuerdo, vamos, mejor empezar por los conocidos- dijo Erick con una sonrisa esperando que Laura se decidiera a acercarse mientras aquel hombre le devolvía la seña.

Laura se acercó a Casanueva que se hallaba expectante - Buenos días - dijo con una sonrisa y tendiéndole la mano. Así la solía saludar[color:3e2e=Seagreen:3e2e] - Es un placer volver a verle - dejó un breve intervalo de tiempo. Le presento al Dr Erick Pérez -[/b] se giró hacia el catedrático haciendo un pequeño gesto con la mano en dirección a su antiguo tutor - El dr. José Antonio Casanueva, director del departamento de Historia Moderna de la Universidad de Santiago de Compostela - Laura sabía muy bien que ese tipo de presentaciones eran las que le gustaban - y también - dijo con una pequeña sonrisa educada - mi anterior director de tésis.-

-Es un placer- dijo Erick sonriendo y dándole la mano - el placer es mío Dr. Perez- respondió el español y luego agrego - y permítame felicitarlo- miro a la Becaria -y a usted también Laura, por una gran presentación. -

Laura asintió levemente con una pequeña sonrisa - Gracias - dijo escuetamente pensando en la efusividad habitual de Casanueva después de casi 4 meses sin verla y tras casi 6 años de vínculo académico...desde su primera beca como colaboradora del departamento durante la carrera hasta el mes de agosto de aquel mismo año... Después de conocer a Erick se le hacía curioso volver a escuchar aquellos “usted Laura” y ese trato tan formal y académico en todos los aspectos. Nunca había sido mala persona con ella... Simplemente se hallaba en otra galaxia muy lejana a la suya.

-Le agradezco- dijo Erick - pero, todo sea dicho, de no ser por Laura quizás no estaríamos aquí hablando hoy[color=olive][b]- dijo mirándola, a lo que Casanueva secundo diciendo -siempre fue una joven con mucha capacidad y entusiasmo.-

Laura sonrió levemente azorada. Casanueva no era muy prolijo en cumplidos habitualmente - Bueno...como ya dije durante la exposición tuve mucha suerte. Le podía haber pasado a cualquiera... Sólo estaba en el lugar adecuado, en el momento adecuado con el papel adecuado encima de la mesa -dijo haciendo referencia al modo en el que habían encontrado la clave...

-Si no hubieras escuchado a ese sacerdote, toda la suerte del mundo no te hubiera ayudado- comentó Erick y Casanueva volvió a hablar -Lo que resulta sorprendente es lo que han logrado avanzar tratándose de una investigación tan compleja y con tantos conflictos de índole burocrático-

Laura miró para Erick un segundo no le gustaba tener que hablar de aquello aunque el catedrático mexicano ya había dejado claro la labor realizada por ambas partes durante la presentación - Bueno eso fue porque pudimos dividir las tareas. El dóctor Pérez tuvo mucha paciencia teniendo que hacer frente a la burocracia, tanto la UNESCO como la diócesis por ejemplo - Laura dejó fuera a la propia universidad, no era bueno tirar piedras contra su propio tejado - liberándome y dirigiéndome acertadamente en el trabajo de campo. Esto unido a algo de intuición y una buena dosis de suerte en el hallazgo de otra documentación, permitió el avance.-

-La verdad es que somos un buen equipo, salvo quizás alguna pequeña divergencia sobre cierto conceptos-dijo Erick mirando a Laura con una ligerísima sonrisa- la realidad es que nos entendemos muy bien y eso agiliza tremendamente nuestro trabajo.-

Laura sonrió levemente, Erick estaba en su línea... Los zapatos que la chica había comprado, el orden compulsivo de Laura frente a lo que la historiadora consideraba como un desastre... ese tipo de "desavenencias" que se unían a otras típicamente académicas a las que Laura prefirió hacer referencia frente a Casanueva. - Sí bueno - se giró hacia Erick para luego mirar a Casanueva - Lo de mi concepto sobre el carácter estrictamente filosófico en la búsqueda de la panacea universal... Tampoco usted estaba de acuerdo - sonrió nuevamente - Pero yo de momento sigo en mis trece. No puedo entender que aquellos hombres pudieran creer que podían alcanzar la vida eterna... Es demasiado - miró para ambos - irracional... Pero mejor me callo que me hallo en clara inferioridad numérica -
dijo sonriendo levemente pues sabía que entrar en ese debate iba a ser peligroso. Sobre todo Erick que acababa desquiciado con su terquedad acerca de ese tema aunque tampoco contaba con pruebas fehacientes que negaran su teoría.

-Debe sentirse honrada[b]- comentó Casanueva ante lo dicho por Erick -[b]
supongo entonces que se estará adaptando bien a México ¿no es así?-


Laura asintió sonriendo - Sí claro es un honor y un placer poder trabajar con alguien como el Doctor Pérez - le hubiera gustado decir “a pesar de las divergencias”...pero prefirió callarse - Y sí, llevo bien la vida en D.F, la adaptación a la UNAM y al conservatorio nacional fue más fácil incluso de lo esperado aunque implica una importante carga lectiva y...- dijo mirando a su antiguo director - obviamente se echa de menos Compostela y Galicia en general - dijo con sinceridad - la paz de las calles de Santiago y su aire fresco por ejemplo.-

El hombre esbozó una sonrisa y asintió con la cabeza -Y ¿cómo se encuentra el señor marcos Carballal? hace mucho que no le veo a él tampoco-

Laura se quedó algo descolocada al escuchar la pregunta de su antiguo director, nunca hablaban de su vida personal la chica tragó saliva ante la disyuntiva planteada
- ¿Marcos?- dijo con una sonrisa de circunstancias - Marcos vive en Valencia desde hace mas de dos años, es profesor de secundaria... Ya hace tiempo que no nos vemos la verdad -dijo lo último para dejar claro su relación actual con él de forma que no fuera violento.

El hombre pareció sorprendido por al noticia -Lamento oír eso, siempre me pareció un buen muchacho.-

- Si lo es... Somos... amigos - dijo Laura algo confusa deseando que aquel momento terminara. Casanueva acababa de demostrarle que tenía la empatía de un pez rojo dando vueltas en un acuario en solitario. Había estado viéndola casi a diario durante mas de un año después de que cortara con Marcos sin darse nunca cuenta... Ni siquiera había notado que su enfermedad en aquel abril del 2005 no había sido más que una fingida y burda excusa para poder encerrarse sobre simisma.... Claro que su rendimiento académico había aumentado a continuación. Laura se había volcado en exclusividad sobre su tesis intentando obviar su vida personal y todo lo que pudiera recordársela.

En ese momento interrumpió el respetuoso saludo del catedrático Philipe Anjou que se acercaba "felicitar" a ambos historiadores.

_________________
LIBERTAD PARA EL PUEBLO ENANO! DEJEMOSLES VOLVER A SU HABITAT NATURAL: LOS BOSQUES!
ROMPAMOS CON SU ESCLAVITUD SON NUESTROS IGUALES! NO TIENEN PORQUE ESTAR GUARDANDO LOS JARDINES HUMANOS, MERECEN SER LIBRES!!!!!!
LIBERTAD!

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://astrorojo.editboard.com
Lucie de Bélancourt
Doctora en chancletología
Doctora en chancletología
avatar

Cantidad de envíos : 240
Edad : 38
Ubicación : Gallaecia
Ocupación : Diva...
Fecha de inscripción : 08/02/2007

MensajeTema: Re: El amanecer   Mar Jun 12, 2007 8:03 pm

Laura pudo observar el andar airado de aquel hombre recordando la reciente sesión de preguntas a la que le había sometido. Todavía no había alcanzado a entender que sentido podían tener aparte de intentar dejarla quedar mal.. "aunque no lo has conseguido" pensó Laura sonriéndose levemente a la vez que saludaba AL catedrático con un leve movimiento de la cabeza. Al menos su llegada servía para cortar aquel momento de "tensión"

Anjou y Casanueva ya se habían saludado y habían estado hablando antes de la charla, así que basto con solo un gesto. El francés se dirigió entonces a Erick...y Laura -Disculpen mi intromisión, simplemente deseaba presentarles mis felicitaciones por la presentación que han llevado a cabo-

Laura asintió educadamente viendo como se dirigía a ella de refilón - Gracias -dijo escuetamente en francés aunque aquella felicitación le sonaba más falsa que un billete de tres euros. Aquel tipo de personas eran los que daban mala fama a sus cuasi compatriotas franceses... interrumpiendo una conversación entre tres hispano parlantes que estaban hablando en aquella lengua teniendo que cambiar al idioma de Molière por obligación. Anjou sabía hablar en castellano, de eso no había dudas, pero no se podía rebajar a cambiar de idiomas por los demás.

Erick agradeció igualmente aunque su rostro siempre risueño era de hielo ahora, más de lo que Laura había podido ver nunca, ¿quizás sabia qué cosas estarían pasando por su cabeza en ese momento?
-Se agradece tal gesto, es un placer y un honor-

Laura pudo observar el gesto de Erick... La tensión se podía cortar en el aire... "y por encima", pensó Laura, "seguro que este tipo piensa que soy una malvada traidora que se fue con Erick pasando de su aceptación para irme a París para el año... claro que debo de ser la menor de su preocupación" pensó en las cartas escuetísimas que se había "molestado" en mandarle en su día.

-Realmente- dijo el francés- me he encontrado con una exposición muy bien estructurada, un desempeño muy logrado por ambas partes.-

Laura asintió volviendo a mantener aquella sonrisa de educación. Nunca había hablado directamente con aquel hombre y nadie se molestaba siquiera en presentarla... Claro que Erick tal vez no se hallara muy a gusto con la situación. Siendo así y por cortesía prefería mantenerse apartada del debate.... tal vez fuera mejor, aquel hombre no le daba muy buena espina y había sido una suerte haber podido recalar en México con alguien como Erick.

Casanueva fue quien los presentó -Creo todos os conocéis- dijo a Erick y Anjou - pero no sé si usted y la joven Saavedra se conocen en persona- a lo que el francés negó- No, esta es la primera vez que nos encontramos, un placer- dijo a Laura y luego a Erick [color=black][b]-Y siempre es un gusto verle bien Dr. Perez-
Laura asintió con una leve sonrisa - Encantada, el placer es mío - dijo secundando a las palabras del francés. Realmente el mexicano tenía el semblante más que serio aunque exteriormente mantenía las formas... Claro que quien lo conociera minimamente notaba aquel malestar a leguas.

-Lo mismo digo- dijo Erick y Anjou prosiguió -se le ve rejuvenecido, seguramente la colaboración de la joven Saavedra ha sido de gran ayuda.-

Laura se quedó mirando a Anjou con cierta sorpresa al escuchar aquellas palabras... "No puede estar diciendo lo que creo que está diciendo...No seas paranoica Laura...pero es que..." Miró para Casanueva intentando ver su reacción y se giró un instante hacia Erick... "No...no...puede ser...has escuchado mal...eres una malpensada...no puede ser tan hijo de puta"

-Justamente estaban ellos diciéndome el buen equipo que hacían juntos-comentó Casanueva, Erick no dijo nada o le daba pie a seguir hablando o defenestraba a Laura, de las dos formas perdía, no le importaba por él, sino por ella, aun era joven y hacerle algo así podía marcar su carrera por un largo tiempo.

Laura tomó aire mordiéndose la lengua para no saltar... y por encima Casanueva seguía con su empatía de pez rojo... "PUTAIN! HOSTIAS! MERDE! JODER! ESTO ES LO QUE FALTABA! ME CAGO EN TODO!". La chica no soportaba estar en aquel lugar... y Erick manteniéndose totalmente callado... Claro que seguir hablando sólo daba pie a más suspicacias. La chica intentó mantenerse impasible... aunque aquello le estaba costando horrores... no pudo evitar cierta fugaz mirada entre odio y desprecio durante el arrebato de maldiciones.
La historiadora tomó aire brevemente... no pudo evitar decir - En efecto - dijo continuando con las palabras de Casanueva - estabamos comentando el buen funcionamiento de la relación académica -dijo insistiendo brevemente en la palabra - lo que permite que la investigación -dijo nuevamente haciendo brevemente hincapié en la palabra - se desarrolle de forma más efectiva. Pues un tema como el que nos ocupa merece de la máxima atención y de una correcta coordinación para poder desarrollarse correctamente sobre todo contando con los factores externos - dijo mirando para su pseudo compatriota - que se interponen.-

Erick escuchó a Laura y quiso mirarla para demostrarle que no tenía que hacer eso, estaba entrando en su juego de una manera demasiado estúpida, entonces Anjou dijo -Por suerte para ti, aprenderás de un gran experto como el Dr Pérez a como sobrellevar esos factores-

La chica intentó tranquilizarse, aun así una sola idea se había instalado en su mente "te ha llamado putita becaria a la cara. y el otro subnormal de Casanueva o sigue haciéndose el avión o no se entera de la vaina"[/i]. Aquel tema le ponía particularmente nerviosa... Ser chica y con talento solía provocar ese tipo de reacciones totalmente machistas y sin razón.
[b]- Espero sinceramente que estos factores externos vayan desapareciendo... Es difícil plantearse como hoy en día pueden existir pensamientos tan retrógrados como los de esa gente.-


-Eso es una Utopía, Laura- dijo Erick por fin - si los dinosaurios no se extinguieron hasta ahora, nunca lo harán.-

- Sí tiene razón - asintió - A veces peco de ingenua... - dijo negando brevemente... No tenía que entrar en el juego de ese idiota...El veneno les alimentaba - Aunque no dejo de pensar que algún día tal vez esa gente pueda razonar libremente desinhibiéndose de sus prejuicios lo que tal vez les deje ponerse a la altura de los tiempos en los que vivimos. Mi educación laica a la francesa sólo me permite pensar eso... En un país como Francia es difícil plantearse las cosas de otra manera en el siglo XXI - dijo manteniendo el doble juego e intentando llevar la metáfora hacia al final al verdadero tema aunque a estas alturas todo sonaba mal...y no podía evitarlo... Aquel planteamiento le había dolido.

-Realmente es una vergüenza que sucedan incidentes como estos, por mucha influencia que el catolicismo tenga en la cultura moderna, algo así está fuera de todo limite- dijo el español que no había logrado ver el verdadero tema de conversación, Anjou dijo -siempre es irónico ver como los ideales y las acciones se contradicen-

-Lo peor es que esa gente tiene tan poca capacidad de raciocinio que se permite emitir toda clase de juicios sin sentidos - Laura se estaba calentando más de la cuenta con todo aquello... No sólo había recibido un latazo el día anterior, sino que hoy estaban aquellos desvergonzados persiguiéndola y habían interrumpido la conferencia... Luego sobrellevar el peso natural de la propia conferencia y el sinfín de preguntas del propio Anjou que ahora estaba planteando aquel despropósito. Claro... no podía estar ahí por méritos propios...sólo porque estuviera acostándose con Erick. La chica sin embargo tomó aire... No podía seguir con aquello... - Realmente es un sinsentido seguir hablando de esto... Perder el tiempo pensando en esas personas y sus despropósitos - dijo negando.

-Ya lo hemos hablado, siempre que puedas, ignóralos, Laura- dijo Erick - y compréndelos, la ignorancia proviene de la falta de educación, son victimas de un sistema defectuoso.-

Laura asintió tomando aire a continuación - Sí claro... - “en el fondo son víctimas de sus propias carencias y frustraciones” - tiene razón-

Casanueva asintió -Bien, ha sido un placer Dr. Pérez- miro a Laura- y un gusto ver sus progresos, ahora debo irme les felicito nuevamente por su trabajo y espero que pronto podamos tener las respuestas que faltan.-

Laura se despidió de Casanueva de esta vez con una sonrisa sincera... Aquel hombre estaba tan imbuido de simismo que no veía mas allá de su propia nariz... No era maldad, era una mezcla de ego y despiste.

Erick respondió cortésmente aquel saludo también y el francés decidió que era tiempo de marcharse también -He de darle la razón al colega aquí, y lamentablemente yo también he de retirarme, un placer-

Cuando de nuevo se quedaron solos, Laura no pudo evitar resoplar - Qué hijo de la gran... - resopló nuevamente - Y el otro - dijo haciendo referencia a Casanueva - Tiene la empatía de una piedra... Mira que no darse cuenta... - se quedó callada - de nada... - afirmó refiriéndose a lo último pero también al asunto de Marcos. La había visto en su momento más depresivo y ni siquiera lo había notado.

-¿Ya te sientes mejor? ¿te desquitaste respondiéndole y entrando en su propio juego? - dijo Erick con un tono que demostraba cierta desaprobación por como Laura había actuado.

Laura negó intentando tranquilizarse - ¿Y qué quieres que haga?... ¿Qué quieres qué haga? Lo siento, no soy de piedra, no soy perfecta - dijo mirando a Erick a los ojos - Me gustaría serlo pero no lo soy. Y sí - dijo tomando aire después de decir todo lo anterior de carrerilla - he metido la pata pero esto ya fue la gota que colmó el vaso - afirmó tomando aire nuevamente. "Tienes que calmarte Laura... tranquilízate"

-No fue eso lo que dije, Laura- dijo mirándola - pero eres mucho más inteligente que eso, y gracias doy a que no eres de piedra, si así fuera no hubiésemos llegado tan lejos seguramente-

- Es que esto es increíble... Lo que faltaba - dijo negando - Aunque la verdad no sé de que me sorprendo. Soy mujer y joven... No es la primera vez que escucho semejante gilipollez - entornó los ojos.

Erick empezó a caminar mientras hablaba con Laura, saliendo del lugar, aun a la vista de todo el mundo pero alejado de forma que pudieran hablar tranquilamente sin ser oídos y sin abandonar la seguridad del recinto -No es porque seas mujer, si fueras hombre dirían otras cosas, es porque no tienes un nombre aun y lo estas forjando rápido ¿te crees que todo fueron flores para mi?-

- Pero Erick - dijo Laura mirándolo a los ojos - Me ha llamado puta a la cara, por dios. ¿Qué se supone que tengo que hacer? Dejar que me denigren sin ton ni son. Eso es denunciable incluso, aunque no lo haría por la cuenta que me trae. Pero es vergonzoso, simplemente vergonzoso.-

-Si, pero ahí lo tienes, TU no lo sabias antes y habías tenido cierto trato con él, no puedes hacer nada, solo ignorarlo y formar tu propio camino separado de el suyo y demostrar que puedes llegar tanto o más lejos que ese tipo de personas, sin caer en sus artimañas- dijo Erick con la voz de la experiencia - eso les enloquece más que cualquier cosa-

Laura asintió con el rostro serio - Tienes razón, he perdido los papeles - negó brevemente - Es que todo se acumula y...- Laura a pesar de caer en su“justificativitis” habitual no quiso seguir, no tenía sentido.

-Te entiendo muy bien, y no intento recriminarte las cosas, sino ayudarte- sonrió un poco y dijo- ahora te haré un favor y no te pondré una mano en le hombro ni te daré un abrazo para no ayudar a ciertos rumores.-

Laura lo miró con agradecimiento y sonrió - Es un gusto, un placer, un honor y una suerte haberme topado contigo - dijo con sinceridad.

-Es exactamente lo mismo que yo digo - dijo el catedrático con sinceridad

_________________
LIBERTAD PARA EL PUEBLO ENANO! DEJEMOSLES VOLVER A SU HABITAT NATURAL: LOS BOSQUES!
ROMPAMOS CON SU ESCLAVITUD SON NUESTROS IGUALES! NO TIENEN PORQUE ESTAR GUARDANDO LOS JARDINES HUMANOS, MERECEN SER LIBRES!!!!!!
LIBERTAD!

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://astrorojo.editboard.com
Abdul Al Hazrad
Artífice del foro
Artífice del foro
avatar

Cantidad de envíos : 147
Edad : 38
Ubicación : Lanús
Ocupación : Playboy Multimillonario
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: El amanecer   Jue Jun 14, 2007 3:19 pm

Nehuel llegó al departamento de policía más rápido de lo habitual. Había poca gente en la calle. Al llegar al departamento, le informaron que era día festivo, aunque el departamento funcioanda con normalidad así que se quedó, para ponerse al corriente respecto de las informaciones sobre el atentado, para averiguar sobre el periodista, y el por qué de su manía con él.

Lo primero que Nehuel encontró sobre aquel periodista fue su nombre real, pués Augusto Cartago no era otra cosa que un seudónimo, su verdadero nombre era Héctor Figueroa, halló entonces sus datos personales completos, fecha y lugar de nacimiento, así como la fecha de entrada a México. No había antecedentes penales registrados, aunque sí tenía algunas multas de tránsito por sobrepasar los limites de velocidad. Su padre era un hombre importante en Galicia y provenía de una familia bien acomodada. Allí mismo había trabajado también como periodista, pero para una cadena de televisión.

Luego Nehuel se concentró en la evidencía que disponible sobre el atentado. No encontró nada relevante, excepto una camioneta que se estaciona frente al edificio que estalló, poco tiempo antes de la explosión. Había sido registrada por una cámara de seguridad de las cercanías.

Nehuel tomó nota de las características de la camioneta, modelo, marca, color, y el nombre la firma a la que pertenecía. Luego de buscar los datos de la firma, Nehuel llamó por teléfono a la empresa a la cual pertenecía la camioneta. Si bien era feriado, quizás podía hablar con alguien de allí.

El teléfono automáticamente contesto con una grabación -Usted está comunicado con Servicios Técnicos y Reparaciones Bartolo, en estos momentos no podemos atenderle, deje despés del tono su reclamo o consulta así como su nombre y número telefónico, o bien comuníquese con nosotros más tarde. Muchas gracias, que tenga un buen día.

Tras averiguar la identidad del dueño de la empresa, Nehuel se dirigió a la casa de éste. La casa del hombre era bastante grande, aunque no ostentosa. Se notaba que era un hombre de algún dinero, pero nada demasiado llamativo, seguramente esa empresa fuera su vida. Al llamar a la puerta, una niña salió a atenderlo, debia tener doce quizás catorce años, cuanto mucho.

-Hola, ¿está el señor José Angel Casal?- Preguntó Nehuel.

-No, mi padre salió a hacer las compras para mañana.-

-¿Tu mamá está en casa?-

-Sí ¿quién la busca?-

-Nehuel Millalonco.-

La niña cerró la puerta y fue dentro llamando a su Madre, unos minutos después, (al parecer estaba ocupada), ésta salió, era una mujer de unos cuarenta años, cláramente mexicana; en su rostro se podía notar la "curiosidad" por saber quién la buscaba.

-¿Señora Casal?-

-Sí, ¿qué se le ofrece?-

Nehuel sacó su placa para que la mujer pudiera verla con claridad. -Soy el agente Millalonco, de Interpol. Necesito hacerle unas preguntas.-

La mujer se quedó cláramente shockeada al esuchar aquello. -Pero, ¿qué sucedió? ¿le ocurrió algo a mi marido?- preguntó preocupada.

-No señora, quédese tranquila. Nada le sucedió a su marido. Sólo quisiera charlar con usted. ¿Puedo pasar?- Preguntó Nehuel, señalando el interior de la casa con la mano.

-S..s..sí... claro oficial.- Dijo, no sin dudar, abriendo el portón delantero e invitándole a pasar. La casa, por dentro tanto como por fuera, dejaba ver a una familia con buena entrada de dinero, pero no por ello ricos. Había varias personas dando vueltas y la mujer lo invitó a sentarse, disculpándose para poder hablar con la mujer algo más joven, para pedirle que los dejara solos.

-Bien, no sé si está enterada del atentado que ocurrió ayer por la tarde.- Le comentó Nehuel una vez que quedaron a solas.

-Sí.- Dijo ella, que estaba cláramente nerviosa, y su mente ya elucubraba las más terribles posibilidades. -Lo ví en la televisión.-

-Bien, la policía mexicana solicitó mi ayuda en la investigación. Necesitaría hablar con su esposo. ¿Dónde puedo encontrarlo?-

-Él salió a hacer las compras para los preparativos de mañana, no sé a qué hora volverá. ¿Pero qué ocurrió oficial? ¿Por qué busca a José?-

-No se preocupe señora, sólo estoy buscando testigos del hecho.-

-Pero él no estuvo por esa zona, estaba en el trabajo cuando ocurrio la explosión.-

-¿Su marido tiene teléfono móvil?-

-Sí, ¿quiere que se lo pase?-

-Sí, por favor. ¿Dónde puedo encontrar a su marido? ¿Le dijo a donde fue a hacer las compras?-

-No, lo sé, pero seguro tiene el teléfono encendido si necesita llamarlo.- Dijo anotándoselo y entregándoselo.

Nehuel marcó el teléfono en ese momento. El teléfono sonó un par de veces y un hombre antedió.

-¿Si?-

-¿Señor Casal?- Preguntó Nehuel.

-Sí, él habla ¿Quién és?-

-Señor Casal, le habla Nehuel Millalonco. Necesito hablar con usted, con urgencia. Me encuentro en su casa, junto a su esposa. ¿Cree que pueda verlo en su hogar, a la brevedad?-

-¿Quién es usted? ¿Qué está ocurriendo?- Preguntó el hombre preocupado.

-No pasa nada, quédese tranquilo, sólo quiero charlar con usted. Por favor, venga pronto.-

-¿Pero quién es usted? ¿Qué está haciendo en mi casa?-

-Vine a hacerle unas preguntas, pero su esposa me dijo que salió y me permitió pasar para esperarlo.-

-¿Y quién es usted? ¿Lo conozco?-

-No, no me conoce. Tengo que cortar, lo espero.- Dijo Nehuel, y cortó.

El hombre intentó decir algo más pero, Nehuel cortó impidiéndole hacerlo. La mujer estaba visiblemente preocupada. -Por qué no le dijo que era un policía?- Preguntó la esposa de Casal.

-No era necesario. No se preocupe.- Dijo sin dar más explicaciones.

Unos quince minutos después, Casal llegó a la casa. Nehuel pudo oir como su automovil venía una velocidad considerable. El hombre entró en la casa sin saber que encontrar, preocupado y asustado. Nehuel esperó sentado.

Casal miró a su mujer y luego al extraño que había en su casa. No sabía lo que ocurría, estaba esperando una señal.

-¿Señor Casal?- Preguntó calmo Nehuel.

-Sí.- Respondió el hombre, tragando saliva.

-Soy el agente Nehuel Millalonco, Interpol.- Dijo mostrando su placa. -Necesito hacerle unas preguntas. Venga conmigo al departamento de policía.-

-Pero ¿qué ha pasado? ¿Para qué me necesita?-

-Por favor, acompáñeme.- Requirió sécamente Nehuel, poniéndose de pié.

-Está bien.- Dijo Casal sin resitirse, al menos quería alejarlo de su familia.

Nehuel fue en el vehículo del señor Casal hasta el departamento de policía, sin decirle nada. Una vez en el departamento de polícia, Nehuel llevó al mexicano hasta una oficina vacía dentro del mismo, invitándolo a tomar asiento.

-Bien Señor Casal, no sé si está al tanto del atentado que ocurrió ayer por la tarde.-

-¿La explosión?- preguntó. -Lo ví por la televisión, desde el trabajo.-

-Bien, ¿qué puede decirme de ésto? ¿Reconoce usted este vehículo?- Le preguntó mostrándole las impresiones de los cuadros del video, en donde se observaba la camioneta de la empresa de Casal frente al edificio.

-Parece una de las camionetas de mi empresa.- Dijo mirándolo -Pero están las dos en el garage ahora... ¡No pensará que yo lo hice! No tengo nada que ver.-

-No hay elementos que lo impliquen diréctamente, pero vamos a tener que investigar la camioneta y a los empleados que se ven bajar de ella.-

-Puedo darle los datos de todos mis empleados, pero en esa foto no los reconozco, y tampoco veo la patente, ¡Podría ser un clon!-

-¿Y por qué cree que justamente eligieron su empresa? ¿Hay álguien que buscaría implicarlo?-

-¡Yo qué sé! Éste mundo está lleno de locos y estafadores.-

-Espéreme un minuto, va a tener que acompañarme a revisar sus camionetas inmediátamente.- Nehuel dejó la oficina, y pidió por quien estuviera de guardia en la división explosivos, para que un perro rastreador y su entrenador lo acompañaran a revisar las camionetas. Si había algún vestigio de explosivo, el can seguramente lo encontraría.

-¿Tiene que ser hoy oficial? Es jornada festiva y quería, un día que no trabajo, estar con mi familia.-

-Sí, sí tiene que ser hoy y será ahora mismo. Un edificio estalló señor Casal, cientos de personas no van a tener festejo hoy, sino velatorios y visitas a hospitales, así que le pido que colabore. Lo quiera o no, está implicado en ésto.-

-Al menos déjeme llamar a mi esposa y decirle que estoy bien, de lo que se trata todo ésto, no tengo problemas en que revise mis veihículos, sé que soy inocente.-

-Sólo tomará un par de horas. Va a estar en su casa apenas terminemos de revisar los vehículos. Le pido que hasta entonces se abstenga de utilizar su teléfono.- Le dijo con tono serio.

El hombre asintió, no feliz aunque sí colaborador. No podia hacer nada, entonces llegó el oficial con el perro que Nehuel había pedido.

-Llévenos a donde están las camionetas.- Le pidió a Casal, y partieron en una camioneta de la policía hacia allí.

Los condujo rápidamente, el local y el garage donde estaba montada la empresa estaba a unas treinta o cuarenta calles de donde había ocurrido el atentado. Casal los llevó hasta el lugar donde ambos vehículos estaban guardados, y le entregó las llaves a Nehuel.

Nehuel ingresó al lugar, junto con Casal, el perro y su entrenador. Luego de ponerse los guantes, empezó a examinar la camioneta, a recolectar huellas digitales, y cualquier otro dato que fuera de utilidad. Cuando terminó de examinar la camioneta, le indico al policía que lo acompañaba, que rastreara la caja del vehículo en busca de rastros de químicos utilizados en bombas caseras.

Nehuel rescató varios juegos de huellas digitales, mientras tanto el perro policía rápidamente encontró rastros de químicos que podrían ser utlizados para la fabricación de artefactos explosivos. En el segundo vehículo, en cambio, el can no halló nada.

-Bien señor Casal, la identificación es positiva. Vamos a secuestrar el vehículo ya que forma parte de la evidencia, y necesito que me dé la lista de todos sus empleados. Le sugiero que no deje el D. F. en los próximos días, ya que es usted dueño del vehículo que transportó el artefacto explosivo hasta el lugar.-

-¿Pero cómo puede ser? Enfrente mío ¿Por qué álguien querría hacer una cosa así? ¡Ésto es una locura! Una locura...-

-El perro no miente, señor Casal. El laboratorio se encargará de confirmarlo. Le repito, no deje la ciudad ya que se convertiría ustéd en un prófugo. Le sugiero que contacte a un abogado, y espere el llamado de la policía. Ahora, ¿cuáles son sus empleados?-

-¿Un abogado? ¡Pero yo no he hecho nada! Estoy colaborando, y no pienso salir de la ciudad.- El hombre no podía creer que eso le estuviera pasando, tardó un segundo en serenarse. -Venga, por aquí tengo los datos de todos los que trabajan para mí.-

Nehuel tomó los legajos de los empleados, y luego de pedir un remolque de la policía para que llevaran la camioneta implicada al departamento de policía, cubierta para ocultarla, dejó ir al señor Casal, advirtiéndole que no llamara a ninguno de sus empleados, o podría considerarse que estuviera tramando una coartada.
El dueño de la empresa, preocupado, acató todas las órdenes que se le dieron, y se fue por fín con su familia mientras la policía secuestraba el vehículo.

Nehuel dejó la camioneta en el departamento de policía y volvió a su departamento con los legajos de los empleados, luego de conseguir sus perfiles en la policía. Eran seis hombres los que trabajaban haciendo el servicio técnico más una mujer que se encargaba de los teléfonos y de organizar los horarios. También el mismo Casal trabajaba allí dentro, administrándolo todo. Ninguno de éllos tenía antecedentes penales ni parecían haber tenido roces con la justícia, nada en sus perfiles daba algún indicio que los señalaran como sospechosos. Nehuel no pudo encontrar coincidencias entre los legajos y los videos de la evidencia. Así que símplemente se dedicó esperar los resultados del laboratorio con respecto a la camioneta, y a dispersarse el resto del feriado.

_________________
¡PUEBLO ENANIL! LOS JARDINES SON SU HOGAR, LA LIBERTAD NO ES DEFINIDA POR LA AMPLITUD TERRITORIAL, SINO POR LA LIBERTAD DE DESICIÓN, LA LIBERTAD DE PENSAMIENTO. POR ESO, NO AL EXODO A LOS BOSQUES. LA CONVIVENCIA PACÍFICA ENTRE HUMANOS Y ENANOS ES POSIBLE EN LOS JARDINES, LEJOS DE LOS YA CONOCIDOS PELIGROS DEL BOSQUE. NO DEJEN QUE UN MONTON DE CONSIGNAS SIN SENTIDO CONFUNDAN EL VERDADERO SENTIDO DE SER LIBRES.


Última edición por el Vie Jun 15, 2007 5:10 am, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Abdul Al Hazrad
Artífice del foro
Artífice del foro
avatar

Cantidad de envíos : 147
Edad : 38
Ubicación : Lanús
Ocupación : Playboy Multimillonario
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: El amanecer   Jue Jun 14, 2007 3:19 pm

Al otro día Nehuel recibió un llamado, de un número que no estaba entre sus contactos.

-Hable.- Atendió.

-Hola ¿Nehuel?- Preguntó una mujer que cláramente era de origen español.

-¿Quién habla?- Preguntó, ocultando su curiosidad.

-Usted no me conoce, me llamo Livia, tengo que hablar con usted. ¿Podemos encontrarnos?-

-¿Qué és lo que quiere?- Repreguntó.

-Estoy investigando el caso del que usted se hizo cargo, tengo información, pero es mejor hablarlo en persona.-

-Está bién. Te veo a la salida del palacio municipal, en una hora. Supongo que sabés cómo me veo. Y si llega a ser algún truco periodístico, te vas a meter en problemas serios.- Advirtió.

-No es ningún truco, estaré allí.- Dijo, dando una breve descripción de lo que llevaría puesto y cortó.

Nehuel estaba intrigado por todo eso. Aunque no descartaba que fuera un truco de aquel periodista amarillista. Por lo que llevó su placa y armas. Salió, y con dificultad por las fiestas, se acercó al punto de reunión.

-Señor Millalonco.- Dijo una mujer, llamándole por su derecha.



-Hola, vayamos a algún lugar mas discreto.- Le sugirió mientras miraba disimuládamente alrededor, en busca de alguna conducta sospechosa.

Ella asintió y lo siguio buscando un lugar más privado para poder hablar con tranquilidad. Una vez que estuvieron alejados de oídos curiosos, le saludó como correspondía dándole la mano y presentándose como Livia.

-Antes que nada quería decirle que sí, soy periodista y sí, conozco a Agusto Cartago, de hecho es mi pareja y sé que no ha tenido una muy buena relación con él las veces que se han visto, pero no vnego aquí por él y de hecho, no quiero que Augusto sepa nada de ésto.-

-Decime entonces, ¿para qué me citaste?- Preguntó Nehuel, mientras tomaba asiento en el único café que estaba abierto, muy poco concurrido.

-Me ha tocado cubrir la noticia de ese lugar donde se ejercía la prostitución ilegal, que se incendió.-

-Te escucho.- Afirmó Nehuel, mostrando poco interés.

-Pude averiguar investigando por esa zona, quién era el dueño de ese local, y me enteré que no era otro que el secuestrador que escapó de su "redada", y que asesinó a la mujer del empresario.-

-¿Qué más sabés?- Preguntó Nehuel, esta vez mostrando un poco de interés, aunque sólo un poco.

-Usted ya sabía ésto, ¿verdad?-

-Tenía mis indicios, pero nada confirmado.- Respondió Nehuel con calma.

-Quizá me equivoque,- dijo dejando en claro que no creía que lo hiciera -y espero que no lo tome como algo que no es, pero creo que usted lo sabía y que fue usted mismo quien causó el incendio.- Dijo mirándolo a los ojos, aunque no parecía intentar extorsionarlo. -No me malinterprete, no pretendo chantajearlo, ni acusarlo, y mucho menos publicarlo.-

-¿Y en qué te basás para decir eso?- Nehuel preguntó como si nada.

-Ese mismo día usted ingresó en la que era la antigua casa de este hombre, donde ahora vive una mujer con su esposo y su hijo. Además algunas personas dieron una descripción que podría ajsutarse a la suya, por la misma zona y franja horaria en la que ocurrio el hecho. Y finalmente, tiene un historial como perito con gran experiencia en diversos campos en los mejores grupos de la policía argentina, con lo cual le sería fácil hacer algo así, sin que nadie vea más que un accidente.-

-Interesante. Aunque claro que mi apariencia física coincide con la media de México, tez morena, nariz aguileña... y que el dueño del burdel es un experto en evadir a la justicia, por lo que puede haberlo incendiado él mismo, sabiendo perféctamente qué hacer para despistar a los peritos. Eso sin contar las múltiples personas que deben estar buscándolo, ahora que su banda se dispersó y está solo, pueden hacerle pagar sus cuentas pendientes; es algo muy común entre bandas.- Refutó Nehuel, casi divertido.

-¿Y no estuvo usted en esa casa, ni habló con la mujer que vive allí? La descripción que hizo no era la de la media de México, era la suya exacta, además los securestradores no formban parta de una misma banda, sino que se habían reunído para hacer este trabajo. Eso usted debería de saberlo, si yo pude averiguarlo, usted pudo hacerlo mucho antes. ¡Ah!- Recordó algo y agregó, -además ese lugar no estaba asegurado y no estaba a nombre de quien reálmente lo dirigía, no tenía sentido alguno incendiarlo para evadir a la justícia.-

-No me extrañaría que ustedes le hayan pagado a una mujer para que diga eso, después de todo, con tal de sacarme una foto se metieron en medio de las operaciones de rescate, retrasando las tareas de médicos y rescatistas. O quizás el criminal que se encuentra prófugo forzara a la mujer a incriminarme de alguna forma, para sacarme del medio. Además, no sé en que se basa para decir que los delincuentes nunca antes habían trabajado juntos. Para una banda es ventajoso no mostrarse como tal, así evitan que caigan todos si uno es apresado. Con respecto al seguro, no es el único motivo para destruir un lugar así. Por lo que sabemos es la única propiedad ligada al prófugo. Incendiarla seguramente destruyó evidencia valiosa, y borró del mapa al criminal.- Dijo, mientras se cruzaba de brazos y se reclinaba en la silla.

-Yo no soy responsable de los actos de Héctor- dijo con seriedad. -Nunca hubiera hecho lo que él hizo en ese atentado, y ya se lo dije, no me interesa, ni extorsionarlo, ni juzgarlo, ni hacer ésto publico. Aunque usted confesara ser Osama Bin Laden, yo no podría hacer nada sin testigos o sin una grabadora que lo registrase.-

-Entonces avancemos. ¿Qué és lo que querés decirme?-

-¿No va a asegurarse de que no tengo una grabadora?- Dijo enarcando una ceja.

-¿Debería? No tengo nada que ocultar.- Dijo Nehuel, despreocupado.

-No confía en mí, pero sí en usted... No sé si eso es bueno o malo.- Dijo con una ligera sonrisa. -El asunto es que, siguiendo la pista de este hombre, me he enterado que el local incendiado no era el único que tenía, hay otro, al cual no ha vuelto desde que ocurrió aquello.-

Nehuel sacó una pequeña libreta y un bolígrafo, disponiéndose a tomar nota de lo que la muchacha iba a decirle. -Te escucho.-

Ella le dió la dirección del lugar, así como algunos de los nombres de las personas con las que había hablado. -Al parecer nadie le ha visto desde entonces, pero el lugar sigue funcionando y álguien está yendo a bsucar las recaudaciones en su nombre.-

-Bueno, voy a darle esta información a la policía local, que es la que lleva la investigación. sos muy valiente por meterte a investigar a estos delincuentes, es el tipo de periodismo que le es útil a la sociedad.-

-¿Usted cree que la policía pueda hacer algo?-

-Claro, estoy trabajando hace semanas con ellos, y son una fuerza muy capaz. Además, a menos que ellos determinen que me involucre en la investigación, mis manos están atadas.-

-¿Y por qué actuó como lo hizo, entonces?- Dijo apoyando los codos en la mesa y dejando el menton descansar sobre sus manos. -Digo, si confiaba en la policía, ¿por qué no acudió a ellos para reducir a los secuestradores?-

-Porque era una situación crítica, y decidí actuar de oficio. Yo sólo buscaba a los ladrones de una camioneta, pero al encontrarme con un rehén, no tuve más opción que liberarlo.- Dijo con seguridad.

-Pero con un simple llamado y con la importancia que usted tiene como agente de Interpol, podria haber tenido a las fuerzas en el lugar en solo unos minutos.-

-No tenía "unos minutos". Podía hacer el trabajo, y lo hice. Ahora, lamentablemente, todo se resume a un homicidio, y la policía local puede encargarse de eso sin problemas.-

-¿No tenía unos minutos?- dijo acomodnadose en el asiento y asumiento la misma posición que él. -¿Me va a decir que no se preparó para entrar en esa casa?- Dijo con una ligera sonrisa.

-Yo estoy siempre preparado. Entreno fuerzas especiales, llevo el tipo de equipo necesario para una incursión conmigo la mayoría del tiempo.-

-¿Lo lleva ahora mismo? ¿Está preparado para causar un corte eléctrico en cualquier lugar?- Sus preguntas no eran insicivas, su mirada y su tono de voz dejaba ver que estaba realmente interesada en el tema, e incluso emocionada por poder conversar con Nehuel.

Nehuel tomó un clip metálico, que sujetaban juntas algunas hojas de su anotador. Lo desprendió, lo apoyó sobre la mesa, y posando dos dedos encima de éste, lo deslizó por la superficie de la mesa, hasta dejarlo frente a la periodista. -Éso es todo lo que necesitás para causar un corto.- Dijo, refiriéndose al clip.

La chica miró el clip, y luego levantó su mirada, sonriendo. -Pero no era eso lo que había en la casa, era un enchufe preparado especialmente.-

-Tengo uno de esos, lo uso para dar algunos ejemplos en mis cursos sobre como intervenir las instalaciones eléctricas en una emergencia.- Respondió seguro Nehuel.

Ella sonrió, era obvio que no iba a sacarle nada de información a Nehuel, pero tampoco le importaba. -Bien, pues tengo que irme ya.- dijo poniéndose de pié. -Fue un gusto Nehuel.- dijo extendiéndole la mano, -puedo llamarlo Nehuel, ¿verdad?-

-Sí, claro. Cuidate. Cualquier otra información que sea relevante para la investigación, ya sabés.- Le dijo, dándole la mano, con una leve sonrisa.

Ella le estrechó la mano, y con una sonrisa se despidió. Nehuel esperó a que la chica se fuera, y luego de revisar el lugar con la mirada, salió caminando del lugar, siempre atento.

_________________
¡PUEBLO ENANIL! LOS JARDINES SON SU HOGAR, LA LIBERTAD NO ES DEFINIDA POR LA AMPLITUD TERRITORIAL, SINO POR LA LIBERTAD DE DESICIÓN, LA LIBERTAD DE PENSAMIENTO. POR ESO, NO AL EXODO A LOS BOSQUES. LA CONVIVENCIA PACÍFICA ENTRE HUMANOS Y ENANOS ES POSIBLE EN LOS JARDINES, LEJOS DE LOS YA CONOCIDOS PELIGROS DEL BOSQUE. NO DEJEN QUE UN MONTON DE CONSIGNAS SIN SENTIDO CONFUNDAN EL VERDADERO SENTIDO DE SER LIBRES.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lucie de Bélancourt
Doctora en chancletología
Doctora en chancletología
avatar

Cantidad de envíos : 240
Edad : 38
Ubicación : Gallaecia
Ocupación : Diva...
Fecha de inscripción : 08/02/2007

MensajeTema: Re: El amanecer   Sáb Jun 16, 2007 1:06 am




Laura había salido del conservatorio, al fin había entregado aquel horrible trabajo para su querida profesora de Historia de la música... Se había sentido un poco superada tras faltar casi una semana completa a clases. Ana le había pasado los apuntes y tenía que ponerse manos a la obra para recuperar el tiempo perdido. La chica después de tomar un rápido tentempié con sus amigos se dirigió directamente a su piso para ponerse con aquella cantidad de trabajo retrasado.


Mauricio llegó ese día algo más tarde que de costumbre, pero nada que pudiera alarmar a Laura, seguía dentro del horario lógico. Entró y la saludo con un beso -¿que tal tu día? entregaste ese trabajo a Jiménez supongo - dijo con una sonrisa - la escuché rezongar bastante mientras leía algo-

Laura al fin se levantó de la mesa... tras todas aquellas horas sin parar, casi había terminado con los apuntes pero le faltaba practicar, sobre todo en violín. Tendría que usar sus horas libres del fin de semana en ello. La chica se levantó sonriente dándole un beso a su novio - Bien, bien...recuperando el tiempo perdido. Sí se lo entregué... ¿Pero por qué crees que rosmaba por mi trabajo?

-No se, solo fue una suposición, no creo que el gustase ver que habías cumplido el imposible con creces- dijo con una sonrisa - por cierto hoy hablé con Jóse.-

- Y del modo más pedante habido y por haber - dijo con una sonrisa algo cínica - ¿Y qué... qué le dijiste? Tenía que estar bastante tenso el pobre...-

-Eso mismo, quise arreglar, explicarle que no había rencores, y le pedí disculpas también por no haberle dicho anda entonces.-

- Y se lo tomó todo bien ¿no?... ¿a que hora hablaste eso con él? porque comí con ellos dos hoy

- Antes de venir para aquí, por eso llegue algo mas tarde- explicó - y si al final quedamos bien, supongo que aunque no va a quedarse 100% tranquilo ya podrá estar algo más liberado.-

- Sí, eso espero - dijo Laura sinceramente mientras rodeaba al chico con sus brazos - Te he echado de menos - afirmó con una sonrisa en los labios

-Yo a ti, niña- dijo abrazándola de la misma forma y devolviéndole el gesto -te amo- dijo y la besó una vez más para entonces soltarla e ir a dejar todas sus cosas tranquilamente -por cierto, Jóse me dijo de repetir la salida de la otra vez y le dije que hablaría contigo a ver si podíamos esta noche ya que me pareció beuna idea.

La chica le devolvió el beso y las palabras - Sí está bien - dijo sonriendo - después del concierto... ¿Qué te apetece hacer ahora? - dijo la chica alzando la ceja izquierda y volviendo a dolerse por la costura - Menos mal que me quitan esta mierda mañana.

Mauricio rió desde que Laura había vuelto, le había escuchado un insulto tras otro por esa costumbre suya de enarcar la ceja - Ahora- dijo acercándose - no se- la tomó por la cintura- tengo algunas ideas pero ¿que tienes tu en mente?

Laura no pudo evitar poner cierta sonrisa pícara- No sé... Te he echado de menos estos días atrás y... ayer aunque estuvo bien, estaba todavía con el jet lag encima – sonrió.

Entonces con una sonrisa en los labios y tomándola por sorpresa la levantó entre sus brazos -Habrá que remediarlo entonces-. Laura se rió con el gesto impulsivo del chico mientras lo abrazaba. Se sentía bien... Ambos se dejaron llevar en aquellos gestos tan antiguos como la propia humanidad... Como con los apuntes del conservatorio, tenían que recuperar el tiempo perdido. Tras recobrar parte de aquel tiempo Laura se quedó un instante recostada en la cama dejando que su respiración volviera a acompasarse y girándose hacia Mauricio a continuación aunque al realizar tal gesto no pudo evitar ver la hora en el reloj... Ya eran las diez menos cuarto y se suponía que tenía que estar tocando en tres cuartos de hora. Se echó las manos a la cabeza - Vamos, vamos, vamos! Mira la hora! - dijo incorporándose con celeridad y sacando ropa del armario a toda prisa.

-Mierda- dijo Mauricio incorporándose -te duchas tu primero o voy yo?, el otro mientras que llame a Jóse y le avise.

- Yo primero que tardo más... Llamas tu entonces? Tengo el móvil encima de la mesa - Ambos se ducharon y prepararon, hasta Laura tardó menos de lo habitual. La chica recogió la guitarra y salieron hacia el local.

Se arreglaron rápidamente y fueron hasta el auto, Mauricio manejaba, así Laura podía prepararse mental y físicamente para el concierto, estaban con los minutos contados y esa noche Laura tenia publico especial.

Llegaron sin contratiempos, Mauricio tomó un camino más largo pero más rápido ya que tenia mucho menos transito y gracias a eso llegaron sobre la hora justa

Erick y Verónica ya estaban en el local.

Laura estaba estresada viendo los minutos pasar cuando al fin llegaron, faltaban 5 minutos para la hora del concierto. El local estaba lleno a rebosar, aquella crítica en el Universal había atraído a mucho público. La chica saludó a ambos con una sonrisa para decir a continuación - Últimamente llego tarde a todas partes - dijo con claro estrés.

Ambos le saludaron y le instaron a ir al escenario, ya podrían hablar más tarde, mientras tanto Mauricio, que había estado hablando con el dueño del local, se acercó a la mesa de ellos y se sentó para hablar con ambos.

Laura subió al escenario. Ya empezaba a hacerle muy conocido y se sentía muy a gusto en él. La estructura del concierto era la misma que en anteriores ocasiones variando sin embargo la mayoría de los temas. Sólo había mantenido el inicial y el final, pasando por el tema de Mauricio. Cada una de esas tres canciones significaba demasiado para ella como para variarlas. Los temas se fueron encadenando hasta llegar a lo que Laura denominaba como la “pausa” momento en el que solía tocar un tema de guitarra clásica. Para aquella ocasión había elegido tocar “Asturias”. Hacía tiempo que practicaba ese tema que había decidido presentar para el examen de guitarra del conservatorio. [color=black]El rostro de la chica cambió en cuanto sus dedos empezaron a hacer sonar las primeras notas de "Asturias", aquel canto clásico hacia el que sentía una especial predilección. Un brillo apareció en su mirada, aquel brillo que resaltaba la oscuridad de sus ojos. Las notas fueron saliendo de la guitarra que le había regalado Mauricio, primero con suavidad y luego con virulencia, semejante a los paisajes salvajes de Asturias, la prima hermana de su recordada Galicia. Los colores de esa tierra del noroeste peninsular se dibujaban en su mente mientras estaba tocando la canción. Un torrente de notas fluía por sus dedos encadenándose con fuerza, en un continuo crescendo que terminó por extinguirse en un cuasi exabrupto.

http://www.yourfilehost.com/media.php?cat=audio&file=asturias_corto.mp3

Tras aquel momento que había roto de alguna manera con la tónica del concierto, Laura volvió en su vertiente más cantautora protesta. Habia elegido un tema de Jorge Drexler, “milonga de un moro judío”(*1) para versionarlo encadenándolo con la canción que había escrito en Barcelona. Todos aquellos acontecimientos habían hecho mella en ella y la música era la mejor manera que conocía de exorcizar sus miedos. Miedos que se habían acumulado pues aquella pesadilla que había tenido en el avión con aquel ¿aviso? De su padre también le había afectado. Todo parecía una casualidad cuasi macabra. Había tenido el sueño y nada más bajar del avión le habían atacado. No había podido dejar de dar vueltas a aquel asunto y como en el caso anterior había hallado nuevamente en su guitarra el mejor apoyo.

http://www.yourfilehost.com/media.php?cat=audio&file=Incosciente_Colectivo___03___Amanece_En_La_Ruta.mp3



-
Amanece en la ruta, no me importa dónde estoy
me he dormido viajando y he soñado tan intenso
En ese sueño yo me veía en ese coche como no,
Era el mismo porque estaba todo roto en su interior

Este paisaje es tan extraño, se parece al de un tren eléctrico
Ese gesto en tu mirada y un canto del cielo tan odioso
Y en ese sueño yo me veía en ese coche como no
Era el mismo porque tenía fuego en su interior.

A medida que aceleramos mis recuerdos me estremecen
y en un soplo veo proyectado como en un film parte de mi vida
Ya no sé si el cielo esta arriba, abajo o dentro de mí
y aunque el paisaje sea tan extraño creo haber estado aquí.

¿Dónde voy, dónde estoy, quién soy yo, qué hora es, dónde estaré?
Si afuera no es noche, tampoco es de día
Ya no hay tristezas, tan solo alegrías en mi corazón

Porque ahora todo es una luz tan clara que a mi lado ya no hay nada
solo alegría, paz y armonía y esa luz que es tan tibia
y bien comprendo que eso no era un sueño en ese coche estaba yo
y ese coche estaba todo roto y con fuego en su interior.




¿Dónde voy, dónde estoy, quién soy yo, qué hora es, dónde estaré?
¿Dónde voy, dónde estoy, quién soy yo, qué hora es, dónde estaré?
¿Dónde voy, dónde estoy, quién soy yo, qué hora es, dónde estaré?
¿Dónde voy, dónde estoy, quién soy yo, qué camino es, lo seguiré ?


Al apagarse la última nota Laura empezó a hablar, su tono era relajado. Estaba en su ambiente lejos de los problemas que la rodeaban:

-Algunos dedican pequeños grandes libros a jeeps inexistentes... Yo bien podría por su simbolismo – dijo con una sonrisa – dedicar la próxima canción a un clío pero la verdad prefiero dedicársela a quienes compartieron la magnífica cena en la que surgió el concepto de esta canción: “La chica pop”. – Laura se giró un instante y a continuación cuando volteó nuevamente hacia el público tenía puesto sus gafas de sol modernísimas e inmensas. Se oyeron unas leves risas – Retomando las palabras usadas por uno de los humanistas más importantes que éste país ha dado – dijo repitiendo las palabras del crítico musical en el periódico – “El término “chica pop” es minimalista, es descriptivo, es perfecto”.- sonrió levemente Pues esta canción habla de una de esas chicas iconos del arte pop y está dedicada a quienes me llamaron así... No sé por qué será – dijo sonriendo y levantando ligeramente las gafas, escuchándose nuevamente risas y quitándoselas a continuación para empezar a tocar.

http://www.yourfilehost.com/media.php?cat=audio&file=chica_pop.mp3

_________________
LIBERTAD PARA EL PUEBLO ENANO! DEJEMOSLES VOLVER A SU HABITAT NATURAL: LOS BOSQUES!
ROMPAMOS CON SU ESCLAVITUD SON NUESTROS IGUALES! NO TIENEN PORQUE ESTAR GUARDANDO LOS JARDINES HUMANOS, MERECEN SER LIBRES!!!!!!
LIBERTAD!

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://astrorojo.editboard.com
Lucie de Bélancourt
Doctora en chancletología
Doctora en chancletología
avatar

Cantidad de envíos : 240
Edad : 38
Ubicación : Gallaecia
Ocupación : Diva...
Fecha de inscripción : 08/02/2007

MensajeTema: Re: El amanecer   Sáb Jun 16, 2007 1:12 am






Laura bajo del escenario y llego a la mesa donde todos le esperaban. Le felicitaron todos por igual, Verónica había quedado en verdad impresionada y así también Erick pues este concierto había tenido algunas sorpresas especiales. Fue él el que dijo –voy a reclamar una parte de las ganancias que genere la canción de la que fui inspirador.

Laura se rió - No te conocía semejante espíritu capitalista - dijo sonriendo - Pero si te doy algo a ti también se lo tendría que dar a los lanzadores de lata profesionales - afirmó riendo a continuación.

-Ey, que yo también colaboré en la letra de esa canción, y además esta la del sueño que casi me mata de un infarto, de las regalías del disco merezco una buena parte.

- Bueno hablaré con mis asesores financieros y veré lo que puedo hacer - dijo con grandilocuencia y riendo a continuación - Pero como tengo la manía de inspirarme en mi vida para componer voy a acabar debiendo dinero

Verónica entonces dijo -Veo que te gusto mucho lo del Jeep, ya me hubiese gustado a mi tener uno en el país Dowayo- rió y negó - pero cuando Erick me contó lo de Clío no podía parar de reírme, eres terrible Laura.

La historiadora se rió - De verdad que no lo pensé... en serio. ¿A que no? - dijo girándose hacia Mauricio.

-Yo puedo dar fe de que, al menos, a mi no me había dicho nada, pero quien sabe que puede pasar por esa mente perversa- dijo Mauricio metiéndose con ella - mi chica pop

Le dio un beso en la mejilla en aquel momento y sonrió a continuación - Por ese camino no vas bien Mauricio - dijo riendo - Mi mente no es perversa es excepcional y yo no soy la chica pop, ... Es Audrey hepburn

-Pero tu eres MI chica pop- dijo y luego agregó- y todas las mentes excepcionales son perversas, y así me gusta más.

Laura le dedicó una sonrisa al chico. Realmente estaba claramente enamorada y aquello se podía ver en sus ojos de ébano. A continuación iba a decir algo para meterse con Mauricio y alzó la ceja izquierda volviendo a jurar - Merde!...menos mal que el suplicio se acaba... Mente excepcional pero soy gilipollas perdida, siempre acabo cayendo en lo mismo... Soy perversa conmigo misma...

-Si fueras rata d e laboratorio los científicos irían mal contigo, ni el estimulo del dolor sirve para eliminar el comportamiento- dijo Erick riendo

- Ja ja - dijo Laura negando y sonriendo a continuación aunque Jóse y Ana prosiguieron en el mismo sentido que Erick. La noche se fue animando y la conversación de los presentes también. Laura se sentía toda una privilegiada pudiendo disfrutar de la presencia de las personas que más apreciaba en México y sin más mentiras de por medio... Héctor sin saberlo le había hecho cierto favor aunque no fuera uno de los que se pudieran devolver.

Erick y Verónica se quedaron un tiempo más, pero fueron los primeros en irse, aunque habían tenido una charla bastante agradable con Jóse que se mostraba muy interesado en las vivencias y puntos de vista de una antropóloga y un historiador renombrados. Un rato después todos decidieron salir, la noche recién comenzaba para ellos y todos estuvieron de acuerdo en que Laura "la damnificada" como la habían apodado cariñosamente eligiera a donde irían primero

- Ya...como yo soy la de aquí - dijo con ironía - soy la que tengo que elegir - Se quedó un instante pensativa y de repente se acordó de un local en el que echaban música alternativa europea - Ya lo tengo...os vais a arrepentir jejeje... Vamos a la "fábrica de chocolate"-

-Buf, eso es cruel Laura- dijo Jóse, Mauricio asintió con al cabeza y Ana dijo -Si que lo es, pero es lo que nos pasa por ser generosos con la damnificada.

Laura se rió - Algo bueno tenía que tener - dijo sonriendo a continuación - Además es música de verdad nada de cosas comerciales como Ricardo Arjona - dijo mirando a Ana mientras ya iban andando hacia el coche.

-Si claro, supongo que pasaran unos de Paganini que...- dijo Ana riendo antes de entrar al auto.

Llegaron al lugar, ya era avanzada la noche así que les costó lo suyo lograr a entrar, pero aun así lo lograron tras algo de espera. Y mientras estaban fuera esperando un joven aprecio reconocer a Laura y se acerco a preguntarle - disculpa ¿Tu no eres esa que salió en al tele? la de todo el rollo del Vaticano?

Laura estaba hablando animadamente en la cola del local cuando pudo escuchar al chico acercándose a ella... Y por una vez no buscaban a Nuria Roca, se referían a ella realmente. Laura se sintió algo descolocada y la paranoia creció en su interior... No sabía cuáles eran las opiniones del chico - ¿Por? - Como buena gallega decidió contestar a una pregunta con otra.

-Si, eres tu- dijo fijándose en los puntos en la ceja- a la que atacaron los pendejos esos, que way no pensé que pudieras salir a al calle así como así

Laura asintió - Bueno, ya ves, una intenta seguir con su vida a pesar de eso... No puedo ni quiero encerrarme tampoco - Estaba pasándoselo bien y no le apetecía recordar el tema de los incidentes en absoluto - Pero la noche es joven, lo mejor es pensar en otras cosas

-Claro uno puede cargarse las vida por esos pinche pendejos, pero nunca te había visto por aquí...

- Bueno... Esta chulo el local... aunque no es que sea habitual de ningún pub aquí en México - dijo sonriendo levemente - A ver si se puede entrar de una vez...Hoy hay bastante gente - afirmó cayendo en un tema mundano y que no daba mucho de si para poder volver con los demás.

-Si, a ver si nos dejan entrar pronto- dijo Mauricio tomando a Laura por la cintura como medida de prevención, el muchacho dijo algo más y luego volvió a a hablar con sus amigos, después de un tiempo por fin entraron. La decoración del local presentaba fotos de importantes grupos alternativos desconocidos para el gran público como los planetas u astrud y otros que ya contaban con mas fama internacional como Franz Ferdinand. De hecho estaba sonando una canción de este último en el local que fue seguida por un tema muy conocido de los breeders. Laura se sentía en su salsa y se acercó a la barra para pedir una copa. En aquel momento alguien se le acercó parecía reconocerla aunque no dijo nada intentando invitarla a una copa. La chica rechazó una y otra vez la invitación... odiaba que los desconocidos quisieran invitarle, nunca le había visto la mínima inteligencia a esa forma de ligar. Tras pagar al fin su copa así como una ronda a salud de los demás volvió a juntarse con el resto del grupo, con las manos cargadas y salteando al resto de la gente.

Solo estaba Mauricio y Ana, ninguno sabía donde se había metido Jóse, se había ido poco después que Laura y no lo habían vuelto a ver, quizás fuera al baño, pero ya se había tardado bastante.

Laura echó una visual por el local y pudo verlo sentado en unos asientos en una esquina del local - Ahí está... Vuelvo ahora, voy a darle su copa - dijo la chica que andaba con dos vasos en la mano. Laura se acercó a la zona en donde estaba Jóse y se sentó a su lado - ¿Qué haces aquí menso?- dijo con una leve sonrisa - ... sólo...-

-Nada- dijo -estaba...pensado - dijo algo ausente.

Laura pensó en lo que había pasado esperando que aquella reacción no se debiera a que estuviera con Mauricio aunque... - Toma - dijo tendiéndole la copa - Anda anímate - afirmó con una sonrisa dulce en los labios - No pierdas el tiempo comiéndote la olla y menos ahora. La vida es corta hay que disfrutarla... - dejó un breve lapso de tiempo - Te lo dice toda una "damnificada" - sonrió.

Esbozó un ligerísima sonrisa al ultimo comentario de Laura que se esfumo pronto y sin levantarse le dijo -Si, tienes razón, pero aun así...- callo un segundo - hoy hablamos con Mauricio, supongo que te habrá comentado algo, pero me gustaría hablar contigo también.

Laura no había querido delatar a Mauricio... pero tampoco quería mentirle a Jóse - No hay ningún problema Jóse... aquí estoy para escuchar -dijo sonriendo levemente nuevamente.

Suspiro -Llevo todo el día pensado lo que voy a decir y ahora no se que decir, seré idiota...- se reprendió mirando al suelo y luego levanto la mirada intentando mantenerla en Laura - creo que lo mejor que puedo hacer es disculparme contigo, como ya lo hice con Mauricio

Laura lo miró con una sonrisa dulce en los labios no le gustaba verlo así aunque a continuación negó – Jóse, es que no entiendo por qué has de disculparte... ¿qué has hecho tu? No me has faltado nunca al respeto, al contrario, yo fui la que te mentí. - negó

-Nunca te faltaría el respeto, pero te puse y te pongo aun en una posición incomoda, a tí y a Mauricio también

La chica tomó aire... Ninguno de los dos estaba hablando en claro - Jóse, en serio, no pasa nada - dijo mirándolo a los ojos - Te aprecio mucho y eres un chico estupendo y no lo digo en ese sentido idiota de que chico tan majo... Realmente vales la pena y te vuelvo a reiterar que por mi parte no ha pasado nada ni estoy en lo más mínimo molesta contigo.- En aquel momento pudo ver como Ana y Mauricio y estaban bailando cada uno por su lado... Ana no se había repuesto totalmente de lo que ella denominaba como "el espectáculo" de su salida conjunta anterior - Y anda... deberíamos ir junto a estos dos... Mira la pobre Ana - dijo con una leve sonrisa... Tanto Ana como Jóse se le hacían tal para cual y sabía muy bien que a la chica le llamaba la atención Jóse

-con lo guapa que está hoy - dejó caer como quien no quiere la cosa - Está todavía cortada con lo que pasó... Menuda la que monté...

La cara de Jóse le hizo ver a Laura que sin quererlo había dado en el clavo y había descubierto por donde venia el asunto -Eso....eso era lo otro que quería decirte, no tengo la misma confianza con Mauricio...no e por anda- se cubrió esperando que Laura se lo tomara a mal- pero ya sabes no hace tanto que le conozco "personalmente" y con todo eso de que es profesor se me hace raro aun- siguió excusándose

Laura asintió - Es normal... Te entiendo... Pero intenta verlo como una persona normal. Realmente lleva como profesor el mismo tiempo que nosotros en el conservatorio. Y los profesores son...somos gente normal - dijo riendo - Ahí me tienes yo doy clases en la Universidad aunque este semestre no ejerza... Al final sólo somos personas normales y tu y Mauricio compartís más de una cosa.

-Claro, lose se, pero aun así es....raro, pero no era eso lo que decía, ya sabes, no tengo la misma confianza con el que contigo, es diferente ¿entiendes lo que quiero decir?

- Sí entiendo tu eres mi amigo... No el suyo. Compartimos juntos las misma experiencias en el conservatorio... y el allá es un profesor. Entiendo perfectamente que lo puedas ver así. No es el mismo tipo de relación, en absoluto.

-Bueno, y es que, la verdad, yo tampoco fui completamente sincero en lo que conté- dijo nervioso - no le mentí- aclaró rápidamente- pero es que la verdad más compleja, lo que pasa es que yo veía que Ana estaba tan...."focalizada" en Mauricio que...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://astrorojo.editboard.com
Lucie de Bélancourt
Doctora en chancletología
Doctora en chancletología
avatar

Cantidad de envíos : 240
Edad : 38
Ubicación : Gallaecia
Ocupación : Diva...
Fecha de inscripción : 08/02/2007

MensajeTema: Re: El amanecer   Sáb Jun 16, 2007 1:16 am

Laura sonrió con sinceridad al escuchar aquellas palabras - Menso... No la ves ahí tan linda y tan... cortada - dijo sonriendo - Y tu aquí en tu esquina dándole vueltas a la cabeza... Carpe Diem Jóse, toma el día. En la vida hay que tomar ciertos riesgos para poder disfrutarla plenamente - dijo sonriendo y arqueando su ceja, cerrando los ojos a continuación negando y resoplando para no volver a jurar.

-Pero- se excuso - haberles hecho pasar ese mal rato a ti y a Mauricio, solo por no ver las cosas claras, me siento fatal.

Laura negó - No nos hiciste pasar ningún mal rato menso... Mal rato es que te intenten pegar o que te lancen un latazo y te insulten delante de tu sobrino de cinco años que se echa a llorar... y saber que por encima vas a tener a todas la personas que te aprecian totalmente preocupadas... Eso es un mal rato. Así que deja de comerte la cabeza menso y disfruta de la noche- sonrió - e...inténtalo - dijo mordiéndose el labio inferior.

Suspiró -esta bien, lo haré, pero solo quería hablar contigo y disculparme, Laura- dijo con sinceridad - gracias

-Naada guapo - sonrió incorporándose a continuación y dándole un beso en la mejilla al chico... El alcohol fomentaba esos momentos de sentimentalismo amistoso.

Jóse se puso de pie con una sonrisa y ambos volvieron a donde estaban los otros, al principio los cuatro juntos y después separándose por "parejas",así durante un rato hasta que por mayoría de votos decidieron que el lugar que Laura había elegido no era "soportable" y decidieron cambiar.

Laura le había comentado lo que podía suceder a Mauricio y sin dejar de disfrutar de la noche por su parte no dejaba de fijarse de vez en cuando de reojo en lo que podía estar sucediendo. En algún momento de la noche Ana le sugirió que le acompañara al baño... La chica no tenía del todo claro lo que quería hacer. Le daba miedo que un lío entre ella y Jóse pudiera estropear su amistad. Laura por su parte intentó ser positiva y empujó a la chica a que se lanzara "al vacío". Cuando llegó la hora de cambiar de local, la historiadora no llegaba a entender muy bien lo que podía haber de insoportable en aquel lugar. Aún así accedió sin poner más pegas. Decidieron ir a un local cercano en el que la música era agradable y animada aunque mucho más conocida para todos.

Entrar al segundo local llevó algo menos de tiempo, pero también tuvieron una pequeña espera y una vez dentro Laura pudo ver como todo parecía marchar sobre rieles. Notó de un momento a otro como Jóse por fin se decidía a tomar las riendas y Ana se lo permitía buscándolo a su vez. Después de besarse ambos desaparecieron de su vista, quedando solo ella con Mauricio.

Laura no pudo evitar sonreír al ver como todo se desarrollaba. Después de notar su "desaparición" se centró exclusivamente en Mauricio. Ambos bailaron durante un largo rato... Bailes entremezclados con algunos juegos de flirteos que acabaron por levantar nuevos ánimos.

Tras unos cuantos besos que iban y venían, Mauricio quería que Laura borrara completamente de su cabeza el recuerdo de lo que había tenido que sufrir esa semana, hasta que fue al baño dejando, por primera vez en la noche, a Laura sola

Laura se quedó sola, aprovechando para encenderse un cigarrillo y mientras seguir bailando... Siempre le había gustado bailar, de hecho se le daba bastante bien y suponía otra forma de entender la música. Al verla bailando sola un muchacho, algo mas joven que ella y con bastante buena presencia, se acercó para bailar con ella.

Laura echó mano de su mano izquierda para no ser demasiado desagradable rechazando la oferta y dejando claro que estaba esperando por alguien siendo su soledad transitoria.

Él no siguió insistiendo y se alejo buscando alguna otra que si estuviera sola, entonces llegó Mauricio abrazándola desde atrás por la cintura -ya volví

Al volver el chico volvió a empezar el juego anterior que entremezclaba el baile con los besos.. Laura cuando miraba a Mauricio a los ojos no dejaba de pensar en la suerte que había tenido. Sus ojos oscuros tenían un brillo particular, su corazón bombeaba sangre más rápido de lo normal y el aire entraba a espuertas por sus pulmones. Sentía pequeños escalos fríos que subían por su espalda. Pero aquello no era desagradable, bien el contrario... Todo aquello era sinónimo de su felicidad.

Mauricio seguía disfrutando con Laura y Ana y Jóse seguían sin dar señales de vida. Parecía que Mauricio estaba empeñado en hacer de esa noche lo mejor para Laura, más servicial incluso que otras veces -¿quieres algo para tomar?

- Tu - dijo con una sonrisa en los labios y besándolo a continuación - Déjalo ya he bebido bastante por hoy... No me apetece emborracharme – sonrió

Sonrió y le beso abrazándola por la cintura -Bien, si, si, que te necesito conciente para cerrar esta noche

- Yo no creo que Jóse y Ana nos recriminen nada si vuelven a aparecer y no nos ven despúes de dos horas... deben de estar entretenidos - sonrió - seguramente ya se habrán ido de hecho... ¿nos vamos a casa?- dijo sonriendo y besándolo de nuevo. El beso fue largo e intenso por ambas partes...llegar a casa sería un suplicio.

-Irse no se han ido- dijo Mauricio- pero si los vi muy a gusto

- No vamos a molestarlos tampoco... No nos van a necesitar- sonrío.- Bueno vamos entonces pero tengo que antes tengo que ir por el baño... - dijo sonriendo levemente y despidiéndose con un beso de su pareja, dirigiéndose hacia el lavabo

Laura pudo llegar sin problemas pero de pronto su necesidad se convirtió en una molestia y rápidamente en un punzante dolor, el estomago le rugía feroz, retorciéndose y le dolía mantener la vista en la s paredes blancas del lugar.La chica intentaba tomar aire ahogándose en el intento... el estómago le ardía...quiso volver sobre sus pasos haciendo grandes esfuerzos para volver a andar, agarrando la pared. Sentía como la vista se le nublaba, unos sudores fríos le recorrían el cuerpo. En su campo de visión fueron apareciendo puntos negros que iban invadiéndolo todo. Sintió una fuerte presión sobre su cabeza y de repente la oscuridad se tornó total.

_________________
LIBERTAD PARA EL PUEBLO ENANO! DEJEMOSLES VOLVER A SU HABITAT NATURAL: LOS BOSQUES!
ROMPAMOS CON SU ESCLAVITUD SON NUESTROS IGUALES! NO TIENEN PORQUE ESTAR GUARDANDO LOS JARDINES HUMANOS, MERECEN SER LIBRES!!!!!!
LIBERTAD!

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://astrorojo.editboard.com
Augusto Cartago
Ancillae
Ancillae
avatar

Cantidad de envíos : 87
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: El amanecer   Sáb Jun 16, 2007 1:34 am



Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lucie de Bélancourt
Doctora en chancletología
Doctora en chancletología
avatar

Cantidad de envíos : 240
Edad : 38
Ubicación : Gallaecia
Ocupación : Diva...
Fecha de inscripción : 08/02/2007

MensajeTema: Re: El amanecer   Sáb Jun 16, 2007 11:31 pm

La luz volvió a aparecer borrosa, al principio y fue tomando forma poco a poco , así llegaron también las sensaciones, todo el cuerpo le dolía, lo sentia entumecido y adormilado, el dolor se estaba volviendo especialmente intenso y aun no podía ver claramente donde estaba o que había pasado.
Sólo sentía dolor... No sabía donde estaba... aquellas sensaciones eran un especie de "déja vu", ya había vivido aquello y la chica se sentía como en una pesadilla aunque ni siquiera pudiera llegar a pensarlo claramente. Estaba entreabriendo los párpados costándole aquel simple movimiento un horror. Quiso decir algo...aunque fuera un leve gemido pero su garganta no le siguió.

Al entreabrir sus párpados Laura notó un cálido rayo acariciándole el rostro aunque aquella caricia no suavizaba en absoluto el entumecimiento de su cuerpo. Cuando al fin su vista se aclaró pudo ver frente a ella una pared blanca oliendo un ligero olor a lejía y amoniaco... Odiaba aquel olor le recordaba aquel hospital bilbaíno en el que había estado ingresada tras el accidente de tráfico.

No sabía muy bien donde estaba, qué hacía en aquel lugar tan terriblemente sobrio y que le recordaba aquel terrorífico episodio. Sin embargo, al escuchar el monitor que seguía los latidos de su corazón ya no tuvo dudas... Tragó un instante saliva por el desconcierto, el recuerdo y el propio dolor mientras sintió como una cálida mano se posaba sobre la suya. Con dolor y esfuerzo consiguió girarse viendo el rostro del propietario de aquella extremidad. Mauricio estaba observándola, tenía cierto brillo en la mirada y los ojos algo enrojecidos, sin embargo en aquel instante sonreía.

-Laura, despertaste, estas bien ¿me oyes? ¿Laura, me escuchas?- dijo él mirándola con ojos llorosos, pero sus lagrimas ahora se transforman en lagrimas de alegría en vez de dolor

Laura sentía la boca terriblemente empalagosa tenía sed. Le desconcertaba ver a Mauricio así y verse en un hospital... Recordaba irse al baño del pub y de repente unas imágenes borrosas le vinieron a la mente siendo el recuerdo del dolor muy real pues todavía lo notaba uniéndose este a una fuerte molestia en la espalda y cabeza. Con esfuerzo la chica empezó a articular palabras - Tengo sed...- dijo instintivamente - ¿Qué ... qué pasó? - articuló aquello débilmente, su voz sonaba como un simple suspiro.

-Toma- dijo Mauricio sirviéndole un vaso con agua fría y acercándosela para ayudarla a beber- bebe-

Laura tomó el primer trago y sintió como su garganta ardía al bajar el líquido elemento. Sin querer escupió parte del agua hacia fuera empezando a toser a continuación. Pero al menos se le había quitado parte de aquella sensación de empalague. Volvió a tumbarse y tomó aire... No sabía lo que pasaba, lo que le pasaba y aquello le ponía nerviosa. Con más facilidad aunque con voz débil dijo - ¿Qué me pasa? ¿Qué pasó? - afirmó con cierto nerviosismo.


-Tranquila, Laura ¿cómo te sientes?- dijo Mauricio que le acomodó la almohada para que pudiera estar mejor.


- Me duele todo - dijo con sinceridad e intentando tranquilizarse. Aunque las imágenes del baño volvieron a su cabeza. Y el dolor... los diferentes focos de dolores eran terribles. Se giró nuevamente hacia Mauricio - Me maree en el baño... ¿Qué me pasa? - dijo nuevamente con nerviosismo mirándolo a los ojos y con cierto brillo en la mirada provocado por el propio dolor y el desconocimiento.

No quería llorar frente a ella, no quería hablar de eso todavía -No pienses en eso, trata de recuperarte, todo v a salir bien- dijo y el beso los labios tomándole el rostro intentando contenerla y contenerse a si mismo, toda esa situación le había destrozado.


La chica al notar la evasiva se preocupó más. El monitor empezaba a reflejar como su ritmo cardiaco se había acelerado - Que pasa Mauricio??? Qué pasó??? Quiero ver un médico - dijo tomando aire - ¿Me pasa algo grave?- afirmó con clara preocupación mientras una lágrima estaba brotando - Quiero saber.-

Mauricio escuchó el ruido de la maquina y volteo a ver y luego a Laura, el tomo una mano entre las suyas -Por favor Laura tranquila, estuviste durmiendo todo el día, tienes que recuperarte todavía.

- Quiero ver a un médico! Por dios ¿qué pasa?- Miles de ideas estaban pasando por su mente a toda velocidad y todas eran trágicas - ¿Me voy a morir o qué? - dijo mirándolo a los ojos y tomando aire con cierta dificultad por el brote nervioso.

-Tranquila Laura por favor, todo va a estar bien, créeme, vas a salir adelante, entiendo que estés nerviosa pero por favor cálmate, te diré lo que me dijo el medico, pero por favor estate tranquila, Laura- hizo una pausa mirándola a los ojos- te amo

Laura asintió y al escuchar aquellas palabras, recordó lo feliz que volvía a ser en aquella discoteca poco antes de aquel mareo y como las cosas en una eterna fluctuación volvían a ser terribles - Yo también te amo - dijo levantando la mano con cierta dificultad y acariciándole el rostro...aunque se sentía terriblemente intranquila con lo que le sucedía y una lágrima sucedió a la que había brotado con anterioridad bajando por su mejía. La chica tomó aire intentando usar aquellas técnicas de respiración que le habían enseñado en el hospital vizcaíno para superar su ansiedad. Tras unos segundos habló nuevamente - ¿Qué te han dicho?- "Tienes que ser fuerte Laura, no puedes derrumbarte"

Mauricio tomo aire - Aun no tienen un diagnostico claro, pero parece que sufriste algún tipo de intoxicación o envenenamiento y tu hígado comenzó a fallar, tuviste una descompensación y por eso perdiste el conocimiento, no saben aun que va a pasar, pero quizás necesites un trasplante.

Laura sintió un escalo frío recorriéndola - ¿Qué????? - dijo mirándolo con los ojos desencajados - ¿Una intoxicación?¿Envenenamiento? ¿Quée? Transplante!!! - dijo en voz alta sus pensamientos sin procesarlos enarcando la ceja... irónicamente ya debía ser la única parte de su cuerpo que no le dolía. Se tocó y sintió como le habían quitado los puntos - Me han quitado los puntos - dijo sin saber por qué decía aquello. Podía necesitar de un transplante para sobrevivir y hablaba de los puntos. La chica se echó una mano a la cara sintiendo un profundo vértigo.

Mauricio hizo un amago por sostenerla por si sufría una recaída -Tranquila Laura, todo va a estar bien- dijo abrazándola - te amo, te amo

Laura sintió el abrazo de Mauricio y sus palabras abrazándose a él con fuerza. Todo aquello era terrible y no podía siquiera pensar echándose a llorar a continuación. Tragó saliva - No quiero morirme - dijo en un suspiro - No quiero morirme - repitió lacónicamente.

-No digas eso Laura, vas a ponerte bien, ya lo veras, ya lo veras, todo va a salir bien, estamos juntos en esto- decía sin soltar su abrazo, rompiendo él mismo en llanto.

La chica se mantuvo en aquel abrazo dejándose llorar. No quería ser fuerte en aquel instante, no quería siquiera intentarlo. Así se mantuvo hasta que su mente procesó la causa de su mal, entendiendo que había ingerido exactamente lo mismo que Mauricio - Me han querido envenenar - dijo con la mirada perdida separándose del chico y negando a la vez.

-Shhh no pienses en esas cosas, no importa- dijo mirándola a los ojos - fuera lo que fuera, vas a salir adelante, VAMOS a salir adelante

La chica volvió a negar pensando de repente en sus seres queridos - ¿Quien sabe que estoy aquí? - Se sentía flotar como si estuviera en una nebulosa... Todo era asombrosamente rápido y terrible...

-Ana y Jóse estaban allí cuando ocurrió- dijo acomodándose en su silla y acercándola más hacia Laura - Erick y Verónica vinieron a verte, pero aun estabas dormida y solo a mi me permitieron quedarme, no quise hablar a tu familia para que lo hicieras tu cuando estuvieras lista.

- Sí mejor es así... - tomó aire y tragó saliva intentando armarse de valor - Cuando sepa algo en firme llamaré a mi madre - las lágrimas volvieron a brotar - Maman... - negó tomándose la cabeza entre las manos. Sabía que le iba a hacer daño, que iba a sufrir por su culpa y aquello le producía casi tanto dolor como su propio tormento volvió a levantar la mirada y miró a Mauricio - ¿Vinieron Erick y Verónica? Se habían ido de D.F - negó tragando saliva

-No quise llamarlos, pero el mandé un mensaje a Erick, y 2 minutos después me llamo diciéndome que estaban volviéndose, le dije que no, pero no quiso escucharme

Laura no dejaba de llorar. Le producía un terrible dolor pensar en el sufrimiento o las preocupaciones que pudiera causar. Erick era un gran hombre, no se merecía aquello. La chica no sabía que decir quedándose callada un largo rato mirando al vacío e intentando asimilarlo todo. No quería creérselo pero el dolor le recordaba constantemente que aquello era terroríficamente real. Al cabo de un tiempo al fin habló - ¿Qué hora es...es sábado? ¿Cuándo voy a ver a un médico? - negó nuevamente.

-Si, es sábado y son las- miró su reloj - siete treinta de la tarde , hace una hora y media terminó el horario de vistas, el medico no viene hasta mañana pero podemos llamarlo si quieres, debo avisarle a una enfermera que despertarte

Laura asintió - Sí gracias - dijo volviendo a negar. Cuando la enfermera vino y tras hacerle algunas pruebas volvió a quedarse a solas con el chico. Pero no quería siquiera hablar con él. Le pidió que le fuera a comprar un libro para poder estar sola... y a ver si al día siguiente le podía traer su ordenador y algunos libros... su guitarra si le dejaban o el violín... Por sea caso si no iba a morir podía que llegara a tener un examen algún día... pensó sonriéndose con ironía. Cuando el chico bajó a comprarle el libro al fin se quedó sola funcionando su mente a toda velocidad.

Quería asimilar lo sucedido... Intentar creerse que todo lo que quería en la vida podía terminar porque simplemente podía morirse. Que nunca alcanzaría a ver cumplido sus sueños y que tal vez en unos pocos meses podría estar a dos metros bajo tierra, totalmente imóvil, sin conciencia, sin poder volver a pensar. Difuminándose su rastro porque no podría estar ahí para recordarse siquiera. Pero no quería creerse que aquello pudiera ser verdad... No podía serlo, era injusto! Una enorme injusticia. Solo tenía 27 años y un supuesto futuro prometedor ante ella... Tenía que saber... Tenía que descubrir lo que ponía aquella maldita clave! ¿Y sí le habían envenanado por ella? Valía la pena seguir luchando... "De morir...morir sabiendo" y si todo no era mas que un mal sueño del que no conseguía despertar? La chica a pesar de la vuelta de Mauricio seguía encerrada en un profundo mutismo, sola con su dolor real y psíquico.

Mauricio intentó hablarle algunas veces, pero las parcas respuestas de Laura solo servían para deprimirlo e incomodarlo más, esa no era la mujer que conocía, verla así le estaba destruyendo, estaba desesperado, sin saber que hacer, impotente sin poder brindarle su ayuda.

_________________
LIBERTAD PARA EL PUEBLO ENANO! DEJEMOSLES VOLVER A SU HABITAT NATURAL: LOS BOSQUES!
ROMPAMOS CON SU ESCLAVITUD SON NUESTROS IGUALES! NO TIENEN PORQUE ESTAR GUARDANDO LOS JARDINES HUMANOS, MERECEN SER LIBRES!!!!!!
LIBERTAD!

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://astrorojo.editboard.com
Lucie de Bélancourt
Doctora en chancletología
Doctora en chancletología
avatar

Cantidad de envíos : 240
Edad : 38
Ubicación : Gallaecia
Ocupación : Diva...
Fecha de inscripción : 08/02/2007

MensajeTema: Re: El amanecer   Sáb Jun 16, 2007 11:48 pm

No se movió de su lado, estuvo allí toda la noche, casi sin dormir cuidándola, hasta que a la mañana siguiente llegó el medico a ver como se encontraba y hablar con ella personalmente, decirlo lo que sabían. La examino rápidamente y pregunto -¿Como se siente?

- Un poco mejor que ayer al despertar - dijo suspirando - Me duele un poco todo pero no es un martirio tampoco - dijo tragando saliva. Lo que más le dolía era la profunda incertidumbre y sus propias cavilaciones - ¿Me puede decir algo más? Sobre el motivo de esto... - tomó aire - Sobre mi hígado - dijo con miedo aunque intentando mantenerse firme.

El hombre asumió su posición y se preparo para decir lo que tenia para decir, no era fácil -Hemos hecho algunos análisis y aun no hemos podido de detectar al causante de esta condición, lo que si pudimos comprobar es que contrario de lo que creímos en un principio no se encuentra en el Hígado, y la notable mejoría que presenta hoy lo confirma, y parece una beuna señal, pero hasta que no podamos identificar cual es el causante de este episodio no podremos estar seguros de como proceder.

- Ósea que no tenéis ni la más remota idea de nada pero como estoy mejor pues puede que las cosas vayan mejorando - dijo Laura con franqueza y cierto cinismo. No estaba de humor para guardarse nada.


-Esperamos que los resultados de los análisis arrojen algo de luz a esta situación- respondió el medico tranquilamente

- ¿Y eso cuando será?... Quiero decir - Laura estaba malacostumbrada a la sanidad europea - Llegué en la madrugada del viernes al sábado... estamos a domingo... ya han pasado unas 30 horas. Normalmente unos análisis no tardan tanto - dijo con naturalidad.

-Estamos realizando varios tipos de estudios, eso lleva tiempo, algunos varios días, tenemos que hacer cultivos y otras pruebas, esperamos para mañana por al tarde tener todos los resultados.

Laura asintió intentando mantener la calma - Así que lo único que me queda es comerme la cabeza hasta mañana - dijo con sinceridad - Pero... en principio ahora no habría que hacerme ningún transplante de higado no? - Y en su eternas elucubraciones Laura encadenó las preguntas como solía hacer cuando los nervios la atenazaban - Cabe la posibilidad de que sea un envenenamiento ¿no?... quiero decir... Mauricio está bien y comimos lo mismo a lo largo del día.

-Hoy le haremos una ecografía para revisar el Hígado y descartar ya definitivamente que el problema se encuentre allí, y no descartamos la intoxicación puesto que sus organismo pueden asimilar o rechazar distintas sustancias de formas diferentes

Laura asintió y miró hacia Mauricio con preocupación - Le hicieron pruebas a él ¿no?... ¿Está bien?- El médico asintió.

Laura resopló levemente de alivio esbozando una ligerísima sonrisa por primera vez en mucho tiempo - Pues solo queda esperar supongo... aunque...- ya se encontraba algo mejor pero lo estaba empezando a mal por la falta de nicotina - No habría manera de fumar algún cigarrillo en alguna parte o que me pusierais alguno de esos parches esos... porque lo estoy empezando a pasar francamente mal.

-De ninguna manera- dijo el medico sorprendido ante ese pedido - esta prohibido fumar en el hospital y no sabemos que efectos puede tener la nicotina en este estado, podría causar todo tipo de reacción adversa, necesitamos prevenir tanto como podamos hasta no estar seguros de cual es al causa de esto.


- Tampoco es que pida fumar pero algo que me ayude a sobrellevarlo... - dijo tomando aire - Chicles de nicotina...algo... Por encima que me abren la cabeza la semana pasada pero que esto es la menor de mis preocupaciones porque ayer podía que necesitara un trasplante... y Hoy resulta ya que no se sabe nada...Por encima que no sé que va a ser con mi vida, que no puedo avisar a mi familia hasta no saber nada porque están demasiado lejos... Por encima que no sé si los mismos cabrones que se empeñan en insultarme, querer pegarme, lanzarme objetos, son los culpables o no de que esté así... Por encima de eso tengo que dejar de fumar! Por dios! - Laura estaba sacando a fuera todo lo que tenía dentro... El monitor estaba acelerándose como sus propias pulsaciones... Una simple chispa había prendido la mecha de los sentimientos de Laura.

-Amor- dijo Mauricio tomándole la mano- cálmate yo sé que es difícil, pero confía en los médicos.

Laura asintió cerrando los ojos a continuación mientras una pequeña lágrima había vuelto a caer aunque la chica se la secara a continuación. Miró al médico y suspiró brevemente, se había dejado llevar por el agobio y aquel hombre no tenía la culpa de nada - Lo siento - negó - Lo siento - volvió a reiterar.

-No tiene que disculparse, esta en aun situación de mucho estrés y es de entender que quiera respuestas claras, y créame que estamos dando lo mejor para poder hacerlo.

Laura asintió - Gracias - dijo queriendo concluir aquella entrevista...

Si aquel médico no le iba a decir nada más tampoco tenía mucho sentido que siguiera ahí. Al poco tiempo la llevaron a realizar la ecografía que afortunadamente para ella salió bien compartiéndolo con su novio. Al cabo de un rato la chica se giró hacia Mauricio volviendo a hablar - Esto no es sanidad pública ¿no? - Después de pensar un rato no creía que un hospital público mexicano fuera como el lugar en el que estaba... en una habitación individual

-No, te traje al mejor hospital de México, no quería ponerte en manos de cualquiera.-

Laura lo miró - ¿Estás pagando tu??- negó -¿En dónde estamos? Porque yo tengo una mutua privada... Mi madre y sus precauciones...- dijo entre ironía y tristeza - A ver que me acuerde... Podía ir a... – dijo haciendo memoria – al hospital español, Angeles Pedregal y a San Jóse de Monterrey

-¿que importancia tiene?- respondió cuando Laura preguntó por quien pagaba el servicio, y luego cuando oyó los nombres de los hospitales respondió sorprendido -ah... no lo sabia, nunca me lo habías dicho, pues...estamos en Ángeles Pedregal.

Laura volvió a fijar su mirada en él acariciándole el rostro a continuación - Si puedes traer los papeles cuando me vayas a recoger más cosas - La chica describió su ubicación perfectamente localizada en su piso - Muchas gracias, por todo, de verdad - volvió a quedarse callada un instante manteniendo la vista al frente para luego volver a centrarla en Mauricio - Je t'aime - tomó aire - Te amo Mauricio y ...- tragó saliva - creo que estoy siendo bastante injusta contigo estos días, encerrándome como lo estoy haciendo... pero me cuesta actuar de otra manera.-

-Yo también te amo, Laura- dijo acercándose y acariciándole el rostro- y no te disculpes, tu solo... sé fuerte, por favor

Laura asintió mientras un escalo frío recorría su cuerpo al escuchar lo que decía Mauricio... Le daba vértigo que le hablaran de fortaleza..."así le hablan a ..." cerró los ojos un instante para volver a mantenerlos en él - Te quería decir algo... - tomó aire - Sabes de lo que me cuesta querer plantear un futuro... por todo lo que me pasó antes... las desilusiones y demás.- volvió a tomar aire - Sin embargo llevo ya un tiempo en que se me hace difícil plantearme un futuro en el que no estés...y...- volvió a tragar saliva, le costaba expresar aquello - me duele pensar en que puede que nada de esto exista - dijo mientras una lágrima volvía a surgir - me duele mucho porque me gustaría poder seguir conociéndote y compartiendo mientras todo siguiera igual, mi vida contigo

Mauricio negó con al cabeza intentado no llorar -No digas esas cosas, esto es pasajero, vamos a tener todo el tiempo del mundo para plantearnos lo que queramos, no digas esas cosas.

- Yo también lo deseo... - negó - No sabes cuan injusto me está pareciendo todo esto... No quiero volverme loca...pero es...es. - se pasó la mano por la frente - Tengo miedo - dijo mirándolo a los ojos

-No- dijo el tomándole el rostro y mirándola a los ojos- esto va a pasar, como todo-

- Sí, todo pasa...siempre me gustó esa frase, todo es transitorio...- dijo algo pensativa e intentando sonreír a continuación - Sabes que siempre quise tener algún día hijos - sonrió - Estoy segura que serías un gran padre - dijo con sinceridad deshaciéndose del pudor provocado por el tiempo.
-Y tu vas a ser una gran madre- afirmó

- ¿Tu crees?- dijo intentando animarse - Pobres niños... Con una maniática rodeándolos...pequeñas víctimas inocentes - se rió con un deje de amargura

-Estoy seguro de que si pudieran elegir volverían a elegirte como madre a pesar de todo- dijo con una ligera sonrisa.

- A pesar de todo - se rió ligeramente - Al menos no soy tan fatalista como mi madre - Al escuchar sus propias palabras sonrió nuevamente con la misma amargura - O sí... no sé... - En ese momento tomó aire quería decirle algo que llevaba dentro desde hacía unas cuantas horas - Y si hablamos de fatalismo - tragó saliva - Yo soy la que mas deseo que todo esto no sea más que un mal recuerdo en unos días, meses, o lo que fuese... No obstante y aunque no quiero pensarlo tampoco - se tocó nerviosamente la frente - cabe la posibilidad- tomó aire nuevamente- que todo acabe... - hizo un gesto de la mano para seguir hablando e impedir que Mauricio la cortara - Te pido por favor, dos cosas... Me gustaría que conocieras a mi madre... sé que suena incoherente - sonrió - pero me gustaría que os conocierais y... que le dijeras toda la verdad sobre nosotros - sonrió - Sé que es una putada pero si no estoy yo alguien tendrá que hacerlo - casi se rió aunque amargamente - y luego que fueras lo más feliz posible... ya está... sólo quería decírtelo...y quédate tu con la vieja veterana - sonrió nuevamente intentando quitarle peso a lo que había dicho tanto para él como para ella misma.

-No vuelvas a decir esas cosas, Laura- le molestaba y le dolía el solo pensar algo así- vamos a ir juntos a hablar con tu madre y voy a ser muy feliz estando a tu lado

- Tenía que decírtelo...Pero yo también quiero que seamos felices... No sabes cuanto lo deseo... Tenemos muchas cosas que hacer juntos... y también me queda demasiadas cosas por aprender como para irme así de sopetón... Nunca me gustaron las cosas inconclusas.-



_________________
LIBERTAD PARA EL PUEBLO ENANO! DEJEMOSLES VOLVER A SU HABITAT NATURAL: LOS BOSQUES!
ROMPAMOS CON SU ESCLAVITUD SON NUESTROS IGUALES! NO TIENEN PORQUE ESTAR GUARDANDO LOS JARDINES HUMANOS, MERECEN SER LIBRES!!!!!!
LIBERTAD!

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://astrorojo.editboard.com
Lucie de Bélancourt
Doctora en chancletología
Doctora en chancletología
avatar

Cantidad de envíos : 240
Edad : 38
Ubicación : Gallaecia
Ocupación : Diva...
Fecha de inscripción : 08/02/2007

MensajeTema: Re: El amanecer   Dom Jun 17, 2007 12:00 am

-VAMOS a ser felices, Laura, lo sé- dijo Mauricio con seguridad- te amo- dijo y puso sus labios contra los suyos- ahora descansa, yo iré a buscar tus cosas a la casa ¿de acuerdo?

La chica asintió – Muchas gracias por todo... Eres lo mejor que me ha pasado en mucho tiempo – sonrió con dulzura acariciándole el rostro. Mauricio se despidió y Laura se quedó sola. La chica ante el renovado silencio decidió encender el televisor para que la caja boba le hiciera compañía. Sin embargo al encenderlo ahí pudo ver a un público apasionado que parecía discutir un tema acaloradamente.

Y de repente para su sorpresa empezó a entender cual era el tema del programa viendo como sobreimpresionaban las imágenes de video aficionado del "latazo" del que había sido victima, como ya le había denominado la prensa. En aquel momento sintió como su estómago frágil se revolvía mientras las voces de los espectadores resonaban diciendo estupideces para cada cual peor... Había en aquel plató desde partidarios de la Iglesia a aficionados de lo “para anormal”. Laura apagó de forma impulsiva el televisor mientras se tomaba la cabeza con las manos... Todo aquello era increíble y tal vez estuviera postrada en aquella cama por culpa de aquella misma gentuza que le había abierto la cabeza... Se le hacía difícil pensar en otra posibilidad aunque ella misma sabía que caía en una paranoia aguda fruto de la autocompasión. La chica intentó calmarse...el silencio era pesado... Y en medio de aquel terrible silencio su cerebro volvió a perderse en sus pensamientos aunque Laura decidió exteriorizarlos. La historiadora echaba de menos su guitarra aunque podía componer de cabeza... ya haría los arreglos a posteriori. Tomó una pluma y una hoja en blanco y empezó a escribir.


La naturaleza se burla de una pobre existencia,
Ególatra visión de la creación,
Candor de la fatua juventud que se cree eterna,
El sonido del cancerbero rompe mi presunción.

Incertidumbre ante el vacío infinito,
Mis sueños inmersos en la amarga transitoriedad,
La hebra se deshilacha temiendo que mi entrometimiento
por una irreverente injusticia quiebre su integridad.

Aquí la penumbra, Aquí el horror,
Aquí el perderme, Aquí mi terror,
Mi sangre, mi alma,
Mi corazón, mi añoranza.

Mi indisoluble pasión,
Mis notas, mi voz,
Las claves, los escritos,
La Historia en un rincón.

Mi cuerpo perdido,
Mi cuerpo podrido,
Mi alma en el exilio
El olvido del yo

Quiero tocar, reír, gritar, cantar,
Quiero gemir, perderme, encontrarme, llorar,
Quiero seguir amándote, desvelarte, sentir
Tomar el día, pensar, recordar, aprender; quiero vivir.

El destino y su eterna burla,
Pandora ha abierto su arca de desventura.
No codicio ser un acre recuerdo,
Una fotografía fijada en el túnel del tiempo.

Del santo he renegado,
Tres veces ha dudado,
Guardián del paraíso,
Fundador de tu reino pétreo,

Al infierno mis dudas y el destino,
Quiero la explicación,
Al desgraciado sino,
Que marca la incoherencia de mi presunción.

Soy Tántalo hambriento
Soy Sísifo empujando,
Soy Prometeo devorado.
Soy Atlas aplastado,

Soy yo, clamando,
Soy yo gimiendo,
Soy yo gritando
Soy yo aullando,

A la triada cruenta,
A una divinidad etérea,
A una fortuna desalmada.

A un dios desprovisto de compasión,
A un creador inexistente,
A la improbable predestinación,
Al vacío... Blasfemia inerte

_________________
LIBERTAD PARA EL PUEBLO ENANO! DEJEMOSLES VOLVER A SU HABITAT NATURAL: LOS BOSQUES!
ROMPAMOS CON SU ESCLAVITUD SON NUESTROS IGUALES! NO TIENEN PORQUE ESTAR GUARDANDO LOS JARDINES HUMANOS, MERECEN SER LIBRES!!!!!!
LIBERTAD!

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://astrorojo.editboard.com
Augusto Cartago
Ancillae
Ancillae
avatar

Cantidad de envíos : 87
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: El amanecer   Dom Jun 17, 2007 12:23 am


Antía no se había tomado mucho tiempo para avisar a Héctor de su salida, ni siquiera lo había consultado con él, simplemente unos momentos de antes le dijo que saldría y que no tardaría mucho, una hora a lo sumo, y así fue. Solo habían pasado una hora y unos pocos minutos cuando ella volvió a la casa, se le veía muy contenta y sonriente.

Al verla llegar Héctor dejo su cerveza y se incorporó del sofá -Bueno, bueno ¿de dónde vienes? saliste tan rápido que no me dio tiempo a preguntarte a donde ibas-

-De por ahí, fui a dar una vuelta, la ciudad esta muy pintoresca con esto de la fiesta- respondió ella mientras dejaba sus cosas en un mueble cercano.
Héctor se acercó a ella -Ay Antía, tu y yo nos conocemos muy bien y se cuando me mientes, no sabes que cuando intentas engañar mueves la nariz- le dijo sonriendo ante la cachada que le hizo.

Ella hizo un mohín de decepción por haber sido descubierta -De acuerdo, de acuerdo, es que no quería preocuparte, salí por trabajo, por la investigación del incendio-

Héctor mudo el rostro, no le gustaba que Antía fuese por ahí investigando un extraño incendio en su estado -Joder Antía, te hubiese acompañado, no ves que puede ser peligroso, es una irresponsabilidad por tu parte, deberías pensar más...- Héctor calló -Bueno da igual. Dime que descubriste-

Su rostro alegre desapareció ante las palabras de Héctor que la menospreciaba -¿Qué? ¿Te piensas que no puedo cuidarme sola? ¿Que no soy capaz de pensar? No me infravalores y no me vengas con que hay que pensar cuando tu vas por ahí metiéndote en contra a policías de interpol- dijo molesta.

-No cariño yo nunca te he infravalorado, lo que digo es que llevas a nuestro futuro hijo ahí dentro esperando a salir y tu te vas por ahí a la aventura, es que no ves el peligro que pudiste correr-
Héctor no quería llegar a este punto con Antía, había malinterpretado sus palabras -Tu eres una gran periodista, lo único que digo es que te pude haber acompañado-

-No, tenia que ir sola, tengo mis contactos yo también y no puedo ir "con cualquiera"-

-Tus contactos-
dijo con cierto tono de desprecio -Además no te creo nada, vas muy guapa para haber ido a un barrio de mierda para hacer ese reportaje ¿no crees?, mira Antía, si me estás poniendo los cuernos dímelo por favor y hablemos para ver si se puede solucionar el tema... pero coño joder como me haces esto ahora que vamos a tener un bebe... es que ... pero que coño te pasa por la cabeza-

A Héctor se le estaban pasando mil cosas por la cabeza pero no era capaz de pensar con claridad -Buff me mareo necesito sentarme-

Cuando Héctor dijo aquello de los cuernos el rostro de Antía volvió a torcerse con molestia y le dio con su mano abierta un golpe en al cara -¿Como me dices eso?¿que te piensas que soy? ¿una puta? No eres el unico qeu sabe trabajar aquí Héctor, llegue hasta donde estoy sin tu ayuda ni la de nadie, a diferencia tuya - Antía estaba tan molesta que no pensaba en lo hiriente que podían ser sus palabras - tendría que haberme quedado sola, salvarme de ese capullo para terminar con otro...- bufo con rabia

-Que te den por el culo- Héctor salió de casa cogió su moto y se fue a toda velocidad sin rumbo fijo. Al cabo de un cuarto de hora cogió el móvil y llamó al detective que le había ayudado con el montaje del alcalde.

Sin problemas pudo comunicarse el periodista con el investigador con quien ya había tenido buenas experiencias.

-Hola Miguel, necesito contratar tus servicios, quiero que vigiles a mi novia y me digas lo que hace en todo momento por favor-

-¿Vigilancia de tiempo completo? ¿te engaña?-

-No lo se por eso quiero saber con quien anda cuando no está conmigo, también quiero que investigues, a los sujetos que más sospechas te generen-
le dijo de manera imperiosa.
-De acuerdo, serán 30 dólares diarios más gastos-

-No hay problema de dinero. Ah por cierto me gustaría también que siguieseis a Nehuel Millanco o algo así un policía de la interpol muy peligroso, es Argentino, síguelo un par de días, quiero saber donde vive y que suele hacer en su vida diaria, pero mucho ojo con ese tío no se anda con chiquitas-

-¿Agente de interpol? eso seguramente requerirá más esfuerzo, el precio es otro-

-No hay problema de dinero, usted y yo nunca hemos tenido esta conversación telefónica, ¿de acuerdo?-

-Por supuesto, en una semana tendrá el informe completo de ambos-
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lucie de Bélancourt
Doctora en chancletología
Doctora en chancletología
avatar

Cantidad de envíos : 240
Edad : 38
Ubicación : Gallaecia
Ocupación : Diva...
Fecha de inscripción : 08/02/2007

MensajeTema: Re: El amanecer   Dom Jun 17, 2007 3:40 am

La puerta sonó tres veces ante un golpe, alguien llamaba. Tras la respuesta de Laura, la puerta se abrió y Erick entró intentado parecer tranquilo, pero la tensión se le veía en los hombros, peor que nunca. La chica dejó la hoja que a estas alturas estaba releyendo por enésima vez en su aburrimiento cuando escuchó la llamada. Al escuchar la voz de Erick Laura se animó un poco aunque el rostro del catedrático era un reflejo de preocupación. La historiadora tomó aire... No le gustaba ver a nadie así y menos a Erick... Con cierto esfuerzo consiguió mantener la sonrisa que había surgido al verlo. - Hola Erick, me alegra verte - dijo con sinceridad

-Hola. Laura- dijo intentando esbozar una sonrisa -Lamento no haberte visto ayer, pero los horarios de visita no me lo permitieron ¿cómo te encuentras?- llevaba unas carpetas y papeles bajo el brazo

Laura negó - No sé de que te disculpas... La que lo siento soy yo... la pupas - dijo entornando los ojos - que os ha jorobado el fin de semana con Verónica... Me fastidia que haya sido así - tomó aire iba a proseguir

-Pero mira lo que estas diciendo- interrumpió casi que indignado -cómo se te ocurre disculparte por algo semejante, ni Verónica ni yo dudamos un segundo en volver cuando Mauricio nos contó, no sé que les pasa a ustedes dos por la cabeza, él también insistía en que nos quedemos

- Ya sabes ... somos así de... subnormales - dijo bajando los hombros últimamente decía todo lo que le pasaba por la cabeza sin que el sesgo de lo políticamente correcto lo tratara - Es sólo que poco es que lo que vais a poder hacer aquí aparte de amargarse- negó - Pero siéntate si quieres

La reacción y las palabras de Laura eran chocantes para el catedrático -¿Qué qué? ¿Que poco voy a hacer aquí? ¿Es una broma Laura? ¿Estas loca? Como crees que voy a estar por ahí disfrutando y relajándome sabiendo que tu estas aquí internada por quien sabe que cosa y sufriendo.

Laura bajó un instante la cabeza y tomó aire volviendo a continuación a centrar su vista en el catedrático - Siéntate por favor - dijo mirándolo a los ojos - No me hagas mucho caso hoy, estoy un tanto irascible con todo esto y se lo hago pagar a quien no debo - dijo con una mueca de circunstancias - Ni siquiera puedo fumar, ni siquiera me dan un triste parche de nicotina o un chicle - dijo aquello como si fuera la más importante de sus preocupaciones - No puedo comer nada, no puedo beber nada... sólo este asqueroso suero en el brazo... y por encima enciendo la téle y echan un estúpido programa en el que se creen con todo el derecho del mundo de insultarme... y los que reprueban lo del "latazo" - dijo con ironía utilizando el tono de la prensa - son idiotas que creen en los ovnis, fantasmas o vampiros - negó - y echaban una y otra vez la imagen de marras... - tomó aire - Lo consiguieron me revolvieron el estómago...hecho que no tiene mucho mérito - entornó los ojos y se quedó callada a continuación. Había echado una mínima parte del nerviosismo acumulado hacia fuera... y como no tenía que escucharla alguien que no tenía la culpa de nada... bien al contrario. La chica volvió a tomar aire por enésima vez intentando calmarse.

Erick apoyó sus cosas sobre la mesa de noche de Laura y se sentó en la silla que Mauricio había dejado vacía, junto a su cama -Laura, no pienses en esas cosas, solo conseguirás hacerte más daño- había algo en la voz de Erick que Laura había oído aquella noche en el hotel, cuando se disculpo con ella, pero esta vez parecía mucho peor - no dejes que esto te supere


Laura lo miró y sonrió con cierta ironía aunque trataba de contenerse... Erick no tenía culpa de nada - Lo intento... - tomó aire y clavó sus ojos negros en los suyos - Todavía no tienen ni idea de lo que me pasa... desconocen totalmente el origen pero en medio de todo esto hay una especie de buena y mala noticia... Tengo el hígado bien por lo que no voy a necesitar ningún transplante... y lo malo es que como ya te dije no se sabe lo que puedo tener por lo que no hay ningún protocolo de actuación puesto en marcha.

-Hablé con tu médico- confesó él - y tienes el mismo tipo de sangre que yo, si necesitaras un donante...

Laura se rió - Eres un suertudo donante universal.... Muchas gracias - dijo con sinceridad - Muchas gracias - reiteró. La chica intentó cambiar de tema a algo mucho más sencillo - ¿Y qué tal va Flor? ¿Cómo le va con esa guitarra? La semana pasada había practicado un montón-

-Sigue en casa de sus abuelos, aun no sabe nada- dijo mirándola a los ojos y guardando silencio unos instantes -no tienes que agradecerme nada, Laura, yo...

Laura estaba observando a Erick... Se le veía muy mal y por encima se le notaba una importante carga de culpabilidad - Erick - la chica le sonrió con cierta dulzura y amargura a la vez - No quiero verte así... No quiero por favor - tomó aire resoplando levemente - Todo va a salir bien - dijo Laura intentando animarlo y dándose fuerzas a la vez - Yo voy a poner todo lo que tengo por mi parte para salir adelante y ya sabes que soy muy cabezota. No me gusta un trabajo que queda a medias y qué decir con mi propia vida. Pero por favor no me mires así-

Se pasó la mano por los ojos secándose las lagrimas que estaban a punto de salir -Laura, si te pasara algo, perdóname, yo no sabia, si hubiera sabido.


Laura no pudo evitar que una lágrima volviera a aparecer - Por favor Erick, no... - tomó aire intentando tranquilizarse... porque lo más terrible de aquello es que sí le podía pasar algo y la simple idea le influía un terrible respeto y profundo temor - Para empezar no saben porque estoy así... puede ser cualquier cosa que haya comido o bebido - dijo aquello sin creer en sus propias palabras - Y luego, TU no tienes la culpa - dijo volviendo a tomar aire - No la tienes... - bajó los hombros en un suspiro - No sabes cuanto te aprecio Erick... He tenido mucha suerte de conocerte... No hay mucha gente como tu en el mundo y menos en nuestro mundo...- lo miró a los ojos secándose las lágrimas con delicadeza - Eres algo más que mi director de tesis...- sonrió- mucho más... Mira Casanueva que no sabía siquiera que lo había dejado con Marcos teniéndome delante de sus narizotas durante más de un año... - sonrió con ironía - Estuve hecha polvo... y no fue capaz siquiera de notarlo... En cambio tu no eres así... Siempre te has preocupado por mí, desde el día en que nos conocimos, llevándome a casa...- dejó un breve silencio - Tu eres mucho más que el catedrático que dirige mi tesis, eres una gran persona y un amigo... No tengo nada de que disculparte al contrario.

Erick no pudo contener el impulso y la abrazo sin decir nada, simplemente la abrazo, Laura era como su otra hija y verla así, en parte por su culpa, le estaba matando.

Laura tomó el abrazo del catedrático intentando contenerlo aunque verlo así le estaba doliendo... No era la simple y humana autocompasión por su propio estado precario sino que no soportaba ver a la gente sufrir a su alrededor por verla así. No pudo evitar llorar a la vez que el catedrático que seguía comportándose como lo más parecido a un padre que había podido disfrutar como adulta... Una entelequia tan real que no dejaba de pensar en los altibajos de su fortuna.

Laura y Erick se mantuvieron el abrazo, como padre e hija, durante, quien sabe cuanto tiempo y fue Erick el primero en alejarse dejando a Laura recostada cuidadosa y cómodamente. Se limpio las lagrimas y guardó silencio hasta que por fin dijo - traje unos apuntes para que los leas, unos esbozos que hice anoche.

- ¿De qué son? - dijo la historiadora con curiosidad, aunque al escuchar que Erick lo había realizado por la noche tomó conciencia de que probablemente le hubiera costado dormir.
-Estuve haciendo unos cálculos y revisando todo lo que teníamos, haciendo algunas proyecciones, ya sabes, cosas...

-
Bien - dijo Laura mirándolo aunque su rostro cambió radicalmente - Erick... no sé que quiero hacer después de esto... Si al final resultara ser un envenenamiento - tomó aire-

-Te entiendo Laura, si es así, yo mismo tengo que pedirte que lo dejes, no vale la pena.

- El problema es que... bueno... ando algo perdida y tengo un batiburrillo mental bastante extenso - sonrió y negó a continuación volviendo al rostro serio anterior- Si todo saliera bien... estando en el punto que estamos tampoco me perdonaría dejarlo así... y siempre viviría con la duda. Había pensado que por lo menos podemos terminar con esto por nuestra cuenta... sin que nada se haga público -dijo resoplando- y... si las cosas se calman MUCHO - insistió en esa ultima palabra - en el futuro, si lo consiguiéramos tal vez lo pudiéramos publicar... sólo en ese caso.

-No lo sé Laura, yo quiero seguir adelante, parte de mi vida esta en esto, pero no puedo permitir que la tuya lo este- dijo y tomo aire- ya el solo hecho de que te quisieran golpear me hizo plantearme el "permitirte" seguir adelante - cerró los ojos - el golpe que recibiste en España casi se convierte en el punto final de la investigación y ahora si esto esta relacionado.... no vale la pena Laura eres mucho más que unos papeles y unos datos olvidados en el tiempo

_________________
LIBERTAD PARA EL PUEBLO ENANO! DEJEMOSLES VOLVER A SU HABITAT NATURAL: LOS BOSQUES!
ROMPAMOS CON SU ESCLAVITUD SON NUESTROS IGUALES! NO TIENEN PORQUE ESTAR GUARDANDO LOS JARDINES HUMANOS, MERECEN SER LIBRES!!!!!!
LIBERTAD!



Última edición por el Dom Jun 17, 2007 3:50 am, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://astrorojo.editboard.com
Lucie de Bélancourt
Doctora en chancletología
Doctora en chancletología
avatar

Cantidad de envíos : 240
Edad : 38
Ubicación : Gallaecia
Ocupación : Diva...
Fecha de inscripción : 08/02/2007

MensajeTema: Re: El amanecer   Dom Jun 17, 2007 3:48 am

Laura negó - Pero esos datos, esos papeles olvidados en el tiempo son parte de mi vida Erick... ¿Crees que no me he planteado dejar la investigación en algún punto anterior?... ya desde el ataque del conservatorio... Lo pensé. ¿Vale la pena todo eso por las conjeturas de un viejo loco que vivió hace 300 años? No obstante esas conjeturas siempre me hicieron soñar en cierta medida. Sabes que suelo adoptar posturas muy escéptica sin embargo siempre hubo un rincón para la ensoñación... aunque sea una locura me gusta dejar ese hueco a la imaginación. - sonrió y negó a continuación sonrojándose ligeramente, siempre se había presentado como una persona científica y escéptica en todos los aspectos - Eres la primera persona a quien le digo eso... - tomó aire para proseguir - Y probablemente sean las palabras de un hombre que creía en lo que decía... que sea filosóficamente o realmente - Laura estaba negando uno de los principios sobre los que había discutido en múltiples ocasiones... siempre había negado que los propios alquimistas creyeran en la panacea universal, sino que esta era un mero concepto filosófico - y el simple y mero hecho de que podamos ver esas palabras - un brillo había vuelto a aparecer en su mirada - es poder entender la mentalidad, la forma de pensar de una persona que vivió hace 500 años... y no cualquier persona - dijo esbozando una sonrisa - sino el propio y cuasi mítico Leonardo Fioraventi... No es un simple papel, es un modus vivendi... es parte de mi vida y no la quiero negar.- dijo mirando en todo momento al catedrático a los ojos.

-¿Y crees que para mi no es igual? Pero nada ene este mundo vale él que te lastimen, Laura- Erick se puso de pie nervioso- si no me decidía a que esto tuviera un alto fue precisamente por eso, porque se lo que esto puede significar para ti, ya que es lo que significa para mi.

Laura asintió - Una cosa es que sigamos investigando y otra cosa...siempre y cuando salga adelante - Laura no quería olvidar de citar esa posibilidad ... No quería creer en ello pero por superstición - es que lo publiquemos... Siempre podemos hacer algún tipo de rueda de prensa diciendo que lo dejamos. Seguiríamos para y por nosotros. Al diablo con el reconocimiento académico, total viendo la clase de personas que hay ahí no es ni mucho menos lo más importante. Siempre habría tiempo para publicarlo mucho más adelante... aunque sea post-mortem...y espero que sea un punto lejano en el tiempo... Más que nada para que otros pudieran disfrutar de ello y no me refiero precisamente a alguien como Anjou.

-No sé, Laura, no lo sé - dijo Erick frenando su camino por la habitación para mirar a un punto en la nada y dejar escapar el aire.

Laura lo miró con cierta incredulidad - ¿Pero cuál es el riesgo Erick? Lo dejamos ante el mundo... y seguimos por nuestra cuenta - lo miró a los ojos - ¿A qué tienes miedo? No creo que alguien como tu tema al que dirán ¿No? Nadie en su sano juicio podría decir nada... No es de cobardes es preservar nuestras vidas. Tu tienes una hija de casi 10 años... y no te dejaría seguir en esto sólo. Nadie merece crecer sin su padre - dijo elocuentemente.

-No te falta razón, pero es peor aun para un padre enterrar a su hijo, eso es algo que jamás debería ocurrir- respondió -y me importa que si hay alguien lo suficientemente desequilibrado para lastimar a otro por una mera investigación, entonces no se hasta donde puede llegar y no quiero saberlo cuando ya sea demasiado tarde.

- Pero si lo dejamos frente al público... Si nos siguen atacando lo harían siguiéramos investigando o no - dijo extendiendo las manos.

-No sé Laura, y no quiero pensar en ello ahora- dijo mirándola y acercándose- tu tampoco deberías, ahora piensa en recuperarte y nada mas.

- Ya me he cansado de pensar en eso... No pienso en otra cosa últimamente... Así que déjame al menos ilusionarme con algo cuando no sé siquiera lo que será de mi vida, no quiero que me digas que sí como a los tontos, pero al menos tampoco me impidas creer.

-No te dije ni que si ni que no, te digo que no pienses en eso ahora, espera a recuperarte y luego veremos lo que haremos, ahora piensa en ponerte bien Laura, hay mucha gente que está haciendo fuerza para que sea así.

- Claro que quiero ponerme bien... Pero no puedo hacer nada, no controlo lo que pasa ahí dentro... Lo único que puedo intentar hacer es controlar lo que hay aquí dentro - dijo primero señalando a su cuerpo y luego a su cabeza, sonrió levemente - Y si me disculpas un momento, tengo que ir al baño - dijo incorporándose con dificultad. - Es una suerte ya no tengo esa asquerosa sonda -se mantenía sentada para no ir demasiado rápido y evitar mareos.

Erick se movió rápidamente y la ayudo a levantarse y caminar hasta la puerta

La chica fue avanzando hacia el baño con cierta dificultad, lo que le ponía nerviosa. Aquello le daba una verdadera medida de su estado. Verse avanzando a modo "anciana" teniendo que "carretar" el tubo del suero.


Erick negó al ver el pijama de la pantera rosa “fashion victim” cuando se levanto. Esa mujer no tenia remedio y si no fuera por el ataque de culpa que le había dado en NY de seguro y usaría unas sandalias para salir de la cama del tal Manolo. Mientras ella estaba en el baño, Erick tomo sus apuntes y cuando ella salió la ayudó a volver a acostarse -Tengo que irme ya Laura, el horario de visita terminó pero volveré a la tarde y seguramente venga también Verónica, a no ser que prefieras quedarte sola con Mauricio.

- No, al contrario- sonrió mientras se volvía a tumbar - pero espera sólo un par de minutos - dijo tomando aire para decir aquello - Quiero aprovechar que estemos solos para pedirte algo. -

-Dime- dijo Erick sentándose- tenemos tiempo hasta que la enfermera venga a sacarme- le sonrió

- Bueno...- tomó aire - Te pido para empezar que me escuches hasta el final sin interrumpirme - afirmó mirándolo a los ojos esperando su asentimiento

-De acuerdo- dijo cerrando la boca

- Bien... ahora dijiste que sí - Inspiró una profunda bocanada de aire para armarse de valor - A ver... como te decía hasta ahora haré lo que haga falta para salir adelante. La primera interesada soy yo pero tampoco quiero imaginarme siquiera a otras personas si esto terminara mal...- tragó saliva - pero es una posibilidad - dijo mirándolo a los ojos Erick ya no sonreía, pero me mantenía callado, había prometido no hablar.

- Quería pedirte dos cosas... Lo primero sería que terminaras tu mi tésis... Llevo con los cursos de doctorado más la beca cinco años con el tema... y no quiero que se quede en eso... - dijo tragando saliva - y lo segundo... ya hemos hablado de ello. Pero no lo abandones si algo me pasara... al contrario no quiero que haya sido en vano. Eso sí siempre extraoficialmente y al mínimo signo de peligro lo dejaras...

Erick bufó -No me gusta que digas esas cosas Laura, es tu Tesis y vas a terminarla tu cuando te pongas mejor....

Laura bufó a su vez - Claro que quiero acabar mi tesis... pero dicho queda... - resopló y tomó aire de forma entrecortada - y con el segundo tema tampoco quiero ponerte en un compromiso... - sonrió con pena- ah... y siempre que Flor siguiera con la guitarra que se quedara con la mía, la que uso...ya está. Basta de derrotismos - dijo para darse aliento.

-Voy a decirte que si, simplemente para que no me lo recrimines, pero no me hace ninguna gracia que pienses de esa forma Laura, no puedes andar con tu "testamento" a los 27 años

- Hasta hace dos días ni se me hubiera ocurrido - dijo mirándolo seriamente y bajando los ojos un instante queriendo evitar la mirada de Erick. Negó - A ver si llega el día de mañana y me dan los resultados de los análisis de una vez... Esto es un sinvivir... aparte no sé como voy a contarle esto a mi madre, dios mío... La voy a hundir – resopló

-Se lo vas contar cuando ya estés bien, como cuando le cuentes que ya eres Doctora, solo que esto será una anécdota más, te enfermaste y te pusiste bien gracias a los esfuerzos de los doctores

- Sí espero poder hablarlo tranquilamente... ya tengo ganas de ser doctora... - sonrió - es como una entelequia...a ver si puedo acabarla de una vez... y bueno lo malo será mañana cuando me den los resultados y hable con ella. Aunque sean positivos no se lo tomará bien - resopló - pero le tranquilizará que le diga que lo dejo... si es real o ficticio eso ya será otro tema... pero para ella lo dejo.

-No le mientas, y no la preocupes diciéndole cosas que aun no sabes

- Por eso estoy esperando... para que por lo menos pueda hablar con ella sabiendo algo en concreto... No quiero preocuparla más de la cuenta...- resopló - Y no es que quiera mentirle... es sólo que me preguntará...y no le puedo plantear lo que hablamos hoy... no creo que sea capaz de entenderme.

-Por eso es que te estoy diciendo, dile lo que sabes, no lo que crees, no la preocupes con paranoias, dile lo que sabes y solo eso

- ¿Paranoias? ¿Qué paranoias? - dijo mirándolo con cierta sorpresa - No son paranoias lo que le quiero exponer es la puta realidad - dijo sin morderse la lengua - Los resultados... y tendré que contestar a sus dudas... No puedo decirle... Hola mamá... me han envenenado, no sé que quiero hacer con la investigación...- negó -. ¿qué paranoia?

-No sabes si te han envenenado!!!!- dijo Erick levantando la voz pero sin llegar a gritar - es una conjetura y de tratarse de un envenenamiento siempre podría deberse a un accidente, Laura, una cosa es que tu pienses las cosas y otra que se las des a tu madre para que se preocupe

-Pero si mi madre es peor que yo... y si se junta con su padre... mi abuelo y sus terribles predicciones y temores... pues bum... va a pensar lo mismo - negó tomando aire y tragó saliva - Tienes razón, es la mejor forma de hacerlo la verdad... Me choca tanto haber estado tan bien por la noche y de repente ponerme así... - negó - Bueno lo siento por las cosas que tuve hoy Erick...

-No te disculpes, solo promete no volver a decir algunas de las locuras que me has dicho hoy- dijo Erick - y cuídate mucho Laura, en unas horas nos veremos otra vez ¿de acuerdo? Verónica quería verte ¿estarás de humor para visitas?

_________________
LIBERTAD PARA EL PUEBLO ENANO! DEJEMOSLES VOLVER A SU HABITAT NATURAL: LOS BOSQUES!
ROMPAMOS CON SU ESCLAVITUD SON NUESTROS IGUALES! NO TIENEN PORQUE ESTAR GUARDANDO LOS JARDINES HUMANOS, MERECEN SER LIBRES!!!!!!
LIBERTAD!

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://astrorojo.editboard.com
Abdul Al Hazrad
Artífice del foro
Artífice del foro
avatar

Cantidad de envíos : 147
Edad : 38
Ubicación : Lanús
Ocupación : Playboy Multimillonario
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: El amanecer   Jue Jun 21, 2007 10:00 pm

Nehuel salió del café, tras verse con Livia, y la alarma de su celular sonó, recordándole la cita que tenía con Juarez, el armero del departamento de pilicía, con quien su relación se había hecho cada vez más estrecha con el correr de los días. Lo esperaba en el cementerio, iban a festejar allí el día de los muertos.

El hombre estaba esperando a Nehuel, ya en la tumba de su mujer había preparado el altar con una imagen de ella. Había hecho un colchón de flores anaranjadas, puesto velas, y ardía un fuerte incienso. Cuando vió a Nehuel acercarse, fue a saludarlo.

-¿Cómo estás?- Le preguntó Neuhel, con una sonrisa, dándole un abrazo, palmeádole la espalda.

-Bien,- dijo con sinceridad- ¿tú? Si en Argentina no hacen estas cosas debes estar bastante perdido.-

-No, no hay nada parecido.- Dijo con una sonrisa, aunque no entedía por qué sonreía al celebrar a los muertos. -Pero me parece muy sano lo que hacen.-

-Lo és.- Dijo poniéndole una mano en la espalda e invitándolo a acercarse al altar. -La mejor forma de honrar a quienes no están es recordándolos con felicidad.-

-Es todo muy hermoso.- Dijo refiriéndose a las ofrendas que había puesto Juarez. Nehuel sabía que el armero era viudo, como él, aunque desconocía las circunstancias. -¿Creés que les llegue el mensaje? Digo, a los difuntos. ¿Se les podrá hacer un regalo, y que les llegue algo de él?-

-No lo sé, me gusta creer que sí, si no le llega pues, al menos me sirve para liberarme del dolor y de seguro no le hago ninún mal si le llega, a ambos nos sirve.- Dijo con sinceridad y entonces tomó los panes que había preparado y le extendió unos donde Nehuel pudo leer el nombre de su difunta esposa. -Éstos los hice para tí.-

"Valeria" rezaba el pan. Nehuel contempló la pieza de panadería unos instantes, y unas lágrimas brotaron de sus ojos, las cuales no tardaron demasiado en gotear desde sus pómulos. Le agradeció el gesto a Juarez con un esbozo de sonrisa, que involucraba únicamente a las comisuras de su boca. Sacó su billetera, y buscó en ella una foto de su esposa. -Ésta es ella.- Le dijo a Juarez, alcanzándosela para que pudiera verla.

El hombre esbozó una sonrisa ligera de respeto al ver la foto. -Era muy bella.- dijo y le puso una mano al hombro. -Si quieres podemos armar un altar para ella también.- Dijo mosntrándole que aún tenía materiales con los que hacerlo.

Nehuel soltó una corta risa, por lo extraño que era todo eso. Se refregó las lágrimas. -¿Por qué no?- Dijo. Después de todo, nunca había tenido la oportunidad de hacer un verdadero duelo por Valeria, y por el el ser que llevaba en sus entrañas. Quizás ese ritual, tan extraño, en la otra punta del planeta, fuera el puntapié para empezar a cerrar la peor etapa de la vida de Nehuel. -Enseñame como.- Le pidió Nehuel al armero.

Juarez comenzó a explicarle detalladamente, para que fuera Nehuel quien lo hiciera, era algo que cada uno debía hacer con sus propias manos y sus propios sentimientos. Él sólo podía explicarle en que consistía y despejar sus dudas, el resto dependía de sí.

Al rato Nehuel tenía un pequeño altar para Valeria, en el cual depositar el pan de los muertos. Si bien no podía borrar de su mente la horrenda visión del cuerpo estrangulado de Valeria, él sabía que ahora ella no sentía dolor. Y quizás, si esa gente tenía razón, a ella le llegaría parte de su cariño, estuviera donde estuviera. El armero puso una mano en el hombro de Nehuel, acompañándolo en su sentimiento, no era fácil, pero debía superarlo, sino por él, por ella.

Nehuel pasó toda la noche junto a Juarez, frente a la tumba de su esposa, como lo hacían otras familias también. Charlando, tomando y comienzo calaveritas de dulce con sus nombres.

Una semana pasó desde el festejo del día de los muertos. Nehuel se topó con la tapa del Universal en donde aparecía una foto en la cual supuestamente estaba arrestando ilegalmente a Héctor y a su camarógrafo. Ya estaba harto de todo eso. Aquel imbécil se había pasado de la raya, y él ya no estaba para esas estupideces. Ese mismo día redactó su renuncia y la envió a Interpol. La respuesta que recibió fue un rotundo rechazo, y le pedían que considerara su renuncia, preguntándole que era lo que lo había llevado a tomar semejante decisión.

Nehuel les escribió nuevamente, detallando los motivos de su decisión, informando lo ocurrido con Héctor. Mientras tanto, comenzó a averiguar qué trámites eran necesarios para validar su título de doctor en medicina para poderejercer su profesión en ese país. Tras averiguar cuales eran los trámites a realizar y los exámenes que debía rendir, se dedicó al estudio, delegando y dedicándose únicamente a coordinar la investigación de los atentados y no a investigar actívamente.

El miércoles ocho, por la tarde, el teléfono de Nehuel sonó y en la pantalla del aparato apareció un teléfono que ya había identificado, era el de Livia.

-Hola.- Dijo Nehuel, alejando su mirada de los textos de medicina. Respondió con un tono relajado. Luego de haber tomado la decisión de dejar su labor policíaca, realmente ya no le importaba el trato con el periodismo.

-Hola, ¿Nehuel?- Preguntó ella -¿Cómo estás? ¿Podemos hablar?-

-Bien, bien, gracias. Sí, claro, ¿acaso no lo estamos haciendo?- Respodió.

Ella rió tomando aquella frase como una broma -Argentinos, siempre con sus cosas...- dijo ella alegre -¿Te vendría mal si nos encontramos?-

-No, no tengo problema. ¿En donde?-

-Donde te sea más comodo.- Dijo ella.

-Mi departamento es muy comodo.- Dijo Nehuel, meintras se levantaba para observar la ciudad por el ventanal.

-De acuerdo. ¿Dónde queda? Tenía tu teléfono, pero no tengo tu dirección.-

Nehuel le dió la dirección, indicándole como llegar. -¿A qué hora te espero?-

-Salgo ahora mismo, pero no sé cuánto tardaré en llegar, tengo que tomar un taxi y el tráfico aquí en el D.F. es de muerte.-

-Bueno, no te hagas problema, yo voy a estar acá.-

-Bien, adiós.- Se despidió y se puso en marcha. Tres cuartos de hora más tarde había llegado y llamaba al portero eléctrico del departamento del argentino.

Nehuel le abrió con el portero eléctrico, tras verificar por la cámara de seguridad que se trataba de ella. Unos minutos más tarde la invitaba a pasar a su "moderno" hogar.

-¿Llegaste bien?- Le preguntó a la chica.

Antía lo saludó y pasó. -Sí, sí, por suerte no hubo mayores problemas con el taxi.-

Nehuel la invitó a tomar asiento, mientras ponía agua en la pava. -¿Tomás mate?-

Ella se sentó y no pudo evitar ver los apuntes de Nehuel. -Oye, ¿estás estudiando? ¿Estudias medicina?- Preguntó viéndole y entonces oyó el ofrecimeinto. -¿Mate? ¿Qué es?-

-Es algo que se toma mucho en Argentina, una infusión. Soy médico, médico clínico y emergentólogo. Estoy validando mi título acá en México.-

-¿A qué sabe? ¿Es como el té?- Dijo mirándolo extrañada -No sabía que eras doctor, ¿un hombre preparado para todo no? ¿Hay algo que no sepas hacer?- Bromeó -¿Y para qué quieres validar tu título? ¿Piensas ejercer en tus ratos libres?-

-Renuncié a Interpol hace unos días, estoy esperando que aprueben mi renuncia.- Dijo mientras preparaba el mate. Cuando el agua estuvo en su punto, se acercó y se sentó a la mesa, para cebar un mate. -Si tengo suerte puede que consiga un puesto en algún hospital mexicano.-

-¿Qué?- Preguntó azorada. -¿Que renunciaste a la Interpol? Pero, ¿por qué? ¿Cómo ha ocurrido? ¿Y qué va a pasar con todas las cosas?-

-Me cansé de intentar corregir las cosas, y que la corrupción, la ineptitud o la estupidez se metan siempre en mi camino. Así que voy a dejar de jugarme el culo día a día por la gente a la que no le importa mi esfuerzo. Y voy a sentarme a ver como se las arreglan sin mí.-

-No estás hablando en serio.- Dijo ella sin poder creer en algo semejante. -No tú.-

Nehuel sonríó, al parecer tenía una imagen de hombre férreo, implacable. -No, no es broma. En Argentina enviudé por ejercer mi profesión. Acá, en México, tu novio no deja de molestarme. Sólo por salvarle la vida a una mujer jugándome la vida, y no dejar que me ridiculice en su diario. Así que me harté.-

-Lo lamento.- Dijo al oir sobre su mujer y cuando habló sobre Héctor reaccionó. -No, no puedes estar hablando en serio, ¿vas a dejar que el mundo se vaya al demonio por lo que diga una persona en un diario?-

-No creo que las cosas empeoren porque deje de ser policía. Además puedo ayudar como médico, y seguir salvando vidas de esa forma. Claro que si las cosas se ponen violentas, siempre van a estar los Augusto Cártago disponibles para salir a patrullar las calles por las noches por un sueldo mínimo. Digo, siendo el tan valiente, y un baluarte de todo lo bueno que hay en el mundo, puede sin dudas enseñarle buenas costumbres a las pandillas de los barrios bajos.- Dijo con tono irónico, mientras sorbía un mate, bebiendo la infusíon.

-Mira, Augusto no es una mala persona, pero a veces puede comportarse como un verdadero imbécil,- dijo con molestia recordando cuando había dudado de su fidelidad, -entiendo que esas cosas puedan frustrarte, pero renunciar no es la respuesta. ¿Sabes lo que lograrás? Que se sienta ganador, él no sabrá que hizo mal, creerá que tú estás mal, porque bajaste los brazos, le darás la razón. No solo dejarás las calles sin una de las pocas personas que intentan hacer bien las cosas, sino que harás que quienes están equivocados se sientan realizados.-

-Sincéramente, me dá lo mismo.- Dijo encogiéndose de hombros, y acercándole un mate a Antía. -Si es feliz con la miseria ajena, la vida se va a encargar de cobrárselo. Yo, por lo pronto, voy a alejarme de una profesión que solo me dió tragos amargos.-

-No es por él Nehuel, es por tí. Apuesto que has tenido momentos de gran satisfacción sinedo policía, las desgracias ocurren, nos ocurren a todos. ¿Sabes lo difícil que es ser mujer en este mundo? ¿Sabes lo difícil que es para una mujer hacerse respetar por sus justos logros? Pero no puedo renunciar, me gusta informar a la gente, que sepan al verdad, y si yo no lo hago entonces les dejaría el terreno libre a quienes no saben hacerlo,- lo miró a los ojos, -Nehuel, si quieres las cosas bien hechas, tienes que hacerlas tú mismo.-

-Cuando llegues a tu casa después de una jornada de trabajo, y encuentres a tu esposo estragulando en la ducha, y después un imbécil busque difamarte porque te negaste acceder a sus payasadas, recién en ese momento vas a entender por lo que yo estoy pasando. Realmente no tengo ganas de cuidarle el culo a personas como Augusto, es una pena por el resto, pero bueno, la vida es injusta.-

-¿Y crees que yo no he pasado desgracias? ¿Te piensas qeu me fuí de España por gusto? Te aseguro que no fue placentero para mi tener que dejar mi trabajo en una productora de televisión en España para venir a trabajar a un periódico mexicano con un nombre falso, por miedo a que mi ex pueda matarme, a mí, a Augusto o peor aún, a mi bebe.- dijo poniendose una mano en el abdomen, no lloraba, pero los ojos se le habían puesto vidriosos y su voz dejaba clara su desesperacion. -Pero no puedo renunciar a todo por un inadaptado, no peudo ser tan egoista.-

-Bueno, tranquila.- Le dijo, poniéndole la mano en el hombro. -Por suerte están bien todos. ¿Quién es tu ex?-

-Un loco.- Dijo ella intentando recomponerse -Un etarra.-

-¿Eso fue confirmado por la justicia? ¿No debería estar preso?-

-La policía no hace nada, porque no hay policias que quieran hacer las cosas bien, si yo decia algo...- apretó los dientes recordando, no queria llorar, pero no pudo contenerse y rompió en llanto dejando más que claro que era lo que le huberia ocurrido de hablar.

-Bueno, relajate.- Dijo mientras le alcanzaba una caja de pañuelos descartables. -Seguramente con la influencia de Augusto pueden resolverlo y volver a España a ser felices.-

-No, claro que no, sino, no nos hubiéramos ido en un primer momento, lo mataría a él también, por eso nos fuimos.- Intentaba en vano dejar de llorar. -Ese, ese animal está más allá de la ley.-

-Tranquilizate.- Le dijo mientras le alcanzaba un vaso de agua. -Supongo que no venías a contarme ésto.-

Antía usó los pañuelos descartables que Nehuel le había dado y luego se secó las lagrimas, tratando de calmarse. -No, perdón,- dijo pasándose las manos por los ojos, -pero igual ya no importa, renunciaste, me quedo sola.-

-Lo tenés a Augusto, él seguramente con los contactos que tiene puede ayudarte en tu investigación. No necesitás un policía para denunciar a esa gente.-

-¿Y para qué? Si de todas formas nadie hará nada.- Aquellas palabras pesimistas, le habían salido desde el fondo de su alma, y eso podía sentirse, estaba desesperanzada.

-Lamento descepcionarte, pero yo ya hice bastante, y sólo obtuve problemas y mala sangre.-

-Ya...- Dijo ella como si llegase a entenderlo, pero sin poder hacerlo realmente. -Bueno, será mejor que me vaya, quería saber si sabías algo más de ese secuestrador, pero está bien, no voy a molestarte más.- Se puso de pié y guardo los pañuelos usados en su cartera. -Perdón por todo ésto.- Dijo disculpándose por haber soltado aquello que llevaba guardado.

-No hay problema, pero deberías tomarte todo este asunto con más calma. Hay un océano de distancia entre ese loco y ustedes. Relajate y disfruta de tu embarazo.- Dijo, meintras la acompañaba a la puerta.

-Eso lo dices porque no lo conoces.- Dijo saliendo cunado Nehuel le abrió. -Bueno, adiós y suerte con tu validación del titulo.-

-Gracias, cuidate.- Le respondió Nehuel. Se sentía un poco mal por ella, pero al fin y al cabo, fue el periodismo quien hizo insufrible de repente su labor. El ya había perdido a su mujer embarazada. No iba arriesgarse a pasar por la misma pérdida nuevamente, no iba a aventurarse nuevamente en pos de una justicia que nunca llega. "Es un mundo injusto." Pensó, se encogió de hombros, y volvió a sus estudios.

_________________
¡PUEBLO ENANIL! LOS JARDINES SON SU HOGAR, LA LIBERTAD NO ES DEFINIDA POR LA AMPLITUD TERRITORIAL, SINO POR LA LIBERTAD DE DESICIÓN, LA LIBERTAD DE PENSAMIENTO. POR ESO, NO AL EXODO A LOS BOSQUES. LA CONVIVENCIA PACÍFICA ENTRE HUMANOS Y ENANOS ES POSIBLE EN LOS JARDINES, LEJOS DE LOS YA CONOCIDOS PELIGROS DEL BOSQUE. NO DEJEN QUE UN MONTON DE CONSIGNAS SIN SENTIDO CONFUNDAN EL VERDADERO SENTIDO DE SER LIBRES.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Abdul Al Hazrad
Artífice del foro
Artífice del foro
avatar

Cantidad de envíos : 147
Edad : 38
Ubicación : Lanús
Ocupación : Playboy Multimillonario
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: El amanecer   Jue Jun 21, 2007 10:01 pm

Poco después de que Héctor se fue, Antía fue a la habitación a juntar toda su ropa y empacársela para dejársela en la puerta al otro día cuando fuera a buscarla. Entonces entró en razón, seguramente iría buscar a Nehuel, quien nada tenía que ver con lo que estaba ocurriendo. Tomó el teléfono y llamó al policía.

-Hola.- Atendió Nehuel, interrumpiendo sus estudios.

-Nehuel, perdón que te interrumpa,- la voz de la española tenía algo que denotaba furia pero también preocupación, -pero quería avisarte, acabamos de discutir con Augusto, lo eché de la casa y quizás aparezca por allí. No sé si me siguió o hizo que alguien me vigilara, pero sabía que había ido a tu casa.-

Nehuel resopló, ya estaba harto de ese imbécil. Incluso cuando había decidido alejarse de él, ese obtuso se empeñaba en meterse con él. -¿Pero para qué viene a verme? ¿Qué le dijiste?- Preguntó intrigado.

-No le he dicho nada, es un capullo, se ha creído que lo estaba engañando, pero claro, como le dije que era un imbécil por imaginar esas cosas y luego no quise disculparme, me vino con que yo no era suficiente mujer como para un hombre como él.-

-Bueno, no te preocupes, si lo llego a ver por acá y comienza a hacer destrozos, llamo a un patrullero para que la policía mantenga el orden. Sincéramente no sé que pretende este tipo de mí. Si no se hubiera emperrado conmigo, nada de ésto hubiera pasado.-

-No sé que le ocurre, él no era así, nunca me había tratado así, y no entiendo por qué hace lo que está haciendo.-

-Tranquila. Mantené la calma. Si necesitás protección de ese loco, avisame. Puedo pedir que te envíen un patrullero.-

-No, no,- dijo ella, -no hace falta, no seria capaz de ponerme una mano encíma, es sólo que...- bufó -no sé que le ocurre últimamente, el trabajo lo ha vuelto loco. No sé si irá hacia allí o no, o lo que esté pensando hacer, sólo, sólo creí que debía advertirte, no quería meterte en todo ésto.-

-Gracias, y no te preocupes, puedo cuidarme y no tengo intenciones de herir a Héctor. Si se presenta por acá a causar problemas, llamo a la policía para que se lo lleven y se calme en una celda por unas horas, y listo.-

Asintió al escuchar las palabras de Nehuel, estaba furiosa con Héctor pero tampoco quería que le pasara nada. -Está bien, gracias Nehuel, gracias.-

-Bueno, llamame si tenés algún problema. Cuidate, y quedate tranquila.-

-De acuerdo, tu también ten cuidado. Y por favor, si se pone tonto, no te dejes llevar por sus cosas.-

_________________
¡PUEBLO ENANIL! LOS JARDINES SON SU HOGAR, LA LIBERTAD NO ES DEFINIDA POR LA AMPLITUD TERRITORIAL, SINO POR LA LIBERTAD DE DESICIÓN, LA LIBERTAD DE PENSAMIENTO. POR ESO, NO AL EXODO A LOS BOSQUES. LA CONVIVENCIA PACÍFICA ENTRE HUMANOS Y ENANOS ES POSIBLE EN LOS JARDINES, LEJOS DE LOS YA CONOCIDOS PELIGROS DEL BOSQUE. NO DEJEN QUE UN MONTON DE CONSIGNAS SIN SENTIDO CONFUNDAN EL VERDADERO SENTIDO DE SER LIBRES.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Augusto Cartago
Ancillae
Ancillae
avatar

Cantidad de envíos : 87
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: El amanecer   Vie Jun 22, 2007 12:22 am


Al entrar por la puerta de su casa, fue inmediatamente a buscar a Antía. Héctor estaba realmente disgustado, acababa de recibir el informe del detective y no le había gustado nada lo que había escuchado. Encontró a Antía en la cocina haciéndose un bocata

-Bien Antía ¿no tienes nada que decirme?- le dijo en un tono muy serio, que denotaba que a la mínima se podría poner hecha una furia

-Ah ¿que?¿ahora te imrpota lo qeu peuda decirte?- dijo frenandolo de golpe, recordando la acusacion qeu le habai ehcho

-Pero tu chavala de que vas, me tomas por un idiota- dijo esto último gritando -porque no soy ningún idiota, se muy bien que te estás viendo que el hijo de puta ese de la interpol, me cago en la leche, Antía, me cago en la lecheeeee- dijo esto último con un alarido

Ella bufo molesta por los gritos de Héctor -Acabas de demostrar que si eres un idiota- lo aparto con una mano molesta para salir de la cocina

-¿A dónde vas? no he acabado de hablar- Héctor la siguió -Por que te ves con ese pendejo, dime- el mundo de Héctor parecía desmoronarse a sus pies, no comprendía como Antía le estaba traicionando de esa manera. El que estaba intentando arruinar la carrera de ese policía de tres al cuarto y sin embargo su novia, lo más importante en su vida se veía con el y a saber con que intenciones

-¿Y a ti que te importa? es mi trabajo y hago de el lo que em pega la puta gana-
contestó enojada -además ¿que? ¿me estas siguiendo? no, no tienes huevos para eso, seguro le pagaste alguien para que lo haga por ti-

-Como, nadie jamás me ha llamado cobarde, te enteras nadie putón berbenero-
Héctor se fue del salón dando un portazo y se dirigió a su habitación "Pero que se habrá creído, esa zorra, lo que me faltaba, niñata de mierda"

Al cabo de un rato, con los ánimos más serenados, volvió al salón -Perdón me he pasado-

-¿Con que de todo?-
dijo ella que no saco su vista de la televisión
Héctor apagó la televisión -Venga no pongas las cosas más difíciles, ya te pedí perdón, ahora te toca a ti-

-¿A mi? ¿y yo porque voy a pedir perdón? no hice nada de lo que pueda arrepentirme-

-Oh esto es el colmo, o sea yo te pido perdón y va y tu no, después de lo que me hiciste, me parece increible-
le dijo mientras se sentaba a su lado

-¿Qué te hice yo a ti?-
dijo indignada ante el descaro e Héctor -si tu no te sientes seguro de tu hombría y quieres ponerte paranoico no vengas a echarme a mi las culpas-

Héctor se quedo estupefacto -de mi hombría si estoy seguro, otra cosa es que tu seas suficiente mujer como para un hombre como yo, esa estro otra cosa cariño. Pero...- continuo sin darle tiempo a replicar -lo que quiero saber yo es para que coño vas a hablar con Nehuel, bien sabes que lo estoy machacando en la prensa-

-Ah...-
la mirada de odio que Antía le clavo hubiera llegado al alma de cualquiera -así que yo no soy suficiente mujer para ti- dijo poniéndose de pie - pues ahí tienes la puerta- dijo señalándola

-Pues muy bien me voy, ya iras a por mi como una perrita faldera deseando que vuelva contigo y a lo mejor ya será demasiado tarde-
Héctor se dirigió a la puerta para largarse -Ah mañana vendré a buscar mis cosas, adiós-

-En la puerta te estarán esperando -
dijo ella y cerro al puerta sin vacilar un segundo.

Héctor cogió su moto y se dirigió a casa del policía fascista de la interpol, por el camino se imaginaba como le partía los morros al fulano ese, durante todo el camino, mil y una torturas pasaban por su mente.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: El amanecer   

Volver arriba Ir abajo
 
El amanecer
Volver arriba 
Página 3 de 5.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente
 Temas similares
-
» Dibujo hecho en pothoshop "Amanecer del demonio" by Megamesta.
» Amanecer inesperado
» Amanecer en la albufera de Gaianes
» Amanecer en Altea, con la K10D y unos filtros
» amanecer monfragüe

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Astro rojo :: Crónicas y partidas online :: Mutatio-
Cambiar a: