Astro rojo

Bienvenidos a la penumbra
 
ÍndicePortalFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Washington: Interpretación.

Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
AutorMensaje
Lucie de Bélancourt
Doctora en chancletología
Doctora en chancletología
avatar

Cantidad de envíos : 240
Edad : 38
Ubicación : Gallaecia
Ocupación : Diva...
Fecha de inscripción : 08/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Lun Mayo 28, 2007 11:46 am

Jane desvió su mirada un instante de la carretera volviendo a fijarla en ésta a continuación - Pues habló con él haciéndole entender cuáles era nuestra misión para con Gaia... Le simplificó bastante las cosas pero pudo comprender los objetivos de los nuestros. Y Peter consiguió entenderlo. Todo vuelve a ser bastante parecido a como lo era antes aunque dentro de las transformaciones algo diferente a lupus lo asusta un tanto, algo comprensible por otra parte - dijo bajando los hombros - aparte tampoco es que me pase el día cambiando de forma con él así que no hay problemas - sonrió.

-Ah - se quedo sin saber que decir -supongo que es bueno después de todo. Oliver ojeo el camino y parte del paisaje, ya quedaban más atrás la calles atestadas de gente e iban pasando ante sus ojos las afanadas "tierras caras" como llamaban en el túmulo esta parte de Washington.
-Ya estamos llegando, se ve... a cada poco un cochazo y la poli bien vigilante, ¿como es vivir asi? -

Jane sonrió - Pues... - tomó aire dejándolo salir en un breve suspiro - Tiene algunas ventajas y desventajas también. Tienes casi todo lo que quieres, es verdad... pero también se espera de ti que sigas muchas normas estúpidas, comportamientos adecuados... Se espera de tí que tengas éxito, siempre. Que estudies lo que es socialmente correcto, que estés con los amigos adecuados, la pareja adecuada y que dejes bien alto el renombre de tu familia. Si haces algo que sale de lo que está marcado se arma el gran lío... - suspiró nuevamente.

-¿Esa es la única ventaja?¿Que tienes todo lo que podrias querer?... no lo creo, no creo que le dinero lo compre todo... - dijo bien seguro - y las desventajas... pufff, son las mismas que siendo Garou de pura raza - rió - alégrate de que tu no lo eres sino se te añadiría una gran desventaja más...

- Claro que no puedes comprar todo... menos mal - sonrió - Y sí... debe ser algo parecido... supongo. Lo malo de toda esta historia es que dentro de ser un "pura raza Saintclair" no entra el factor, la niña es una garou... supongo que algún antepasado tendría pero no sé quien la verdad...- dijo la chica que sentía cierta curiosidad acerca de ese tema aunque no sabía por donde empezar pues el mero hecho de planteárselo a sus abuelos era una locura - y por lo tanto en mi familia nadie sabe nada...-

-Ser un garou no es tan malo - respondió - bueno si lo es... si naces metis, y aun no naciéndolo también, que no es que precisamente muramos de viejos - aclaró - pero nada que preocuparse, nosotros si que sabemos lo que hay al otro lado ¿no? - le sonrió

- A mi me gusta ser garou, a mis abuelos no creo que les hiciera mucha gracia - sonrió - Aunque es verdad...nuestra esperanza de vida tampoco es que sea muy buena pero a ver si zafamos... y sino pues todo sea por la causa...porque lo que es lo que hay después... nadie vino para contárnoslo...-

-¿Qué no puedes creer con los ojos cerrados? -pregunto él - además eso de que nadie ha vuelto... ya eliminas a los espíritus ancestros-

Jane iba a asentir cuando se acordó de Paul... ella sabía lo que era pero no podía renegar de una rumorología que era favorable- Tampoco es eso... Es simplemente que hasta hace seis meses veía las cosas de forma muy diferente a como las veo ahora. Tu siempre has vivido en este "mundo"... Yo hace seis meses no creía en nada que se saliera de lo común... Digamos que tiendo a ser bastante escéptica con muchas cosas y en cierta medida supongo que me cuesta asimilarlo.-

¿Y como asimilas lo del wyrm? - dijo - qué piensa una amante de tejedora del gran destructor - pregunto mirándola con cierto interés

Aquello se estaba saliendo de una charla y se estaba convirtiendo en un interrogatorio - Se supone que la tejedora se volvió loca y rompió el equilibrio... Eso dicen... La verdad es que a mi todo esto aunque te pueda sonar a herejía me suena a leyendas... Yo creo que es una metáfora de lo que es nuestro mundo... Por el wyrm entiendo el mal... En cuanto a la tejedora está vinculada a la humanidad...algunos ven en la humanidad cosas terribles y es verdad los hombres no son ningunos santos pero en este mundo hay de todo... Lo que hay que impedir es que todo se vaya a la puta mierda por culpa de los subnormalitos de turno que no ven más allá de su cartera en algunos casos o de su desmesurado ego..en otros o de su propia maldad real. El wyrm es mal... La tejedora hay que saber entenderla y usar
lo que nos proporciona correctamente.-


-Aja - asintió - ¿y como harás para combatir al wyrm...? digamos si este utilizara a tu familia como rehenes. Es una de las opciones más clásicas. Bill me lo contó - se explico

Jane asintió [color:62f6=Seagreen:62f6]- Si usan mi familia es que son tontos - se rió y luego su rostro se volvió más serio girándose hacia el chico - Pues destruyéndolos o muriendo en el intento... No voy a permitir...- [/b] la chica tomó aire "que nadie vuelva a morir por mi culpa". Tragó saliva - Pero hablemos de ti Oliver que mucho me has preguntado pero tu no cuentas nada –

-Es que no hay mucho que contar... -- gimió- mi vida recomenzó en el túmulo, antes de eso no hay nada, solo una inmensa laguna-

"sí...es verdad, coño" - Pero no sé Oliver... a ver yo he sido sincera contigo y si quieres puedes contestarme o no, está a tu libre elección. Lo que no entiendo es que si no recuerdas nada de lo de antes por qué no quieres formar parte de ninguna manada? La colaboración es una de las mejores maneras de luchar por Gaia...es lo que hace nuestra fuerza –

Su rostro torno a serio -Porque lo que se siente al perder una manada si lo recuerdo, y no es agradable - respondió - lo veo cada vez que cierro los ojos por las noches, allí tendidos en el suelo, muriendo.. - bajo los ojos y subió la voz un poco - ¡no quiero pasar por ello otra vez!-

Jane tomó aire - Lo...lo...lo siento - dijo cohibida - De verdad que lo siento... No debería haber preguntado...lo siento - volvió a reiterar.

-No es culpa tuya - apartando el rostro - no podías saberlo y yo me he pasado contigo - dijo autoreprochándose su conducta - ¿con quien formarías tu manada si tuvieras que elegir? - pregunto volviendo a mirarla intentando recuperar la compostura.

Jane se rió - Pues la verdad... no sé... Nunca me paré a pensar en ello, pero tu podrías ser una buena elección aunque no creo que quieras... También podría ser William pero no es un cliath asi que casi que no... o Tussio aunque sea nuevo...debe ser lo de la pura raza pero al ser caminante pronto se irá...así que no sé - sonrió... - ¿y tu? quiero decir si no hubiera pasado nada aunque puede que te pida un imposible –

-Podría acompañaros, pero unirme... creo que no sé, creo que debería tomármelo con calma. Es como si volviera a ser mi primera vez - rió - gracias - agradeció poniéndole la mano sobre el hombro[color:62f6=orange:62f6] -gracias - repitió. Y si no me hubiera pasado nada... entonces puede que no hubiéramos llegado a conocernos - [/b]dijo en tono apagado - el golpe ya sabes, tal vez soy una persona diferente con mi otra memoria-

- No lo creo - sonrió - Los sentimientos de una persona no tienen nada que ver con el recuerdo... tu eres así porque realmente eras así - renovó su sonrisa mientras en la radio empezaban a sonar los primeros compases de una canción antigua.

http://www.yourfilehost.com/media.php?cat=audio&file=16_la_union_lobo_hombre_en_paris_a.pereda.mp3 *1


-Puede que sea cierto, la verdad... me da igual, lo que hago ahora me gusta y se que haré grandes cosas por mis mayores en un futuro no muy lejano. ¡Venceré a mis enemigos! -- clamo sacando medio cuerpo por la ventana - ¿lo has oído Washington? ¡Voy a limpiar esta ciudad de su cancer! - medio grito, medio aullo bien alto, muy alegremente

Jane se levantó las gafas de sol mirando a Oliver un segundo - Tío que estamos en el barrio de al lado! Con los cotillas que son! - llegó a ella la letra de la canción riéndose a continuación - Es de un hombre lobo - se rió nuevamente y decidió acompañar la "locura" de Oliver [color:62f6=Seagreen:62f6]- Que piensen lo que quieran- dijo - Escucha morador va por tí! -[/b] y aulló con la canción riéndose a continuación.

Estate atenta a esto -dijo volviéndose a meter un tanto, solo lo suficiente como para ponerse en pompa contra la ventana - ¡¡Eh mundo...mirad...!! -parecía tener plena intención de ir a hacer, lo que Jane temía que iba a hacer.

La chica gritó - NOOOOO! Ni se te ocurra! PARA! Me matan que me matan!-

Oliver sonrió y volvió a sentarse -Oh, venga, solo estaba de coña. No iba a avergonzarte tanto, ni yo en el proceso. Se me tiene en mucha estima para que ahora me arruine la reputación con esto - dijo con una enorme sonrisa - Soy un metis-güeno señorita - dijo parodiando el tono del negrito esclavo. Oliver estaba realmente contento. Se veía claramente en su forma de reír y de hablar. Hacia tiempo que no estaba tan bien.

- ¿Por qué no dejas ya el rollo ese de metis?... Somos garous, homínidos, lupus o metis y ya está...da igual el resto aunque nos pueda costar entendernos todos somos iguales - dijo mirándolo un segundo y negando a continuación.

-Ojala todo el mundo lo viera así. Pero por desgracia no es así. Incluso en nuestro túmulo, incluso en el, aun por debajo de todo lo que intenta Madre Tamara hay quien seguirá tratándome como lo que soy... un sucio metis - respondió pulsando el botón de subida del cristal. -Mira ... -ccomenzó - no voy a engañarme, soy lo que soy, y se que no todo el mundo va a aceptarme, los que lo hagan, se lo agradeceré de corazón, los que no, pues supongo que con unos me tendré que aguantar y a otros podré decirles algo y con el tiempo y los rangos conseguidos... podré decirle de todo a todos.- Comenzó a reírse de repente y bajo la vista, se disculpo y volvio a decir -Perdona me reía de una tontería que recordé... sobre el wyrm. Bill me cuenta muchas historias sobre ellos...-

Jane enarcó una ceja - ¿Qué historias? - dijo con curiosidad.

Bill me contó un par de historias negras sobre traidores una vez;
La historia de un metis que acabo pasando al wyrm, porque allí no tenia tantos problemas como aquí. No había prejuicios sobre su nacimiento, no le recriminaban que fuera metis y todo eso -
explico - Otra sobre un ragabash de los roehuesos que acabó perdiendo los papeles por su chica muerta... y mato a los roehuesos que le criaron y luego se paso al wyrm si le este le daba la oportunidad de seguir vengándose de Gaia... porque la hacia responsable de su muerte o algo así. Ya ves, gente descontenta de lo que tiene... mas o menos me se las historias, quitan el sueño -avisó antes de comenzar ninguna.

Jane tomó aire... aquellas historias parecían hechas a medidas para Oliver...y todos acababan uniéndose al Wyrm. La chica sonrió - ¿Y por qué te contaba esas historias?.... ¿Para prevenirte?-

-Porque Bill es uno de esos capullos a los que no les gustan los metis - declaro abiertamente - seguro que lo hace para asustarme y fastidiarme. Yo sé cual es el camino correcto - dijo cruzándose de brazos - y tu también lo sabes -sonrió-Además la prevención como tu dices.. es para quien piense cosas raras, yo lo tengo todo muy claro –

- Ya - dijo Jane - Tampoco te creas que es cosa tuya por ser metis, de mi pasa mucho - sonrió bajando los hombros [color:62f6=Seagreen:62f6]- Pero como decía uno de los pastores del colegio... “sólo se ve el vicio cuando uno lo tiene”... Debe ser una de las pocas cosas en que no le quito la razón. Jane al fin paró el coche frente a un imponente portalón viéndose al fondo una gran casa. - Pues llegamos - dijo sonriendo - ¿Quieres tomar algo?... Eso sí tu di si te preguntan que estás estudiando en St Anns y que eres interno - se quedó un instante pensativa - de Seattle -[/b] sonrió.

- ¿De qué?- enarcando las cejas -¿no podría decir que soy un amigo del instituto o tu maestro de karate? - preguntó - se me da mal mentir-

- Ese es el nombre de mi instituto... Saint Anns... interno...de Seattle...y tienes novia en Seattle se llama ...- hizo un gesto e la mano - Tess... y tus padres...son médicos...así está bien, no creo que se les ocurra preguntar nada más... y tenemos que hacer un trabajo de Historia juntos, así nos dejan en paz.-

Oliver se santiguo y asintió repasando su papel. -Tess... papa medico, mama tambien...- afirmó el chico mientras iban entrando en los terrenos de la imponente casa.



__________________________________________

*1: La canción se llama "Un hombre Lobo en París" de la Unión, muy típica de los años 80 aquí en España

_________________
LIBERTAD PARA EL PUEBLO ENANO! DEJEMOSLES VOLVER A SU HABITAT NATURAL: LOS BOSQUES!
ROMPAMOS CON SU ESCLAVITUD SON NUESTROS IGUALES! NO TIENEN PORQUE ESTAR GUARDANDO LOS JARDINES HUMANOS, MERECEN SER LIBRES!!!!!!
LIBERTAD!

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://astrorojo.editboard.com
Martín
Bassmen-so
Bassmen-so
avatar

Cantidad de envíos : 106
Edad : 32
Ubicación : donde tengan cosas gratis
Ocupación : Todopoderoso Señor del Universo, Mensologo entusiasta matriculado
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Vie Jun 01, 2007 2:55 am

-Anpw, Caminante Silencioso es quien te llama

La serena presencia del espíritu pudo sentirse en aquella zona en donde el Theruge realizaba su llamado, un blanco Unicornio de ojos iridiscentes aparecía frente a Anpw

-Gracias gran Unicornio por responder a la llamada de este cachorro- dijo el joven haciendo una reverencia al espíritu, él sabia que si el rito estaba bien realizado el espíritu estaba obligado a responder su llamado, aun así debía agradecerle, el trato para con los espíritus era especial. Había que siempre demostrarles respeto, así como dirigirse a ellos con una extraña mezcla de humildad y soberbia – recurro a tu sabiduría e imploro por tus enseñanzas ya que tu todo puedes curarlo. Demasiado tiempo ya he pasado intentando ayudar a los míos pero sin poder sanarlos, y creo que ya es hora de aprender de tus dones, aprender de ti gran Unicornio el secreto para sanar la carne y junto a ella fortalecer el espíritu. Enséñame, pues se de quien necesita de mi, enséñame pues en el camino, que es mi compañero, a muchos más conoceré, y juró por el nombre de mis ancestros que jamás de tus enseñanzas haré mal uso

-Que sea- dijo el noble espíritu – y si alguna vez olvidas tu promesa y mis enseñanzas las corrompes en tu propio beneficio en lugar del de Gaia y todos sus hijos, que una maldición más terrible que la que ya cargas caiga sobre ti, Caminante

Pero Tussio no mentía y ninguna maldición habría de caer sobre él. Así fue como del Unicornio aprendió sanar, aprendió aquel Don por el que tantos Theurges son buscados entre los Garou.

Unicornio ya se había marchado, pero Anpw se quedó sentado unos minutos más, nuevamente con los ojos cerrados, sintiendo como el mundo espiritual y el físico se alejaban nuevamente, percibiendo el movimiento de la Celosía. Tratar con los espíritus y empaparse de su presencia y su saber le resultaba relajante además de satisfactorio, y ahora se sentía realizado, se sentía más completo, que había dado un paso en la dirección correcta y por fin estaba en marcha.
Abrió los ojos, exhaló suavemente y se puso de pie, dio unos cuantos pasos sin rumbo y un nombre vino a su mente - Ajoro Arcilar - dijo sin querer en voz alta - suena bien, Ajoro Arcilar.... Ajoro Arcilar- repitió y se puso a pensar ¿como seria ella? ¿Como resultaría su encuentro? ¿Que impresión le causaría él?... Y esa pregunta fue el detónate que hizo a sus nervios crisparse y sus músculos tensarse, no había pensado en la ropa, no le entusiasma especialmente la fiesta así que no había pesando en producirse, pero ahora.... estaba hecho un impresentable, su camisa estaba hecha jirones y el resto de su ropa sucia -Mierda!- volvió a decir en voz alta "necesito encontrar alguien que me ayude" miró el cielo, ya estaba oscureciendo "mierda, mierda, mierda, necesito ayuda y YA" Se puso en marcha viendo a quien podía encontrar, inconscientemente su primer impulso fue buscar a Anna y Jannah

Las mujeres por lo que se enteró habían vuelto a su casa. Y por suerte para el, la parentela era tan amable que por unas pequeñas monedas, sabrían indicarle exactamente donde quedaba al casa

Tussio revolvió sus bolsillos, aun le quedaban algunos billetes de lo que le había dado el Anciano de su tribu que le había enviado allí, se las entregó a los parentelas esperando su respuesta, no tenia tiempo que perder

-Por allí- dijo el parentela señalando hacia el este -pasas a la gente rica del campito, pasas la carretera y veras unas casas de segunda mano... se ven fáciles, son de chapa, cartón y madera- guardó el dinero con rapidez y calló

-¿Y cual de todas es?- preguntó apurado, el tiempo apremiaba

-Pues no se, si toas son chavolas, tu grita Jannah…que ya vendrá ella, si tota allí se escucha to- se justificó él

-De acuerdo, de acuerdo, gracias- dijo y salio corriendo intentando recordar las indicaciones y la llagar allí, primero empezó a buscar con la vista, le daba algo de vergüenza eso de andar gritando, pero al final no tuvo más remedio que hacerlo -JANNAH, ANNA

La mujer le salió al paso dos casas más abajo -¿Se puede saber porque gritas?- le dijo con seriedad -que no sabes buscar en silencio, menudo caminante estas tu hecho

-AH! Jannah, gracias a Gaia- dijo acercándose a ella nervioso - estoy en problemas, la fiesta, no me preparé, falta poco, no sabia, mi prometida, necesito ayuda- dijo soltándole todo de golpe y de forma atropellada

La mujer enarco las cejas y le miro sin comprender o casi -Poco a poco que no me entero. Has dicho la fiesta si, y que quieres estar listo, pero ¿que dices de ayuda con tu prometida para que otra fiesta y para que falta poco? - preguntó embrollándolo más si cabía

-No, no, no- dijo tratando de serenarse para poder explicar todo de manera más comprensible - no iba a prepararme para la fiesta, iba a ir así- dijo señalándose y reparando en el detalle de la camisa- bueno no así, originalmente tenia camisa, pero eso no importa, me han dicho que esta noche me presentaran a una parentela de mi tribu, que será mi prometida, y me puse a hacer otras cosas y olvidé arreglarme, y ahora ya falta poco y no tengo que ponerme, no SE que ponerme, nunca estuve en una situación así, y si lo arruino, ME MATAN, toda mi tribu me mata

-Muy bien, te llevare flores a la tumba - resolvió Jannah y se echo a reír, parándose al poco, bien sabia que no era bueno herirle el orgullo a nadie, menos a un Garou, menos en una situación así -Podemos buscarte algo, pero no tengo nada elegante entre mis posesiones y entre las de estos... mmm. ¿Como se supone que tiene que vestir el novio en la primera cita de vuestra religión? - preguntó enfatizando la palabras religión -por aquí solo viven gente del norte y gitanos venidos a menos, pero quien sabe que no tengan de sus muchos viajes

Se agarró la cabeza -No lo se, tengo que verme bien, pero a la vez seguir siendo un Garou, un Caminante, nunca vi a los Gitanos en una situación semejante, se que ropas usan, pero no se si tienen una ropa especial para esto... ahhhhhh, estoy muerto, me va odiar y Akim me va a matar, mis Ancestros me van a perseguir

-Si tu Akim se pone tonta por la ropa que lleves es que no te quiere lo suficiente - dijo ella cociéndole de la mano -anda tira´padentro que algo encontraremos. Lo primero es lo primero, a darse una ducha y luego ya veremos, tal vez un corte de pelo...

-No, Akim es su protector, un Athro, ella se llama Ajoro, Ajoro Arcilar, pero aun no nos conocemos, jamás la he visto y ella mi tampoco, es, es, bueno ya sabes- dijo él sin decir nada realmente y entrando en la casa, ni siquiera se detuvo a ver como era el lugar realmente, sus nervios no se lo permitían -¿el pelo? ¿Que tiene de malo mi pelo? así lo usaban los antiguos egipcios....

-Ajoro Arcilar...mmm no se que significa, pero suena muy raro y tu pelo tiene de raro que no es adecuado, esta sucio y enmarañado. Si te lo lavas tal vez no haga falta cortártelo, pero si pasarle un buen cepillo -dijo poniéndole en las manos una pastilla de jabón, mientras su hija descorría una cortina dejando ver un gran tinaja de agua y un par de cubos de agua.

-Ya esta listo tu baño mama - le dijo Anna a su madre

-Déjalo para el chico, hoy esta de primera cita y es todo un mar de nervios- dijo empujando a Tussio contra el baño, echando al cortina tras de él

-Gracias- alcanzo a decir mientras lo empujaban. Se echó las manos a la cabeza buscando serenarse una vez más "Tranquilo Tussio tranquilo" se decía a si mimo. Sacudió las manos como echando la tensión de su cuerpo y exhaló, eso se lo había enseñado su madre, cuando uno estaba mal, debía sacudirse y alejar de si las cosas que lo tenían así, incluso el aire malo. Se desvistió, algo nervioso por la poca privacidad que tenia el lugar, y se dispuso a bañarse lo más rápido que podía

Se paso las manos por el rostro y se dio cuenta de que tenia algo de barba "buf, tengo que afeitarme" sacó del morral el cuchillo que llevaba... estaba desafilado "mierda, todo me sale mal hoy" se cubrió con la toalla y descorrió la cortina -Necesito afeitarme y no tengo con que…

Ocho mujeres incluidas Anna y Jannah se volvieron a mirarle. En las caras de algunas de ellas se hizo patente el hecho de que Tussio no era despreciable a sus ojos tal y como vestía ahora.

Sobre la mesa atinó a ver distintos tipos de trajes y otras piezas de valor…"ceremonial"

El rojizo de la piel del Caminante se intensificó al ver a tanta gente y se quedó sin habla unos segundos -Ah....eh... perdón... yo... no sabia.... - dudo unos instantes que hacer, no se esperaba algo así, finalmente atinó a pedir lo que le hacia falta -¿Por casualidad nadie tiene una navaja o una piedra de afilar?

Un par de mujeres le echaron una, sacándolas de los bolsillos delanteros de sus faldas. Jannah se levantó y volvió a empujarle contra el baño, echando la cortina nuevamente.

Luego todo fueron susurros y risas. Tussio creyó oír perfectamente más de una vez algo sobre él y partes de su anatomía

El Theurge estaba rojo de vergüenza mientras se veía al espejo para afeitarse escuchando lo que esas mujeres decían. Sentía el hormigueo debajo de su piel, no se había esperado encontrarse con todas esas mujeres, buen espectáculo estaba haciendo, quizás no Akim llegase a matarlo después de todo… porque Jannah lo haría primero.

Terminó de afeitarse y secarse, se vistió con la ropa que tenia antes de meterse a bañar.
Cada vez quedaba menos tiempo, así que Anpw se puso presto con la ropa, ya había arreglado mejor su pelo como le había dicho Jannah. Nada de lo que había ahí realmente le gustaba demasiado, pero eso no importaba, necesitaba ropa adecuada, ropa que llevaría un Garou, un Pura Raza y que dejara claro que era un hijo de Búho, un Caminante Silencioso.
No se contuvo para pedir opinión de todas las presentes así como su consejo, hasta que finalmente logró algo que le dejaba contento a él y que todas parecían aprobar. El toque final, fue algo de maquillaje, para muchos podía sonar ridículo, pero para los egipcios el maquillaje era un signo de la importancia de esa persona, no llevarlo en una situación así era casi como rechazar su herencia. Así que con un delineador de una de las presentes y un espejo se puso a trabajar en sus ojos.

La parte estética estaba terminada, ahora faltaba lo más importante, saber como desenvolverse. Las mujeres que acompañaban a sus anfitrionas eran de origen gitano así que posiblemente serian la más valiosa de las ayudas que podría obtener en un tiempo tan reducido.

Les explicó brevemente la situación y luego de pedirles que por favor no comentaran lo dicho allí dentro, preguntó - me gustaría saber algunas cosas, en primer lugar el significado de Ajoro Arcilar, y en segundo como debo presentármele y dirigirme a ella

Las mujeres le dijeron el significado del nombre. Viernes de Autoridad, el apellido normalmente se perdería con el suyo. En cuanto a la tradición. Si el casamiento era acordado tal y como él venia diciendo. Sus padres y los de ella tendrían que reunirse bajo una tienda, mientras a él le tocaba esperar en otra. Como él no tenia padres, presentes, tendría que designar a unos padrinos.

Sus padrinos discutirían el precio de la dote. Luego al fijarlo. El padre de ella, en este caso ese Akim saldría a dejar atado a un poste un paño rojo. Luego se celebraría la boda, conociéndose los novios en ese momento y jurándose los votos. Luego vendría una gran comilona... reunida entre los dos clanes de la boda y luego el tendría que llevársela a su tienda para consumar el casamiento.

Si la joven fuera virgen y el esposo estuviera a bien con ella, solo entonces él podrá salir y recoger el pañuelo dejado por el padre de ella, si ella no lo fuera, pero el esposo sigue a bien con ella, queda en manos de él, coger el pañuelo o no. El pañuelo es como le explican ellas, el método final de repudio...

-¿Y si yo estoy bien con ella, pero ella no conmigo? - no pudo evitar preguntar

Ella aprenderá a aceptarte. Es la ley entre lo gitanos, es él, el que tiene la última palabra.

Olvidarse de recoger el pañuelo o de salir él a comunicar su disgusto, al menos durante tres días, es decir no dar notificación a la familia, esta muy mal visto.
Así como olvidarse tras la consumación, de sacar el camisón de ella, o la sabana donde este la muestra de su virgo, también es muy grave

El tiempo que faltaba se pasó volando para el joven Caminante que no dejo de hacer preguntas hasta el ultimo instante. Estaba listo, habría ahora que ver que le deparaba el destino…

_________________


Mejor que Yaco, Mejor que Sandra, Mejor que Joanna, Mejor que Damian, Mejor que Enrique... Simplemente, Yo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lucie de Bélancourt
Doctora en chancletología
Doctora en chancletología
avatar

Cantidad de envíos : 240
Edad : 38
Ubicación : Gallaecia
Ocupación : Diva...
Fecha de inscripción : 08/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Vie Jun 01, 2007 2:59 am

Al cabo de una hora Oliver se fue y Jane estuvo un rato haciendo acto de presencia con sus abuelo, tras ello fue a la casa de Peter. Se había cambiado el conjunto de ropa dedicada para darse a ella misma la impresión de que variaba un poco de ropa... Cuando iba al instituto llevaba su uniforme aunque sabía que aquello era arriesgado, guardando sin embargo una de aquellas mudas en su mochila por sea caso... Tampoco quería aburrir a Peter y menos a ella misma.

La chica timbró a la puerta siendo recibida en primera instancia por una de las muchachas del servicio y a continuación por los padres de Peter que siempre le habían tratado de maravilla...al fin y al cabo era una Saintclair. Su aspecto era sencillo, llevaba un pantalón tres cuartos con unas botas altas de cuero negro, un jersey ajustado de Lacoste color rosa claro con cuello de camisa, con una chaqueta de cuero negro corta. Se había maquillado un poquito para realzar un poco su rostro.

Estaba esperando en el salón de aquella casa de estilo victoriano de aquel barrio adinerado de Washington D.C en el que ella misma vivía, hablando con la madre de su novio que le estaba animando a que siguiera sus pasos y se inscribiera en derecho cuando finalizara con el instituto...Aquello no le hacía gracia a Jane pero en cierta medida mantenía las formas...ya no quería volver a tener ninguna experiencia como la que le había llevado a acabar con su propia familia.
-No te preocupes más mama - dijo él entrando en la sala - Jane sabe perfectamente para que esta destinada, para grandes tareas – prosiguió antes de que su madre tuviera tiempo de reprochar.

Para tal ocasión y sabiendo de antemano a que tipo de fiesta iban, Peter se había decantado por unos vaqueros negros, un chaleco de cuello simulable al alto y sobre el cual vestía aquella cazadora negra que ella le regalara por su primer cumpleaños.

-Estas increíble - le murmuro al oído, tras la cual le dio un pequeño beso, ya sabían ellos de la formalidad de su madre y mejor salir sin que les reprochasen su actitud.

La chica sonrió al cumplido de su novio y se despidió educadamente de los presentes.... Cuando ya hubieran salido, Jane miró a su novio y le dijo - Buff... menudo rollo me echó tu madre, menos mal que llegaste ya -

-Si, a veces puede ser ... - dejó la palabra en el aire mientras se entretenía en darle el beso que realmente había querido darle en la casa.

-¿A donde vamos exactamente? - preguntó. Pues aunque ella se lo había explicado varias veces. Aun no se convencía de que fuera una fiestucha en una zonas tan despobladas de su mundo habitual.

La chica le devolvió el beso y lo miró un segundo apartando un mechón de su pelo para observarlo mejor - Estás buenísimo... ¿te lo he dicho alguna vez? - dijo primero para luego contestar a la pregunta de Peter - Pues ya te lo he dicho... al túmulo - dijo arqueando una ceja - Va a ir más gente, más parentela... ya te expliqué lo que era... No te preocupes - dijo ella intentando sonreír aunque sabía que aquello no debía de hacerle mucha gracia al chico.

Peter le sonrió ante el piropo y le dio un suave palmada en el trasero
-Tu también estas genial... no me canso de mirarte - la cogió de la mano -Un túmulo... eso suena a cementerio - dijo tetricamente - ¿es que son goticos o algo asi?

- Yo creo que son más bien lo contrario - dijo riendo - Es un rollo muy sanote en muchos aspectos... aunque también tiene sus contrapartidas - sonrió levemente -¿Vamos en tu coche o en el mío? –

-En el tuyo, no tengo ganas de que le pase algo al mío, no me fió del todo - confesó - esos hombre... esas.. bueno, alguna vez han dicho que piden y viven en la calle-

- Bueno, vale....como veas... Si, vaya alguno no lo tiene del todo fácil pero bueno mejor no se acerquen a mi cochecillo- dijo Jane mirando para su novio... Este sabía por experiencia en juegos que la chica podía dejarlo en el suelo rápidamente si así lo deseaba - No por nada judicialmente me consideran un arma blanca andante - afirmó riendo mientras se subía al coche. y abría la puerta del acompañante para luego arrancarlo.

-Tendrías que mandar limpiar el coche más de vez en cuando - dijo Peter con algo de molestia -hay polvo, como de barro en el asiento -echando fuera con la mano, una capa fina de color terracota.
-Creo que tu abuela lleva razón en una cosa, deberías pasar menos tiempo fuera y mas con gente....-

Jane lo miró a los ojos - Esta gente como dices son los míos. Y deja a mi abuela donde está en su casa... No me puedo creer que des la razón a mi abuela - negó abiertamente - Tu no eras así -

-Ya bueno... no era lo que quería decir - retiro la mirada - pero mira, dime si no es verdad que pasas mas tiempo entre ellos que con nosotros. ¿Que se supone que aprendes alli? -preguntó algo incomodo -osea que se supone que debe aprender una... una... - no sabia bien como decirlo, dado que nunca le gustaba decirlo

Jane negó nuevamente - Termina tu frase por favor ¿Qué ibas a decir? –dijo de forma perentoria.

-¿chica-loba?... podría ser ese el termino adecuado - dijo intentando que la cosa no se fuera de las manos. No quería discutir con ella, no otra vez y menos un día que se suponía era de fiesta para ella. Se lo había recalcado como un día especial. Pero aun así se le hacia difícil la situación.

- Mujer- loba, garou... Pues hay leyes por ejemplo. Yo por ejemplo nací bajo el signo de la media luna soy lo que llamamos una philodox, jueces, sería la mejor manera de resumirlo - se rió un segundo pensando en que llevaba media vida negándose a estudiar derecho - Pero aparte de las leyes hay muchas más cosas, ya te hablé de la umbra por ejemplo, de los espíritus, de los dones... Son un montón de cosas y yo apenas sé nada. El ser garou tiene una razón de ser y tenemos un papel en el mundo como ya te contó Paul. Hay que estar preparados y unidos para desempeñar ese papel.-

-¿Y ese papel es peligroso?. Lo pregunto por que bueno... el mito ya se sabe... lobos enormes de garras afiladas y siempre de mala hostia -– reprimió un temblor -no quisiera ver eso, ni que te pasara a ti nada malo por eso - concedió mas cariñosamente.

Jane tomó aire - Bueno si ya sabes podemos transformarnos en más de una forma... ya te lo expliqué... Algunos tienen más mala hostia que otros es como la gente normal - dijo pensando en sus "amigos" de aquella manada- y nada está exento de riesgo... Pero tampoco a mi me apetece que me pase nada - dijo sonriendo levemente girándose un segundo hacia él y acariciando su pierna con la mano destinada a ser usada para el cambio de marchas.

-¿Y que hay de los días de luna llena?, ¿también os ponéis juguetones?... como en esa peli de Gin..bueno esa de terror - preguntó posando su mano sobre la de ella - hoy no es luna llena, pero pronto lo será -enfatizo sonriéndole de esa forma tan suya

Jane se rió - No necesitamos de la luna llena para cambiar aunque algo influye en el carácter tengo entendido... pero - se rió - Creo haberte demostrado que la luna llena no influye en eso - lo miró un segundo mordiéndose el labio inferior viendo su sonrisa

-¿Y en que suele influir cosas como esta? -dijo acercándose algo más ella para plantarle un beso bajo la oreja se rió a continuación de su jugada -Jane... -susurro

Jane sintió un fuerte impulso clavando por un segundo sus ojos en los suyos y sonriendo con cierta picardía. Se giró nuevamente hacia el camino observando que estaban a apenas unos metros del desvío que llevaba al mirador que se situaba a unos 500 metros. La chica pegó un pequeño acelerón con el coche que respondió con un sonido que desvelaba la potencia del motor girando a continuación y volviendo a centrar sus ojos en los de su novio por un instante.

-Por ahí no se va al campo de Golf..ese que decías- puntualizó él pasándole la mano por el cabello -¿vamos a llegar tarde a posta Señorita Fujiwara-Saintclair -dijo puntualizando muy suavemente los apellidos -¿que dirían los demás de esta falta de tiempo, mmm? - rió nuevamente aun a costa de ganarse una mala mirada, dado que después de todo él la había provocado primero

La chica lo miró arqueando una ceja por única respuesta, parando el coche a continuación en aquel aparcamiento volviendo a centrar su vista en él de forma penetrante. Se podía ver cierto impulso cuasi depredador en los ojos color miel de la cliath (*1)
Peter sintió algo muy distinto en esa mirada. Su deseo, ya antes despertado creció de una manera desmedida. Antes había jugado un tanto provocándola, pero ahora ..ahora quería directamente ir a por el asunto. En cuanto ella lo miró lo supo, la deseaba y no pararía hasta verla complacida y ser complacido él.
Se deshizo la camisa rápidamente y se echo hacia delante buscando sus labios.
Tras ser satisfecho el deseo de ambos, Jane trató de recomponer un tanto su aspecto, estaba un tanto despeinada y pudo ver un enorme "chupón" incipiente en su cuello observándose en el espejo retrovisor - Mierda - dijo mirando para el chico - Te has pasado - dijo riendo aunque sabía que ella era la culpable de lo sucedido. Le habían contado sobre esta capacidad, aquello sí era un verdadero don y la chica había querida ponerlo en práctica.

-Esto ha sido muy alocado -dijo Peter -algo casi animalabotonándose la camisa de nuevo -pero no me importaría repetirlo -sonrió y volvió a besarla, en la mejilla esta vez. -¿No se enfadaran los tuyos por si llegamos tarde verdad?- pregunto preocupándose por la clase social a la que ambos estaban acostumbrados

- No tranquilo, no va a pasar nada... - dijo poniéndose correctamente el cuello de la camisa y subiéndolo un poco para que tapara aquel "desperfecto" . Tomó un peine de la guantera y se cepilló su larga melena para que se la pudiera ver en un estado "normal" - No te esperes una fiesta como la que darían tus padres o mi familia... va a ser algo mucho más sencillo - dijo mirándolo y de repente algo se cruzó por su cabeza - EL CONDÓN! MIERDA... No utilizamos condón! - dijo mirándolo a los ojos

Peter dejo de sonreír inmediatamente y enmudeció sombrío como un muerto.

Jane negó - Mierdaaa! - repitió y resopló mientras se ponía a pensar dejando el peine en la guantera del coche - Mañana voy al médico... Nos queda la píldora del día despúes... malo será - dijo mirándolo

-Te llevare a primera hora, te paso a recoger y luego nos vamos juntos, seguro que no es nada - se dijo para convencerse y mascullo algo para si -pongamos en marcha antes de que me queme la cabeza pensado en negativo-

Jane tomó aire mientras arrancaba el coche y asintió a lo dicho por Peter - Sí malo será... Ya sería casualidad esto hubiera tenido éxito y dos que tampoco funcione la medicación... mucha casualidad - dijo para tranquilizarlo y tranquilizarse a simisma mientras acababa de dar la vuelta al coche y se ponía de nuevo en marcha rumbo al túmulo. El resto del trayecto hasta el túmulo se desarrolló en silencio sólo interrumpido por el ruido del motor del coche "Y sí... y si no funciona... Esto es un cataclismo! El Apocalipsis! Es lo último que puedo hacer... Los mato del disgusto... y nos tendríamos que casar y el que dirán... buff que horror, no, no va a pasar, todo se va a arreglar aunque..." Jane estaba perdida en los mismos pensamientos que volvían una y otra vez mientras desfilaban los árboles alrededor de la carretera. Finalmente llegaron al túmulo. La chica tomó aire intentando no darle mas vuelta a lo mismo - Ya llegamos - dijo mirando para Peter y esbozando una sonrisa algo forzada.

_____________
*1 Gasto de un punto de rabia.

_________________
LIBERTAD PARA EL PUEBLO ENANO! DEJEMOSLES VOLVER A SU HABITAT NATURAL: LOS BOSQUES!
ROMPAMOS CON SU ESCLAVITUD SON NUESTROS IGUALES! NO TIENEN PORQUE ESTAR GUARDANDO LOS JARDINES HUMANOS, MERECEN SER LIBRES!!!!!!
LIBERTAD!

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://astrorojo.editboard.com
Abdul Al Hazrad
Artífice del foro
Artífice del foro
avatar

Cantidad de envíos : 147
Edad : 38
Ubicación : Lanús
Ocupación : Playboy Multimillonario
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Vie Jun 01, 2007 3:47 pm

Espinoza le llevo consigo y junto a sus compañeros le buscaron ropa adecuada. Al menos la maxima que se dejó ponerse.

Unos viejos vaqueros rasgados y desgastados y una camiseta negra. Le ofrecieron un par de grandes botas;
El calzado seria incómodo, dado que a los lúpus les gustaba sentir el suelo bajo las patas, pero era necesario para no cortarse. Era eso o vendarle las plantas de los pies, dejando únicamente dedos y talón al aire, según sugirio la roehuesos. La decisión estaba en boca de Espíritu de Plata

Complementaron su vestimenda ofreciendo una tira de lino rasgado para la cabeza, para que de alguna forma tuviera recogida esa maraña de pelo suyo.

Sus compañeros le señalaron como vestirse y esperaron, decidiendo entre ellos una cuestión en la que había caído el más joven de ellos, el philodox.

-No podemos ir por la calle llamándole Espíritu de Plata- explicó a sus amigos -suena raro para los humanos que lo oigan y podría delatarnos si hubiera algún enemigo cerca.

-Siempre podemos inventarnos uno para él. ¿Qué tal Jowie Stuart o Jimmy Black? Nombre y apellido para que parezca más creíble - dijo Espinoza mirando a su amigo de reojo. Bien pudiera ser que a él no le gustara al idea. Seria como perder identidad.

-Son muy largos - se quejo la chica--algo más corto que lo recuerde... John, Tim, Jim... -sugirió

Espíritu de Plata observó intrigado la ropa. No era que las prendas le resultaran extrañas, las había visto cientos de veces, era más bien la idea de ir cubierto con algo más que su pelaje a lo cual no se terminaba de acostumbrar. Nunca lo haría.

Primero se puso los jeans, intentó en vano mantener el equilibrio mientras se los ponía, si bien era bastante ágil, la forma bípeda no era a la que estaba más acostumbrado, y el vestirse era un desafío. Desafío a los cuales los humanos se enfrentaban a los seis años; aunque al lupus no le iba tan mal, si se tiene en cuenta que tiene la mitad de esa edad.

Tumbado en el suelo, pero con el pantalón puesto, se paró nuevamente. Le había costado encontrar la salida correcta para sus piés, en ese jean lleno de rasgaduras, y mientras se lo cerraba sintió como la cremallera amenazó pellizcarle las partes. Ahora parecía tener que enfrentarse a otro laberinto de tela. Tomó la camiseta, y con bastante torpeza, estirando la tela casí al límite de la resistencia de las costuras, logró sacar su cabeza por el agujero del cuello. Forcejeó un poco más, y finalmente consiguó sacar los brazos por los agujeros creados con ese fín. De puro azar tenía la camiseta puesta correctamente.

Sentía toda esa experiencia como algo incómodo y embrazoso. De sólo pensar que los humanos hacían eso todos los días de sus vidas, un escalofrío le corrió por la espalda. Quedaban las botas. Resopló al observarlas. Con sus patas estaba siempre en contacto con Gaia, cubrirlas romperían ese vínculo, al menos, en lo inmediato.

Con algo de pesar, se sentó y empezó a calzarse, nucna había visto homínidos con la patas vendadas como dijo la rohehuesos, y no quería llamar la atención. Con esfuerzo y la ayuda de sus nuevos compañeros, se calzó y se puso de pié. Se sentía muy incómodo, y dió algunas vueltas para acostumbrarse a andar calzado.

-Pueden llamarme como deséen en la ciudad, no tendré problema con eso.- Dijo, no tan preocupado al respecto, eso también formaba parte del engaño, así como la ropa y la forma homínida adoptada, para no ser reconocidos por su presa.

-Entonces de acuerdo. ¿Que te suena mejor John o Jim?- preguntó la chica tomando la voz cantante, como ragabash que era, arrebatándole la palabras a sus compañeros

El lupus la miró, algo extrañado, ambos significaban lo mismo para él. Aunque John, al sonar más grave, le resultó más de macho. -Que sea John.- Respondió.

-¡Bien ya tenemos John!- exclamó contenta.

Los otros dos se encogieron de hombros y comenzaron a abrir la marcha, explicándole por el camino a Espiritu de Plata los pormenores de la misión. Tenían que cazar a un par de perdiciones, que molestaban a los humanos... "moglis" segun los llamaba Espinoza, que vivían cerca de la fábrica de tabacos. Esperaban llegar antes de que fuera a peor, y lo peor sería dar con un fomor.
El territorio era neutro, no estaba bajo el mando total del Wyrm, ni bajo el mando total de Gaia, por lo que las peleas eran contínuas por coger y no ceder terreno.

En el plano físico, era una gran factoría, grande como un campo de fútbol, con gran cantidad de campos solares libres alrededor, solares de pronta edificación de oficinas al parecer. -La tejedora tambien mete la cabeza- comentó la ragabash en una de esas.
En el plano umbral, era una facotria tambien, solo que del siglo XVI, con gran cantidad de humos lanzados al cielo, polucionandolo.

Haciendo así, prolifera la vida de las perdiciones de toxina. La factoria por suerte no era suya. Aunque de dejarlas continuar podría darse tan terrible suceso.

-Tenemos que matarlas ahora que todavía son pocas. Unas cuatro o cinco, que rondan siempre entre la factoría y las calles, en busca de presas- dijo Espinoza tomando el mando.

-Mila- que era como se llamaba la chica. -Tu irás con John a la Umbra primero y dareis un vistazo prudencial. Nosotros lo daremos por este plano. Volved en menos de diez minutos o entraremos a buscaros. De cualquier forma, en diez minutos reunión allí- dijo señalando uno de los solares vacíos.

El lupus asintió, y le hizo un gesto con la cabeza a Mila, para que buscaran un lugar fuera de la vista de los curiosos. -Busquemos un lugar más tranquilo- Le dijo.

Dieron con una zona al refugio de vista indiscretas y pasaron de lado. Los vientos espirituales que normalmente hacían de la corriente umbral de los bosques un paso más ligero, se recentian aquí. Se pegaban a la piel como una capa pegajosa haciendo notar el cuerpo entumecido en el proceso del paso.

Ese era el precio por vivir en la ciudad, el dejar de sentir de verdad lo que era el cambio libre. Tejedora, dura y fría, era la dueña del paso y su herdidumbre era más ancha, cuanto más lejos de Gaia.

El lupus aguzó sus sentidos para rastrear la fuente del Wyrm en la zona. Dió con él, un olor intenso, que estaba dentro de la factoria para su desgracia.... eso significa que el Wyrm se había hecho definitívamente con ella.

Miró a su compañera. -Están ahí dentro- dijo, olfatenado el aire. -¿Vámos a echar un vistazo?-

-Vale, pero uno rápido y volvemos- dijo la chica agachándose, buscando con la vista un hueco por donde colarse.

El lúpus se acercó cautelosamente al lugar. No quería ser descubierto. Olfateaba atento a cualquier movimiento o señal de peligro. Saltaron la valla umbral con facilidad, dado que era de madera no muy alta y colarse resultó igual de sencillo. Al final hallaron un hueco entre sus viejas paredes. No era lo suficiéntemente ancho para los dos, tendrían que pasar de uno en uno, pero al menos entrarían.

-Yo iré primero, estate atenta.- Dijo. Cambió a lúpus y se metió en el hueco, procurando hacerlo lo más silenciósamente posible. Aprovechó sus sentidos lupinos, aguzados por el don, para explorar la zona. Su ropa yacía detrásde él ahora, inservible.

Los dos avanzaron hacia delante por una superfice metalizada y herrumbrosa. Poco había que ver en el lugar, solo miles de antigas máquinas mohosas detenidas en el tiempo. Antiguas planchas y machacadoras de tabaco; alisadoras de papel y alguna que otra cosa desconocida.

Pero de todo ello, lo que más vió, con desagrado, fueron las arañas. Las antiguas servidoras de tejedora, eran ahora sirvientes del wyrm, con sus piezas metalicas enegrecidas y dejando un rastro liquidoso en sus paseo. Eran grandes como un gato adulto

El lúpus se arrastró al interior de la construcción umbral, manteniendo el vientre pegado al piso, ocutándose. Debía saber que más se ocultaba en ese lugar. Su compañera le imitó y juntos pudieron avanzar hasta llegar al final de la rejilla de metal, por debajo de ellos les llegaban voces del piso inferior y un extraño sonido de metal contra metal. Al menos habría dos personas o cosas, sino más, allá abajo.

La chica parecía intranquila, pero decidió asomarse al igual que él y lo que vió hizo que su cara se pusiera pálida de repente. Allí abajo estaba nada más y nada menos que Rictus, la pesadilla de Washington. Caminaba de un lado a otro arrastrando un cadena ensagrantada, al final de la cual pendian cientos de agujas de distintas variedades y tamaños. Era uno de sus muchos equipos de cirugia y éste lo estaba usando para extraer fluídos de dos pares de criaturas reptilianas de gran tamaño que esperaban sin rechistar, echadas a sus piés.

-Os portaiss mi bien niños..sisssi, mis preciosos scrags...pronto estareis listos. Esssass pequeñas perdicionesss hicieron bien su cometido, ssirvieron de basse para misss propositoss muy bien- decía mientras extraia unos jugos e introducía otros

-Ten... tenemos que irnos de aquí ahora... ya- susurro lo más levemente la ragabash -ya..antes de que..-

-Less oiga hablar másss alto- finalizó la frase Rictus, dándose la vuelta hacia ellos, dedicándoles su sonrisa más siniestra.

-¡Ve!- Le dijo a la ragabash, mientras el corría detrás de ella, cubriéndole la espalda.

-¡Apresadlos!- fue lo único que les dió tiempo a oir antes de poner pies en polvorosa.

Nadie les seguia sin embargo, algo que dada la situación... era realmente preocupante.

El lupus observaba para todos lados, con sus sentidos aguzados, buscando alguna criatura que quisiera cerrarles el paso. -¡No mires atrás y continúa!- le dijo a su compañera.

-¡No hay agujero!!- gritó la chica -estas malditas arañas lo han cerrado- dijo golpeando a una en el proceso de cambio a Crinos. La araña salió despedida de la pared y chocó contra el suelo entre chillidos de dolor.

-¡¿Qué hacemos?! ¡¿Qué mierda hacemos?!- dijo empezando a perder el control.

-Las ventanas, sal por ahí.- Le dijo en la alta lengua a la muchacha, mientras cambiaba a crinos y se ponía en guardia. La chica asintió y tomando un poco empuje salto hacia su objetivo, sin embargo eso era lo que ellos habían esperado. La ventana fue su trampa. Cambio rauda, sus cristales crecieron hacia ella, tal y como era el deseo de la mayor de las arañas.

Ese era el nuevo poder otorgado por el Wyrm, por el theurge. Ya no les hacía falta tocar para cambiar, ahora con la simple vista podían modificar y matar a consecuencia.

-¡Auugg!- fue el gemido lastimero que oyó Espíritu de Plata cuando su compañera se empaló contra los cristales, la propia inercia de su cuerpo la llevo terminar de caer sobre ellos, destrozándolos, abriendo un hueco en la ventana para él, pero a un coste terrible.

-¡No!- Gruñó el lúpus, apretando los dientes y tensando las garras, saltando sobre las arañas en plan de destrozarlas. Se sentía culpable, por haber caído en la trampa de esos seres despreciables, por que aquella muchacha yacía herida por su falta de astucia. Las arañas se hicieron a un lado y retrocediron escalando por la pared, lejos de sus garras. Así cada vez que el lo intentaba, parecia como si estuvieran retrasándole.

Resopló, frustrado. No podía perder tiempo, tenía que salir de ahí y llevar a su compañera herida a un lugar seguro. Lanzó una última mirada amenazadora a las arañas, y saltó por la ventana por la que salió su compañera.

Al salir, vió que sus compañeros habían acudido en su ayuda tal y como habian dicho, si se retrasaban. Habían cogido a su compañera en peso y se acercaban a él con la preocupacion pintada en el rostro.

-¡¿Quién os dijo que entrarais?!- gruñó Espinoza -¡¿Qué pasa ahí dentro por Gaia, de que se huye?!-

-Arañas, al menos dos, cuatro scrags y Rictus.- Dijo mientras recuperaba el aliento. -Yo le dije de entrar.- Admitió con culpa y vergüenza.

-Ric..ric... - no terminó la palabra -¡Entonces vámonos ya!- gritó -tú corre con ella- le dijo al otro, -nosotros vamos en la retaguardia- haciendo referencia a él mismo y a Espíritu de Plata.
Espíritu de plata asumió su forma lobuna y fue con Espinoza, atento a lo que ocurriera.

No pararon de correr hasta llegar al túmulo. Fue una suerte que nadie les persiguiera mas allá de la factoría, sin embargo para sus corazones existía un dolor que no podrían olvidar. Su compañera no resistiría más sus heridas. Estaba pálida y cada vez le costaba más respirar.

El otro joven corrió a buscar a los sanadores, olvidándose de Espiritu de Plata. la chica esperaba tendida en el suelo, con el cuerpo entre temblores, llorando ante el temor y dolor que sentía. Sólo Espinoza y el lúpus estaban allí para acompañarla en esos duros momentos.
Espíritu de Plata no sabía que hacer. No podía sanarla, no podía hacer nada para ayudarla. <Resiste> le impulsó, con tristeza y rabia por haber sido ella quien pagó por su falta de previsión.

_________________
¡PUEBLO ENANIL! LOS JARDINES SON SU HOGAR, LA LIBERTAD NO ES DEFINIDA POR LA AMPLITUD TERRITORIAL, SINO POR LA LIBERTAD DE DESICIÓN, LA LIBERTAD DE PENSAMIENTO. POR ESO, NO AL EXODO A LOS BOSQUES. LA CONVIVENCIA PACÍFICA ENTRE HUMANOS Y ENANOS ES POSIBLE EN LOS JARDINES, LEJOS DE LOS YA CONOCIDOS PELIGROS DEL BOSQUE. NO DEJEN QUE UN MONTON DE CONSIGNAS SIN SENTIDO CONFUNDAN EL VERDADERO SENTIDO DE SER LIBRES.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Argos Cristal-Silencioso
Ancillae
Ancillae
avatar

Cantidad de envíos : 134
Edad : 35
Ubicación : Perdido entre libros
Fecha de inscripción : 10/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Dom Jun 03, 2007 2:27 pm

Mila se aferró a la mano de Espinoza mirándole a los ojos, sus ojos estaban abnegados en lagrimas y por la comisura de sus labios corría un hilo carmesí.

-N...no.. -intento hablar
-Mila, por favor no hables -le rogó su compañero muy angustiado, aunque agachandose hacia ella, dado el repetido intento de esta por hablar

-...culp.. .... .cast.. sus ultimas palabras se perdieron en su débil susurro y Espinoza se quedo contemplando su cuerpo yaciente. Lagrimas corrían por sus mejillas.

Su otro compañero, su hermano, llegaba un solo minuto después junto a un sanador. La escena lo destrozo, se echo junto al cuerpo inerte de su hermana tomándola entre los brazos, cubriéndola de sus lágrimas sin encontrar consuelo.

Antes de que Espíritu de plata pudiera hacer o decir, Espinoza le hablo muy calladamente, como en un débil ruego.
-Vete, déjanos por favor



En otro lugar, lejos de allí ajenos a lo sucedido el resto del túmulo estaba de celebración.

Habían readaptado el viejo gimnasio como sala de baile. La banda tocaba en un de los laterales. Viejos amigos y primos, conocedores de en donde se metían y que no tenían nada que extrañar si ocurría algún cambio.

Una gran fila de mesas al otro lateral, soportando el infinito peso de la comida y la bebida. Iba ser una noche larga, así que mejor estar bien aprovisionados.

Toda la sala contaba a media luz, más en oscuridad que en otras celebraciones. Dado que esta era una noche de escapadas y escándalos nocturnos. La noche de las infracciones. Madre Tamara concedió que se haría la vista gorda siempre y cuando no ocurrieran grandes abusos y igualmente concedía la liberación del verdadero cuerpo a quien quisiera.
Aun así los metis fueron recatados y no optaron por tomar su forma real, no daba lugar allí dentro y además se comían espacio, comentaban divertidos.

Antes de dar comienzo la fiesta. Tamara anuncio que debía ausentarse por unos días del túmulo, con ella marcharían algunos de los buenos muchachos del túmulo como escolta. Les regaño por sus insinuaciones a viajar acompañada como si fuera una muñeca de porcelana. Ella que había viajo de costa a costa, antes de que ellos llevaran pañales. Se rieron con ello, le gritaron que todo era por su bien y le desearon buen viaje;
Entre las sombras un viejo compañero la despidió con un gesto de cabeza, sus miradas se captaron durante solo un segundo y ambos sonrieron al verse de nuevo reunidos en un túmulo. Paul era bien admitido.

La fiesta comenzó, la música empezó a sonar y pronto la pista de baile estuvo llena. Todo parecía marchar bien, hasta que la calma quedó rota por un grito insultante
-¡¡Entra te digo asquerosa chismosa!! - auqella joven que una vez estubiera haciendo manitas con otro parentela en el banquete de mediodia, entraba ahora en la sala de baile trallendo de la mano a Ambar, dejandola caer al suelo sin miramientos. El chico iba unos pasos por detras visiblemente avergonzado.

La música seso con la interrupción y solo era audible las palabras de enojo que continuaba profesando la parentela
-¡¿Cuando haréis algo con ella? Con este animal que escucha a escondidas!

Gemidos...¿No daño? -dijo en ese momento Ámbar interrumpiéndola. La parentela cambió de color al escuchar risas entre los presentes. Algunos imaginaron que había pasado.

Mi querida Lucy - se adelanto William dirigiéndose a la chica-lo que fuera que estuvierais haciendo... -lanzó dos sonoros besos al aire para remarcarlo, provocando más risas y una nueva mirada de odio por parte de la chica -lo que quiera que fuera, seguro que fue en un terrible momento, no se gime por nada después de todo - nuevas risas -sabremos explicar Ámbar que equivoco dolor con gozo y la enseñaremos a que este alejada de ti, dado que ella que quería protegerte, solo ha provocado tu ira cortándote el…

-Cállese ya. Tú y todos los que se ríen con tus palabras. Me dais asco. Esta cosa me da asco -mirando a Ámbar que se acurrucó más mientras la otra continuaba -mucho decir sobre hacer, pero no hacéis una mierda... siempre lo delegáis. ¡Ella tendría que estar muerta!¡¡Os lo he oído decir a algunos!!¡¡No lo neguéis..da más problemas que soluciones..esta -fue a darle una patada y todo se escapo de las manos.

Lucy salía precipitada contra la masa. Ámbar había cambiado y la había golpeado antes de dar tiempo a mayores reacciones. Estaba fuera de si y la culpa era de todos. Consiguieron reducirla a la impresionante crinos negra antes de que lastimara alguien más. Por suerte Lucy no se había lastimado demasiado, pero aun así la curaron.
Elora se encargo de conducirlas a sus respectivos hogares, obligándolas a dormir, para ellas la fiesta acababa allí y ahora. Se despacharon buscadores para hallar a la única pareja no presente en la sala. Los vigilantes de Ámbar;
Amen y Voz del Trueno.

Luego poco a poco con palabras tranquilizadoras y ánimos por parte de William, Dientes y "Ceba" la fiesta todo volvió a su cauce. Tussio desde la puerta tal vez no pudiera dar crédito a lo que había acontecido ante sus ojos. Aunque ahora su preocupación más inmediata era un asunto llamado "compromiso".
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Abdul Al Hazrad
Artífice del foro
Artífice del foro
avatar

Cantidad de envíos : 147
Edad : 38
Ubicación : Lanús
Ocupación : Playboy Multimillonario
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Dom Jun 03, 2007 4:11 pm

Espíritu de Plata se alejó sin más. Respetando el dolor de Espinoza. Sentía mucha impotencia, siendo sólo un cachorro, no tenía la habilidad o fortaleza como para enfrentarse a criaturas como Rictus, aunque se le hubiera tirado encima si pensarlo si se le cruzaba en ese momento.

No lloró. La tristeza se manifestaba de otra forma en él. Tampoco impedía que siguiera adelante. No iba a haber luto de su parte para Mila si no sobrevivía la noche, y no encontraría mejor forma de honrar su muerte que seguir adelante, intentando dar caza a aquellos que le causaron tanto daño.

Ella estaba en manos de Gaia ahora.

A lo lejos, podía ver como preparaban una fiesta. Fiestas y juegos, era todo lo que se hacía en ese túmulo. Llego por su mentor perdido, y hubo una fiesta y una comilona. Ahora una garou agoniza, el Wyrm está en las puertas de su refugio, y no tiene nada mejor que hacer, que una fiesta.

Resopló y aulló de tristeza, de impotencia. No entendía ala gente de ese túmulo, quizás había tomado una desición equivocada al quedarse ahí.

Sin pensarlo dos veces, comenzó a correr en la dirección del rastro de las moras que le traía el viento. Fue tras Ojos de Fuego y su manada, quizás a ellos sí les interesaría hacer algo con respecto a la amenaza por la cual murió Mila.

_________________
¡PUEBLO ENANIL! LOS JARDINES SON SU HOGAR, LA LIBERTAD NO ES DEFINIDA POR LA AMPLITUD TERRITORIAL, SINO POR LA LIBERTAD DE DESICIÓN, LA LIBERTAD DE PENSAMIENTO. POR ESO, NO AL EXODO A LOS BOSQUES. LA CONVIVENCIA PACÍFICA ENTRE HUMANOS Y ENANOS ES POSIBLE EN LOS JARDINES, LEJOS DE LOS YA CONOCIDOS PELIGROS DEL BOSQUE. NO DEJEN QUE UN MONTON DE CONSIGNAS SIN SENTIDO CONFUNDAN EL VERDADERO SENTIDO DE SER LIBRES.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Batto
Orgulloso seguidor de Mercutio
avatar

Cantidad de envíos : 100
Edad : 31
Ubicación : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 12/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Dom Jun 03, 2007 6:15 pm

Freya no terminaba de reñir al cachorrillo, cuando Pack le pedia silencio con un movimiento de la mano. Abajo habia ruido.

Elora entraba por la puerta principal de la casa, portando en sus brazos a un joven insconciente. Madre le habia explicado la situacion y aunque a Elora no le hacia mucha gracia de que iba la cosa, estaba complacida por lo que supondria tenerle alli.
Deposito al joven en el sofa con mucho cuidado y tras arroparlo con una manta paso a la cocina a recoger una jarra de agua. Tal vez el chico tuviera sed cuando se despertase.

Tambien tenia que pensar en que ropa iba a darle, tal vez la de su hijo mayor le estubiese bien, penso.
Freya alzó una ceja y escuchó todo el barullo, se colocó el anillo empezando a salir, antes de desaparecer miró al muchacho.

- Espero que sea cierto que Elora es tu madre – dijo seria - que si no, tendrás que responder ante una Camada de Fenris y ante – miró significativamente a Pack...
Dio media vuelta y empezó a caminar hacia abajo con tranquilidad, mirando interesada a su alrededor.

El joven permanecio inconsciente por algunos momentos, mientras que las imagenes pasaban por su mente, el sudor perlaba su cuerpo mientras que volvia a ver al extraño garou danzando con facilidad entre los demas, cortandolos, haciendolos pedazos con sus garras, hasta que finalmente llego hasta él. Despertó violentamente cuando las garras de su adversario estaban a un centimetro de su cabeza.

Hellionte boqueo por aire mientras que se enderezaba observando los alrededores, con urgencia. Suspiró al ver que se encontraba en lo que parecia ser una casa. Por suerte al enderezarse la manta solo se habia deslizado hasta su cintura asique no estaba totalmente desnudo. El joven se tomó la cabeza largando un suave gemido de dolor, mientras que intentaba recomponer los recuerdos... estaba en el rio...

Cuando finalmente se habia topado con ese anciano... no podia entender bien lo que decia... ¿Y entonces se habia desmayado? tendria sentido...

Hellionte suspiró abriendo sus ojos azules, observando los alrededores de la habitacion, buscando personas

Lo primero que vio fue una mujer mayor, de pelo rubio claro en el umbral de una puerta. Traia el rostro serio y parecia esperar a algo o a alguien, sin perder de vista las escaleras.
Escaleras por las cuales descendia una joven en estos momentos, seguida al parecer por un joven de rostro orgulloso.

Freya miró al muchacho y alzó una ceja intrigada y luego miró a Elora y por su expresión no pudo evitar sonreírse levemente al ver la jarra que traía entre las manos...

- Y espera a saber que, creo yo, tu hijo apareció en determinado momento y lo asustamos tanto creyendo que era un engendro del Wyrm, que se orinó en los pantalones – dijo con socarronería.
Hellionte fruncio el ceño ¿A donde habia ido a parar? Se mantuvo en silencio sin entender a que se referia la joven...
De reojo el Fenris se aseguro de que no hubieran armas ni nada amenazante cerca. No tenia idea de a donde lo habian llevado... ¿Seria este el lugar al que el habia intentado llegar?

-Ya hablaremos vosotros y yo luego – dijo mirando a Freya y Pack muy seriamente, el joven que se colocaba ahora a la derecha de su pareja -ahora tengo un asunto más importante entre manos;
Veo que ya has despertado –
anunciando asi a los demas que tenian un invitado.

Se dirigio a uno de sus muebles y saco un vaso de agua, sirviendola un abundate cantidad.
-Toma, estaras sediento. Thomas se cuido de limpiarte y coser tu herida, pero lo que es ropa ... – suspiró - ... ¿cuanto mides?

-¡Mama!- grito un cachorro apareciendo por las escaleras. Todo un crinos grisaceo -¡Mam...!

-¡Y contigo tambien hablare más tarde, ahora baja aqui y presenta tus respetos!- le corto su madre, sin dar muestras de preocuparse por el comentario de Freya. Tal vez lo hablara a posteriori con los tres a la vez.

Freya suspiró profundamente y miró a Pack.

^^^Genial, creo que mamá se ha enojado con sus tres hijos^^^ dijo en griego mientras sonreía levemente ^^^y no me agrada este sujeto^^^ miró a Hellionte ^^^demasiada Pura Raza junta en un mismo sujeto^^^ hizo una mueca ^^^aunque... bueno^^^ sonrió divertida ^^^no se le niega que es... ajam... guapo^^^

Rió un leve instante sabiendo lo que ese comentario causaría en Pack mientras bajaba completamente las escaleras y se acercaba a Elora y al sujeto examinándolo detenidamente.

- Le había traído ropa a Pack, pero parece que no le agradó, al menos los zapatos - dijo mirando el calzado del Roehuesos - así que, al menos, si es que tiene la misma talla de Pack, puede usar uno de los cambios - miró a Elora.

Hellionte tomó el vaso de agua y observo a la mujer, asintio con la cabeza -Gracias por su hospitalidad... señora- dijo mientras bebia un trago.

Observó a la joven que se ponia a hablar en otro idioma. No le habia agradado del todo ese gesto, pero bueno, asi como el no sabia quien era... ellos tampoco... tranquilamente podia ser un enemigo.

-No sabria decirle cuanto mido...- le dijo con sinceridad -Entre un metro ochenta y noventa...-dijo mientras que se observaba -Creo...- le dijo con leve inseguridad.

Era resaltable lo tranquila que era su voz, su misma voz tenia un magnetismo, un porte extraño, noble tal vez...

-Disculpe...¿Donde me encuentro?- le dijo -No quiero ser irrespetuoso... pero mis ultimos recuerdos son confusos...-
Hellionte hizo su mejor esfuerzo para no sorprenderse al ver al crinos que bajaba por las escaleras.

-Estas en mi casa, yo soy Elora y estos jovenes son mis invitados – dijo señalando con un movimiento de muñeca a Pack y Freya -aquel es mi hijo pequeño Atos y si, es un metis - suspiro señalando lo evidente.

-¡¡Madre!!- se quejo el cachorrillo

-Lo que se es, se es. No podemos ocultarlo, pero podemos luchar por mejorarlo. Siempre te lo he dicho – le dijo su madre y volvio la mirada de nuevo hacia Hellionte.

-Estas en un lugar seguro. Soy la jefa del Clan de la Colina, que esta dentro del protectorado del Tumulo del Despertar y clan del mismo nombre, en Washington, donde se te esperaba cabe señalar. ¿Recuerdas algo de tu ataque? – preguntó antes de tomar aire -¿recuerdas quien eres? – continuo mientras le pasaba la jarra a Freya

<Bebed que estareis sedientos> le impulso algo quisquillosamente

- Pack – dijo Freya - tráele un cambio de los tuyos, de los que te traje al muchacho – le miró ^^^ No querrás que ande desnudo por la casa^^^ dijo con sonrisa divertida y pícara - Por cierto, yo no tengo sed, ¿Tú sí? – le miró alzando la jarra hacia él... y miró hacia el Camada - Freya, un gusto, quien quiera que seas.

-Recuerdo... que nos atacaron danzantes de la espiral negra... ibamos ganando... cuando aparecio otro garou... extraño, oscuro, con bendajes extraños en sus brazos... el mato a todos y me dio un buen golpe en la cabeza...- dijo suspirando

-No... no recuerdo nada... sin embargo el me llamo Hellionte varias veces, parecia saber muy claramente quien era... recuerdo que soy un camada...-

-Pero no recuerdo mucho mas...- dijo suspirando mientras que tomaba otro trago de agua, dejando ya el vaso por la mitad.

-Un gusto, Freya...- le dijo coordialmente el Fenris, haciendo una pequeña reverencia con la cabeza -Y un gusto conocerla a usted señora Elora...- dijo haciendo otra –Gracias por cobijarme...- dijo suspirando, antes de tomar otro trago de agua.

-Desperte entre los cadaveres de los demas... el garou estaba esperando pacientemente a que me levantara... al parecer por alguna razon venia a matarme... me dijo que se llamaba Viento-Negro...- dijo suspirando -Peleamos... pero el era demasiado rapido... me dijo que no estaba listo para enfrentarlo... y que pospondria su encuentro conmigo...- dijo haciendo una mueca

-Tambien me indico que hacia aqui era donde me dirigia antes...- dijo el camada y se termino el vaso de agua con un ultimo trago, un poco mas largo que los anteriores.

-¿Viento-Negro?- repitio Elora mordisqueandose un nudillo pensativa -No se quien es – resolvio - pero no dudare en enterarme – afirmo.

-Lo que sin duda es increible es que te pasara lo mismo que a Oliver... un joven de los Hijos de Gaia que aparecio en iguales condiciones que tu, hace algun tiempo – aclaro - puede que sea algo en comun, tendre que hablar con Thomas, llevo la investigacion... – siguio divagando más para si misma arrastrando palabras en voz baja.

-¿Mama donde va a dormir?- pregunto el cachorro, interrumpiendo sus pensamientos -etos ya me quitaron mi cuarto para... – miro a Freya, pero luego trago saliva al desviar la mirada hacia Pack y callo lo que iba a decir.

-Habras de dormir en el cuarto de tu hermano con Pack. ¿No habra quejas verdad?- interrogo a los jovenes. <La situacion ha cambiado> les informo
-Hellionte ... ¿que recuerdas de nuestras costumbres?-

Freya suspiró y miró a Pack.
^^^Demasiado bueno para ser real^^^ se encogió de hombros... y luego miró fijamente al Metis...
<Tú hablas y yo hablo> entornó los ojos amenazadora... como se le saliera una sola palabra, a ella se le saldrían mil más.
Hellionte se encogio de hombros -Recuerdo vagamente... algo...- dijo el joven haciendo una mueca

-Pero no demasiado...- dijo concentrandose en hablar con Elora. Que estuvieran constantemente hablando en otro idioma frente a el lo ponia levemente incomodo.

-Y por favor, no se preocupe tanto por donde vaya a dormir... podria quedarme aqui en el sofa para no molestarlos...- le dijo amablemente
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Batto
Orgulloso seguidor de Mercutio
avatar

Cantidad de envíos : 100
Edad : 31
Ubicación : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 12/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Dom Jun 03, 2007 6:16 pm

-Tengo que preocuparme, no todos los dias aparece alguien como tu ante la puerta – dijo y miro a los otros jovenes -os dire lo que vamos a hacer – tomo aire y comenzo a dar directrices.

-Atos, iras a tu cuarto a por la otra colcha y la pasaras al cuarto de tu hermano, junto a una muda limpia de savanas. Dado que tu hermano solo viene de vez en cuando, no tiene de que quejarse.
Pack, sube a por esa otra muda para Hellionte, Freya llegate a por el maquillaje... no puedes ir asi al baile –
no iba adejar que fuera asi. Saldria de su casa de nuevo como una reina.

-Y tu joven- le dijo a Hellionte -se que no estas para fuiestas, pero quiero que salgas y vayas con ellos, respires aire libre y vuelvas a escuchar los ritos y canciones de nuestro pueblo, tal vez asi hagas memoria- cogio aire -os quiero de vuelta, eso si, antes de que yo me acueste... – miro su reloj - a eso de las cinco o las seis de la mañana. Tampoco quiero ser muy madrugadora mañana – sonrió.

Freya alzó la mano.
- Ah – alzó una ceja - que si me ayudas, te lo agradeceré – se sonrojó...

Hellionte asintio levemente. Realmente no estaba para ir a una fiesta... pero era cierto... seria bueno estar expuesto a una situacion que le pudiera traer recuerdos. -Despejar mi mente no me haria mal...- dijo el joven -No se preocupen tanto por las ropas... algo que les sobre... ropa vieja o que no usen mucho...- dijo humildemente.

Elora nego con la cabeza.

-Normalmente asi seria, pero dado quien eres, si te viera algun Camada mas honorable... – suspiro- ya me odian bastante por motivos propios para que ahora me reprochen que no visto bien al hijo del Gran Jarl del Norte-

Freya alzó una ceja y miró a Elora azorada... hasta entonces no se había preguntado nada sobre su padre, se miró en el espejo y recordó a su madre, el tono de su piel y de sus ojos no los había heredado de ella... su padre había sido... trago saliva y suspiró profundamente acongojada... ni siquiera sabía quién era él en la Tribu de los Camada... pero su Pura Raza... cerró los ojos un breve instante... no recordaba nada de la tierra de su padre, ni de sus costumbres... conocía las de su madre, porque ella la había criado, pero quizá era el momento de acercarse más a la tribu a la que también pertenecía, de la que era también miembro, aunque no quisiera que los demás se enteraran... miró a Hellionte y luego a Elora, empezaría a seguirles más de cerca, para aprender todo de su pasado, de sus ancestros... su mismo nombre lo gritaba... sabía que "Freya" era una diosa nórdica... un nombre elegido por su padre y avalado por su madre... pero tras eso, no sabía más... más que su padre había muerto... se lamió los labios y se abrazó a sí misma pensativa... ya era el momento de dejarse de tonterías y empezar a saber cuál era su historia, aunque ni las Furias, ni los Camada la quisieran tras la determinación que había adoptado: ser una Roehuesos...

Hellionte hizo una mueca al escuchar lo que la mujer le decia. -¿Gran Jarl?- dijo el tambien un poco tomado por sorpresa por sus palabras. El joven suspiro muy suavemente, digiriendo la informacion.
-Supongo que ahora tiene algo mas de sentido que hayan querido matarme de esa forma...- dijo en voz baja. Le dolia tanto la cabeza... cerro los ojos levemente y suspiro despejando su mente.
-Muy bien entonces... no quiero hacerla quedar mal frente a los otros señora Elora...-

Freya interrumpió en ese momento.

- No es hacer quedar mal a Elora – le miró - es que sobre tus hombros hay una carga mucho más pesada... tener una Pura Raza como la tuya, implica no sólo enemigos, sino también que las esperanzas de tu tribu están puestas en tí – entornó los ojos - entonces, debes presionarte más, debes obligarte más, si eres bueno, debes ser mil veces más bueno... hay gente, hay manadas de lobos y de garous que confian en tí... Gaia misma lo hace... – suspiró profundamente, un tanto azorada de haber dicho eso mismo - es raro, siempre estoy en contra de los Pura Raza – dijo con una mueca - aunque yo también la poseo,- le miró - pero si de algo es seguro, es de que Gaia está muriendo y en lugar de hacerlo por una Camada, deberías de hacerlo por ella, por Gaia, por Thor... unirte a Kaos y dar el cambio que este mundo necesita, combatiendo al Wyrm y a cada uno de sus esbirros... no es por una sola garou – repitió - es por todos...


Atos asintio y marcho arriba corriendo, no sin antes decirle algo a su madre al oido. Fuese lo que fuese, hizo que Elora mirara un momento fijamente a Pack y luego aventara a su hijo arriba.

Pack volvio al poco con una camisa lisa de botones, unos vaqueros y un par de zapatos oscuros.

-Es lo que hay – dijo echandolo a sus pies -no hara falta buscarte medallas, ni capas ¿no? – pregunto mirandole. Algo de lo que habia dicho Freya sobre el Camada le habia picado y como siempre arremetia primero contra quien no tenia culpa.
-Apreciaria el minimo respeto que le podrias tener a cualquier igual a ti...- le respondio Hellionte, mirandolo fijamente.

-No exijo nada mas que el mismo respeto que te darias a ti mismo...- le dijo, con calma, pero observando fijamente al hombre. Habia algo realmente inquietante en la mirada de Hellionte un leve dejo feral, depredador, que era aun mas notorio que en otros garou.
-Ya, claro- ladeo la cabeza y se aparto de su camino - ^^^Ya tenemos al hinchanarices purarazachachi^^^ se quejo en griego miro a Freya ^^^Hazme caso, en cuanto vea al resto de los roehuesos... 10 $ a que pone mala cara^^^ volvio a mirar a Hellionte.

-Yo se que respeto me meresco porque desde chico he tenido que aguantar lo mio. No he recibido mimos – le dijo - tal vez con su nueva cabeza sea usted mejor ahora – dijo en referencia a que a lo mejor la perdida de memoria era mejor que lo que fuera antes.

Freya gruñó y miró a Pack fijamente.
- Ea, Ahroun – dijo suavemente - se te olvidó decir que tú también tienes inflada la cabezota – gruñó más - a ver si cuando la desinflas te acuerdas de quién eres – dio media vuelta y subió las escaleras con molestia - digo, - le miró - al menos él tiene respeto por las personas, no como cierto sujeto que conozco que en cuanto me vio empezó con machismos y tonterías...

Hellionte nego con la cabeza suavemente mientras que se estiraba y tomaba las ropas del suelo.
-Es triste en verdad que creas que por ser irrespetuoso seas mas...- dijo el hombre mientras que utilizando la cobija para envolverse la cintura como si fuera un toallon se ponia de pie, le sacaba apenas unos cms a Pack.
-O que me insultes hablando en un idioma que no comprendo en frente de mi cara...- dijo el garou mientras que lo observaba.

-No se como era en mi antigua vida... tu tampoco... pero todos podemos ser prejuiciosos, claro...- le dijo el Ahroun.

-Ni modos... no vale la pena pelearme contigo...- dijo el hombre mientras que ahora observaba a Elora.
-Disculpe Elora ¿Donde se encuentra el baño?- le pregunto el hombre, disponiendose a cambiarse.

-¡¡Que yo recuerde no me dijiste que te molestara!! – le grito Pack, mientras ella subia. Se callo al oir que el otro le hablaba. Le dejo hablar y luego tomo el la palabra.

-Mire, creo que estoy hablando de "usted" señalo, y no le he dado permiso para tutearme ¿verdad?. En cuanto a tu antigua vida- se encogio de hombros -es cierto que no la conozco, pero los puraraza son siempre todos iguales... aunque – agacho la vista y suspiro - ..creo que esto no va con usted – dijo mirando hacia la escalera -no, definitivamente no tiene que ver contigo

-Tienes uno en cada habitacion y otro mas bajo la escalera- indico Elora al momento siguiente -En cuanto a irse, Pack adelantate sin rechistar – ordeno acallando cualquier protesta bajo una seria mirada. El joven ahroum apreto los labios y se fue cerrando de un portazo.

-Celos, que malos que son – susurro Elora más para si que para el resto

- Con que todos los Pura Raza somos iguales – dijo con un dejo herido en la voz... fue hacia la puerta sin dudar y la abrió... - Pack – gritó con ira - ¡¡¡Yo también soy Pura Raza!!!!

<Y este insulto no te lo paso>
cerró la puerta con cuidado y se recargó en ella cerrando los ojos... intentando contener las lágrimas.
Hellionte suspiro muy profundamente.

-Lo lamento...- dijo el Fenris -No queria causarles problemas... a ninguna de las dos...- dijo un poco apenado, en especial por ver a la joven casi al borde de las lagrimas. El joven hizo una mueca, sintiendose un poco incomodo.
-Creo que mejor voy a cambiarme...- dijo en voz baja, dirigiendose al baño debajo de la escalera para poder vestirse.

Elora se acerco a Freya y la abrazo.
-Me he dado cuenta de que tu chico es "muy" celoso. Se pone a la defensiva con nada que hagas en favor de otro chico guapo.

-¡Ya acabe!- dijo el cachorro apareciendo por las escaleras.

-Pues trae aca esa silla-. El cachorro obedecio y Elora obligo a Freya sentarse, le limpio una manchas de las primeras lagrimas y comenzo a recomponer su carita con el maquillaje.

-Dejalo estar un rato, para que se le pase, si suele actuar violento. Sino, habladlo, pero os recomendaria un sitio donde nadie os viese – le paso unas llaves - estan son las llaves de un viejo edificio tras el campo de golf... podriais hablar alli sin ser molestados

¡¡¿El abrevadero?!!¿las llaves no las tenia Tamara?, Mama – interrumpio el cachorro, por lo cual se llevo un coscorron de su madre.

-Tu chiton o ya veras lo que es bueno- le regaño

- No quiero – dijo terca - este insulto no se lo perdono – gruñó - es más... llevaré a Hellionte como mi pareja de baile.
Alzó la mirada con rebeldía, un brillo de rabia se veía en lo profundo de sus ojos azules... tomó las llaves y gruñó.

- pero antes, tengo que hacer algo con Ámbar.

Hellionte una vez en el baño se quito la cobija y ladeo la cabeza mientras que se observaba en el espejo. El garou se acerco y se observo largamente el rostro y el cuerpo, ocasionalmente volteandose y viendose en diferentes angulos. Era muy extraño... apenas si reconocia su propio cuerpo... era una sensacion escalofriante.
Tardo un buen rato en vestirse y acomodarse toda la ropa y demas.
Pero finalmente quedo satisfecho observandose en el espejo, sonrio contento. Se sentia bastante bien a pesar de todo... con el tiempo descubriria quien era. Por ahora le quedaba descubrir como era naturalmente, y eso le agradaba... Tal vez era como Pack decia... tal vez el antes fuera arrogante y despreciativo con los que no eran como el...
Si asi fuera, entonces esta era una segunda oportunidad, para ser mejor que antes... El joven asintio mientras que se observaba al espejo. Finalmente suspiro y salio, un buen rato mas tarde.

Elora miro al cachorro de arriba a abajo y sonrio
-Ahora si pareces otro. Vais a causar sensacion en la pista. Eso si sabe moverse – se burlo sin maldad - Ten cuidado con esta chica, Hellionte y tu Freya, cuidate de lo que haces tambien, la noches es para celebrar no para que halla más altercados. Ya hubo uno antes, con esa Ambar de la que hablabas precisamente

Yo me pasare por la fiesta igualmente y vigilare a Pack, solo por si acaso se le ocurriera hacer el tonto-


Se levanto y se dirigio hacia la puerta abriendola nuevamente.
¿Todos listos para salir?- pregunto apagando algunas luces

- No – dijo Freya levantándose - dadme 5 minutos, no me tardo – dijo con una leve sonrisa, pero una mirada que hacía temblar al mismo Argos... determinada y llena de una chispa que era imposible de ignorar.

-Se bailar un poco...- dijo encogiendose de hombros, sonriendose un poco, sin tomar ninguna clase de ofensa por el chiste.
Hellionte asintio ante las palabras de Elora -Yo estoy listo...- dijo el joven y luego escucho a Freya y asintio tambien a lo que ella dijo. No tenia ninguna clase de problema con esperar... Aun asi el joven por desgracia no habia escuchado lo que antes habia dicho Freya.

No tenia idea de que la joven pensaba llevarlo como pareja de baile o algo por el estilo.
<¿Vienes o no?> le impulso Elora pasados ms de cinco minutos. Fuera lo que fuera lo que estaba haciendo, les estaba retrasando y al parecer Elora tenia planes que no admtian perder mas tiempo

Freya apareció en la entrada, con el abrigo puesto y una enorme sonrisa.

- Estoy lista, querida Elora – dijo mirando a Hellionte - ¿Aceptarías a ser mi pareja esta noche? – dijo con un mohín - ya que me he quedado sin una...

-¿Y Pack?- pregunto Hellionte un poco dubitativo.

-¿Le ves por alguna parte?- le pregunto la joven con molestia -¿Quieres ser mi pareja si o no?-

Hellionte asintio, despues de todo, no estaba seguro ni de como regresar de nuevo a la casa... sin mencionar que no sabia quien era nadie... Aun asi, la situacion no le agradaba del todo... pero no parecia tener otra opcion. Aun asi el joven asintio sonriendole con su mejor cara, ocultando sus dudas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Taris De Monte Verdi
Matusalén
Matusalén
avatar

Cantidad de envíos : 385
Edad : 37
Ubicación : México, D. F.
Ocupación : MENSAmáster
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Dom Jun 10, 2007 10:18 pm

Elora sonrió a ambos y llamó a su cachorro, para que así todos salieran de la casa.

- Nos adelantamos – dijo ella - no os perdáis mucho o se acabará lo bueno, ya deben de estar por las canciones… puede.

Freya asintió y sonrió a Hellionte, caminando a su lado, unos cuantos metros después susurró.

- Sé que es difícil cuando tu cabeza no responde a tus deseos por recordar – le miró - lo sé porque lo vivo en carne propia, no tengo una pérdida de memoria tan grande como la tuya, pero sí se me han borrado dos acontecimientos que yo considero realmente importantes – le apretó la mano con una sonrisa conciliadora - sé que Pack es difícil, pero puedes confiar en él... y en mí tienes a una amiga, una hermana... – dijo suavemente - te ayudaré en todo lo que esté a mi alcance.

Hellionte asintió, tomándole la mano con gentileza.

- Aprecio la ayuda, en verdad... – le dijo el joven - Me siento bastante perdido ahora mismo... tener alguien en quién confiar... ahora mismo es más valioso que nada... – le dijo suspirando - En cuanto a Pack... – dijo haciendo una mueca y suspiro - Yo no tengo nada contra él...

Freya abrió la boca y luego ladeó la cabeza intentando buscar las palabras, al final, se encogió de hombros.

- Digamos que... – suspiró - no quiere que nadie me haga daño, es todo... y es muy protector... – "Y celoso" pensó - pero verás que en el fondo, es un buen muchacho – "Muy en el fondo" repensó.

Hellionte asintió.

- Supongo... – dijo el joven suspirando - ¿Viven todos en la casa de Elora? – le preguntó mientras que iban caminando.

- No exactamente – alzó una ceja - digamos que estamos Pack y yo de refugiados en lo que llega mi Mentor que se fue de explorador... – rió levemente.

- Entiendo... – dijo el joven - ¿Y qué hacían en este lugar? – le preguntó el joven - ¿A qué se dedican?

- Pues... – dijo mirándole - cazamos Medusas – rió levemente y de reojo miró algo que le llamó la atención, volteó de golpe y se quedó plantada en su lugar, con un estremecimiento al ver a una figura contra las sombras, alta, fornida... Una imagen surcó su mente: Un hombre moreno acercándosele... parpadeó y cuando volvió a fijar la mirada, notó que era un sujeto con mucha ropa encima, seguramente un Roehuesos, pero juraría que, por un momento, había vislumbrado ciertos tatuajes en sus brazos... tatuajes que le cubrían éstos...

Sacudió la cabeza sin comprender del todo.

- Pues... vivimos la vida – dijo casi sin humor, aún desubicada.

- ¿Qué sucede? – le preguntó observando los alrededores, intentando ver si había algo o alguien extraño en el lugar

- N-nada – dijo parpadeando - creí ver algo... – suspiró... - pero no resultó ser nadie... – le sonrió levemente - pues espero que sepas bailar, porque tendrás que enseñarme.

Hellionte asintió, levemente pensativo ante lo que le había dicho Freya.

- Un poco sé... – le dijo el joven - Aunque no sé qué música bailan... – le dijo sonriéndose apenas.

- De todo un poco - dijo un joven saliéndoles al paso recolocándose un kilt. Era William, Freya lo reconoció enseguida aún en la oscuridad - Hay rock & roll, Heavy, música lenta... depende lo que más se grite, así se toca - explicó - el grupo es de unos conocidos nuestros y no se asustan si volvemos a cambiar - chasqueó la lengua al fijar su vista en Hellionte - ¡Mira lo que nos trae el viento! - exclamó sorprendido - pues no es el terrible Hellionte, el puño de acero del Norte... ¿Qué es de vuestra vida joven señor?

- Ammm – dijo Freya sonriendo - pues Hellionte, parece que puedes sacar mucha información de él – dijo mirando a William - él es William, Palabra-Caliente, un Galliard y – miró al susodicho - Hellionte perdió su memoria, así que no recuerda mucho.

Hellionte asintió.

[i]- Me temo que recuerdo poco y nada, William... como bien dice Gersimi...-
le dijo haciendo una reverencia con la cabeza para saludarlo - Recibí un buen golpe en la cabeza... espero que el tiempo me permita recordar... – le dijo el joven - Pero es un gusto conocerlo, de todas formas... – le dijo tendiendo la mano hacia él, amablemente.

- ¿Perdido la memoria dices? ¡Joder! ¡Eso sí que es un palo! - miró a Freya - ¿No te estás quedando conmigo ragabash? mira que como sea así, lo vas a pasar mal... con eso no se juega.

Freya alzó una ceja.

- Yo me puedo quedar contigo, Galliard, pero ¿Crees que él sería capaz de bromear con algo así? – negó - creí que conocías bien a las personas... – le mostró la lengua - pero si no quieres creerlo, allá tú – tomó de la mano a Hellionte - vámonos, que no sé tú, pero tengo un poquito de hambre...

Hellionte asintió.

- Ella no está mintiendo... pero sí... ciertamente es 'un palo' – dijo el joven, utilizando la expresión del Galliard, aunque cuando él lo decía, sonaba descolocado, como si no fuera la forma de hablar que él tenía, pero asimilaba la expresión para tratar de igual a igual a William - Y hambre... pues sí... a decir verdad ahora que lo mencionas, tengo bastante... – le dijo sonriéndose un poco - De cualquier manera, en otro momento hablaremos con más detalle, en otra ocasión William, fue un gusto conocerte... – le dijo el Fenris mientras que se dejaba guiar por Freya.

- Entonces nos veremos en otra ocasión... aunque para entonces, quién sabe si habrás recuperado la cabeza - comentó con algo de molestia quedándose atrás.

El edificio ya se alzaba ante ellos. La música lo señalaba. Un antiguo gimnasio reconvertido para la ocasión. Su gran centro dominante lo ocupaba una pista de baile, llena hasta arriba de cuerpos que bailaban sin parar al ritmo constante de la música.

Todo estaba a media luz, dado que para algunos, las sombras eran el mejor resguardo en ese día tan dado a las "faltas".

Todo un lateral del edificio interior estaba ocupado por una larga barra, llena de comidas ligeras y una gran pecera, rellena de ponche. El otro lateral era para la banda de música hasta una mitad y la otra mitad para sillas y mesas, para quien quisiera sentarse.

Hacerse oír era difícil, a menos que no se chillaran o se hablasen al oído y buscar a alguien era difícil por la concentración de masas, pero no imposible, dado que tampoco era un local muy grande.

Por suerte para Hellionte nadie reparó en él, en su entrada, sino hubiera visto la sala en silencio contemplándole asombrada al completo.

- Por cierto Freya, ¿Eres de la zona de mis tierras que heredaste dicho nombre? – le dijo a la joven - Es todo un honor tener el nombre de Gersimi, la joya, la belleza del norte...

Freya le miró alzando una ceja.

- ¿Cómo me llamaste? – parpadeó.

- Gersimi – le dijo el hombre - La joya del norte, la belleza del norte... es otra forma de llamar a Freya, la diosa de la belleza... – le dijo el hombre, con bastante naturalidad.

- Ah – dijo y se sonrojó - pues... – chasqueó la lengua - es muy largo de contar, así que cuando regresemos a con Elora, te lo cuento, que estoy segura que ella también querrá saberlo – hizo una mueca... ahora que recordaba, había visto algo en su padre, al verlo en el Campo de Batalla... algo que le hacía pensar demasiado en él...

Hellionte asintió.

- No es para sonrojarse, es un nombre apropiado... – le dijo el hombre sonriéndose un poco, mientras que ahora ya se dejaba llevar por la música y la guiaba por la pista, buscando bailar con ella. Dada su altura y contextura no le costaba hacerse paso entre la gente.

Freya le siguió y negó con la cabeza... se encogió de hombros y miró a su alrededor, buscando a Pack, aunque por otro lado, su rebeldía le impulsaba a no hacerlo, que sufriera el muy... arghhh...

Hellionte por su lado, intentó dejar de pensar tanto y poder disfrutar aunque sea y despejar su mente un poco. Todo le daba vueltas sin parar en la cabeza y ya lo aturdía, un descanso no le hacía mal.

Freya le detuvo un instante, se paró de puntillas y le dijo al oído.

- Necesito un lugar donde dejar el abrigo, hace mucho calor – gruñó.

Hellionte asintió mientras que observaba entre la gente buscando el lugar para dejar los abrigos, cuando lo encontró le señaló la dirección general.

- Está por allá, pégate a mi espalda que yo voy abriendo paso en este mar de gente – le dijo al oído el hombre, un poco divertido. Y efectivamente así fue, el Fenris aprovechando la fuerza y estatura que tenía se iba abriendo paso entre los demás hasta finalmente llegar al lugar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Batto
Orgulloso seguidor de Mercutio
avatar

Cantidad de envíos : 100
Edad : 31
Ubicación : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 12/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Dom Jun 10, 2007 11:52 pm

Freya se le pegó divertida, de vez en cuando tenía que recargarse más, pero cuando podía se soltaba riendo levemente... era extraño estar con un hermano de tribu... bueno, no era su tribu... ¿O si? Una vez en el lugar, se quitó el abrigo riendo.



Hellionte se rió un poco también, pero se quedó por unos instantes observándola ni bien se quitó el abrigo.

- Increíblemente bella... – la elogió el hombre, con solemnidad - Le rindes honor a tu nombre, Gersimi... – le dijo sonriéndose un poco el Fenris - Anda, vamos a bailar... – le dijo tomándola de la mano.

Freya se sonrojó y asintió, dejándose llevar, mirando a su alrededor... eso de los cumplidos no era su fuerte... Le creyó haber visto a Pack, era su idea, para eso se había puesto el vestido, pero no estaba del todo segura, había demasiada gente como para saberlo, además, quizá el Ahroun no estuviese cerca tampoco...

Hellionte la llevó por ahí entre la gente, sin estar ni seguro de a dónde iba, hasta que finalmente estuvo satisfecho, en un lugar en el que corriera algo de aire. Bailó con ella, el Fenris lo hacía bien, bastante bien, divirtiéndose con Freya, enseñándole si no sabía, pero el Ahroun no sobrepasaba ninguna clase de límite.... En muchas ocasiones podría haber movido alguna mano un poco más para un lado o para el otro, pero no lo hizo en ningún momento. Realmente no sabía cuál era la situación de Freya y Pack, por lo que no tenía planeado hacer, ni iniciar nada...

Ante todo Hellionte demostraba ser respetuoso y considerado.

Freya reía divertida, eso de bailar casi no era algo que practicase continuamente, pero aprendía bien y rápido, si Hellionte se hubiera pasado de listo, ni su Pura Raza habría evitado que Freya le pateara las bolas... por más vestido, más belleza o más homenajes que hiciera a su nombre, buscaba divertirse y su hermano parecía también buscar lo mismo, aún así, de vez en cuando paseaba la mirada alrededor, buscando a Pack... empezando a ponerse nerviosa por no verlo, preocupándose por él y al mismo tiempo molestándose, pues el Ahroun ni siquiera había pretendido acercarse a por ella... empezó a cabrearse cada vez más con el Roehuesos, intentando seguir los pasos que imponía Hellionte.

Lo vio. Vaya que si lo vio. Hellionte veía bastante bien a aquél a quien Freya no había dejado de buscar con la mirada durante todo el baile. Venía directo hacia él, con los puños apretados y la cara muy seria. Apartando a la gente sin gesto alguno de cortesía. Era pura locomotora.

Hellionte frunció el ceño, era lo que se temía... evidentemente sí había algo entre ella y Pack... y el hombre no parecía ser una persona muy racional.

- Ahí viene Pack... – dijo el hombre, en voz alta, probablemente no lo escucharía, pero no dudaba que Freya tal vez iba a leer PACK en sus labios y el gesto serio de su rostro.

El fenris apartó gentilmente a Freya mientras que ya su cuerpo estaba listo para esquivar cualquier golpe que el otro Ahroun le pudiera lanzar.

Freya gruñó y se interpuso entre ambos... mirando fijamente a Pack con los brazos cruzados, ahora resultaba que se aparecía, pero con ganas de golpear ¡¡¡Lo que le faltaba!!! Que Pack hiciera una escena de celos...

<Ni te atrevas> impulsó con rabia... le amaba como a nadie, le adoraba, pero sus celos en ocasiones eran irracionales... a finales de cuentas, si él le pedía que se fuese acompañándole, Freya no dudaría en dejar a Hellionte, por más Pura Raza y apariencia que tuviera... sólo era cuestión de... pedir las cosas... aunque conociendo a Pack, seguramente golpearía y luego pediría...

- Perdona – dijo mirando a Hellionte arrastrando la palabra - ¿Me la concedes para el siguiente baile? – dijo tendiendo la mano hacia ella - Se hace así ¿No? Yo te la pido y tú me la das, después de todo... <No has dejado de buscarme durante el baile>

Hellionte asintió haciendo una reverencia solemne con la cabeza, apartándose y cambiando lugar con él. Por la cara con la que venía pensaba que no iba a alcanzar a pensar.

- Adelante, toda tuya... – le dijo amablemente el hombre, sonriendo aliviado de que no hubiera tenido que lidiar con OTRO problema con alguien que vivía en la misma casa que él. Ciertamente era lo que él menos quería.

Freya asintió, no sin antes mirar alrededor buscando a Madre Tamara... luego hizo una mueca al no encontrarla, dejar solo a Hellionte, tras lo que había pasado, no le agradaba del todo...

- Procura – le dijo al Fenris - cuidarte, cualquier cosa, impulsa a Pack o a mí... sobre todo si te sientes amenazado – le miró - no sabemos quién pueda estar aquí o bien, quién esté confabulado con ese Viento-Negro... Nada es tan nimio como para no ser investigado – le advirtió - así que... diviértete – hizo una mueca - no faltará con quién – le guiñó un ojo divertida y luego miró a Pack - vamos...

______________________________________________

NOTAS ACLARATORIAS:

KILT: Falda escocesa a cuadros masculina. Que llega hasta la rodilla o casi, casi siempre muestra entre sus cuadros los colores del clan al que se pertenece o la ascendencia.

SEÑOR: Se le llama así, por respeto a aquéllos que tengan normalmente de pura raza 3 para arriba.

GERSIMI: es otra forma de referirse a la diosa Freya, significa joya o belleza.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Taris De Monte Verdi
Matusalén
Matusalén
avatar

Cantidad de envíos : 385
Edad : 37
Ubicación : México, D. F.
Ocupación : MENSAmáster
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Lun Jun 11, 2007 1:07 am

Pack la llevó a la pista y se dispuso a bailar con ella, lo que fuera que sonase en el momento.

- Así que cambiaste de vestido, ¿Y eso por qué? - pregunto él.

- ¿No te gusta la idea? - alzó una ceja mirándole... - el primero estaba ya sucio, olía extrañamente... - suspiró - a transpiración... y este, pues... - se encogió de hombros - creí que... - se mordió la lengua bailando con él.

- El negro me atraía más - fue todo lo que dijo pegándose a ella algo más para poder susurrarle al oído - lo que dije en la casa no iba por ti, lo siento - se disculpó y añadió - pero sabes que en parte es culpa tuya, ¿verdad?

- Sí - dijo mirándole un leve instante temblando imperceptiblemente para los demás, sólo para Pack, que estaba muy cerca - lo... siento.

- Me has pisado - dijo apartando un poco los pies, aunque le sonrió - celoso consigues ponerme, pero lo que es seducirme con un baile... ¡puff! - resopló y echó a reír.

- No me tientes - dijo mirándole - que conozco de cierto lugarcillo donde Elora me dijo que habláramos - se pegó un instante, aprovechando que alguien la había aventado - solos...

- Por mí no hay problema - respondió aprovechando ese empujón para soplarle otras palabras al oído - así no tendré que estar haciendo el idiota en la pista. Yo tampoco sé bailar mucho - dijo con algo de color en las mejillas - como saquen otra pieza distinta me la pego fijo y te arrastro conmigo - apretando con cuidado sus manos, para afianzar su agarre.

Freya rió divertida negando con la cabeza... un escalofrío le recorrió la columna al oler algo... extraño y al mismo tiempo vagamente familiar, un olor de sudor mezclado con... algo más... parpadeó intrigada y volteó hacia donde venía el olor, no sabía por qué, pero le causaba cierto... miedo.

- ¿Qué pasa? - preguntó extrañado - ¿Freya?

La Ragabash negó aún parpadeando, intentando sonreír sin mucho éxito y miró a Pack.

- No... no es nada...

- Pues cualquiera diría que has visto un fantasma - respondió él - Mejor nos vamos a que te dé el aire - dijo conduciéndola al exterior, abriendo camino.

Freya se dejó conducir mansamente mientras sus ojos buscaban "la fuente", pero era imposible de reconocer...

Ella no lo sabía, pero lo que le había alertado los sentidos no era más que una combinación de olores.

- Oye Freya, no sé si te habrás fijado que la mitad de las chicas de ahí dentro... pues no llevaban más que ropa de calle simple, vamos que nada tan como lo que llevas tú... has causado sensación seguro - dijo una vez fuera, ayudándola a que se recostara contra la fría pared exterior.

No eran los únicos que estaban por allí, mucha parejas y otros grupos de amigotes pululaban por el exterior, bien fumando, hablando o bien simplemente refrescándose del calor del local.

- ¿Mejor ahora? - la miró a la espera de su respuesta.

- Sí - dijo y parpadeó - pues no era la intención, pero - sonrió levemente... ^^^Me arreglé para tí^^^ dijo en griego.

Pack sonrió de oreja a oreja bobamente.

^^^Gracias por perdonarme^^^ dijo apoyando una mano en la pared por encima de su cabeza, reclinándose un tanto hacia ella ^^^creí que tardaría más en convencerte de que mi enfado se fue tan rápido como vino. Me es difícil enfadarme contigo^^^ se agachó algo más.

^^^Quieto^^^ dijo sonriendo ^^^terreno peligroso, Ahroun^^^

^^^Cierto^^^ dijo volviendo a ponerse a distancia segura ^^^¿volvemos dentro o paseamos bajo la luz de la luna?^^^ preguntó con un tono más sedoso ^^^te prometo que sabré contenerme^^^ le guiñó un ojo.

Freya miró el lugar, había demasiada gente dentro y luego miró a Pack tomándole la mano...

- Vamos, caminemos - dijo suavemente - refresquémonos un poco... ^^^Aunque no hay que alejarnos mucho... Hellionte me recuerda a mí, en cierta forma^^^

^^^¿En qué forma exactamente?^^^ dijo él retirándole la mano ^^^no, hasta que no estemos algo más lejos^^^ le recordó ^^^terreno peligroso^^^ citándola a ella ^^^Demos la vuelta entre las sombras, lejos de las luces del local, entonces sí^^^

^^^Tras lo del ataque de Miria^^^ hizo una mueca ^^^ No recuerdo nada de lo que pasó, Argos no me contó nada, pero... ^^^ entornó los ojos ^^^no puedo dejar de pensar que fue mucho tiempo el que olvidé... y luego, todo lo de la Medusa^^^chasqueó la lengua... ^^^ es horrible estar en un lugar sin saber a ciencia cierta qué pasó... no quiero imaginar lo que es no sólo eso, si no olvidar quién eres... de dónde vienes^^^ suspiró un instante ^^^creo que... empezaré a buscar la manera de recordar lo que pasó ese día^^^ le miró ^^^por mi propio bien y mi tranquilidad^^^

^^^¿Y si lo que hubiera no te fuera a gustar?¿Aún así lo querrías saber?^^^ replicó él cogiéndole la mano, esta vez si menos a la vista ^^^no quisiera que aquello que no sabes, al saberlo... nos separe. El wyrm nunca trae nada bueno, y recuerdos de donde la Medusa vivió...^^^ tembló levemente ^^^ ¿por dónde empezarías?^^^

^^^No lo sé^^^ suspiró mirándole ^^^pero si no conozco lo que pasó, ¿Cómo enfrentarme a ello?^^^ parpadeó - Kaos me ayudará, estoy segura de ello... si no, Madre Rata, estoy lista para enfrentar cualquier cosa - le miró - además, ^^^estarás tú a mi lado, ¿Verdad?^^^

^^^Me duele que lo dudes^^^ dijo y tiró de ella hacia él ^^^compénsame esa falta^^^ordenó divertido.

Un tirón, la muñeca le dolía y el escozor subía hasta el hombro... oía un sonido constante a su espalda, alguien le tocaba la cintura... tembló ligeramente y separó la mano de Pack parpadeando y tragando saliva...

^^^¿Pero qué te pasa?^^^ preguntó dado la brusquedad con la que se soltó. Dio un paso hacia ella ^^^Freya, me estás preocupando, es la segunda vez que te veo temblar y no de pasión precisamente^^^

- No sé - dijo encogiéndose de hombros, - quizá... - suspiró - quizá sea una de las pesadillas de la Medusa que están por llegar... - le miró con ciertas dudas y reservas - hace poco creí ver a un hombre con tatuajes... luego, olí algo que no me agradó... ahora - tragó saliva - escuché algo... alguien me tocó - hizo una mueca - o bien, a lo mejor y es un espíritu jugando conmigo - se encogió de hombros.

- Mejor volvamos dentro - suspiró - y no sé, intentemos divertirnos. Si vuelve a ocurrir buscamos a Elora y se lo contamos o mejor, se lo contamos desde ya ¿Te parece bien? - dijo intentando cogerle la mano otra vez, pero con reservas .

- Vamos con Tamara - dijo Freya - Argos me dijo que... - y luego negó - bah, quizá sea una tontería - se encogió de hombros - hemos estado tanto tiempo presionados que ahora que nos relajamos estoy viendo moros con tranchetes por todos lados - negó - pero sí - le sonrió - vamos dentro... tengo hambre.

Freya regresó al lugar junto con Pack se acariciaba los brazos desnudos pensativa un tanto, se sentía un tanto insegura, mas el motivo era un tanto, desconocido para ella... paseó la mirada por alrededor y luego miró a Pack.

- Vamos a la mesa de la comida - le dijo mirando el lugar - comamos algo.

El Roehuesos asintió y le abrió camino hasta la mesa.

- ¿Qué se te apetece? - paseando la mirada por la mesa - aquí hay de todo.

- Se me apetece - dijo Freya - un poco de leche, pero cualquier comida sólida estará bien - suspiró mientras se acercaba hacia allá mirando a su alrededor, buscando en cierta forma a Tamara. Llegó a la mesa, tomó un plato y empezó a servirse lo primero que encontró, sin prestarle la menor de las atenciones, eso sí, tomó un vaso de leche y se lo empinó de un solo trago... para luego hacer una cara de asco y elevar los hombros con una mueca de dolor al sentir cómo el alcohol bajaba por su garganta... tragó saliva y miró el vaso... le sabía a... piña y algo más... a alcohol, sin duda alguna, lechoso y al mismo tiempo sabía a rayos...

Al otro lado Pack sonreía al ver la reacción de su compañera y apuraba su propia cerveza, haciéndole un gesto a Freya con la cabeza.

- Por allí veo al Caminante de esta mañana.

Freya dejó el vaso como si tuviera lepra, miró hacia donde Pack señalaba y entornó los ojos, no parecía la única incómoda y pálida del lugar, quien quiera que fuera ese que estaba con Anpw, le había puesto tan nervioso que había roto el vaso que tenía en la mano...

- Pobrecillo - alzó una ceja y suspiró trémulamente buscando otro vaso rogando porque fuera leche, vio un vaso que parecía tener café con leche y hielos, lo probó y, de momento, le supo bien... hasta el tercer trago notó el leve saborcillo del alcohol e hizo una mueca, pero bueno, al menos era más leve que el que había tomado hacía unos instantes y no le haría daño... - Ay - suspiró - pues parece que no le está yendo bien - hizo una mueca.

<Cualquier cosa> impulsó al Theurge <sólo avisa y le caemos encima>

Pack sonrió.

- No sé quién será, pero ha puesto blanco a los otros y él no es que tenga mejor color. ¿Qué tomas? - preguntó al final.

Freya le mostró el contenido del vaso a Pack y luego alzó una ceja mirando a Tussio intrigada... ese impulso sólo demostraba miedo, terror inclusive, así que tenían que ser... cuidadosos... asintió y miró hacia ellos...

^^^Tussio está en problemas, así que habrá que darle una mano^^^ dijo la Ragabash a Pack ^^^¿Alguna idea?^^^

Pack tomó un sorbo del vaso y luego miró a Freya y pasó su mirada al Caminante que se alejaba. Suspiró y volvió a mirar a Freya.

- ¿No puede ser que acabemos la noche sin meternos en líos? Como una buena Ragabash que se queda con ^^^su pareja... porque sólo se me ocurre seguirles de momento^^^

Freya miró a Pack.

^^^¿Desde cuánto me quedo sólo con mi pareja y más desde que estuve toda la tarde contigo?^^^ alzó una ceja y apuró el contenido del vaso... hacerlo así era peligroso, no sentías el alcohol por el mismo dulzor de la bebida... y eso haría que se te subiera más rápido ^^^De todas formas, creo que tienes razón^^^ entornó los ojos tomando otro vaso igual...

<Si tienes problemas, avísame, traeré a la caballería>

- Lo haces muy rápido. No decías que no querías beber, pues no que apuraste el vaso de una sentada - se rió él y la tomó de la cintura atrayéndola a la oscuridad a la que él mismo retrocedía - Gracias por darme la razón Freya - la miró con cariño - ¿Qué prefieres: beso, atrevimiento o verdad? - le preguntó divertido.

- Verdad - dijo mirándole ^^^y más te vale que hables en griego^^^ sonrió levemente mirándole ^^^hay que estar atentos por si Tussio nos necesita^^^

_________________


Si no tienes nada que decir, mejor quédate callado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Batto
Orgulloso seguidor de Mercutio
avatar

Cantidad de envíos : 100
Edad : 31
Ubicación : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 12/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Mar Jun 12, 2007 12:34 am

Hellionte suspiro mientras que se alejaba de donde estaban Freya y Pack. ¿Y ahora que se suponia que iba a hacer? No conocia a nadie, aunquesea creia recordar como regresar hasta la casa de Elora... pero bueno, eso no creia que fuera el problema. ¿Pero ahora que hacia en esta fiesta?

Hellionte se dirigio a la zona en la que estaba la comida, ya a estas alturas tenia mucha hambre...
Despues de todo no recordaba cuando habia comido por ultima vez, y habia combatido, caminado durante horas y estado inconsciente por quien sabe cuantas mas... El pensar en eso solo hacia que el estomago se le retorciera un poco mas, exigiendo comida ya; asi que el Fenris se fue abriendo paso entre la gente con cuidado hasta llegar al lugar. Fue observando la comida con interes, pero finalmente se dispuso a comer un poco, sin demostrar ningun interes particular por ningun tipo de comida

La gente que estaba por el lugar le dejaba a su aire, eso si, él no paso desapercibido que algunos le miraban bastante bien unas veces y otros emitian murmurllos despues de haberle visto. Aunque todos tenian la cortesia de quitarse de enmedio o bajar la mirada si tal vez él les mirara.

Sin embargo no todos se apartaron o desviaron la mirada. Habia una mujer que se habia acercado hasta el, bueno no exactamente. Habia ido a coger unas tostadas que estaban cerca suyo, pero sin duda cabia destacar que fue la unica que se fijo en el de una manera tan penetrante y firme. Como si no le tuviera miedo.
Tal y como habia vendio se habia ido, buscando tal vez u lugar mas comodo que la barra.

Hellionte la observo en silencio, pero finalmente la siguio cuando ella empezo a irse, dejando la comida alli. Dentro de todo, esta era una forma bastante facil de detectar que personas eran mas interesantes que otras... aunque no le agradaba del todo que todos apartaran la vista de él de esa forma. No le agradaba pensar en como habia sido antes de perder la memoria como para que todos aparentaran estar tan intimidados ante su mera presencia.

La mujer condujo sus pasos hacia una escalera que estaba mas escondida entre las sombras de la parte trasera de la sala. Subiendo por ellas despacio, dejandole tiempo para decidirse si seguirla o no.

Hellionte sonrio levemente al ver el gesto de la mujer, sin embargo no dudo en seguirla para ver a donde lo llevaba y que tenia en mente... ¿Habria sido adrede? De cualquier manera el joven no dudo en subir las escaleras, con tranquilidad, la mujer habia demostrado aceptarlo o cuanto menos, no tenerle miedo... era suficiente para buscar hablar con ella.

Desaparecio tras una cortinas que habia en el piso superior. Solo con el ligero movimiento se habia dado un olor distinto al de la sala de baile. Alli olia a sudor, exitacion y alcohol mezclado con la fuerte esencia de la comida. En aquella sala oculta sin embargo solo existian dos muy entremezclados aromas. Incienso era uno... pero no conseguia hacerse con el otro

Hellionte se sintio levemente aliviado de ello, el olor a alcohol le agoviaba, no estaba seguro del por que, pero ese aroma le resultaba agrio, le molestaba la nariz, le resultaba ligeramente desagradable. El Fenris avanzo hasta la cortina y la hizo a un lado suavemente, viendo hacia donde habia ido la curiosa mujer.

Un pasillo se extendia ante el, con cuatro puertas, dos a cada lado. Todas cerradas y ni rastro de la mujer. La unica luz era la que llegaba desde un pequeño punto situado en la lejana pared de enfrente, por lo demas se hallaba en semi-oscuridad

-Hm...- Hellionte fruncio el ceño mientras que observaba las puertas. Se acerco a ellas para ver si escuchaba algun sonido, despues de todo, si estaba alli algun ruido debia hacer... O aunquesea si sabia en que lugares habia gente podia tocar la puerta y ver en cual de ellos estaba.
En dos de ella el ruido era muy leve, pero parecian risas, susurros y puede que algo mas entre una mujer y un hombre. Cuando el se acercaba a oir, se hacia el silencio enseguida. En otras de ellas no habia ningun tipo de ruido y en la ultima solo habia musica.

Era el sonido del mar, acompañado de palabras que no entendia, pero que sonaban extrañamente bellas.

Hellionte ladeo la cabeza al escuchar la musica y el suave canto, sonrio disfrutando de la musica, casi le daba pena interrumpir tocando la puerta, pero lo hizo de todas formas, con suavidad. La curiosidad y el interes era mas grande... Su interior le decia que este debia ser el lugar...

Acerto, se encontro frente a frente con aquella que habia esatdo siguiendo. Ella mantenia la puerta abierta, estando bajo el dintel, cortando con su cuerpo la vista de lo que hubiera detras
-¿si?- pregunto con una voz angelical

-Disculpe ¿Le molestaria que la acompañe?- le pregunto amablemente el hombre. Ella tenia una voz hermosa definitivamente, le recordaba a las valkirias, en especial con los ojos claros que tenia, su cabello rubio y su bella forma.
-En absoluto – dijo haciendose a un lado. Hellionte pudo observar entonces una alfombra cubriendo el suelo, y en el centro de esta, colgando del techo por un hilo, ardia levemente una rama de incienso. Y de fondo un pequeño equipo de musica con la cancion volviendo a sonar.

-Soy Lily McHullem, pero por aqui me conocen como Vista-Feerica, o solamente Lily – dijo regalandole una calida sonrisa mientras tomaba aseinto nuevamente, con las piernas recogidas junto al pecho y las manos sobre ellas

Hellionte pasó y cerro la puerta tras de si. Le sonrio amablemente tambien mientras que tomaba asiento frente a ella, cruzando las piernas y manteniendo su amplia espalda erguida.

-Es un gusto conocerla Lily McHullem... mi nombre es Hellionte... debo decirle que usted posee la voz de una valkiria...- le dijo sonriendole amablemente, realmente lo habia sorprendido con lo bien que cantaba la mujer.

-No pude evitar sentir curiosidad por la forma en la que me miraste cuando estabas abajo...- le dijo con franqueza el hombre. -Vine a este tumulo... y desgraciadamente en el camino a el perdi gran parte de mi memoria... la mayor parte de la gente dentro de este edificio sabe mas de mi que yo mismo... y no puedo evitar notar como me observan todos...- le dijo el hombre con total transparencia.

-Es nomal que te miren- dijo ella agradeciendo sus palabras con una inocente sonrisa -y dado tus gestos tambien sera normal que se sorprendan contigo a lo largo de los dias.

-Yo se poco de ti, dado que mi campo son los espiritus, soy una theurge, Adren –
recalco esas dos ultimas palabras- pero mi hermano William es galliard, y bien segura estoy que sabe algo, siempre le gusta hacerce con hsitorias sobre jovenes promesas, ademas de que es un jactantioso que dice saber de todo – rio cubriendose la cara

Hellionte asintio -Ah ¿William es tu hermano?- le dijo sonriendo un poco -Lo conoci en el camino a este lugar... aunque casi no pude hablar con el dado que tenia un poco de prisa... pero le prometi hablar en otro momento- dijo el Fenris.

-Pero no me molestan las miradas... sino la forma en la que van... parece que me tuvieran miedo... y eso no me agrada del todo...-
-En especial porque me hace preguntar quien era, antes de perder la memoria... y ciertamente es una realidad un poco cruda de enfrentar...-
le dijo el hombre.

-Solo por las miradas que recibo, me hace dudar de si querria recuperar la memoria ahora mismo... o si prefiero descubrir lentamente las cosas, y tener la oportunidad de cambiar...-

Hellionte – pronuncio su nombre - lo importante de que estes aqui esta noche no es saber quien fuiste o quien seras, sino saber que en el momento justo tomaras la desicion adecuada. Una sola vida por muchas – puntualizo -tendras poder sobre ello, lo se porque lo he visto y nada mas puedo decirte solo que espero de ti aquello que jamas he oido en la unica historia que se de ti

Hellionte asintio pensativo -Tendre en cuenta esto... cuando el momento llegue...- dijo bastante serio -Y espero tener la sabiduria para actuar como es debido cuando este alli...- dijo suspirando.

-Aun asi... ¿Que es lo que has oido en la historia que sabes de mi?- le pregunto frunciendo el ceño, en su interior temia que no debia ser una historia agradable
Ella miro la hoja que terminaba de arder y se levanto a cambiarla por otra.

-Soy muy mala para las historias- confeso - ademas no me gusta quitarle su papel a quein deberia hacerlo, la historia es para los Galliard y los espiritus para lo theurges ...- se mordio el labio - pero tienes derecho a saber – suspiro - ve a la fuente de los deseos mañana. Es la parte mas protegida del tumulo, el lugar de los totems, pero con mi permiso puedes entrar.

Ve alli y tendras tu historia-
finalizo

Hellionte asintio solemnemente -Gracias...- le dijo haciendo una reverencia con la cabeza, muy suavemente.

El Fenris suspiro mientras que se quedaba alli sentado, un poco meditativo. Realmente no le agradaba lo poco que sabia de el... Hellionte veia la punta del iceberg... y esta no era nada agradable por ahora...
El Ahroun se quedo en silencio por unos momentos pero finalmente dejo ir ese tema
-¿Puedo preguntar que era la hermosa melodia que entonabas hace unos momentos?- le pregunto, volviendo a sonreir y recuperar el buen espiritu

-Era una cancion de mi tierra. Me suele ayudar en mis meditaciones espirituales- explico

-Es una cancion muy bella...- le dijo el hombre

-Disculpe si la interrumpi a punto de empezar una meditacion...- le dijo Hellionte humildemente

-No pasa nada, no interrumpiste nada que yo no quisiera. Pero si me gustaria empezar algo y dado que ya hemos hablado – le sonrio - mejor seria que cada uno volviera a su lugar. Ademas nos veremos mañana -dijo poniendose en pie, haciendole ver cortesmente que ya era hora de despedirse

Hellionte asintio poniendose de pie tambien. -Entonces me retiro Lily... muchisimas gracias por el consejo que me diste, prometo tenerlo en mente para estar mas preparado cuando el momento llegue...- le dijo el Fenris. -Y nos veremos mañana en la fuente... hasta entonces...- le dijo el hombre haciendo una reverencia respetuosa

-Hasta entonces- dijo ella conduciendolo a la puerta -una ultima cosa Hellionte – le hizo pararse para darle un papel doblado - lo que nombramos ahora es el nombre que los padres espirituales te dieron, pero aqui entro esta aquel por el que te concocen los hombres

Hellionte asintio, llevandose el papel consigo en silencio. Una vez fuera lo abrio y leyo el nombre, una suave sonrisa amarga se dibujo en el rostro del hombre mientras que negaba con la cabeza y se guardaba el papel en el bolsillo.

-Sven Sǿren Gaelsom…- murmuro para si. Un nombre adecuado para el terrible puño de acero del norte, penso para si el Fenris mientras que descendia las escaleras, de nuevo hacia la penumbra de la pista de baile.


Última edición por el Mar Jun 12, 2007 5:56 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Martín
Bassmen-so
Bassmen-so
avatar

Cantidad de envíos : 106
Edad : 32
Ubicación : donde tengan cosas gratis
Ocupación : Todopoderoso Señor del Universo, Mensologo entusiasta matriculado
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Mar Jun 12, 2007 5:30 am

El comienzo de la fiesta ya se había visto arruinado por aquel incidente, todo sucedió rápidamente y fue imposible intervenir. Tussio vio a la mujer que Freya había señalado, a quien debía ayudar en su prueba, era adulta, pero saltaba a la vista que algo en su mente no estaba en orden y por lo que se oía, no se trataba de algo de nacimiento, tendría que informarse mejor, las obligaciones empezaban a cubrirlo.
Tenia los nervios que le carcomían, inconscientemente miraba todos lados intentado adivinar cual podría ser ella, donde estaría Akim. La boca se le había secado y toda la ropa parecía incomodarle

El Caminante recorrió el lugar, cada segundo parecía eterno, y nada se el apetecía, tenia una nudo en el estomago que parecía ir subiendo minuto a minuto. Tenia que distraerse así que se propuso a si mismo matar el tiempo dando vueltas por el lugar lo más lento que podía, pero su ansiedad el traicionaba y aceleraba el paso, estuvo así media hora o al menos lo que él creyó era ese tiempo, pues solo habían sido unos pocos minutos

- ¡Eh pura raza!- le llamo una voz que no reconocía a gritos -¡Ehoo Caminante!- le llamaban un par de jóvenes desde un rincón. Tussio no los conocía de nada, aunque recordaba haberlos visto en la mesa, al medio día

Al oír el primer llamado, Anpw, casi que los ignoró haciendo un gesto con su mano, como un saludo manteniendo las formas, creyendo que de eso se trataba, pero al oírlos por segunda vez decidió acercarse, aunque en su mente dudaba de todo "¿Y si consideran un insulto que este hablando con otra gente antes de cruzarme con ella?" intentó guardar sus nervios y sus paranoias, hablar con alguien quizás le ayudara a calmarse y a pasar el tiempo -¿Que hay?

-Hola- contestó el más alto

-Que bueno que llegaras- dijo el segundo, algo mas bajo y de olor mas a alcohol

-Hemos de agradecerte -comenzó el primero de nuevo -que vencieras a Janah, dado que ahora hemos sacado algo de pasta -sonrió-sin mover un dedo y hemos ganado dinero

-Y por eso -continuó el bajito -queremos invitarte a un copazo -dijo tendiéndole un vaso hasta arriba de refresco bien mezclado

-A tu salud- dijeron ambos chocando sus vasos contra el que le acababa de recibir

Tussio tomó el vaso, aunque no podía tragar nada y con una ligera sonrisa brindó con ellos y más que beber, se mojó los labios, no podía tragar si quiera su propia saliva. Entones dijo - El que no arriesga no gana, y ustedes se arriesgaron mucho apostando a este caballo, gracias por la confianza

-¿Emborrachándote para ganar valor? -oyó a Akim muy cerca suyo -esa no es una buena decisión, no niego que sea normal -risas- pero se podría decir alguna tontería injustificable también -eso último sonó casi como una regañina

La voz de Akim a sus espaldas casi le hizo saltar, todos sus músculos se contrajeron de golpe y en sus manos el vaso se rompió del susto que se había llevado -AH, Arg, uf- dijo dando un pequeño salto para atrás y evitando mojarse, se dio vuelta a ver a Akim y sacudió su mano derecha empapada por la bebida -Ah, Akim- dijo intentando sonreír mientras se maldecía por YA haberlo arruinado -no, no, no estaba bebiendo, era simplemente un brindis amistoso- se justificó - desde el cambio no bebo casi otra cosa que no sea agua, ya sabes- dijo con una risa algo nerviosa - todo te sabe raro

Akim enarcó una ceja y miró a los otros jóvenes fijamente. Uno fue lo bastante prudente para quitarse de en medio al ver esa mirada -¿Cuanto habéis bebido todos? -interrogó colocando una mano sobre el hombro de Tussio

El chico tragó sonoramente -Solo un par de tragos más que él... bueno... quiero decir... que él beber, pues poco...que me llaman oigo-dijo girando la cara buscando a su amigo

-Si anda vete-le despachó Akim cogiendole el vaso que casi deja caer al marchase, colocándolo sobre la mesa -Tomate uno de estos - le dijo a Tussio poniéndole en la mano un envoltorio pequeño -te quitara el olor de la boca- aseguró y echó a caminar hacia otra parte

Un mensaje llegó a Anpw y automáticamente respondió <¡NO! > Mientras con su mirada buscaba la fuente la fuente, la Ragabash -Oh, bueno, gracias- dijo tomando lo que Akim ofrecía-pero de verdad no hace falta, a penas si llegue a beber un sorbo, ya vio el chiquero que hice- dijo lo ultimo con un claro de tono de frustración y vergüenza. Siguió entonces a Akim viendo a donde le llevaban sus paso y no puedo evitar preguntar -¿y bien? ¿Que le parece? - dijo sin terminar pero refiriéndose a su presencia

Akim le guió a través de la gente hasta unas escaleras entre las sombras que estaban al fondo del local -Yo subo, tu espera aquí- ordenó -se te concede verla antes, solo porque así lo quisieron los ancianos. Aun así llevara velo

Asintió con la cabeza, recordaba lo que esas mujeres habían dicho -Entiendo perfectamente y me siento muy honrado por ello- El corazón de Tussio no parecía latir, sino que se agrandaba y achicaba desmesuradamente causándole una extraña y desagradable sensación, no supo cuanto tardo en bajar, para él, fueron horas. La sangre y la misma piel le quemaban y sentía comezón en cada centímetro de su cuerpo. Entonces apareció, no era muy alta, así la había imaginado, su figura invitaba a mirarla, aunque no era especialmente voluptuosa, era sobria pero atrayente. Su rostro, cubierto por aquel velo, se escondía en la media luz, haciéndola intrigante, y a pesar de no podes distinguir sus rasgos, algo en su presencia la hacia cautivadora y fascinante.

Anpw seguía allí parado, observándola, esperándola, no podía respirar, no podía tragar, su corazón latía de forma dispar, quería oírla, ¿que pensaría de él? estaba obligada a obedecerle y casarse, pero ¿seria eso una tortura? ¿O disfrutaría y agradecería a su suerte?

-Buenas noches- dijo la joven amablemente sin inclinar la cabeza -usted debe de ser mi prometido. Esto es una irregularidad a la que me obligan..."como tantas otras"...-lo susurró muy bajo, pero aun así el acostumbrado oído de Tussio lo captó -¿Como debo llamarle?-preguntó como esperando algo más de él. Tal vez un brazo, un saludo u oírle.

-Buenas noches- respondió nervioso, cuando oyó ese leve susurro y todo pareció desmoronarse, era una tortura para ella, las piernas se le aflojaron pero mantuvo la compostura - los Garou me llaman Anpw, pero mi nombre es Tussio, el que desees estará bien para mi, y no debes tratarme de usted si no lo deseas- dijo quizás más apurado de lo que era adecuado, sus nervios y ahora aquella pena, le estaban matando - ¿y tu? ¿Como quieres que te llame?

-¿No te sabes mi nombre?- preguntó con un leve tono de sorpresa y decepción -Akim me dijo que te había informado de ello...¿se te olvido?- A través del velo, Tussio creyó ver que ella hacia una mueca.

-Jamás podría olvidárseme- dijo rápidamente, un error atrás de otro, si que lo estaba haciendo bien....- Ajoro es un nombre hermoso, pero quizás a ti te gustaría que te llamase de otra manera

-Ajoro esta bien, dado que después de todo tendré que llevar tu apellido, ¿cual es por cierto?-dijo acercándosele

"Gaia no, ¡el puto apellido!" -Bueno, en realidad, ese es un tema que deberé de investigar debidamente, Gilleri es el apellido que llevo, pero es el de mi madre, no el de mi padre de quien en realidad poseo mi herencia Garou- explicó –llevó con orgullo el de mi madre, pero su significado no es digno de alguien como tu – no pudo evitar recordar a su madre, la extrañaba y odiaba haberla dejado sola de esa manera, aunque ella ya lo supiera.

-¿Es que el apellido femenino no es importante?- preguntó ella -¿que significado tiene?, para que sea considerado tan bajo-se indignó pensando en el tratamiento que el daba a su madre. Si era así con su progenitora, como lo seria para con ella.

-Ey que eso no es lo que yo dije-reacciono con rapidez, no era así como él pensaba y menos aun de su madre, jamás le haría algo así a ella - te lo he dicho, llevó con orgullo el nombre de mi madre, pero no espero que todo el mundo lo entienda, ella no era una Garou ni hizo grandes cosas por Gaia o la Nación como hizo mi padre, pero para mi no por ello es menos importante y siempre me dolerá en el alma haberla dejado sola, pero soy conciente de que no todo le mundo puede entender eso, y no puedo pedirte a ti que aceptes un nombre solamente porque YO aprecio a quien me lo dio por sobre todas las cosas

Ella asintió y lo tomó del brazo -Comprendo. La aprecias, pero no crees que los demás no podemos apreciarlo, al menos los que son como tu-suspiró - ¿siempre serás así de sincero, o solo has roto la distancia hoy? Por mi protector se que a vosotros os encanta viajar y hurtar los gestos y las palabras... sois- pensó en la palabra adecuada -poco habladores y poco os gusta comprometeros

Cuando ella le tomó el brazo el mundo pareció dar un giro en su cabeza, como una válvula que se movía para liberar la presión. Sintió los músculos de su espalda relajarse de forma inconsciente - ¿Podemos ir a tomar algo de aire? ¿O debemos quedarnos aquí? - preguntó antes de contestar, tanta presión, tanto nerviosismo y todo el bullicio de aquel lugar le molestaba y necesitaba un poco de aire puro - de todas formas, no sabría que responderte, no creo ser la mejor persona para juzgarme a mi mismo, y es posible que muchos de mis defectos los vea como virtudes, pero es cierto, el viajar solo hace que uno aprecie más el silencio y tenemos un extraño sentido del compromiso, pero no significa que no nos guste, o que no seamos leales- no sabia si lo estaba explicando bien, era difícil de exponer lo que significaba ser un Caminante sin caer en la vanidad

Ella se encaminó hacia la puerta sin rechistar, después de todo al menos él se estaba explicando. Le oyó en todo cuanto tenía que decir, negando algunas cosas para si y asintiendo ante otras. Al final dijo -Esa lealtad de la que hablas...-se mordió el labio inferior dubitativa -¿también se aplica al matrimonio? -bien sabia ella que los egipcios tomaban al igual que los islámicos a varias mujeres, pero ella era gitana y aquella idea le hacia un tanto de repulsa

-Al menos en mi caso, se aplica a todas las personas, Garous o no, y tu caso… - dijo y el nerviosismo volvió a surgir, el rumbo y el ambiente de la conversación había mejorado notablemente, pero no sabia él en que momento podía arruinarlo otra vez - estamos juntos en esto, creo que si no nos apoyamos mutuamente no acabaremos bien, no puedo esperar que me ames porque alguien ha dicho que así ha de ser y, siendo sincero, a pesar de que aun no te conozco tampoco yo a ti lo suficiente para sentir ello, lo que más me importa aquí eres tu, auque por tradición tenga el derecho de decidir y hacer mi voluntad, no es mi deseo hacer uso y abuso de ese derecho, estamos juntos en esto – dijo deteniéndose antes de salir - no tenemos que ir afuera si tu no lo deseas…

-[color:b4d6=darkorchid:b4d6]¿Que es la voluntad?- dijo ella sin esperar respuesta -en mi caso, nada[/b] -suspiró y le miró detenidamente -Mis padres se sentirían honrados de que me casara contigo y mi clan, mi tribu más si te diera un heredero. Nada pueden mi voluntad o mi deseo contra ellos, pues mucho se espera de mi, por algo que ni siquiera se si quiero hacer -desvió la mirada hacia el suelo, con temor de mirarle de nuevo -Solo tengo diecisiete años y ni voz, ni voto puedo tener ante mis mayores... y ahora tu me dejas decidir. Una parte de mi se alegra pero otra... -le miró de nuevo con algo de temor en los ojos -otra tiene miedo de lo que pueda llegar a decir de verdad

_________________


Mejor que Yaco, Mejor que Sandra, Mejor que Joanna, Mejor que Damian, Mejor que Enrique... Simplemente, Yo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lucie de Bélancourt
Doctora en chancletología
Doctora en chancletología
avatar

Cantidad de envíos : 240
Edad : 38
Ubicación : Gallaecia
Ocupación : Diva...
Fecha de inscripción : 08/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Mar Jun 12, 2007 7:34 pm

La fiesta volvía a su lugar. La gente había olvidado el incidente rápidamente. "Je suis vampire" sonaba en estos momentos en la pista de baile, provocando un par de miradas extrañas por parte de algunos, aunque igualmente la bailaban dado su ritmo marchoso. Algunos se preguntaban quien habría pedido esa canción.

Jane y Peter bajaron del coche, ambos se abrazaron para darse ánimos después de lo ocurrido y tras una breve charla de aliento para intentar adaptarse al aliento festivo del día fueron avanzando hacia el lugar de la fiesta. Peter echo un vistazo a su alrededor
-No esta mal - le dijo muy de cerca, ante la necesidad de hacerse oír -casi podría pasar por la del baile de instituto, ¿la recuerdas?, aunque allí había mas alto copete -dijo haciendo una leve mueca ante algunas de las ropas que veía
Jane sonrió - Si bueno y eso que hoy va la gente arreglada... Yo aquí soy así como de lo más discordante muchas veces- dijo arqueando una ceja y mirándolo.

-¿Y a que se debe? Tu siempre vistes magníficamente estés donde Ester -añadió a su pregunta cogiéndola de la mano con plena intención de avanzar hacia la pista. -¿Los dejamos boquiabiertos?..eso si cambian la dichosa canción claro -miro de reojo a la banda.

Jane sonrió y acompañó al chico en el baile. Como reina y rey del baile del instituto habían sido los protagonistas en más de una ocasión. Evidentemente nada había sido dejado a la improvisación y ambos habían recibidos clases de danza para lucir espectacularmente aquella noche.
Un segundo antes de que Peter le obsequiase con su mano para comenzar el baile, una voz interrumpió entre ellos
-¿Pudiera ser que se me concediera el primer baile? - mencionó afablemente -sé que arrebatársela al novio podía ser considerado un intrusismo descortés -continuó Paul dejándose ver justo a su lado, como si se apareciera de la nada -pero en otras celebraciones es de buen ver que sea el mentor quien obsequie la mano de la novia al novio -les sonrió a ambos.

Jane sonrió a Paul al verlo y ante su reflexión miró a Peter para ver su reacción.

-La verdad es que si me importa -respondió el chico- pero supongo que también Jane tendrá algo que decir -la miro a ella

Jane no se había esperado semejante reflexión de su novio y se quedó mirándolo con incredulidad.

-¿Y bien..? -dijeron ambos a la par, tanto que casi pareció ensayado. Paul calló por cortesía al darse cuenta y Peter retomó la palabra -Bueno... nada que decir Jane, mira que ya acaba la canción...

Jane miró a Peter con cierta dulzura – Estoy contigo ahora, te lo prometo – dijo intentando tranquilizarlo – Estamos aquí, al lado – sonrió antes de tomar el brazo de Paul y al fin poder bailar con su mentor. Al fin quedaron solos.

Peter casi extendió el brazo para detenerla, pero se contuvo, terminó por asentir y decidió serenarse yendo a por algo de comer o beber.

-Estará bien - la tranquilizo su mentor -estoy al tanto de lo que pasa en cada rincón de este lugar. Nadie le quiere mal y el solo esta asustado, se le pasara a medida que vea como se desarrolla todo... aunque noto cierta preocupación en él... distinta al baile, no se que será- comentó mientras posaba sus manos sobre ella, dispuesto a bailar

Jane negó – Es que... – negó – Creo que hoy es un día para borrar del mapa... No paro de hacer estupideces – resopló mientras sus pasos se encadenaban hábilmente en el baile. Jane demostraba cierto sentido del ritmo pero era más que notable que su estilo era de lo más académico.

-¿Borrar?, no será tanto. Esto es una fiesta y aunque el día halla empezado mal, acabara mejor, tienes que alegrarte. Sientete admirada, querida y mimada. Fíjate que has hecho que dos hombres se disputen sacarte a bailar y que otros tantos te miren con igual deseo- le informó haciendo que con una vuelta de su mano, Jane girase y observara a otros chicos que bajaron rápida la mirada al verla de frente - estas preciosa esta noche mi joven discípula, sin embargo te noto tensa a ti también, demasiado tal vez

- Es que – resopló – Supongo que te habrás enterado del numerito que monté por la tarde por esos hijos de la gran puta – dijo sin comerse las palabras pero negando – Y tengo a Madre Tamara cabreada... Bueno me tiré dos horas paseando cual perrito por el parque a modo de castigo...al menos me sirvió para pensar – resopló – Pero la cagué de nuevo esta noche... con Peter – negó nuevamente por enésima vez – Hace unos días me habían hablado de cierto “don” – dijo haciendo el signo de la comilla con una mano que volvió a juntar con la de Paul a continuación - Así como el efecto axe... vaya que con una mirada y concentrándote un poco podías hacer que un humano e rindiera ante ti... tampoco es que hiciera mucha falta con Peter...pero quería probarlo - dijo enrojeciendo por hablar de aquello a Paul - y... y... - No conseguía terminar - Dios mío tengo 17 años, no estamos casados, y me matan...si pasó algo me matan -negó mirando hacia el techo del lugar y volviendo a fijar su mirada en Paul a continuación.

Paul enarcó una ceja y la miró pasivamente -Para los Garous traer una vida al mundo es algo bueno, sea a la edad que sea - parecía que la felicitara por el descuido -Si, cierto que seria un gran revuelo en tu prefecta sociedad humana y sin duda dará que hablar durante mucho tiempo, pero no hay de que preocuparse, toda excepción tiene su regla y esta no es menos por ello -dijo

- Pero creo que no lo has entendido... Me matan! Me asesinan! Poco es lo que puede hacer el subnormal del Galliard morador ese al lado de mi abuela... Soy menor de edad, es mi tutora legal, nos casa y luego me manda a la conchinchina para que nadie se entere de esto. Si mi madre era una mujer liberal a su lado... - negó francamente agobiada.

-¿Y si tu tutoría pasara a otra persona? -comentó él con total seriedad -puede hacerse, solo es necesario un juez, tu confirmación y testigos. No es la primera vez que un hijo pasa de manos de su madre a su padre o de manos de sus abuelos a un familiar cercano -continuó apartándola con agilidad y pase de baile del paso acelerado de un hombre agitanado que se dirigía veloz hacia la puerta.

- ¿A quién?– dijo entornando los ojos – Son todos iguales y el tiempo de los tramites lega... - se quedó callada un instante – Bueno, una no sé si estoy embarazada y dos...en dos meses cumplo los dieciocho sólo tengo que conseguir que no se enteren durante ese tiempo si al final la desgracia – dijo sin poder evitarlo - ocurrió

-No esta mal que todo este planificado por si es un si. Y sino lo es, bueno al menos sabes en quien podrás confiar durante toda tu vida - suspiró casi con desgana

Jane se quedó mirando para Paul - No... no te entendí

Paul la miró y bajo los ojos -Lo se - confirmó casi inaudiblemente -cuando uno vive tanto, acostumbra a planear su futuro y a veces... -suspiró con agitación - a ver... a sentir la eternidad como una maldición, cuando lo que te rodea llega a su fin - la miró con tierno cariño - creo que me dolerá verte crecer... -declaró- ...porque - negó y calló

Jane lo miró a los ojos. Había entendido... - Bueno pero para eso falta mucho tiempo- dijo con el ímpetu de la juventud - Y si no falta tanto tiempo espero que al menos haya servido para algo…- se quedó un instante callada antes de decir lo siguiente - Para Gaia…- dijo con sinceridad. No era muy prolija en ese tipo de palabras normalmente.

_________________
LIBERTAD PARA EL PUEBLO ENANO! DEJEMOSLES VOLVER A SU HABITAT NATURAL: LOS BOSQUES!
ROMPAMOS CON SU ESCLAVITUD SON NUESTROS IGUALES! NO TIENEN PORQUE ESTAR GUARDANDO LOS JARDINES HUMANOS, MERECEN SER LIBRES!!!!!!
LIBERTAD!

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://astrorojo.editboard.com
Martín
Bassmen-so
Bassmen-so
avatar

Cantidad de envíos : 106
Edad : 32
Ubicación : donde tengan cosas gratis
Ocupación : Todopoderoso Señor del Universo, Mensologo entusiasta matriculado
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Mar Jun 12, 2007 7:36 pm

-Te entiendo mejor de lo que podrías esperar, es cierto que tu eres la que lleva la peor parte, al ser mujer tu opinión es ignorada por nuestros mayores y además eres tu la que debe llevar a un bebé en tu vientre, pero no creas que por ser hombre yo tengo poder de decisión alguno, si llegase a decir algo inapropiado o equivocarme durante la ceremonia, todos te protegerían y sobre mi caerían mil maldiciones. Tampoco mi voluntad y mi deseo tienen lugar, además al ser Garou todos esperan de mí lo imposible. Te lo repito, estamos juntos en esto, tú serás tanto mía como yo tuyo, haremos lo que tengamos que hacer, no podemos defraudar a tantos, pero entre nosotros... espero que sea diferente, yo seré diferente

Una pequeña sonrisa nació bajo el velo, más aun así sus palabras distaban de la total emoción de la alegría -¿puedo...puedo pensármelo entonces? -dijo con mas vergüenza a medida que se expresaba

-Ajoro, eres una persona, y yo también, no soy, ni seré jamás tu dueño, nadie puede serlo- dijo Tussio mirándola intentando demostrarle su sinceridad - siempre podrás hablar conmigo

-Entonces me retirare a pensarlo... - en su interior sentía arder el pecho al pronunciarse - se que lo comprendes, por como te expresas - le soltó suavemente y ya se preparaba para irse, cuando en ultima instancia se aupo sobre sus pies y poso un beso en la mejilla de Tussio- Gracias -dijo al retirarse muy levemente

La alergia que sentía ella le había llegado y le había hecho sonreír, después de tanto nervio y tanto miedo, podía sonreír, entonces ella se dio vuelta y tomándolo por sorpresa le besó en la mejilla y le agradeció para entonces si alejarse -No es nada- dijo él con la voz casi ahogada, de pronto todo aquello a lo que tanto había temido parecía desarrollarse mejor de lo que hubiera esperado jamás

Ajoro se detuvo a decirle algo a Akim, que esperaba a pie de las escaleras. Este escuchó atento y su mirada cambio de alegre a sorprendido y luego a seria. La despidió sin mucho afecto y buscó a Tussio con la mirada. Tenia que hablar con el muchacho ahora y no seria tan amable como veces anteriores

Anpw miraba sonriente a Ajoro alejarse y entonces le vio hablar con Akim ¿le estaría diciendo algo sobre él? ¿Le había causado una buena impresión? sus planteos no duraron mucho pues la mirada del Gallaird hizo que toda esperanza se esfumara...

-¡Tu! - gruño Akim por encima del gentío señalándole antes de llegar a la salida con un dedo acusador de su mano extendida. En su cara no cabía lugar para la sonrisa esta vez. La gente comenzó a apartarse más rápidamente de lo normal, solo por si acaso.

Anpw se puso blanco, la voz de Akim, la mirada ¿que le había dicho Ajoro? él ni siquiera la habita tocado, ni siquiera había intentado atravesar el velo con su mirada, ella decidió besarlo, y no al revés. Su corazón bombeaba, ya estaba sudando, sus piernas perdían la fuerza, estaba al borde de un ataque, un desmayo o algo parecido

Akim se llegó hasta el, plantándosele de frente -¿Como es posible que eches a perder años y meses de planificación con solo una noche...? -comenzó claramente irritado -¿que es eso de sube a pensárselo? No hay nada que pensar, Ella es para ti y tú para ella. ¿Acaso pretendes destruir todo lo que he logrado hasta ahora? -casi echó espumarajos por la boca

Los ojos del Theurge se abrieron como platos al escuchar lo que Akim le decía, no entendía nada, faltaba muy poco para que la vida le abandonara el cuerpo él sentía -D... d... q... p... yo... ¿que? ¿De que? ¿Como? ¿De que? ¿Pensar? ¿Subir?

-Ya no eres tan locuaz, ¿eh? -le espetó - muy bien, balbucea y haz el ignorante - le colocó un dedo delante de la cara amenazador -si te rechaza, el pacto entre los romis y los nuestros se romperá. Caminantes de América y Caminantes de Egipto se negaran la palabra que tan duramente nos ha costado revivir y si eso pasa... - gruñó tomándole de la mandíbula con fuerza obligando a mirarle -...si pasa, me deshonras a mi y mi palabra dada-Le soltó casi con más dolor que ira -Eres... - cerró los ojos

Todo pareció derrumbarse ante sus ojos, ahora SI que lo había arruinado, no entendía como había pasado, pero podía sentir en al rabia y el dolor de Akim que tenia razón, que todo era su culpa –No, no es así, no fue así- intentó justificarse, se tomó la cabeza negando, quería llorar, quería huir, quería estallar en mil pedazos, su respiración era irregular de nuevo – no fue así, no sabia, no quería, yo, yo no le he dicho eso, solo, solo quería que confiara en mi- la razón le abandonó y tomó a Akim por la ropa mirándolo a los ojos - Por Gaia tienes que creerme- las lagrimas le salían de los ojos y sus piernas terminaron de aflojarse, no podía mantenerse en pie, hubiera caído al suelo de no estar agarrado a las ropas del Gallaird como una garrapata -Gaia no.... no...

Akim estuvo a punto de quitárselo de encima, más reflexiono. Había sido muy inflexivo con el muchacho. Le aferró las manos a los hombros tirando de el hacia arriba -Serénate y levántate por Gaia -le urgió aun con voz fuerte -ni que fuera a matarte

-Yo no quería... lo arruine...lo arruine- su vista se perdió, no escuchaba lo que Akim le decía, sus palabras habían calado hondo, había sido un ciego y toda su tribu iba a sufrir por su estupidez, no solo era indigno de su nombre sino también de su tribu, incluso de ser un Garou, una criatura de Gaia

-Escucha-al-Viento -dijo Akim transmitiendo serenidad con la mención del nombre -Anpw, escúchame. Suéltame y enjuaga tus lágrimas. Ven conmigo, he sido duro contigo, demasiado. Has errado, si. Pero por Gaia, eres un muchacho. No puedo exigirte tanto como a un hombre - le soltó un hombro para apartarle unas lágrimas que resbalaban por su mentón -Chico...

La forma es que había hablado, su nombre, había algo que le daba cierta paz, una paz que no podía imaginar en el caos que había creado. Quizás fuera oír que le llamaban por su nombre, quizás fuera su tono de voz, quizás fueran sus gestos, no se sentía mejor, pero al menos había recobrado parte de sus fuerzas, sus piernas seguían débiles, pero le mantenían en pie por si mismas. Miró a Akim a los ojos e intentó explicarse una vez más, explicarse y disculparse -Yo no lo sabia, no sabia cuanto había en juego, pero no intente huir, no quería dar la espalda mi responsabilidad yo solo le dije que no era un objeto, que para mi nunca lo seria, que era una persona y siempre podríamos hablarlo todo, tienes que creerme Akim, por Gaia que no te mentiría, pero tampoco es su culpa, yo estaba nervioso- no podían culparla a ella, porque él se había expresado de forma confusa

Akim asintió -Muy bien, entonces obraremos de la siguiente manera. Tú me sueltas ahora -quitándose las manos de Tussio con las suyas propias ahora que el muchacho se medio comportaba -yo subo a hablar con ella, para desenliar el embrollo y dejarle ver que seguimos adelante con la boda - le chistó con la mirada a que no intentara hacerlo él - ahora tu te vas, te lavas la cara y vuelves a la fiesta. Mañana común, te levantas, tallas una estatuilla de Búho y me la traes. Luego podrás irte a seguir con tus tareas o lo que sea. ¿Entendido? Aquí paz y luego gloria, olvidaremos este incidente que solo es propio de manojos de nervios - le bromeó intentando devolverle algo de su anterior alegría -no contare que estuvo perfecto, pero tampoco diré que fuiste un fracaso. Al menos la vi contenta contigo

Anpw asintió soltándole mientras Akim le ayudaba y al darse cuenta de lo que estaba asiendo se disculpo con él -Perdón- dijo mientras le oía. La mirada del mato en su boca las palabras que iban a salir y finalmente asintió, no podía hacer nada, ya lo había arruinado, podía darse por contento con que se le daba esta oportunidad, aunque no fuera la que le gustaba, Ajoro iba a odiarlo por siempre y para siempre, estaba contenta con él, si, pero eso era porque había entendido otra cosa en sus palabras, ahora, cuando Akim le explicara la realidad, le odiaría -Esta bien - dijo él, pero en su voz no había emoción alguna

_________________


Mejor que Yaco, Mejor que Sandra, Mejor que Joanna, Mejor que Damian, Mejor que Enrique... Simplemente, Yo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Taris De Monte Verdi
Matusalén
Matusalén
avatar

Cantidad de envíos : 385
Edad : 37
Ubicación : México, D. F.
Ocupación : MENSAmáster
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Jue Jun 14, 2007 7:06 am

Por su lado Pack se relamió los labios y susurró en los oídos de Freya.

^^^Si yo tengo las de antes ¿Es que llevas algo más provocativo o ni eso?^^^ bajó la mirada un segundo ^^^no vale abofetearme, pero dado que tú me sacaste los colores antes, ahora yo...^^^ y rió.

Freya se sonrojó y luego le miró con un reto en los ojos azules.

^^^Si te dije que me habías picado el orgullo ¿Crees que sería capaz de ponerme algo pudoroso?^^^ sonrió divertida.

Pack por su lado asintió sin pensarlo.

^^^Esquivas la respuesta, eso es una prenda o confesión directa^^^ rió ^^^Y te quedan Beso o atrevimiento^^^ acercó sus labios a los suyos.

Freya le pisó el pie y le miró azorada.

^^^Ok, ok... es mucho más provocativa^^^ no tuvo otra opción más que contestar.

- ¿Puedo besarte? - le preguntó él a ella - ¿O vas a proponer un reto más difícil? Venga dejo lo del reto en tus manos - concediéndolo por sí solo.

Freya le pateó la espinilla molesta...

^^^En griego!^^^ le reclamó con molestia en el rictus, pero sus ojos reían - Como vuelvas a acercárteme - dijo en un tono de voz normal, para cualquiera que los estuviese viendo y prestándoles atención Y luego, tomó otro trago de la bebida.

- Augg - se quejó y la miró con dureza unos segundos, sonrió y asintió ^^^Está bien, perdona. Se me fue^^^ concedió volviendo a acercar su rostro.

^^^Si me besas aquí, todos sabrán la verdad^^^

^^^Estamos entre sombras y mi cuerpo cubre el tuyo^^^ respondió colocando las manos sobre la pared a ambos lados de su cabeza, arrimándose algo más a ella ^^^podrían pensar que beso a una parentela ...si luego voy y me ven besar a una de verdad^^^ dijo con un tono algo burlón desviando la mirada a la pista de baile un momento antes de volver a fijarla en ella ^^^¿Sería una estratagema ragabash?^^^ rió.

Freya entornó los ojos...

^^^Claro, sería magnífica idea^^^ sonrió ampliamente, por la oscuridad era un tanto difícil ver el brillo que empezaban a adquirir esos ojos azules... Miró a su alrededor ^^^Es más, ese será tu atrevimiento^^^ le dijo ^^^besarás a aquélla parentela^^^ le señaló una chica bastante guapa...

"Y ya sabrás lo que es una estratagema Ragabash..." pensó con molestia...

^^^¿Así de fácil?^^^ enarcó una ceja pasando la mirada de la chica a Freya ^^^aquí hay gato encerrado^^^ la miró más atentamente ^^^y está claro que no me lo vas a decir, ¿No? ^^^ intentando sonsacarle algo.

^^^Claro que no lo hay^^^ dijo suavemente ^^^tienes razón, ve bésala y que sea tu atrevimiento^^^

"A ver si para cuando regresas me encuentras" pensó gruñendo... Interiormente.

Pack suspiró. En todo ello había algo que no le sonaba muy bien.

"Si yo soy el celoso, y ahora ella me hace esto... ¿Qué se supone que pasara a continuación?" se preguntó a sí mismo volteándose a mirar a la chica... Guardó las manos en los bolsillos y dio un paso hacia ella. La miró fijamente, suspiró nuevamente y se revolvió hacia Freya.

^^^Tú ganas. ¿Qué prenda tengo que pagar...? Me conoces lo suficiente como para saber que no podría besar a otra^^^

^^^No^^^ dijo Freya ^^^tú empezaste, dijiste que irías a besar a una parentela y ahora la besas, so pena de quedarte desnudo ante toda la fiesta^^^

Se cruzó de brazos.

"Ahora resulta que te me acobardas, ahora mantén tu palabra" aunque en su mente sabía que si llegaba a besarla, alguien pagaría los platos rotos y no sería Pack.

^^^¿Cómo es eso de quedarme desnudo?^^^ preguntó risiblemente ^^^¿Ya convertiste mi ropa en una sola prenda?^^^ la miró inquisitivo.

Freya desvió la mirada y se cruzó de brazos... estaba molesta, demasiado celosa y al mismo tiempo se sentía como una idiota... chasqueó la lengua y fijó la mirada en ningún punto de la pista en particular... veía hacia allá, pero su mente le impedía observar, tantas cosas tenía en ella...

Pack se pasó la mano por la nuca y suspiró.

^^^Está bien^^^ sonó casi como un quejido. Dio la vuelta sobre sus pasos y marchó hacia la pista de baile. Su objetivo, la chica señalada por Freya.

Llegó hasta ella, le comentó algo que hizo que ésta se sonriera con algo de timidez y luego asintiera. Aceptó su mano y comenzaron a bailar. Pack intentó no pisarla, aunque ella era quien llevaba la situación.

Freya rechinó los dientes al ver la situación, fue a la mesa a dejar el vaso, quítose la tuerca y el anillo y empezó a perderse entre la gente.

- Eso me pasa por idiota, eso me pasa por idiota - gruñía con rabia mientras buscaba un lugar para salir de allí... - tenía que provocarlo... - rechinó más los dientes apretando las uñas en las palmas... alguien se interpuso en el camino obstaculizándolo haciendo que la Ragabash tuviera que meter el hombro para abrirse de nuevo la vereda - Quítate, estorbo - gruñó más que molesta.

- ¿A quién llamas estorbo?, ¡Pasguata! - dijo un tipo bastante grandote de mirada cabreada - ¡Mira cómo me has puesto! - palpando su camisa negra sobre la que Freya imprudentemente al darle el golpe, le había hecho volcarse su bebida – Si no fuera porque eres una mujer te daba así... - dijo levantando algo la mano amenazadoramente.



Freya escuchó al sujeto y gruñó para encararle con rabia, en ese momento, todo cambió...

Un olor extraño la hizo palidecer, una imagen en tinta...



La había visto tantas veces que era imposible no reconocerla, el sonido de una voz cuasi idéntica, roces en la espalda, en el cuerpo...

A su mente corrieron varias imágenes al mismo tiempo, todas éstas llenas de desesperación y de dolor... cerró los ojos y sacudió la cabeza, cuando abrió los ojos, no estaban los jóvenes frente a ella, si no Danzantes de la Espiral Negra mirándola fijamente... masajeándose las manos, sonriendo con malignidad...

Un flasheo y al siguiente instante, tras el parpadeo, le dolían las muñecas, las levantó hacia sus ojos y las miró llenas de sangre... moreteadas y empezó a sentir el dolor en los brazos, los hombros... en la punta de los pies, inclusive, podía ver las marcas de las cadenas...

Intentó escapar, pero alguien la aventó hacia el frente, impidiéndole huir... sentía los hombros quemarle, arderle, dolerle... miró la sangre que recorría su hombro derecho a sabiendas de quién la había provocado, los colmillos marcados, algunas gotas de sangre coaguladas... sintió sus piernas cansadas... las caderas entumecidas...

Él la empujó hacia fuera sin mostrar atención ninguna a no lastimarla.

- ¡So torpe! ¡Quítate de mi vista! - le gritó al contacto de sus manos contra sus hombros.

Gritos que la hicieron encogerse de miedo, negar con la cabeza... música estridente que le lastimaba los oídos impidiendo a los demás escuchar sus gritos en pos de una ayuda que, llevaba días que no llegaba...

- Sebastian... Sebastian... - empezó a decir suavemente desviando el rostro mientras que no podía ni siquiera meter las manos ante cualquier ataque... no las sentía, estaba demasiado herida... tenía que escapar, debería shiftear para escapar... debería huir de allí, pero las cadenas se lo impedían, sus heridas lo impedían... el dolor en la espalda lo impedía... los Danzantes lo impedirían... tenía que matarlos para huir...

Sus dientes empezaron a castañear mientras algunas lágrimas empezaron a recorrer sus mejillas... ya habían pasado dos días... estaba desesperada...

Escapar... huir... cansada... herida... matarlos... matarlos a todos... defenderse...

Y la única forma de hacerlo, era entrando en crinos...

Él la observó cambiar con la mirada perdida y tragó saliva.

- ¡La hostia puta! - gritó echándose hacia atrás - ¡Quitaos de en medio gilis! - dijo casi cayendo hacia atrás cuando una mano de ella pasó a centímetros de su cuerpo.

No había dolor en la espalda, no había ninguna sensación negativa... el crinos había llegado por fin tras tanto tiempo solicitándolo, rogándolo, implorándolo a Kaos...

Y Kaos había respondido... Sebastián había caído al suelo, azorado por su cambio, era el momento de escapar... de huir... como lo había intentado el día anterior, miró hacia donde debería estar la puerta y se agachó para saltar, esta vez no correría, pero antes de hacerlo... un pensamiento demente llegó a su cabeza... Sebastian quedaría vivo... Sebastian volvería a hacerle daño... volteó hacia él con rabia en la mirada...

Un gruñido emanó de su garganta cuando decidió por fin...

- Te mato o muero en el intento - dijo con rabia mientras se preparaba para combatir con él... lo iba a matar antes de que dijera a nadie lo que había pasado... antes de que hiciera más daño... antes de que LE hiciera MÁS daño...

Algunos gritos llegaban hasta ella, aunque no entendiese lo que decían. Su mente estaba en otro tiempo y en otro lugar y sin embargo una única voz se hizo fuerte en su mente. Traspaso las barreras de su mente fácilmente y su mera voz, aunque cálida y gentil, transmitía una orden innata que clamaba por la obediencia instantánea.

<Duérmete> Esa única palabra hizo que su mente se nublara, sus ojos parpadearon y se sintiera caer.

<Estoy en la Isla de la Medusa, los Danzantes me rodean> impulsó una vez más con miedo y terror, a todos aquéllos que la conocían, aunque supiera que no llegaría a nadie, no llegaría a Luna, ni a Arthur... <Intenté escapar... y fallé de nuevo> impulsó con dolor pensando en Thanatos y en Kyo... <Sebastian volverá y tengo miedo> impulsó con desesperación y lágrimas en los ojos... <Pacnus...> impulsó con anhelo <papá... ¿Dónde estás?> impulsó con ansiedad...

Empezó a caer al suelo, sintiendo el dolor en la columna, regresando a su forma homínido, quedando dormida antes de tocar el suelo.

_________________


Si no tienes nada que decir, mejor quédate callado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Batto
Orgulloso seguidor de Mercutio
avatar

Cantidad de envíos : 100
Edad : 31
Ubicación : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 12/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Miér Jun 20, 2007 3:50 am

Paul sonrió con franca admiración y acerco su rostro al de ella para dejar un beso en su frente.

-Por ella, siempre. Ya empiezas a creer – dijo y desvió la mirada hacia un tumulto que se formaba en la entrada principal... -lo sabia – murmuró más para si que para ella - ve junto a Peter mon cheré –le pidió soltándola para ir hacia donde de repente una joven había cambiado, tomando su forma de batalla.

Jane estaba escuchando las palabras de Paul cuando escuchó un tumulto girándose de forma instintiva hacia el lugar y advirtiendo la última sugerencia de su mentor. Peter no podía quedar sólo con lo que se estaba cociendo. Tenía que protegerlo como fuera, tranquilizarlo. La chica fue corriendo hacia su novio.

Akim estaba a punto de irse, pero Anpw no pudo quedarse con esas palabras atravesadas y antes de que le diera la espalda le dijo –Puedo… ¿puedo pedirte una cosa?- le miro a los ojos, necesitaba que le dijese que si - ¿puedes decirle de mi parte? o explicarle, o… no se, lo que mejor te parezca, que no quise mentirle, que no le mentí, y que lo lamento- quería irse de allí, pero tenia que soltar lo que llevaba dentro para poder hacerlo – se que de todas formas, después de esto, va a odiarme, pero al menos quiero que sepa eso, y tu Akim debes saber que, si algo sale mal, será mi culpa, y no tendré miedo a la hora de asumir la responsabilidad que es enteramente mía, y no tuya o de ella, y haré que todo mundo lo sepa – estaba destruido por dentro, se sentía desecho y le atormentaba la culpa, pero no tenia miedo. Quizás había demostrado no ser digno de su linaje, pero no por eso dejaría su nobleza de lado, haría lo mejor cuanto pudiera, aunque no fuera suficiente –Y si después de todo esto, aun tienes a bien ayudarme con la tarea que los Ancianos me encomendaron en este Túmulo, te estaré agradecido por siempre- terminó de decir y se despidió con un gesto sentido de la cabeza para ir al baño a lavarse el rostro, necesitaba agua. Entonces, mientras caminaba hacia allí, sintió el rugido de un Crinos y pudo verle en medio del salón, entre la gente ¿Qué estaba ocurriendo?

Akim asintió y sin añadir nada más comenzó a subir las escaleras....

-¿Es que nada va a salir bien hoy? – grito alguien desde el escenario, común toda la masa de gente comenzara a gritar. Jane creyó que era la voz de William

-¡Dejad pasar! –gritaba "Dientes" abriéndose paso entre la multitud que corría en dirección opuesta alejándose y obligándole a hacer fuerza para llegar. Tussio casi fue arroyado por ellos.

Peter ya no estaba en la mesa, o al menos Jane no le veía.

Jane observaba el lugar con desesperación buscando a Peter "¿Por qué lo habré traído aquí? ¿Por qué?" - Joder! – dijo en alto siguiendo buscando por el lugar que se había convertido en un caos. De repente un impulso le llegó con claridad... Aquella chica Freya, la Ragabash con la que había tenido pequeñas desavenencias durante el juego. Parecía estar desesperada aunque no entendía el contenido de aquel impulso.... danzantes... Sébastian... miedo...pacnus...papá. Tenía miedo estaba asustada y casi parecía que le estaban torturando. Jane tragó saliva sin saber que hacer durante unos segundos parada en medio de la multitud que se movía de un lado a otro. Pero la imagen de Peter volvió a ella, sólo en medio de aquel caos. Ella lo quería y aquello sobrepasaba todo en aquel instante. Volvió a reanudar con su búsqueda que se le antojaba difícil... ¿Y si jamás le había pasado algo? Se acercó corriendo intentando abrirse paso hacia la zona del incidente presa de cierto pánico. Si le pasaba algo a Peter en aquel lugar no podría perdonárselo

De pronto el Theurge sintió como lo zarandeaban, lanzándolo hacia un lado haciéndolo casi caer al suelo. No podía entender lo que estaba ocurriendo, ni siquiera donde estaba, cuando un impulso desgarrador llegó hasta él, era la exPhilodox, Freya, y estaba sufriendo.
Instintivamente alzo su cabeza buscándola, para entonces darse cuenta de que ella era quien había cambiado s u forma Crinos ¿Pero que estaba haciendo? ¿Por qué allí? Ella decía estar en la isla de la Medusa ¿Seria que aquella piedra de la que había hablado le estaba atormentando? ¿Estaba experimentando una alucinación? ¿O era que una parte de su inconsciente estaba conectada con algún Reino Umbral?
Anpw estaba pensado y observando, descolocado para reaccionar en alguna otra forma, todo iba demasiado rápido

El murmullo pasó tan rápido como había empezado. La joven Crinos cayó al suelo. No parecía que la hubiesen atacado.

Peter estaba en el suelo. Había intentado llegar a las escaleras, pero la muchedumbre lo había tirado

Jane al fin pudo ver a su novio estaba en el suelo, la multitud lo había arrollado. Llegó corriendo junto a él En el rostro de la joven se podía ver la preocupación - Peter, Peter – repitió - ¿Estás bien? – dijo mientras le ayudaba a levantarse.

Tussio seguía sin saber que hacer, pero por reflejo se dirigió hasta donde estaba Freya, aunque no sabia que podría hacer, hacia allí fue, y la vio caer inconsciente. Llegó desconcertado pero no pudo acercarse a ella por la gente que le rodeaba -¿que ocurrió?- preguntó a uno de los presentes

-Y yo que se –le respondieron
-Parece que fue por la bebida –comento otro metiéndose en la conversación
-No, no fue por eso... fue por...

Las palabras callaron cuando Ceba-gusanos y Dientes llegaron. Ambos miraron a la pequeña Garou, cruzaron sus miradas y se dispusieron a dar ordenes para llamar al orden y que alguien buscara a Elora. La Garou que la alojaba.

Aunque ya un chico corría hacia ella, Pack

-No, no estoy bien – dijo claramente molesto -he creído ver... un, una... algo enorme y monstruoso... – trago saliva - ¿por donde se sale de aquí?- preguntó buscando con la mirada, ahora si asustado

Jane tomó aire.... Estaba enfadado y asustado...y con razón. La chica quiso abrazarlo. Todo aquello le había preocupado muchísimo y había temido por la integridad de Peter.
Tras desestrechar el abrazo - No te preocupes – dijo – salimos ahora afuera – afirmó señalando con la mirada hacia la salida y empezando a dirigir sus pasos hacia allí


Entre la gente que intentaba ponerse de pie, los que intentaban huir y los que no sabían que hacer, el Caminante pudo ver como aquel Ahroun se acercaba toda velocidad haciendo a la gente hacia los lados para poder llegar. No le conocía bien, pero había visto su explosivo temperamento y seguro en su afán de ayudar traería más problemas que soluciones. Se interpuso en su camino frenándolo -Espera, ella esta bien, la están ayudando – recordó que uno de los Garou de más rango había ordenado que buscaran a Elora, la mujer con quien Freya se alojaba al parecer - ¿sabes quien es Elora? tienes que encontrarla, dile que venga- su tono de voz hacia parecer que aquello era imperativo, aunque realmente no sabia si era así o no

Pack se detuvo en seco y le gruño algo levantando un puño a la altura de su cara. Le miro furibundo por haberse puesto en medio, se mordió el labio y asintió resoplando.

-Tienes... razón... – dijo volteándose - pero no vuelvas a ponerte en medio – dijo perdiéndose entre el gentío

Hellionte venia bajando las escaleras, ya cuando habia llegado a la pista de repente se le vino a la mente, sensaciones, palabras, imagenes vagas, ideas de lo que le habia sucedido a la joven

El joven abrio sus ojos de par en par al entender la informacion. Sin dudar el Fenris se acerco caminando entre la gente, abriendo paso. Fue acercandose paulatinamente hasta llegar donde Freya estaba. Aun asi el hombre se mantuvo ajeno a la situacion, no habia escuchado lo de Elora, y tampoco sabia exactamente que hacer, por lo que Hellionte se quedo en silencio observandola, mientras que pensaba en lo que acababa de averiguar. El hombre hizo una mueca, a veces tal vez, era mejor nunca recordar...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Argos Cristal-Silencioso
Ancillae
Ancillae
avatar

Cantidad de envíos : 134
Edad : 35
Ubicación : Perdido entre libros
Fecha de inscripción : 10/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Miér Jun 20, 2007 3:53 am

La búsqueda comenzó bien para Espíritu de Plata, un pequeño rastro seguible por el túmulo.

Hacia horas que ella se había ido, pero el rastro aun estaba ahí. Comenzando desde el lugar del festejo del mediodía, sus patas le llevaron hasta el limite noroeste del túmulo. Más allá de él crecía la ciudad, pero... el río se interponía entre él y su destino.

Era allí donde se perdía el rastro, en sus orillas.¿Habría cruzado por ahí? ¿A nadado hasta el otro lado?. Era un largo trecho. Espíritu de Plata veía la otra orilla muy en la lejanía. ¿Y el puente? Solo que quedaba muy alejado de su pista actual. Además no seguía ese rumbo.

Vale, salio un tanto mojado, pero ya estaba al otro lado. ¿Y ahora por donde?. Volvió a pegar el hocico a tierra, dando tumbos de un lado a otro de la orilla. Al final después de unas horas recupero el rastro. Cerca del puente. Resulta que lo había cruzado después de todo. Fue pues lo otro, una distracción.

Su nuevo viaje le llevo por calles secundarias infestadas de ratas y pobres, basura y pintadas en muros. La vida social más baja de la ciudad echada a sus pies sobreviviendo como buenamente podían.
Unos aquí pedían sin pudor, con las manos extendidas, otros allá corrían de la policía con el temor de perder su pobre botín.
Mujeres que se contoneaban en las esquinas y paseaban su cuerpo, un reclamo para un trabajo por el que sacaban unos míseros dólares, lo suficiente para vivir un día más.

Ahí fue, en la calle peatonal, al borde de la avenida, donde una vez mas le perdió la pista. Pues el olor se difuminaba entre los gasóleos, el alcohol y los miles de aromas que encierra una ciudad. Tuvo que perder un tiempo precioso en rehacer la mitad de su camino en un intento por hallarla de nuevo.

No fue de extrañar que muchos le tomaran por un animal extraviado, de verle allí con el hocico pegado al suelo, contrariado por su mala suerte. La fortuna no estaba con el, en hallarla pronto a ella y su manada, más al menos no se descubría como lo que era por el momento, en una ciudad tan peligrosa como era Washington una vez caída la noche.

Con los ojos y el hocico puestos en el asfalto siguió una nueva pista, saliendo al fin el entresijo de callejuelas y callejones para ir a darse de bruces con el viejo zoo. Al dar un solo vistazo hacia atrás, pudo darse cuenta de la forma tan laberíntica por la que había estado. Estaba claro que una buena rastreadora sabia ingeniárselas igual para hacerse perder a quien le intentara seguir, ya le había costado casi media noche dar con ella;
Y ahora quedaba lo peor, un zoo, pues su rastro iba justo por medio, sin rodearlo o pasara de largo.

Mas para su pequeña satisfacción, aquel lugar llevaba tiempo ya abandonado, solo las telarañas, el recuerdo de viejos olores y el polvo lo habitaban. ¿Pudiera ser que se refugiara aquí?¿En alguna vieja cueva o en la cafetería?, el complejo más grande.

No, después de darse una par de vueltas y regístralo todo minuciosamente, incluso umbralmente, no era así. Por tercera vez en la noche, volvió sobre sus pasos, apesumbrado, pues comenzaba a clarear y reflexionando sobre su equivocación, después de todo allá donde una vez hubo un zoo, fuera posible que aquellos olores tan naturales, aunque viejos, se confundieran con los que el buscaba.

Su última pista. Se concentro en olerla y sentirla. Una nueva ruta, una nueva posibilidad a la que aferrarse, en la que tenerse para no pensar en el cansancio.

Fue a parar esta vez frente a un motel. Lo ladeo sintiendo que esta vez si había dado con lo que buscaba. Allí a pie de las escaleras de metal, el viento arrastraba el olor de ella, cada vez más próximo. Comenzó a subir las escaleras y fue gracias a su aguda vista que se percato de un brillo distante en el negro metal. Saltando así en el último momento esquivo la letal trampa eléctrica del morador de la manada.

Ello no evito sin embargo que quedara aturdido ante la sorpresa y molesto por el zumbido que provocaba tal trampa. Para cuando se hubo recobrado ante si tenia el cañón de una escopeta y a los demás miembros de la manada preparándole un recibimiento nada amable, mientras un viento frío y ligero comenzaba a soplar helándole los huesos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Abdul Al Hazrad
Artífice del foro
Artífice del foro
avatar

Cantidad de envíos : 147
Edad : 38
Ubicación : Lanús
Ocupación : Playboy Multimillonario
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Vie Jun 22, 2007 6:13 pm

El lupus se quedó quieto, y bajó levemente la cabeza en señal de respeto, y para demostrar que no tenía intención de atacarlos. -Ojos de Fuego, seguí tu rastro como me indicaste, ya que hay graves problemas, y los garous del túmulo sólo piensan en sus festejos.-

-Puff, ¡pero si sólo es el cachorro!- Se quejó el roehuesos bajando el arma.

-Pero ésto demuestra que mi sistema funciona,- dijo Sentidos de Acero, -¿te lo dije o no te lo dije, Ojos de Fuego?-

La garras ni se molesto en mirarle. Su atención se centraba más en lo que su hermano de raza había venido a decirle. -Entra.- Hizo un ademán con la cabeza hacia la habitación, perdiéndose ella dentro. Espíritu de Plata le siguió, haciéndole caso.

Ya en la habitación, Espíritu de Plata se fijó en la poca o ninguna comodidad de la que disfrutaba la manada. Un sólo sofá, enfrente de una pequeña caja de metal parlante. Una mesa y un par de sillas en un extremo. Dicha mesa, por cierto, abarrotada de refrescos y comidas enlatadas. Una bombilla parpadeante y un par de habitaciones cerradas. Ni decoración, ni cuadros, ni ninguna otra cosa más.

El alfa salió de una de las habitaciones laterales. -Saludos pequeño Uktena,- le hizo una señal con la mano, -cuéntanos que te trae.- Pidió.

Los demás tomaron sitio. El roehuesos en el sofá. Ojos de Fuego al pie de éste y Sentidos de Acero a medio ver, remontando algo en el exterior.

El lupus asintió con la cabeza ante el pedido del alfa. -Estábamos explorando la ciudad con la manada de Espinoza, se suponía que cazaríamos unos moglis, por como lo decía se suponía que sería una tarea fácil. En las cercanías de una fábrica, decidimos separarnos. Yo, junto a una homínida llamada Mila, caminamos de lado, y comenzamos a explorar la fábrica Umbral que en una primera instancia estaba sólo habitada por espíritus de la tejedora.

Yo le dije a mi compañera de acercarnos e investigar la construcción. Entramos por una pequeña abertura. Una vez dentro, vimos que los espíritus de la tejedora habían sido manchados y cambiados por el Wyrm. Ya no respondían a su antigua ama. Escuchamos unos ruidos y decidimos encontrar la fuente. El ruido era causado por Rictus, que estaba hanciéndole algo a unos seres, cuatro scrags.

Él nos descubrió. Huímos de allí, para dar aviso al resto. Cuando nos retirábamos, le dije a Mila de salir por una ventana, ya que las arañas manchadas habían cerrado la grieta por donde entramos. Ella saltó a través del hueco de la ventana, pero las arañas hicieron que los cristales crecieran, sin tocarlos, y se clavaron en ella...-
al lupus se le hacía difícil relatar esa parte, la rabia y la tristeza se filtraban en su voz. -Yo la seguí, nos reencontramos con el resto de la manada y volvimos al túmulo. Me temo que el daño que sufrió Mila la matará. Cuando ví que en el túmulo estaban preparando una fiesta, decidí venir a buscarlos. Creo que la situación requiere que alguien actúe inmediátamente.-

El ruido que estaba haciendo Sentidos de Acero paró cuando él había llegado a la parte de Rictus, para cuando ya estaba por la parte de la ventana, el morador era toda atención al igual que el resto de sus compañeros.

Fue el único de ellos que rompio el silencio antes que los demás. -¿Sin tocar la jodida ventana? Venga ya, no verías bien.- Dijo con exasperación.

-El cachorro no exagera,- le defendió la garras, -su espiritu no miente, puedo sentirlo.-

-¡¿Y siente también que por culpa de su curiosidad haya muerto una de mis congéneres?!- El ragabash se levantó y casi habría caído sobre él, si su alfa no le hubiera detenido en el sitio con una mirada de ferocidad.
Acto seguido le indicó que se sentara con un gesto de la mano. Su compañero no opuso resistencia alguna a la orden. El temible Wendigo se volvió hacia él una vez más.

-Has hecho bien en venir a contárnoslo. Era tu deber,- le tranquilizó, -reposa ahora unas horas, pues luego nos llevarás alli.- Dijo confiriendo a su voz un tono de autoridad. No era una pregunta, ni siquiera una petición. Era una orden clara.

-¿Podríamos reconciderar su entrada en la manada de nuevo?- Preguntó Ojos de Fuego al alfa. -Te dije que era un buen lobezno, puede aprender mucho y bien de mi... de nosotros.-

-Me hubiera quedado a luchar, por más que no tuviera chances contra lo que había dentro de ese lugar. Pero nadie hubiera sabido de lo que se gestaba ahí dentro si yo moría, y tenía la esperanza de que la chica encontrara sanación en el túmulo. No esperaba lo que le hicieron a ella, no fue mi intención, y si estoy aquí ahora, es para que contarles lo que vimos, y para tener la oportunidad de vengar a la pobre muchacha.- Dijo, creyendo en su inocencia, al fin y al cabo estaban en guerra, y todos sabían que no era un juego. Las muertes son lamentables, y los garous son pocos, pero si gracías al sacrificio de Mila, Rictus caía, su perdida no sería en vano. -Puedo llevarlos ahora mismo si lo desean.-

-¿Estás tú en condiciones?- Preguntó Ojos de Fuego, atenta al bienestar del cachorro.

-Tú sabes lo que es rastrear la única comida del mes durante días, y que así sea con cada comida de tu vida. Haber recorrido la ciudad en tu búsqueda, si bien fue desagradable, no me ha agotado lo suficiente. Y entre más rápido vayamos, mejor. El poder del Wyrm crece segundo a segundo en esa fábrica.-

-Me gusta la forma de pensar de este cachorro,- admitió Bala-de-Cañón, -yo le voto, aunque habremos de subsanar esa curiosidad suya.-

-A mi me vale mientras pase la prueba.- Dijo el morador mirando al Wendigo, -¿qué dices jefe?-

-Esa es una decisión suya,- declaró el alfa. -Mi manada habla de tí hermano mayor, miran por que seas uno de los nuestros. Después de todo has venido a buscarnos. Piensa en ésto, - dijo extendiendo los brazos hacia él, -yo te ofrezco una vida difícil, siempre siendo cuestionado por nuestros actos, pero la moral alta pues sabemos contra quien luchamos y por qué lo hacemos. Nuestros métodos son bruscos, pues siempre en guerra estamos. Ni damos cuartel ni lo esperamos y sólo respeto concedemos a quien sangra a nuestro lado y sirve a la madre con cada aliento que toma.-

Paro para coger aire. -Si cometes alguna falla, queda en nuestra manada y sólo ante nuestros ojos te has de redimir. Nunca en un túmulo, jamás, pues nosotros seremos tus hermanos, quien mejor te comprenderemos. Si bien obras, de tí haremos un gran garou y se sabrá de tí allá a donde vayas, por nuestra boca y la de los espíritus que nos acompañan. Si alguna vez tu camino te hiciera caer al Wyrm,- le miró con seriedad, -te mataremos,- comentó no sin ira, -e igual esperamos que hagas tú, si alguno cometieramos tal pecado. Mi manada pertenece al gran embaucador, el más pequeño hijo del Wendigo que sin embargo es el mayor en su rabia. Cawalkiuyut. Serías uno más de sus hijos...-

-Eso mismo, sí.. eso serías.- Terminó una voz saliendo de debajo de la mesa. Una voz aterciopelada y chillona que a su vez que hablaba no sólo en el lenguaje espiritual, sino también a su par en un perfecto inglés.

Espíritu de Plata se giró a ver que era lo que le hablaba.



Uno de esos animalitos, sostenido perfectamente a dos patas...con un tabardo "indio" cubriéndole la delantera. Tabardo en negro con el símbolo Wendigo en gris en su centro.

Espíritu de Plata hizo un ademán con la cabeza en señal de respeto. No tenía ofrenda alguna para ese ser, y recordó la última "ofrenda" que tuvo que entregar por haberle faltado el respeto al espíritu. No sabía que hacer, así que le dirigió una fugaz mirada de ayuda a Ojos de Fuego.

-Gran Cawalkiuyut...- le llamó Ojos de Fuego, -¿tú qué crees? ¿Te gustaría que tu manada contase con un hijo más? Alguien que supiera alimentarte todos los días y proporcionarte enigmas divertidos a la vez que nuevos juegos entretenidos y bromas sugerentes.- Sugirió con doble intención.

-No sé...- el espíritu animal se rascó la barbilla, pensativo, -¿tiene buena dentadura?- dijo acercándose a Espíritu de Plata con la intención de ir a mirarle los dientes.

Espíritu de Plata se quedó inmóvil en el lugar. No le agradaba la idea de que tocaran sus fauces, pero había aprendido que los espíritus eran seres caprichosos y de actitudes extrañas. Así que se armó de paciencia, y le permitió al espíritu inspeccionar sus dientes, abriendo lentamente sus mandíbulas, para no verse agresivo. El espíritu se mantuvo unos minutos trasteando entre sus dientes. De vez en cuando asentía murmurando un leve “mmm”, para sí mismo.

Mantener la boca abierta tanto tiempo se estaba haciendo pesado y para colmo de males la criaturilla comenzo a dar chorlitos contra sus dientes, tal vez para comprobar su resistencia.

Espíritu de Plata recordó las lecciones de Arroyo Silencioso, y comenzó a relajarse respirando pausadamente, esperando a que terminara la inspección. No sonó, pero oler comenzó a olerse, pillándole desprevenido en la primera oleada. No cabía otra palabra, nauseabundo. El espíritu se había relajado para con ellos y encima se reía, habiéndose retirado de su boca en el momento siguiente.

Espíritu de Plata, exhaló y se acercó a una de las ventanas a respirar, dando grandes bocanadas, aunque el aire de la ciudad no era puro, era mejor que eso que le habían hecho en la boca. "Embaucador, debí haberlo adivinado" pensó.

-¡Me lo quedo!- Gimoteaba de alegría el espíritu rebolcándose por el suelo. -¡Oh sí, me lo quedo!- Repetía divertido con una enorme sonrisa.

La manada desviaba las miradas entre uno y otro, inmunizados al parecer, ante el devastador poder de su totem.

-Ya, ya... padre, espera que el cachorro se recupere y oigamos lo que tenga que decir.- Comentó Ojos de Fuego rogando calma al espiritu.

Espíritu de Plata se giró hacia la manada, mientras intentaba recuperar su sentido del gusto, abriendo y cerrando sus fauces con algo de asco. -Me alegra ser de tu agrado.- Le dijo al espíritu, que parecía estar contento al respecto.

-¿Se supone que eso es un sí?- Preguntó el roehuesos mientras se abría una lata de cerveza que antes de llevarse a los labios ya desaparecía para reaparecer en manos del Cawalkiuyut, como por arte de magia.

-Sí,- aceptó el lupus, -no quiero quedarme hechado, festejando y llenándome de comida, mientras en las cercanías el Wyrm prolifera.-

_________________
¡PUEBLO ENANIL! LOS JARDINES SON SU HOGAR, LA LIBERTAD NO ES DEFINIDA POR LA AMPLITUD TERRITORIAL, SINO POR LA LIBERTAD DE DESICIÓN, LA LIBERTAD DE PENSAMIENTO. POR ESO, NO AL EXODO A LOS BOSQUES. LA CONVIVENCIA PACÍFICA ENTRE HUMANOS Y ENANOS ES POSIBLE EN LOS JARDINES, LEJOS DE LOS YA CONOCIDOS PELIGROS DEL BOSQUE. NO DEJEN QUE UN MONTON DE CONSIGNAS SIN SENTIDO CONFUNDAN EL VERDADERO SENTIDO DE SER LIBRES.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Argos Cristal-Silencioso
Ancillae
Ancillae
avatar

Cantidad de envíos : 134
Edad : 35
Ubicación : Perdido entre libros
Fecha de inscripción : 10/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Lun Jun 25, 2007 11:53 pm

La fiesta podría haber continuado tras el segundo altercado. Elora había aparecido junto a Pack y entre ambos se llevaron a la desvanecida cachorra.

Si, la fiesta podría haber continuado, una vez la gente, parentelas y garous se hubieron tranquilizado... pero lamentables noticias terminaron por acabar con ella.


"Ceba" aun andaba separando a los últimos grupos cuando vinieron a comunicarle la triste noticia de una joven muerte y algo más. El athro tuvo que detener la música para hacerse oír. Se cancelaba todo. Se despidió a todos con tan triste noticia. No había lugar para más fiestas, el día había estado plagado de infortunios desde su inicio hasta su caída.

Ahora Ceba-Gusanos, en ausencia de Madre Tamara estaba al mando y ya contaba con dos peleas, un huido y una muerte entre sus fallos al cargo. Los tiempos difíciles habían comenzando.


Todos se fueron retirando en mayor o menor medida. A sus hogares y casas y no importo cuando lo intentaran, el sueño les acogió tardío poblando sus sueños de malos momentos.

Y al llegar el alba, Helios despejó sus sombras dejándoles abrumados por lo que en sueños habían vivido. ¿Fue un simple sueño u algo más?. Ninguno conseguía recordarlo, pero....

Hellionte despertó cubierto de sudor, más al ir a limpiarse descubrió sus manos llenas de sangre.

Anpw se despertó gritando un antiguo nombre que ningún caminante había oído en siglos: Deccal

Peter encontró a Jane llorando a lagrima viva cuando fue a despertarla para llevarla al centro medico.

Freya salto de la cama haciendo retumbar el suelo bajo su forma de crinos. Ella aun creía estar atrapada en su propia pesadilla.

Espíritu de Plata no había conciliado el sueño, más tenía la impresión de que algo o alguien fuera a parte de su nueva manada había estado vigilándole durante el amanecer.


Y mientras unos sufrían tales despertares, otros encontraban en los límites del túmulo el cuerpo destrozado de una parentela, que en la pasada noche había echo enfadar a una garou.

El cielo amanecía rojo para el túmulo y oscuros presagios traía con el.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Martín
Bassmen-so
Bassmen-so
avatar

Cantidad de envíos : 106
Edad : 32
Ubicación : donde tengan cosas gratis
Ocupación : Todopoderoso Señor del Universo, Mensologo entusiasta matriculado
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Miér Jun 27, 2007 6:10 am

La noche era el terrible fin de un terrible día, Anpw ya no podía imaginar como las cosas podían estar peor, pero no quería arriesgarse si lo pensaba seguro algo ocurriría para demostrarse como podían empeorar.
Se fue de la fiesta incluso antes de que la dieran por terminada, salió del salón para sentarse fuera, sentarse lejos del ruido y pensar…
Estuvo allí un largó rato hundido en si mismo, hasta que sus anfitrionas le encontraron y le convencieron de ir hasta la casa. Tussio no tenia ganas ni siquiera de caminar hasta allí, pero tampoco tenia la voluntad para oponerse y negarse, simplemente, les siguió.

Se obligó a dormir, mas tardó en hacerlo y cuando por fin pudo conciliar el sueño hubiera preferido quedarse despierto. Todo el restó de la noche no dejo de retorcerse entre sus sabanas, acosado por terribles imágenes que se desvanecían sin dejar recuerdo. De golpe, despertó, con un nombre entre sus labios. Intentó recordar, intentó comprender pero fue en vano, no podía hacerlo solo sabia ese nombre y anda más.

Se lavó el rostro tratando de despejar su mente y obligación con Akim se le hizo patente, se despidió de Hannah y Jannah y salió de allí sin desayunar, con un solo objetivo en mente, tallar la figurilla que el Galliard le había pedido. Le llevó toda la mañana, pero finalmente, tras muchos intentos, pudo lograrlo. Tenia las manos llenas de astillas y unos cuántos tajos, pero por fin aquella estatuilla había adquirido la forma del sabio animal que guiaba los pasos de su tribu. Contempló la figurilla unos instantes, orgulloso del resultado final, ignorando el tiempo pasado y todas las complicaciones, luego llenó sus pulmones de aire y se decidió. Dio un paso y se puso en marcha buscando a Akim intentado resarcirse en parte. Seguía abrumado por todo lo de la pasada noche y ahora...aquella sensación extraña de haber soñado, sin poder recordarlo, solo ese nombre...ese misterioso nombre

Rastreando, olisqueando Tussio llego al lugar donde la noche anterior se había celebrado la fiesta. Haya a pie del lugar, echado entre sus árboles, un hombre aun oraba al sol.

Anpw aguardó sentado sobre sus cuartos traseros a que Akim terminara su oración, interrumpir algo así era un acto de completa estupidez, irresponsabilidad y descortesía

Al callar el mantra. Akim recogió la mini-alfombra en donde se había resguardado del suelo y tras envolverla se volvió por fin hacia él.

-El sol ya hace tiempo que esta en el cielo. Mi oración ha sido tardía, pero tu llegada aun mas -le reprochó -espero que sea por tu esmero en aquello que te pedí que hicieras -dijo extendiendo la mano abierta hacia él

El Theurge inclinó su cabeza dejando el morral sobre el suelo para abrirlo con su hocico y buscar dentro la figurilla, la tomó entre sus fauces con cuidado, como la madre loba cuando tomaba a sus cachorros y la puso aun más delicadamente sobre la palma abierta del Galliard. Sus duras palabras le habían hecho dudar de la calidad de su obra y su corazón de nuevo comenzó a latir rápidamente, haciendo a cada segundo eterno

Akim al estudio con cuidado pasando su peso de una mano a otra y acercándosela a la cara, volteándola para si.

-Las alas podrían estar mejor perfiladas, pero en conjunto servirá- dijo al terminar su escrutinio

Anpw asintió con al cabeza algo aliviado, aunque no satisfecho, para él haber logrado algo así era la gloria misma, jamás había tallado nada en su vida. Esperó unos segundos antes de hablar, dudo antes de hacerlo pero no pudo contenerse-¿Pudo... hablar con ella?- ni siquiera se atrevía a pronunciar su nombre temía que Akim malinterpretara cualquier cosa que dijese

-Si- respondió -Todo aclarado -alzó la estatuilla - Y esta figurilla nos ayudara aun mas cuando este todo listo. La convertiré en mis ojos y mis oídos. Dado que ella se ha empeñado en verte otra vez- se explicó dándole un toque de atención con los dedos en el pecho -voy a crearme un guardián con tu estatua que estará por mi, cuando yo no pueda

"¿Como? ¿Quiere verme otra vez? pero ¿Por que? creí que iba a odiarme... " Tussio pudo respirar otra vez con normalidad, no podía evitar sentir alegría ante la esperanza que Akim había hecho nacer con esas palabras, sin importar aquella advertencia sobre el guardián. Unos segundos después asintió y dijo - Si hace falta algo más para crearlo, no me opondré a facilitar lo que sea necesario- dijo a sabiendas que quizás para vincular al espíritu para que le siguiera deberían de usar algo de si, como su sangre o sus pelos

-De esto ya me encargo yo. Tu tendrás cosas que hacer, o ¿ya has acabado de resolver lo que te trajo aquí? - preguntó con algo de interés por el tema -ello también es importante. Por cierto a las 13:00 horas en el bar del club de golf. Si llegas tarde, ella se enfadara- dijo

-Las 13- casi murmuró y asintió, aun tenia unas horas, no iba a llegar tarde, no podía. Miró a Akim y volvió sobre el otro tema - No, aun debo preparar el ritual, pero es algo que necesito hacer con cuidado, no puedo apresurarme ya que me arriesgaría a echarlo a perder, pero tampoco pierdo el tiempo, estoy planificándolo- explicó- me seria muy útil si pudiera contarme que es lo que sabe sobre el espíritu y la situación en general, el libro y demás- pensó un instante si decirlo o no, prefirió esperar

-Te callas algo - le recriminó nuevamente -has ido muy acelerado y has callado de repente

"Arg.... siempre arruinándolo todo" se recrimino a si mismo -Si, aunque tal vez no, estaba pensando, es todo, y creo que lo mejor es dar a cada cosa su tiempo y su lugar, no estoy seguro de que tenga relación con esto

Akim se cruzó de brazos. A la espera

-De acuerdo- dijo el Theurge - lo ultimo que deseo es que piense que le escondo algo- dijo mientras pensaba como decirlo -esta noche tuve un sueño, lo se, pero no puedo recordarlo, solamente lo se, así que como cuando desperté, un nombre salió de mis labios, no se de quien se trata ni porque vino a mi mente, solo puedo sentir que es un nombre que nuestra tribu no ha pronunciado tras largos siglos-dijo mirándole - viéndolo de esta forma es fácil relacionarlo con el rito que debo de llevar a cabo, pero no quiero precipitarme en mis conclusiones hasta no hablar con alguien más versado - dijo en obvia alusión a Akim - el nombre es Deccal

El Gallaird le tapó la boca con las manos en un intento por evitar la terminación de la pronunciación, mas ya era tarde, el nombre estaba dicho.

Aun aferrándole a el, Akim miró a todos lados alertado. El viento comenzaba a levantarse a su alrededor creando pequeños molinetes junto a ambos

Los pelos de la forma lobuna de Anpw empezaron moverse y sus oídos no tardaron en captar lo que iba a ocurrir. "¡NO! Mierda, se suponía que esto no debía pasar, si no ocurrió antes... ¿porque ahora si? " Tussio maldecía para sus adentros mientras intentaba ver de que forma reaccionar, ya había pensado en esa posibilidad, si aquel nombre no había sido pronunciado.....

El viento tiró de él hacia atrás y se sintió absorbido hacia la Umbra. Cayendo de lomo, no contra la hierba húmeda del túmulo, sino contra la caliente arena del desierto.

Dunas y más dunas se extendían ante el. El desierto infinito bajo el sol abrasador

Quiso aferrarse al suelo cuando sentía que el viento le arrastraba, pero fue inútil, nada evito que su espalda golpeara contra la ardiente arena del desierto, otra vez estaba allí. Se puso de pie de un salto buscando hacia todos lados solo para verse en una inmensidad de arena que parecía no tener fin. Estaba atrapado...otra vez.... otra vez todo salía mal, no podía ser posible, tenía que ser un mal sueño. La desesperación el invadió y empezó a correr buscando con locura....ALGO



Se apareció ante el formándose de miles de granos de arena. Tomando el tamaño de un roble a medida de ojo

El Lupus frenó de golpe hundiendo sus pies en la arena encajándolos, listo a reaccionar cuando vio aquello que se formaba ante si, pero no huyo. Permaneció en aquel lugar aguardando una reacción de esa aparición, intentado averiguar de qué tipo de espíritu se trataba

-¿Llamaba el amo?¿En que puedo servirle? - preguntó con una voz gravísima inclinándose ante él, más por la sonrisa melosa que vislumbro, Tussio no creía que fuera de buen agrado su servicio

Intentó centrar su mente, no podía confiarse, algo en su interior le decía que los Caminantes habían dejado de pronunciar ese nombre por un buen motivo -¿Tu eres Deccal? ¿a donde me has traído?

-Yo soy- cruzándose de brazos -le he traído a donde todo comenzó -abrió las manos hacia la gran planicie desértica -¿no le gusta al amo? -se inclinó hacia el lupus tapándole con su enorme sombra

-Y ¿Por que me has traído aquí? y dime ¿Que he hecho para convertirme en tu amo?- todo aquello resultaba más que sospechoso

-¿Desea el señor saberlo?- respondió a su vez con una pregunta

-Si- dijo, aunque realmente no estaba seguro de ello

El espíritu comenzó a reír desmesuradamente y se deshizo en fina arena que llovió sobre él. De repente Tussio sintió un tirón en la cola.

-Por aquí mi ingenuo señor- comentó la voz del ser en una forma más reducida, más acoplada a la suya

Anpw no entendía lo que estaba ocurriendo pero sabía que iba a salir de allí, como fuera... pero aun no era el momento, decidió dejarse llevar

_________________


Mejor que Yaco, Mejor que Sandra, Mejor que Joanna, Mejor que Damian, Mejor que Enrique... Simplemente, Yo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Batto
Orgulloso seguidor de Mercutio
avatar

Cantidad de envíos : 100
Edad : 31
Ubicación : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 12/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Jue Jun 28, 2007 11:47 pm

Hellionte trago saliva cuando se vio las manos llenas de sangre, el hombre olfateo sus manos e hizo una mueca. Definitivamente la sangre no parecia ser suya... eso preocupo mas aun al Fenris, por lo que fue al baño a lavarse las manos y luego fue a buscar a Elora. El joven golpeo la puerta de la habitacion de la mujer con un poco de suavidad, bastante nervioso. Solo esperaba que no hubiera hecho nada terrible durante la noche sin darse cuenta de ello.

Nada. Ni pasos, ni señales de haber oido nada.

Hellionte hizo una mueca e intento de nuevo llamar a la puerta, esperando un poco antes de abrirla con suavidad. El hombre por un lado tenia miedo de que le hubiera hecho daño a ella y por eso ahora no le abria.

La puerta se entreabrio y aparecio una Elora muy ojearosa y de pelo revuelto, aun mirando sin ver. -¿Si?- pregunto aun entremedio de un bostezo

-Elora... disculpa... se que es un poco temprano...- se excuso Hellionte -Pero me sucedio algo muy raro... por favor necesito que te despiertes...- le dijo el Fenris, su voz sonaba bastante preocupada.

La mujer gruño algo y le cerro la puerta en las narices. Volvio a aparecer cubierta con un camison y algo mas despejada unos pocos minutos despues. -¿Que pasa?- bostezo -no mas malas noticias por favor, ya tuve bastantes con la pasada noche- tomando el camino de las escaleras para bajar a la cocina. Seguramente a por un café

Hellionte hizo una mueca -No son muy buenas...- le dijo el Fenris mientras que la seguia, bajando con ella -Me desperte con sangre en las manos... y no tengo idea de que sucedio... no recuerdo haberme levantado ni haber hecho nada... pero no estoy lastimado... y no tiene mi olor...- le dijo Hellionte preocupado.

Elora enarco una ceja mientras preparaba una buena cafetera -¿Asi que peleas nocturnas...mmm? ¿Sueles sufrir de noctambulismo? – le acerco una taza y le azucarero

Hellionte tomo la taza e hizo una mueca cuando ella le hizo esa pregunta. -No sabria decirlo... no lo recuerdo...- le dijo el hombre

"Thing" . Esa palabra le vino a la mente. "Un juicio de hombres libres que dura entre cuatro a cinco dias y cuya sentencia debe ser aceptada por todos o..." su explicacion, o lo que rememoraba de ella le llego casi al instante.

-Thing...- murmuro Hellionte frunciendo el ceño mientras que se rascaba la cabeza y sostenia la taza con su otra mano. -Mi cabeza es un desastre...- le dijo a Elora, haciendo una mueca

La taza de Elora temblo levemente y la mujer la reapoyo en la mesa para disimular el hecho del pequeño descontrol.

-¿Que sucede?- pregunto Hellionte, alzando su vista de repente para mirar a Elora fijamente, habiendo notado el minimo detalle.

-¿D.. – se detuvo, tomo otro sorbo de cafe y volvio a mirarle con detenimiento -¿Recuerdas por que venias a este tumulo? – pregunto por fin Su hijo aparecio bostezando tambien por el umbral de la puerta -Buenos dias- dijo mientras cogia un bollo del frigorifico.

Hellionte nego con la cabeza -No realmente...- le dijo a Elora y luego vio pasar al crinos -Buenos dias...- le dijo Hellionte sin prestarle especial atencion, manteniendo su vista en Elora. Habia cosas que no le estaba diciendo... y habia querido ocultarle ese temblor cuando el menciono esa palabra.

-Athos, ven – ordeno y su hijo cumplio al momento Elora miro a su cachorro y le acaricio la pantorilla con mimo. Luego volvio a mirar a Hellionte

-Nosotros... yo mejor dicho. Diria que tenerte en mi casa entraña un doble sentido. No me andare con mentiras chico. Me alegra poder darte cobijo y que estes vivo, bueno siempre es bueno para gaia, pero no me alegras mas el dia por saber que sigues respirando – suspiro -me lo alegras por que no recuerdas quien eres.

Athos miro a su madre sin compreder su manera de actuar -Yo hui de un Thing hace algunos años. Uno que me declaro tu abuelo, que tu padre mantuvo y que de seguro tu habrias venido a reclamar de nuevo. Estoy segura- dijo apartando la taza de cafe de ante si -Tenerte bajo mi techo me asegura una buena mirada por parte de la camada, pero tenerte asi sin que lo sepas no es que me remuerda la conciencia, no. Pero como ambos queremos ser francos, ¿verdad? – clavo sus ojos en el -ambos deberemos aprender a conocernos de nuevo-

Hellionte se quedo quieto por unos momentos digeriendo la informacion mientras que observaba a Elora y luego a Athos. -¿Por que te declararon el thing?- le pregunto, aunque ya creia tener la respuesta...

Elora no respondio, solo se limitaba a mirarle sin dejar de acariar a su hijo

Hellionte asintio suspirando profundamente. El joven se sentia un poco mal ahora... cualquier clase de buen trato, en cierta forma era una conveniencia politica... el joven suspiro de nuevo mientras que observaba a Elora y a Athos. -Entonces dime quien era yo, por favor... ya no me agrada que todos me echen miradas y no saber que cosas he hecho...- le dijo el hombre mirandola.

-Quien eras no se puede resumir... – comento sirviendose mas cafe -pero lo voy a intentar. Creo que una parte de ti, la obediente, la que no queria defraudar a su mayores, era un hijo de su madre, pero... – suspiro - creo que otra parte de ti sufria y deseaba revelarse, cambiar, puede que esa sea la parte que ha decidido quedarse con nosotros- comento aferrando su mano con las suyas.

Hellionte asintio suspirando -Lamento si llegue a hacerle algo a usted en el pasado...- dijo el haciendo una mueca. -Tampoco estoy seguro de que vaya a suceder ahora...- dijo el joven -Aunque yo me aparte... ellos siguen estando ahi... no se que pueda hacer para prevenir esta atrocidad...- dijo Hellionte frunciendo el ceño, mientras que observaba a la mujer y mantenia su mano aferrada a la de ella

-La verdad ni yo misma lo se- dijo ella bajando la cabeza y soltandole -Solo te pido que si en algun momento... ya sabes, lo recobras todo – miro a su cachorro y luego a él de nuevo -te des media vuelta y te vallas por donde has venido- le sonrio - no me caes mal ahora, pero no quisiera tener que arrepentirme de algo o lastimarte o que tu nos lastimes a nosotros-

-Borron y cuenta nueva para todos, ¿vale?-


Hellionte asintio -Ahora mismo no quiero recordar...- le confeso. -Esta es una oportunidad para cambiar... no quiero que se vaya...- le dijo el joven suspirando. -Y te prometo que voy a hacer lo que este en mi para ayudarlos...- le dijo mirandola a ella y a Athos. -La situacion me parece injusta... y el castigo desmedido... la vida es un milagro...- le dijo el fenris a la mujer.

-Voy a hacer lo que pueda para protegerla...- le dijo Hellionte

Athos le acerco un bollo -Gracias- dijo amigablemente -Te lo agradezco chico- comento a su vez Elora -tanto como mis hijos o mas... y aunque no sabes en donde te metes, si que te digo que me gusta como te metes. Tu nuevo yo tiene mas huevos que el viejo– rio

Hellionte hizo una pequeña reverencia con la cabeza y tomo el bollo sonriendo un poco -Gracias...- les dijo a ambos. -Ahora solo espero no haber hecho nada grave durante la noche... por alguna de esas razones no escuchaste sonidos proviniendo de mi habitacion no Athos?- pregunto el joven

-No, solo hablabas pero ni te vi movert... digo no- se autocorrigio al instante, aunque tarde -¿Athos?- interrogo su madre cogiendole un pellizco en el pelaje El cachorro se aparto de un salto con un pequeño quejido y comenzo a soltar la lengua -Solo entre a buscar unas cosas, y le vi hablando en sueños. No me quede mucho rato lo juro- agacho al cabeza

-¿Que estaba diciendo?- le pregunto Hellionte, tranquilo -No me molesta que hayas entrado... pero necesito saber que viste u oiste... por favor...- le pidio al crinos.

-Ah..bueno, nose... – miro de reojo a su madre -algo sobre obediencia, sobre el respeto de las letanias y bueno – trago saliva -dijiste algo que ..bueno.. no se me olvidara mientras viva seguro..-

-¿Que cosa?- le pregunto Hellionte frunciendo el ceño, temiendo que hubiera dicho algo horrible que fuera a dejar al chico asustado.

-Dijiste que... que ... clavad sus cabezas en las picas y dejadlas visibles, que todos sepan que la camada hace cumplir la ley alla donde los demas no- recito de seguidilla. -Eso fue... y luego comenzaste a murmurar algo que ni yo mismo entendi con voz mas grave, casi parecias otra persona

Hellionte parecio shockeado de escuchar eso, casi se le cayo la taza de las manos, pero la logro atajar, aunque se quemo el dorso de la mano con el cafe. El joven trago saliva y miro a Athos -Dios...- dijo negando con la cabeza. -¿Que mas viste?- le pregunto, aunque ahora su mirada era un tanto triste.

-Despues de eso no entendi mas- se sento en el suelo -hablabas muy raro –

-¿Y yo como estaba? simplemente acostado?- pregunto Hellionte -¿No viste algo que te llamara la atencion? ¿nada aparte de lo que dijera?- le pregunto. Realmente no queria decirle al niño que se habia despertado con las manos llenas de sangre y no sabia de donde habia salido... por lo que averiguar que habia sucedido era mas complejo.

Antes de que Athos pudiera responder se escucho el ruido desde arriba del despertar de Freya cuando golpeo el suelo

-Rayos... eso viene de la habitacion de Freya...- dijo Hellionte alzando la vista al techo

-Creo que continuaremos esta conversacion luego…- dijo el Fenris haciendo una mueca.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Taris De Monte Verdi
Matusalén
Matusalén
avatar

Cantidad de envíos : 385
Edad : 37
Ubicación : México, D. F.
Ocupación : MENSAmáster
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Vie Jun 29, 2007 7:24 am

Un leve rayo de luz iluminó su rostro, el tiempo suficiente para molestarle, mientras que su mente vagaba en otro lugar alejado de Washington, orientándose más bien a la Antigua cuna de la Civilización, ni siquiera escuchaba sus gemidos al tiempo que su cuerpo resentía aún los golpes y las humillaciones, no era capaz de notar los impulsos que lanzaba, uno tras otro en pos de su manada, ni siquiera lograba comprender lo que su boca pronunciaba una y otra y otra vez...

- Ya no... ya no... - gruñó con los ojos fijos en Envy, pelear con ella, salvar a las dos inocentes... cuidarse las espaldas de Istam... intentó shiftear, pero era inútil, intentó alejarse, pero era imposible... al menos en su mente...

En la recámara, en el mundo real... una crinos se alzaba con rabia, toda uñas y dientes, tirando de vez en cuando golpes al aire...

Pack que entraba en ese momento para levantarla casi se cae del susto hacia atrás.

- ¿Freya qué haces? -
preguntó haciéndose a un lado cuando la garra pasó cerca de él - ¡¡Freya, coño, no tiene gracia!! - gritó.

En su mente, otra era la voz que se dirigía a ella, otra era la persona que esquivaba y otra era el que reía a sus espaldas... gruñó una vez más mirando fijamente a Istam, acercándosele un leve instante, se había burlado de ella, le había hecho ver más que mil cosas... al mismo tiempo, sacudió la cabeza y dijo con voz gutural...

- ¡¡¡¡Istammmm!!!!

Pack volvió a saltar hacia atrás, pero se dejó la camisa en ello. En el cuarto no había tanto espacio como habría de esperarse.

- ¡¡Freya por Gaia reacciona!! - le gritó asumiendo la forma glabro, para poder al menos resistir si ella conseguía alcanzarle.

Su golpe quedó marcado en el pilar, los nudillos se hundieron en él y Freya gruñó sacudiendo la mano de dolor, era una homínida y aún no podía siquiera shiftear... intentó hacerlo, pero el dolor le escocía más que nunca, obligándola a caer de rodillas...

Sangre frente a ella... en sus manos... aún tibia... una loba sin vida a escasos metros de ella, impotencia, rabia, frustración...

- Mi vida por... la de ellas - hipó empezando a llorar de nuevo, desesperadamente, rasguñando la arena... no había podido rescatarlas, ni ayudarlas... - pacté su vida por la mía - rogó intentando recordar qué había dicho... cómo lo había dicho...

La primera sacudida sacó de la conversación a los del piso de abajo. Cuando crujió la puerta, ya Elora había saltado por encima de la mesa en lobuna forma en dirección al piso de arriba.

¿Llegaría antes de que Freya echase el suelo abajo?

_________________


Si no tienes nada que decir, mejor quédate callado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lucie de Bélancourt
Doctora en chancletología
Doctora en chancletología
avatar

Cantidad de envíos : 240
Edad : 38
Ubicación : Gallaecia
Ocupación : Diva...
Fecha de inscripción : 08/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Dom Jul 01, 2007 3:19 am

Jane se despertó de golpe con un grito ahogado en la garganta. Sentía el sudor recorriendo su piel y su corazón bombeando sangre a gran velocidad. La opresión en el pecho era terrible y hacía que la joven buscara aire casi con desesperación.

Aquello era terrible, le asustaba, le oprimía, le aterrorizaba... Sentía un peso terrorífico sobre sus espaldas que se sentía completamente incapaz de sobrellevar.

La chica se tomó la cabeza entre las manos , las lágrimas brotaban sin que las pudiera reprimir... “es horrible, es terrible”...- No...- dijo en un susurro en medio del llanto.

En aquel momento sintió una mano posarse sobre su hombro – Shh – decía la voz masculina - ¿Qué le pasa a mi nena? – dijo abrazándola.

Jane se fundió en los brazos de Peter, no lo había escuchado... Aquello era tan real...aunque estaba en su habitación y tenía que ser un sueño... No podía ser más que una espantosa pesadilla... No era real...
Peter la mantuvo en sus brazos consolándola durante un tiempo hasta que al fin la Cliath pudo recomponerse aunque todo aquello no hubiera sido más que una pesadilla, todavía tenía que enfrentarse a otro de sus miedos.

Ambos llegaron a un centro de planificación familiar, no podían ir a su clínica privada habitual, había demasiados médicos/vecinos ahí y no confiaban mucho en el secreto médico para su caso. Tras tomar un ticket que indicaba el nº63 pudieron ver en el cuadrante luminoso que todavía estaban atendiendo al nº4. Ambos se sentaron en unas sillas... No estaban acostumbrados a tener que esperar para que los atendiesen.
Tras hora y media el nº62 salió del despacho del médico una chica y tras ella el médico que se dirigió hacia la cafetería. Peter y Jane lo siguieron con la mirada... Al cabo de media hora más el médico seguía sin volver y Jane perdió la paciencia. Se acercó al mostrador y preguntó:
- Disculpe, ¿el doctor Galler?

La mujer le contestó sin inmutarse – El doctor Galler está reunido.

Jane la miró fijamente – ¿El doctor Galler es un hombre rubio, de 1 m 75, complexión media, y perilla?

- ¿Sí, por?

- ¿POR?????? Porque su reunión es en la cafetería – Hubiera querido pedir una hoja de reclamación pero tenía que pasar desapercibida.

- No te ofusques – dijo la mujer dándose cuenta de la situación y haciendo una llamada

- Llevo dos horas aquí... Que no me ofusque!
En aquel momento apareció el doctor Galler que volvió a meterse en su despacho y un segundo después apareció el nº63 en la pantalla.
Jane entró en el despacho viendo la cara de pocos amigos del médico - ¿Y bien? ¿Qué te ha pasado?

Jane se sentó y lo miró – Quisiera que me recetara la píldora del día después

- Te he preguntado qué pasó – dijo el médico

- Pues... – No era agradable hablar de aquello con un médico – anoche, con mi novio...

El médico la miró y negó – Sí anoche te tiraste a tu novio y no usaste nada y ahora quieres arreglar los platos rotos... – se rió irónicamente – Siempre hacéis lo mismo, esperando a que nosotros lo arreglemos...putas mocosas. Os desvirtuáis antes de tiempo – bufó, le había molestado que aquella niñata lo hiciera volver de su café.

Jane se quedó mirando al hombre sin creerse lo que estaba ocurriendo y algo noqueada.

- Toma – dijo el Doctor Galler lanzándole la caja.
Jane hubiera querido lanzársela a su vez a la cara pero la necesitaba intentando controlarse para no crear una situación irreparable. Tomó la caja y lo miró – No pagues tus frustraciones conmigo... Por ser un médico de tres al cuarto que se pasa el día teniendo que ver a adolescentes que ellas sí han podido follar.- Sacó de su bolsillo un billete de cien, sin esperar a que le dijese cuanto era... aquello no costaba mas de 50 dólares, pero no quería esperar y se lo lanzó con el mismo desdén que el médico había tenido con ella saliendo con paso firme de aquel lugar “Gilipollas”.

_________________
LIBERTAD PARA EL PUEBLO ENANO! DEJEMOSLES VOLVER A SU HABITAT NATURAL: LOS BOSQUES!
ROMPAMOS CON SU ESCLAVITUD SON NUESTROS IGUALES! NO TIENEN PORQUE ESTAR GUARDANDO LOS JARDINES HUMANOS, MERECEN SER LIBRES!!!!!!
LIBERTAD!

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://astrorojo.editboard.com
Batto
Orgulloso seguidor de Mercutio
avatar

Cantidad de envíos : 100
Edad : 31
Ubicación : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 12/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Dom Jul 01, 2007 7:47 pm

Elora entro por la puerta solo para encontrarse a Freya avanzando hacia Pack con el rostro descompuesto en una atroz expresion de ira.

-¡¡Mama, ¿que pasa?!!- llamo Athos desde abajo

-Mejor quedate aqui Athos...no subas...- le dijo Hellionte mientras que corria para subir las escaleras. La ultima vez Freya habia entrado en un ataque de furia y habia confundido realidad con un pasado traumatico... si eso estaba sucediendo de nuevo iba a ser muy peligroso.

Freya siguió gimoteando, golpeando la arena mientras lloraba...

- Envy... había rogado por... – gimió negando con la cabeza - no puede ser... – miró la sangre que corría lentamente hacia ella y volvió a gruñir... - me engañaste... – dijo rasguñando la arena...

-Freya...- murmuro Pack adelantando su mano con cuidado hacia el hombro de ella -mi amor, por favor... – suplico casi arrodillandose ante ella

Elora enarco una ceja
¡¿Que demonios esta pasando aqui?!- les gruño

Hellionte llego a la habitacion y observo a Freya en el suelo arañando la madera.
-Creo que esta alucinando, como ayer a la noche... Pack no te le acerques!- advirtio el Fenris al ver al otro Ahroun en una posicion tan peligrosa frente a la crinos.

- ¿Es que no quieres vivir? ¿nadie a quien amar, que te llore? ¿Tan joven y ya una fanatica? – resonaron en su mente las palabras de Envy... alzó la mirada y la observó con rabia...

- ¡¡¡ENVY!!! – gruñó mirando la sangre a sus pies - ERES UNA MALDITA TRAIDORA – se fue contra ella con la mano lista para golpearla... era una bastarda.

Elora se hizo a un lado, escabullendose bajo las patas de la cachorra y ya cambiaba a hispo antes de que esta se volviera.

<Ayudadme a someterla> impulso a ambos ahroum

Hellionte ni bien la crinos se dio vuelta, le dio una patada detras de las rodillas para que cayera al suelo, transformandose a glabro para tener un poco mas de fuerzas.*1

Freya cayo al suelo y Pack la agarro de un brazo
-Cogela por el otro- le grito a Hellionte. Elora mientras tanto le impulsaba a su cachorro a que se llegara a ellos con una jarra de agua bien fria.

- Nooo – gimió llena de dolor y de terror... miró hacia su derecha y negó mirando a Sierra-Mental - ¿No has jugado demasiado conmigo? ¿No te es bastante que no pueda shiftear? – empezó a llorar presa del dolor... - Basta, basta...!!!

-¡Aqui esta el agua!- dijo el cachorro entrando en la habitacion. Quedeo ligeramente desconcertado al ver todo lo que estaba ocurriendo.
-¡No te quedes como un pasmarote ahi, muevete!- le dijo su madre saltando hacia ella, cambiando nuevamente. A glabro esta vez, con intencion de quitarle la jarra

Hellionte ignoro las palabras de Freya... no iban hacia el... ella estaba alucinando. El hombre la tomo del brazo y se aseguro de mantenerla contra el piso, tomandola de las muñecas y el antebrazo y manteniendose lejos de sus garras y sus dientes.

-Apresurate!- le dijo a Elora

El mayor de los miedos de Freya se hizo presente... Sebastian...

Sebastian que mostraba orgulloso el objeto de su alegría. Aquella camiseta en la que una vez atraparan su aroma...

Sebastian que sonreía arrogante mirándola fijamente...

Y los demás le incitaban a acercarse, a hacer con ella lo que había estado haciendo los últimos dos días...

Freya intentó soltarse, pero Istam y Sierra-Mental la tenían bien sujeta...

- No... no... – negó con la cabeza intentando alejarse... - no... por favor no... – gimió negando y llorando con frustración intentando soltarse - no de nuevo... no otra vez... NO! – gruñó haciendo acopio de su fuerza de voluntad. * 2

Freya gruño e intento sacudirselos, pero la fuerza de dos ahroum entrenados para soportar el peso de la guerra era mas de lo que ella podia resistir.

Aun asi ambos notaron por un momento todo el esfuerzo de ella, toda su ira y su desesperacion por liberarse. Sus huesos crujieron por el intento.

Athos retrocedio un tanto acongojado, y su madre termino por quitarle la jarra antes de que la dejara caer.

-Soltadla y quitaos de enmedio cuando diga... ¡¡ a la de tres..!!-

Hellionte asintio mirando a Pack -Muy bien... a la de tres...- dijo mientras que hacia una mueca al observar el esfuerzo de Freya. Solo podia imaginar los recuerdos que tenia ahi adentro y lo que ahora estaba alucinando...

Freya gruñó de dolor, la espalda otra vez le dolía, había intentado inconscientemente shiftear... su cuerpo lentamente empezó a regresar a su forma homínida mientras ella lloraba empezando a resignarse, a acurrucarse en el dolor de nuevo...

- ¡NO! – gruñó Sebatian a todos dejando sentir su rabia - Ya os habéis divertido con ella bastante, la habéis utilizado como cebo, la...

Freya tragó saliva, sabría lo que vendría...

- No más – rogó con dolor - no más... – negó...

Pack asintio mirando a Freya con dolor.

-Es por tu bien mi amor – le dijo ante de liberarla al grito de Elora. La cual le volco todo el agua a Freya por encima silbando y ladrando grotescamente

Por su lado Athos habia terminado por echarse al suelo, tapandose la cabeza con las manos

Hellionte se aparto soltandola, esperando para ver si habia reaccionado.
-¿Freya?- pregunto dubitativo

Freya sacudió la cabeza... se quedó estática con los ojos cerrados, la mente hecha un revoltijo de ideas que, al parecer, lentamente empezaban a cuadrar...

Una voz... que ella reconocía... una voz amiga que por fin escuchaba tras largos días ansiando, pugnando, rogando por una...

Empezó a llorar llena de congoja...

Quedando quietan en su lugar, llorando solamente, negando con la cabeza intentando encontrar una salida al laberinto que se habia creado...

Elora les retubo de acercarse a ella con un movimiento de la mano.

-Esperad unos segundos a que haga efecto – les aconsejo - no le quiteis ojo ni bajeis la guardia- ordeno

<Hablale tu, muy lentamente> le impulso a Pack
<Levanta a mi cachorro de ahi> le pidio a Hellionte, casi con ira, al ver el vergonzoso acto de su hijo

Hellionte camino hasta donde estaba el cachorro y dejo a Pack para que se encargue de Freya. El hombre tomo del pelaje a Athos y lo levanto con cuidado, tirando hacia arriba para enderezar al crinos
-Vamos Athos...- le dijo en voz baja al chico, levantandolo del suelo

Freya abrió los ojos y miró a Sebastian... pero escuchaba la voz de Hellionte, confundida, se levantó lentamente, empezando a alejarse de todos, de los que olía, para irse hacia un rincón, con los ojos cerrados, sin mirar a nadie, sin querer hacerlo...

Oía extrañas voces... Podía caminar... ¿Qué estaba pasando?

Se echó en una esquina, con las manos en la cabeza y las piernas pegadas a su pecho...

Pack trago saliva y fue hacia ella arrastrando los pies

-Freya- la llamo suavemente, con leve temblor en la voz - hablame... <mi vida> termino por impulsarle acuclillandose de nuevo a su lado, queriendo extender sus brazos hacia ella

-Lo siento madre- contesto Athos agachando las orejas compungido, mirando al suelo directamente

-Anda... vamos abajo...- le dijo al crinos -Ya ayudamos aqui...- le dijo mientras que lo iba llevando a la puerta para descender.

=========================================
*1 Roce del derribo
*2 1 wp para intentar soltarse
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   

Volver arriba Ir abajo
 
Washington: Interpretación.
Volver arriba 
Página 5 de 6.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
 Temas similares
-
» USS Washington (BB-56) , Trumpeter , 1/700 TERMINADO
» Cuadrante de Corduba (S. I a.C)
» INTERPRETACIÓN DEL FORO DE ABEL-APOLO
» Lockheed Martin F-35 B/C Lightning II-Washington abre el juego a los requerimientos Indios-
» 10 Dolares emision 1995 (EU).

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Astro rojo :: Crónicas y partidas online :: Tiempos difíciles-
Cambiar a: