Astro rojo

Bienvenidos a la penumbra
 
ÍndicePortalFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Washington: Interpretación.

Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
AutorMensaje
Lucie de Bélancourt
Doctora en chancletología
Doctora en chancletología
avatar

Cantidad de envíos : 240
Edad : 38
Ubicación : Gallaecia
Ocupación : Diva...
Fecha de inscripción : 08/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Jue Abr 26, 2007 12:56 am

Jane se sentía un poco más tranquila después de la intervención de Oliver, todo iba a resultar bastante complicado mientras esa manada estuviera en la ciudad. No podría estar realmente tranquila y tendría que vigilar sus espaldas. Era la mejor para esos desalmados de llegar hasta Paul y ellos lo sabían sobre todo aquel infame morador que en aquel momento se hallaba retorciéndose de dolor en el suelo. “ A ver si con los huevos escalfados aprendes a comportarte como un hombre...hijo de” Su pensamiento quedó interrumpido cuando vio como el hombre se incorporaba y cambiaba a su forma de Crinos.

-¡¡Estáis muertos... todos...!!

- No deberías vender la piel del oso antes de haberlo matado – dijo Jane con determinación viendo como William pasaba también a crinos y Oliver la invocaba a ir a la retaguardia tomando una postura defensiva muy propia de las artes marciales. Sin embargo la chica hizo caso omiso de las directivas de Oliver imitando al morador y a William tomando una forma intermedia de combate, mirando al adren con determinación como única respuesta a sus provocaciones.
La chica adoptó la postura del “jodan uke” manteniendo el antebrazo en la zona alta para salvar la diferencia de altura con el morador, delatando de esta manera la excelente formación técnica en diversas artes marciales de la que disponía.
No obstante cuando parecía que aquello irremediablemente se dirimiría con sangre, el adren se fue

Jane miró para Oliver - Pues sí, quería hablar con Madre Tamara - dijo la chica seria, la situación era ciertamente peligrosa y tendría que cuidar de sus espaldas.

-Vayamos pues- acertó a decir William.

-Adelántense ustedes..yo iré a asegurarme de que no hace nada mas... irremediable - dijo cabeceando hacia el camino que tomo el morador.

Jane miró a William y resopló - Los árboles tienen oídos...menudo embrollo- afirmó mientras avanzaba hacia la alegre reunión que distaba mucho de lo que acababa de vivir. Los ahí presente estaban totalmente alborotados, parecía que el combate había llegado a su fin escuchándose una voz que señalaba a Anpw como ganador. Sin embargo en medio de aquel bullicio el caminante seguía discutiendo con Jannah. Jane esbozó por primera vez una sonrisa a William, una sonrisa algo triste pero que intentaba ser burlona.

-¿Como que he perdido?- William que se había distanciado de ella, con la idea de recoger sus ganancias. Se le escuchaba sin embargo quejarse -Venga ya tío... perdido, y sin pegarse... no se puede caer mas bajo...que estafa.-

Jane sonrío ligeramente al ver aquello aunque decidió no detenerse y dejar a William debatiendo... ya reclamaría lo suyo posteriormente...o no...ya vería. Tenía cosas más importantes que hacer. La joven philodox se dirigió hacia madre Tamara y se plantó frente a ella. - Hola - dijo la moradora con una ligera sonrisa que se quería amable aunque alguien observador bien podía advertir que la chica estaba preocupada - No quería molestarle pero necesitaría hablar con usted -

-Pues siéntate hijita - -le acercó una silla vacía - díle a la yaya lo que te preocupa – expresó dejando claro que había entendido su sonrisa.

Jane observó a la gente a su alrededor. Los más cercanos eran Argos y Freya que parecían absortos en una conversación. La chica asintió y se sentó - Bien - Jane tomó aire antes de hablar - Bueno cuando empezó el desafío de Anpw, fui a hablar con William - la philodox puso cierta mueca de culpabilidad pues sabía que aquello no le gustaría probablemente a Paul de saberlo - para averiguar más cosas sobre Paul... Nos fuimos del banquete y estuvimos hablando un rato y me contó lo de aquella manada que llegó a la ciudad con el objetivo de acabar con Paul - dijo la chica negando

Tamara asintió y se apoyo sobre los nudillos, siguiendo el ritmo de las palabras. -¿Y por donde salió tanta curiosidad?. Por como vienes... - sopesó - ..parezca que el gato de toda esta historia muriera-

Jane resopló - Pues sí... básicamente es lo que pasó... de un árbol se apareció un miembro de esa manada, Sentido de acero - entornó ligeramente los ojos - La cuestión es que parece decidido en sacarme donde está Paul... por todos los medios... incluido - se cayó un breve instante pensando sus palabras- forzándome sexualmente...- volvió a resoplar - En ese momento William interrumpió esa "amable" conversación y empezamos una pelea...pelea que interrumpió a su vez Oliver en el momento más oportuno la verdad. - dijo la chica mirando para la anciana.

Tamara había estado escuchando sin alterarse hasta el momento de la confesión sobre el ataque sexual. En ese momento sus ojos brillaron por un leve segundo y desvió la mirada momentáneamente hacia el Wendigo. -¿Quien la empezó la pelea?- pregunto volvió a mirarla a ella.(*1)

- Fue William cuando captó uno de los impulsos de Sentido de Acero...con sus amenazas -dijo la chica negando a sabiendas de que el adren no había quebrado ninguna letanía...cínicamente "sólo" se había defendido.

-Esta bien. Yo hablare con ellos, toda la manada. Pues lo que uno hace, toda la manada es responsable. En lo bueno y lo malo -- dijo levantándose - eso si - -colocó su mano sobre el hombro de Jane...

-Antes de salir, me lo tienes que decir a mi o a cualquiera de los mayores. Sobre todo si vas a verle a él. Y te pediría que si tienes dudas de algún tipo con respeto a él. Haz que te las aclare cuanto antes. No husmees demasiado y sin saber. Has de tener cuidado -- se preparó para irse -Por cierto.... - -se volvió y le susurro - si se diera el caso de que le ves hoy... existe una invitación --dejo caer con palabras - nadie debería vivir solo esta festividad - le sonrió y se marcho.

_______________
*1: Tamara utiliza un don

_________________
LIBERTAD PARA EL PUEBLO ENANO! DEJEMOSLES VOLVER A SU HABITAT NATURAL: LOS BOSQUES!
ROMPAMOS CON SU ESCLAVITUD SON NUESTROS IGUALES! NO TIENEN PORQUE ESTAR GUARDANDO LOS JARDINES HUMANOS, MERECEN SER LIBRES!!!!!!
LIBERTAD!

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://astrorojo.editboard.com
Abdul Al Hazrad
Artífice del foro
Artífice del foro
avatar

Cantidad de envíos : 147
Edad : 38
Ubicación : Lanús
Ocupación : Playboy Multimillonario
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Jue Abr 26, 2007 3:10 am

Se percató de su falta demasiado tarde. Tan concentrado estaba en el rastro de la loba, que era tan difícil de seguir, que no se fijó en el área en donde se estaba adentrando. Allí, frente a los totems, comprendió el predicamento en el que se encontraba. No tenía nada que ofrendar.

Aulló, presentándose y mostrando sus respetos. Luego, avergonzado, sabiendo como theurge lo que implica una falta como esa, decidió decirle la verdad a los espíritus.

-No les he traido ofrenda alguna, pero no por desafío o falta de respeto, estaba buscando a ésta lupus, la rastreé por todo el túmulo y fuí a dar con este lugar sagrado sin proponérmelo. Mi ceguera fue producto de mi desesperación, de mi necesidad de ayuda. Hace días que sigo el rastro de un otro garou, uno al que le debo todo. El Wyrm se lo llevó a la Umbra por la fuerza, y lo menos que podía hacer es intentar salvarle. Es así como llegué a este túmulo, es así como supe de Ojos de fuego, y es así como llegué a este lugar, cometiendo esta falta que tanto me avergüenza.-

Los vientos volvieron a cambiar revolviendo sus pelajes. Ojos-de-Fuego se levantó y caminó hacia él.

-Échate.- ordenó -Los totem te comprenden y te desean suerte pero... Rata exige algo más.- Le resopló imponiéndose físicamente.

El lupus hizo caso sin dudarlo. -Rata, reconozco mi falta, y estoy dispuesto a compensarte, dime que tarea puedo llevar a cabo para tí, para que olvides mi ofensa.- Dijo cabizbajo.

Una enorme rata comenzó a tomar forma delante de él. Era cenicienta, no más baja que un gato adulto. Dos enormes incisivos muy afilados sobresalían de su mandíbula superior y sus ojos... eran tan profundos como pozos.

-Hacer... hacer...- chillaba -...quiero una parte de ti... ¡siii! Un trozo me valdrá...- saltando frenética de un lado a otro. -Cumple Ojos-de-Fuego,- ordenó a la Garras Rojas -dame un trozo de su pelaje...¡siii!-

La lupus pasó su vista del Totem al cachorro y asintió abriendo sus mandibulas. Las acercó a su cuello. -¿Preparado?-

El theurge no esperaba un pedido de esas características, pero quizás debía empezar a entender que los espíritus no siempre eran misericordiosos. No le gustaba la idea de que le arrancaran un pedazo, pero no tenía opción. Debía quedarse en el lugar, debía soportar el dolor y no perder la compostura. Huir haría que perdiera el respeto de los espíritus y probablemente también de Ojos de fuego. No. Debía resistir. "Todo sea por encontrarte, viejo amigo" pensó, y se quedó firme en el lugar, apretando los dientes.

Sintió como las fauces de Ojos de fuego le arancaban un pedazo de su pelaje. El dolor al desgarrársele la piel fue intenso. No había participado en muchas peleas, nunca lo habían herido de esa manera. No era algo mortal, pero si terriblemente doloroso. Un pequeño aullido de dolor se escapó de entre sus colmillos apretados, sus patas se aflojaron un poco, pero logró resistir en el lugar. Herido y dolorido, levantó la vista para ver que era lo que sucedía.

-¡Ohh...!- exclamaba el espíritu, ahora sosteniéndose sobre dos patas, mientras que con las otras dos estiraba el pequeño trozo sanguinoliento de pelaje. -¿Sólo ésto?- Preguntó mirando lo que Ojos-de-Fuego bajaba a su altura.

-Es suficiente.- Dijo ella tajantemente.

La rata la miró de reojo entornando los ojos un poco. -Bueno ta´bien.- Dijo apretando contra sí el parche de piel. Su mirada volvio a posarse en el cachorro.

-Ta´bien... cachorro..siii, perdonado.- Concedió comenzando a desaparecer. -Pero recuerda nunca más venir a este lugar sin nada que ofrendar.- Dijo en última instancia antes de que los vientos espirituales le devolvieran a donde debia estar.

Ella volvió a inclinarse sobre él, comenzando a limpiar su herida.
-Has sido valiente y justo Espíritu de Plata. Habla... te escucho.- Dijo entre cuidadosos lametones.

-Dicen que eres muy buena rastreando, y supongo que has recorrido muchos caminos y visto muchos lugares y seres. Quería saber si habías visto a una perdición, capturó a mi mentor, Ojos de Estrella. Otro Theurge Uktena, un homínido.- Dijo sin lamentarse por la herida, al fin y al cabo nació lobo, nunca había ido a un doctor al lastimarse, ni había tomado analgésicos, comodidades humanas... debilidades humanas. Se había acostumbrado a sobrellevar el dolor, a seguir adelante.

-Tendrás que contarme más sobre esa perdición pequeño Uktena, es la única manera de ayudarte. Para rastrearla tengo que tener algo de tu mentor o saber más sobre el enemigo.- Se retiró. -Tu herida ya está limpia. Salgamos ya de aquí, siento que mi manada me llama y tú querrás volver con la tuya.-

Se hizo a un lado del camino replegando las orejas. -Ven, por el camino me contarás.-

_________________
¡PUEBLO ENANIL! LOS JARDINES SON SU HOGAR, LA LIBERTAD NO ES DEFINIDA POR LA AMPLITUD TERRITORIAL, SINO POR LA LIBERTAD DE DESICIÓN, LA LIBERTAD DE PENSAMIENTO. POR ESO, NO AL EXODO A LOS BOSQUES. LA CONVIVENCIA PACÍFICA ENTRE HUMANOS Y ENANOS ES POSIBLE EN LOS JARDINES, LEJOS DE LOS YA CONOCIDOS PELIGROS DEL BOSQUE. NO DEJEN QUE UN MONTON DE CONSIGNAS SIN SENTIDO CONFUNDAN EL VERDADERO SENTIDO DE SER LIBRES.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Argos Cristal-Silencioso
Ancillae
Ancillae
avatar

Cantidad de envíos : 134
Edad : 35
Ubicación : Perdido entre libros
Fecha de inscripción : 10/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Vie Abr 27, 2007 12:06 am

- Me vale eso de que quieras ayudar... ¿pero no podría contentarte con prestarle una manita a Tamara? De verdad Ámbar no es una buena idea - dijo su mentor casi echándosele encima.

Freya fingió pensarlo shifteando a lupus para "saludar al sol" y luego bostezar echándose en el pasto... Ella sí que se le echó encima, mordisqueándole juguetona la oreja...

- No - dijo y volvió a mordisqueársela y luego a lamerle la mejilla - quiero saber qué pasa... ¿Me lo vas a contar? - volvió a su oreja...

- Auch - se quejó la primera vez, le sonrió la primera vez negando con la cabeza - ¡Oye… Auch! - se revolvió a la segunda apartando la cabeza, escondiéndola bajo su cuello. Sus caninos tocaron su garganta.

<No> impulsó <cuanto menos sepas, menos te involucrarás> le colocó una pata sobre el estómago con intención de volcarla y mostrar superioridad. Freya intentó resistirse, pero la constitución de su mentor le obligó a usar su técnica base, agachó la cabeza en señal de sometimiento y le lamió suavemente el cuello...

<Demasiado tarde, papito>

<Podría impedírtelo> impulsó apartando el cuello <pelota…> le impulsó entre risas. Freya rió divertida y luego se volteó boca abajo, mirando al frente... * Gasto de Rabia Freya shifteó a crinos para voltearse y tomar a Argos del morro, impidiéndole todo movimiento, asegurándose que el lupus mirara hacia el frente y no hacia ella...

Freya capturó a Argos tal y como tenía pensado. Su mano aferró su morro y ya se veía victoriosa cuando sintió que los labios de su mentor se entreabrían ligeramente hacia arriba. Estaba sonriéndose, lo justo que podía.

<¿Crees que me tienes?> le llegó su impulso.

Freya lo meditó sólo un segundo, tras el cual lo aventó lo más lejos que pudo y corrió en dirección contraria, en lupus, temiendo la réplica de Argos... aún así, no dejaba de reírse... Argos cayó de lomo entre las risas y las exclamaciones de algunos garous. Que veían en todo ello una nueva oportunidad de sacar tajada. Ya había quien comenzaba a apostar y otros a murmurar por lo bajo, señalando a una y otro roehuesos.

- Argos. ¿Todo bien? - preguntó Tamara volviendo de la umbra.

- Todo bien Madre… sólo un pequeño revuelo que arreglo enseguida...

- No te tardes, vamos a cerrarlo todo con el juego de William - le avisó.

Argos asintió y salió corriendo tras Freya mandándole impulso tras impulso.

<Eso dolió, pero no soy vengativo... ese es "Nadie"> se rió para sí mismo <más te vale ser buena corriendo y escondiéndote. Porque esta vez morderás suelo>

Freya rió un tanto divertida y amedrentada, corrió usando su Don de Ojo Nublado, al menos eso pensó, porque no se dio cuenta que jamás había funcionado, caminó de lado con la plena intención de ir corriendo a las faldas de Madre Tamara, quizá allí Argos no se atreviera a tanto… esperaba al menos eso…

Argos pasó a la umbra tras ella y dando un fuerte salto la pasó. Se detuvo a unos diez pasos de donde ella estaba, aún olisqueando el aire. Freya, pensando que era invisible a la mirada de Argos, corrió directa a Madre Tamara, con la intención de luego pasar al mundo real y llegar con ella... como si fuera la protección. Todo habría salido bien si en el último instante una mano de Crinos no la hubiese agarrado por el rabo y levantado hacia arriba. Freya quedó colgando así, en el aire, sin comprender lo sucedido, sostenida por su mentor que comentaba ufano.

- Mira lo que pesqué. Pues no que parece una cachorra cobardita.

- Casi - gruñó - casi... - suspiró profundamente... - te aprovechas por tu tamaño - dijo mirándole desde abajo... Tamaño... pensó Freya shifteando a homínido... como homínido no tenía cola... ni de dónde sujetarla... Freya consiguió cambiar, pero Argos fue más rápido, le hizo una pequeña zancadilla e hizo que ella fuera al suelo.

- Cuidado que te caes... - se burló. Freya rodó buscando alejarse de Argos, buscando por todos los medios "escapar" al castigo que seguramente su Mentor había pensado para ella... - Si te volvieras Crinos te lo agradecería enormemente... - dijo yendo tras ella instigándola a ir en una única dirección - ...así al menos tendrías una oportunidad.O puedes detenerte y aceptar de buen grado mi oferta y tu castigo. Si lo haces así, te doy mi palabra de rebajar el castigo - adelantó la mano hacia ella. Freya gruñó y shfteó a crinos...

- ¿Por qué castigo? - sonrió... Argos suspiró. Habría preferido que ella se rindiera.

- Por tu futura desobediencia. Porque sé que aunque te lo prohíba… lo harás igualmente y porque además te has pasado con ese lanzamiento... las costillas duelen sabes - dijo yendo hacia ella - Te propongo que te rindas y no intentes golpearme. Así te libras de mis "cates" y si además me prometes que olvidarás involucrarte en lo de Ámbar, pues puede que deje a Pack también a cargo de Elora - se cruzó de brazos - Creo que sales ganando bastante - le afirmó.

Freya también pensaba igual, además, tenía razón Argos en cuanto al lanzamiento, no podía negar que había sido injusta con él… mira que era lobo, no gato y por lo tanto, no caía sobre sus patas… sonrió levemente, además no pretendía golpearle, nunca le había hecho daño y ahora menos… pero lo que sí necesitaba era aclararle algo.

- Dame una explicación para dejarlo - shifteó a lupus sentándose en sus cuartos traseros - si me dices que no, sólo porque no, no lo dejaré - le miró - seamos lógicos... – la curiosidad era mayor para un ser tan caótico como ella…

- Todos los que se involucran pagan el pato de las acciones de Ámbar - dijo Argos - ¿Te crees que esos dos son sus primeros guardianes? ¡Ja! - espetó - antes que tú... acompañaba a Amén, un metis también hijo de Gaia de este túmulo... - se sentó junto a ella aún en crinos, Freya movía la colita interesada - ¿Sabes qué pasó cuando Ámbar se escapó del túmulo y rompió el velo fuera hace unos años?.... - la miró con dureza y algo de reproche - el metis pagó los platos rotos... por decisión de ese Juez del destino y porque el mismo metis fue lo bastante inocente para reconocer que, en parte, tuvo él la culpa... sólo en parte... y le calló todo. No quiero que te pase igual. Y la mejor manera es evitando que te acerques a ella.

- Quiero ayudarla - le miró con inocencia…

Argos la atrapó con un movimiento veloz y enojado y le propinó una cachetada en las nalgas con su manaza de crinos antes de que ella tuviera tiempo de replicar.

- ¡Te he dicho que no! -le gritó al tiempo que levantaba la mano de nuevo.

- Ayyy – se quejó Freya ante la fuerza de la nalgada y le miró - golpéame todo lo que quieras, pero voy a ayudarla - le miró fijamente...

- No me desafíes que te será peor - le dijo él - ¿Qué no ves que quiero evitar que te pase algo peor que esto? - le dio otra cachetada un poco más fuerte.

Y Freya lo entendía, vaya que lo entendía… pero también tenía sus razones por las cuales ayudar a Ámbar.

- ¿Y qué no entiendes que si a alguien le pasa algo así no quiero verlos de tal manera? - dijo con lágrimas en los ojos en parte por los golpes y en parte por lo que sentía... si alguno de sus seres queridos le pasaba lo mismo... no quería pensarlo... - No te reto, pero golpéame todo lo que quieras, no me sacarás de la cabeza ayudar a Ámbar - gruñó decidida tensando el cuerpo.

- Esta vez no deberías ser cabezota - dos nuevas nalgadas - ¡Ámbar es puro gafe y pagan el plato los demás!... No entiendes... No se les caen castigos normales so tonta - otra nalgada - se les echa del túmulo... por meses o años o peor - resopló - no quiero ese destino para ti.

Freya realmente no le importaba todo eso, no planeaba quedarse mucho tiempo en el Túmulo, tenía a su manada, de todas formas, ayudar a alguien como Ámbar sería mucho mejor que quedarse sentada mirando cómo la garou estaba cada vez peor… evitar su sufrimiento era lo que ella buscaba… encontrar el Kaos y reestablecer las cosas…

Argos detuvo su mano y la soltó.

- No me molesta que prestes tu ayuda, de verdad que lo considero muy loable... pero hazlo con conocimiento... Ámbar no te conviene. Una pifia y estás acabada.

- ¿Quién dijo que estaría junto a Ambar? - gruñó, todo el tiempo había apretado los dientes para no gemir y ahora le miraba con las lágrimas deslizándosele por las mejillas...

- Si te comprometes con uno de los dos... con el juez o con la lupus, estarás en su mismo saco - dijo él rebajándose a homínido. la capucha le cayó sobre el rostro ocultándoselo al instante. Al estar en esa forma, su palma empezó a picarle.

"La he pegado" pensó enfadado y molesto consigo mismo. "Es casi tan tozuda como yo en algunas cosas...” la miró de nuevo y apretó los dientes “...¿Me justifica eso que lo hiciera por su bien?". Una parte de él decía que sí, pero otra ya se lamentaba por ello.

- Prométeme que NO te meterás en sus asuntos. Hazlo o me veré obligado a tomar medidas - dijo severamente desde la sombra. Tenía que mostrarse así de severo o ella le burlaría nada más darle la espalda. Tal era la condición del ragabash y no pensaba que Freya fuera una excepción a ello. Freya gruñó.

- NI PAPAS - dijo tozudamente determinada - le ayudaré así sea lo último que haga - le miró con dolor, entendía la posición de Argos, pero quería que él entendiera la suya, lo cual no parecía comprender, eso le dolía más que cualquier nalgada que le diera - ¿Qué no entiendes? ¿Qué pasaría si tú, Pacnus o yo inclusive estuviéramos en esa situación? ¡¡¡Yo quisiera que alguien me ayudara...!!! - se levantó y empezó a caminar alejándose de Argos sacudiendo aún la cabeza.

Argos estuvo tentado de agarrarla y llevársela consigo del túmulo, aunque fuera a la fuerza, pero se contuvo, apretando los puños y gruñendo desde su lugar, se contuvo. La dejó irse y sólo cuando ella hubo cruzado, él comenzó a hacer lo mismo.

Sólo un segundo antes de cruzar creyó ver a Rata riéndose de él.

<No te rías de mí> le impulsó de mala gana creyendo que lo visto era real.

<¿No huías del tuyo?... pues toma esa y no es ni tuya…> le llegó el impulso divertido del Tótem.


Última edición por el Dom Mayo 06, 2007 4:59 am, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Argos Cristal-Silencioso
Ancillae
Ancillae
avatar

Cantidad de envíos : 134
Edad : 35
Ubicación : Perdido entre libros
Fecha de inscripción : 10/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Vie Abr 27, 2007 1:14 am

Las aguas fueron volviendo a su cauce poco a poco.

Jane volvio de su pequeña visita y comprobo que el humor de William habia mejorado tras una nueva apuesta. Gentilmente tambien se habia encargado de recolectar sus ganancias.

Ciento cincueta dolares entre billetes y monedas y luego una bolsa con un buen monton de objetos diversos;
relojes, un carton de loteria, unas gafas de sol con un cristal roto, un par de pilas de radio, varios chicles, sandviches, cigarrillos e incluso una caja de preservativos.

-Esto es todo lo que hay - dijo poniendole en las manos el botin.

Jane se quedó mirando aquella bolsa variopinta de objetos que le tendía William
- Gracias por recogerlo- su mirada expresaba sorpresa ante el contenido de sus ganancias.
- Bueno - dijo la chica - que quede todo para la fiesta de la noche - la chica seguía revolviendo la bolsa y vio la caja de condones...Se les habían acabado aquella misma mañana y le tocaba a ella comprarlos -Salvo esto -dijo cogiendo la caja de preservativos con una sonrisa pícara.


-Vaya, vaya señorita Jane..- rio William -¿alguien va a beneficiarse de esa recolecta esta noche?- pregunto dandole un amistoso codazo.

Jane sonrió con ese mismo gesto pícaro
- En principio... - alzó una ceja -
debería ser Peter, ya lo conocerás esta noche -dijo manteniendo su sonrisa.

William le guiño un ojo ante lo de "principio" y asintio. Tras lo cual lacompaño a su lugar sin hacer ni una sola pregunta más.


Freya también estaba por ahí, aunque se veía que alguien debía haberla "castigado" pues se frotaba las nalgas, algo dolorida. Su mentor junto a ella no le quitaba ojo.

Espíritu de Plata volvía deshaciendo su camino en una conversación con la Garra Roja. Al final la loba había desestimado el volver con su manada, dado que lo que el joven theurge le informaba le pareció más interesante.

En cuanto a Tussio, un par de cachorros roehuesos se divertían haciéndole cosquillas bajo el hocico con plumas, dado que al final el joven caminante se había quedado semi-dormido al pie del árbol.

Tamara volvió a llamar la atención de todos y comenzó a explicar como se desarrollaría el final de tan vivido almuerzo. Con una piñata repleta de dulces y caramelos para los jóvenes y unas pruebas para....;
Tussio, Freya, Oliver, Pack, Jane y Espíritu de Plata.

-La prueba va del siguiente modo. Cuando se rompa la piñata, una serie de papelitos volaran junto con todos los dulces. Tenéis que coger dos cada uno y leernos lo que pone - tomo aire y continuo -Si saliera Atrevimiento, deberéis escoger a uno de los muchos hermanos y hermanas que hay en la mesa y él o ella os darán el desafió. Si tras su propuesta lo denegáis, pagareis prenda... u horas de servicio a la comunidad - dijo mirando al lupus, dado la evidencia de que no tendría ropa
Si sale Verdad, deberéis confesarnos algo personal vuestro, si os negáis pagáis prenda y si nos mentís, ganareis palos y pagareis prenda igualmente - les advirtió con picaresca -en cuanto a las dos ultimas pruebas posibles...una será legalizada por esta vez nada más, ya que se trata del mítico "Beso"... elegid a una pareja y dadle un beso, incluso os dejaremos hacerlo si os atrevéis a señalar a un garou... que ya sabemos que algunas carnes son irresistibles -paseo la vista por la mesa y algún que otro macho agacho la vista sonrojado ante tal mirada de "loba", mientras que otros se reían sin ocultarlo.

Y para terminar el Doble atrevimiento. Ya sabéis como va.. Señaláis, y os haremos tres preguntas y tras responderlas, la persona a la que señalasteis os dará una prueba... del cagarse - se rió señalando que esa prueba seria más dura que la del simple atrevimiento. Tomo de nuevo asiento dando lugar a empezarlo todo.
-----------------------------
Os digo que le salio a cada uno para que vayais colgando post:

Freya: Verdad y Beso
Sandra: Beso y Atrevimiento
Damian: Verdad y Doble Atrevimiento
Tormuseta: Atrevimiento y Doble Atrevimiento

Los Pnj lo vereis tras resolver los vuestros. XD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lucie de Bélancourt
Doctora en chancletología
Doctora en chancletología
avatar

Cantidad de envíos : 240
Edad : 38
Ubicación : Gallaecia
Ocupación : Diva...
Fecha de inscripción : 08/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Vie Abr 27, 2007 1:21 am

La piñata fue colgada de unas ramas bajas, se le vendo los ojos al crió mas revoltoso y se le dio un palo, con cuidado de hacerlo ir por el camino correcto. Ya se les había informado a todos de que dentro de la piñata no solo había dulces y golosinas, sino también los papelillos con los que se continuaría el juego. Cada uno debía de tomar dos y leerlos en voz alta.

Si salía atrevimiento, seria elegido por la persona a la que el poseedor designase para tal. Es decir cada muchacho podía elegir a quien le fuera a poner la prueba.
El beso sin embargo sería elegido por la persona en cuestión a quien quisiera y no habría objeciones, si se diera entre dos garous, después de todo era un juego y William seguramente solo por esta vez se abstendría de hacer un chiste sobre ello
La verdad sin embargo seria preguntada por Madre o por Dientes.

Jane como los demás participó del juego que a pesar de seguir pareciendo demasiado infantil daba resultados cuanto menos discordantes con aquella percepción. La chica salió a la palestra, no sin antes poner sus gafas de sol en la cabeza.... cuando el niño golpeó la calabaza, Jane tomó un papel pasando ampliamente de los caramelos...aquello no favorecía mantener la línea.
La joven tomó el papelito y lo leyó en voz alta - Atrevimiento - dijo con una leve sonrisa en el rostro.

-¡Que siga cogiendo!... falta otro - sonó una voz entre la multitud que miraban los juegos.

La philodox tomó un segundo papel agachándose entre los restos que contenía la calabaza y lo leyó con una sonrisa más pícara en el rostro - Beso - dijo con tono inocente.

Escuchó risas y observó miradas cómplices entre algunos parentelas.
-¿Que será primero? - escuchque le gritaba un joven ragabash. Un roehuesos muy aplicado en el arte de vaciar bolsillos ajenos. Jane lo conocía pues una vez le confundió con una presa de sus actividades.

Jane arqueó una ceja al ver a aquel ragabash gritando... le había querido robar el muy idiota... La chica sonrió a continuación - La verdad es que me da igual - "dejemos lo mejor para el final" pensó la joven que ya había definido su objetivo...aquello era un juego dentro de SU juego - Pero pongamos el atrevimiento primero.

-Reta entonces a alguien a que te de un atrevimiento pequeña- dijo Madre Tamara tras tomar un sorbo de su vaso -Venga veamos esas regaños- le miro divertida.

Elegir a William dos veces podía dar pie a demasiadas palabrerías...y Peter iba a ir al túmulo aquella misma noche...Tampoco quería que le llegaran demasiados rumores a los oidos. - Usted misma - dijo Jane mirando para Madre Tamara quien había sido su "formadora" en cuanto a auspicio se refería.

Tamara se la quedo mirando divertida. Ceba-Gusanos a su lado se mezó la barba y comento algo a su compañero de al lado. Un tanto le llego de la conversación; ..... esto sera digno de ve.....

-Muy bien, sea- dijo con solemnidad levantándose apoyando las manos sobre la mesa - así que una prueba de philodox a philodox y también de mujer a mujer- dijo con seriedad.

-La fidelidad es una de nuestras mayores constantes - comenzó - pero de todos es sabida que las que más grotescas a veces nos parecen son las que vemos impuestas a nuestros primos más lejanos... los perros. Así pues Jane, durante una hora o la menos demuestra ser una fiel "perrita" - hizo comillas con los dedos" - humíllate ante nosotros, como una vez lo hizo un roehehuesos igualmente ante rata y te habrás ganado doblemente mi afecto... pues dicen que no existe nada peor que ser un perro, pero nada mejor que serlo siendo un amigo de la rata, donde va encuentra comida, donde se acoge encuentra protección, a donde llega se le conoce, en donde habla se le respeta. Una hora Jane como "perro" y nada más- dijo llamándola a su lado.

Jane miró para Madre Tamara y luego para Ceba gusanos "Joder" ...lo del perrito no le había gustado en absoluto y sabía muy bien porque se lo habían hecho a ella en particular... era la "pija" del túmulo para todos y eso seguro les hacía gracia...en especial a Ceba gusanos... “Claro como cuida a los proscritos le encanta que la niña bien tenga que humillarse...ya les vale... Pero no me queda otra que hacerlo” - Bueno pues entonces, casi que lo del beso lo hacemos ahora ¿no? - dijo la chica algo cortada por primera vez... Seguro que a alguno de esos lupus le iba a sentar fatal como el tal capitán planeta del juego de la tarde...

-De acuerdo te lo permito- concedió Tamara -¿quien de todos estos muchachitos llamo tu atención - dijo abarcando con la mano la mesa de los parentelas, que ya la miraban esperando.

Jane sonrió - Esto es un juego ¿No?...yo tengo novio... así que no significa nada... - La chica se giró y en vez de mirar para la mesa de la parentela miró a William directamente a los ojos - William... palabra caliente - dijo con una de las mismas sonrisas que le había dedicado durante el juego de la mañana.

Treinta y nueve pares de ojos se posaron en el Galliard... que escupia en ese momento su buche de cerveza entre hipos de sorpresa.
Algunos le miraron celosos, otros enojados, otros divertidos.

-Esto.. - se limpió los con una servilleta, dándole un toque cómico a su voz - esto es un honor que no merezco de tan linda persona. Acepto de buen grado, pero ojo - levantó un dedo - que se sepa que solo un juego es y nada pongo de mi parte para el vil arte de la seducción que muchos mal me achacan. Jamás osarían mis labios hacer tal maldad a esta estrella que me designa... a este pétalo de...

-Corta el rollo y bésala - le grito alguien

William se calló con un gruñido al que le había cortado el recital y salió de su lugar para ir a lado de Jane.

Jane se rió mientras escuchó el discurso del Galliard. Esperó a que William llegara para seguir con su juego clavando sus ojos color miel en los suyos... Jane era una de las animadoras de su instituto... Había sido reina del baile. El hecho de que la miraran no suponía ningún problema para ella... y aquellos juegos le divertían sumamente. Al fin y al cabo ella sabía a quien quería pero aquello no significaba que no se pudiera divertir "inocentemente".

-Bueno, aquí me tienes - dijo cogiéndole de las muñecas -soy todo suyo... cuidado es mi primera vez- se burló acercándose para dejarse besar, mientras se humedecía los labios.

La chica jugó unos breves y cortos segundos con la mirada y luego dejó que sus labios se posaran con suavidad sobre los suyos... Era joven pero sobre aquellos aspectos Jane tenía una prolífica experiencia.

Los labios de William se unieron a los de ella en un beso suave, que sin embargo no estuvo exento de la picardía con la que ella sabia de él, fue su lengua la que repaso sus labios e hizo una pequeña incursión en su boca juguetona, tras la cual se retiró en un pequeño halito.

William la miro divertido con sus ojos fijos en los suyos, pequeñas chispas fluían de su mirada.
-Perdona que me tomara esa pequeña libertad - le susurró.

- Sólo es un juego... - dijo ella respondiendo a aquel susurro con un breve pero pícara sonrisa.

La chica se acordó del atrevimiento de madre Tamara, tomando sus gafas de sol de su fino cabello, volviendo a colocarlo a continuación. Luego se metió la mano en el bolsillo del vaquero sacando un pequeño teléfono móvil de última generación del que colgaban unos auriculares.
-Me podrías guardar esto, por favor - dijo manteniendo esa sonrisa que le había caracterizado hasta el momento. - No creo que les guste mucho ser llevados por una joven lobita – afirmó lo segundo en bajo.

-Claro. Lo guardare con mucho tacto - los tomo y guardo -Buena suerte con esto, te va a hacer falta- le sonrió una vez más y se aparto antes de que se diera lugar a algún cuchicheo de más.

Se concentró un instante sintiendo como su cuerpo se iba a modificando...aquello ya no era algo aterrador aunque no le hacía verdadera gracia aquello... ella...un perrito...



Ya en su forma lobuna, Jane se acercó a la Philodox como ésta le había solicitado.

_________________
LIBERTAD PARA EL PUEBLO ENANO! DEJEMOSLES VOLVER A SU HABITAT NATURAL: LOS BOSQUES!
ROMPAMOS CON SU ESCLAVITUD SON NUESTROS IGUALES! NO TIENEN PORQUE ESTAR GUARDANDO LOS JARDINES HUMANOS, MERECEN SER LIBRES!!!!!!
LIBERTAD!

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://astrorojo.editboard.com
Martín
Bassmen-so
Bassmen-so
avatar

Cantidad de envíos : 106
Edad : 32
Ubicación : donde tengan cosas gratis
Ocupación : Todopoderoso Señor del Universo, Mensologo entusiasta matriculado
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Vie Abr 27, 2007 1:39 am

La piñata se partió en pedazos y papeles y caramelos volaron por toda la zona donde los más jóvenes se encontraban listos para hacerse con los dulces, mientras tanto quienes antes habían participado de aquel juego que William lideraba debían estar atentos también y tomar de ese estallido dos papeles donde hallarían escrito su “pena”.
Anpw estaba de brazos cruzados mirando la situación, como de costumbre sonreía, pero no demasiado, no parecía alegre ni triste, solo pensativo. Pudo observar entonces como una ligera briza arrastraba dos papeles algo más lejos del resto ¿una señal para Escucha-al-Viento? Quizás, y aunque no lo fuera, era demasiado tentador como para no creerlo.
Tussio dio unos pasos hacia delante y se inclinó impidiendo con su mano que aquellos papeles volaran más allá. Los levantó y desdobló con cuidado observando lo que tenían escrito… mal escrito

“Hatrebimiento”

“Doble Hatrebimiento”


No pudo evitar sonreírse ante ello, mientras observaba el “juicio” de Jane, pobre de ella, cayó en la misma trampa que él, confiar en la dulzura de Madre Tamara, ahora iba a sufrir lo que era ser tratada como un perro sin renombre… en un Túmulo de Roehuesos, pobre de ella.

Llegó el turno entonces de que él eligiera quienes serian sus jueces, y quien mejor que un Philodox para condenarle, y la verdad era que aquella Moradora del Cristal, a pesar de sus diferencias le había resultado agradable, quizás fuera por ser tan distintos, o quizás por que en el fondo como él sufría el peso de lo que todos esperan de uno.

- Bien- dijo levantando entre sus dedos los dos papeles – me ha tocado aquí, un Atrevimiento y un Doble Atrevimiento, y voy usarlos en ese orden, así que para el primero voy a dejar que sea una Jueza Philodox quien dicte mi sentencia - miró a Jane – Habla conmigo, Habla-con-el-Cristal

Jane que se encontraba ya en su forma lobuna junto a Madre Tamara no esperaba que la llamaran para tal cometido. Algo sorprendida se adelantó unos pequeños pasos para ver mejor a Anpw - Bien, bien - dijo en ¿alta lengua? Se quedó unos breves segundos observando al caminante hasta que una idea pasó por su mente - Ya lo tengo - Lo poco que conocía de Anpw le había hecho ver a un chico serio... parecía que tenía la responsabilidad de Atlas llevando el peso del mundo sobre sus espaldas... El caminante tenía que actuar como se esperaba de alguien con su linaje y aquello parecía pesarle por lo poco que habían hablado en la mesa. La seriedad que mostraba debía deberse a aquello...Ese chico necesitaba desinhibirse.

- Bien, Anpw, se dice de los niños y los borrachos que dicen la verdad... al menos parece que se comportan sin el peso de las normas sociales les imponen -afirmó entornando levemente los ojos - Ya que ya no eres un niño solo nos queda la otra opción... Hay un excelente zumo de patata en el túmulo - dijo esbozando una sonrisa...aquel licor resultaba intragable - quisiera que bebieras - Jane se fijó en la constitución de Anpw, no quería tumbarlo, simplemente desinhibirlo - tres cuartos de vaso de tubo de ese zumo - La philodox reparó en que todavía le quedaba un doble atrevimiento que hacer, lo mejor era que estuviera totalmente lúcido para enfrentarse a dicha prueba - Pero tómalo después del doble atrevimiento...

Él la miró algo sorprendido por aquella prueba que le había impuesto “¿Zumo de Patata? ¿Existe algo así? ” se preguntaba mientras escuchaba la ultima aclaración de la Philodox – Pues… si no le tuve miedo a la golpiza de una Ahroun no voy a acobardarme ante un vasito de nada, así que esta bien, la cumpliré, pueden estar seguros. Y ahora – cambió su vista de lugar- es el turno de mi DOBLE atrevimiento, y siguiendo mi criterio de elección, ya que elegí a una Philodox - dijo enfocando su vista ya en Freya – ahora elijo a una Ragabash para que me sentencie- la miró a los ojos – Habla sin miedo mi jueza Lengua-Rápida, nada de lo digas será usado en tu contra más tarde, tienes mi palabra frente aquí todos.

Entre la masa de Garous y parentelas que sabían en que consistía el legendario "zumo" hubo carcajadas y nuevas apuestas. Esta vez nadie opto por ponerse del lado de Tussio. Todos sabían por experiencia propia que iba a ocurrir.
Lo que apostaban era cuanto tiempo tardaría en caer o decir su primera majadería

- Eso tenlo por seguro. Tu mismo has firmado tu sentencia al escogerla y si algo te pasa diremos que te caíste al rió y aquí paz y luego gloria- dijo el mentor de Freya levantando la vista claramente divertido

- ¿Y luego que?... graciosillo, ¿a vérmelas yo con sus tutores? - le protesto Madre Tamara.
- Eso ya lo sabrá usted señora, yo haré retirada táctica según auspicio... es decir a correr más que mi madre... - Nuevas risas estallaron siguiendo esa comidilla

Anpw no contesto a aquello, ya se hacia una idea de lo que le esperaba, Zumo de Patatas de un Túmulo Roehuesos, no hacia falta decir más. Aunque algo similar le había pasado con sus maestros, los Ancianos de la Tribu le habían hecho “comer” esa cerveza egipcia basada en las antiguas recetas de sus antepasados, y los Rôm eran también amigos de las bebidas fuertes, así que el cachorro sabia a lo que se atenía. Su vista no se apartó de Freya, ignoró las risas y comentarios, él había hablado muy enserio y solo ella podía entender el significado de sus palabras.

_________________


Mejor que Yaco, Mejor que Sandra, Mejor que Joanna, Mejor que Damian, Mejor que Enrique... Simplemente, Yo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Taris De Monte Verdi
Matusalén
Matusalén
avatar

Cantidad de envíos : 385
Edad : 37
Ubicación : México, D. F.
Ocupación : MENSAmáster
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Vie Abr 27, 2007 2:58 am

Freya salió de la Umbra después de limpiarse las lágrimas para ver que todo se había organizado y escuchar las palabras de Madre Tamara para romper la piñata... miró a Argos de reojo shifteando a homínida alejándose de él lo más que podía...

Era un terco, mil veces terco...

Se separó por fin de su lado cuando rompieron la piñata, no se aventó a los dulces, pero sí empezó a tomar los que se les escapaban por debajo a las crías... Tras llenarse los bolsillos de dulces, miró un papelito que le llamó la atención, le tomó y luego hizo una mueca, no entendía el idioma... sí, hablaba inglés, pero no sabía leerlo ni escribirlo, así que bufó.

-¡La roehuesos ha cogido papel!- gritó alguien.

-¡¡Que los lea!! - gritaron algunos muchachos deseosos de saber qué le tocaba.

Otros se animaron a pedir lo mismo.

Freya alzó una ceja y susurró en griego:

^^^- Que lo lea la más vieja de su casa^^^ - y metió el papel en el interior de su mano mientras continuaba su camino y miraba otros tres papeles juntos...

Hizo una mueca viéndolos, no sabía cuál agarrar... aunque los "leía" no entendía absolutamente nada de lo que decían...

Chasqueó la lengua y siguió mirándolos... luego suspiró profundamente y cerró los ojos... palpó el suelo buscando uno de los papelitos y lo tomó...

- Bah, da igual - dijo tomándolo - de todas formas no entiendo lo que dice - gruñó y luego miró a su alrededor... ¿En quién confiaría para que se los leyera? Miró un instante a Argos, pero luego le volteó la cara...

"Un espíritu puro que es avergonzado se esfuerza por correjír su error y demostrar a todos que fue sólo eso... un error... y que se ha mejorado a sí mismo sobrepasándolo. Uno impuro por otro lado... reaccionaría igual al principio... pero dentro suyo albergaría odio hacia quien lo avergonzó... y sed de venganza para con este."

Freya gruñó de nuevo al recordar las palabras de Robert, el Phillodox de su manada y empezó a caminar hacia Argos mirándole con una mueca... antes de poder decir nada, Tussio le habló... negó con la cabeza, miró a Tussio y se quedó levemente callada, concentrada. Suspiró profundamente y ladeó la cabez.

- Quiero comprender un poco la situación - dijo caminando hacia él, mirándole fijamente - ¿Estás seguro de que seré yo la que te imponga el reto? - entornó los ojos - mira que tienes tiempo de arrepentirte...

Mientras tanto, se daba cuenta de algo, Tussio le había dicho "mi Jueza-Ragabash"... al igual que le había dicho lo propio a Jane Habla-Con-el-Cristal...

Así que Tussio veía el Kaos que la envolvía, pero prefería tener la última palabra sobre ello, tenía conceptos bien afianzados... caminó a su alrededor un instante pensativa mientras le escuchaba...

Además, él mismo había dicho que no habría retribución por lo que le impusiera... las preguntas que él le había hecho antes justamente ameritaban eso...

El hecho de que Freya le debiera un día de esclavitud daba significado a sus palabras... asintió una vez más... completamente callada...

Suspiró profundamente moviendo el cuello a la derecha y a la izquierda para restarle la tensión, metiéndose las manos en los bolsillos llenos de dulces... sus ojos se entrecerraron y parpadeó un instante... tenía muchas cosas que pensar sobre Tussio, pero ya sería en otro momento…

-Primero tienes tres preguntas, esa no fue la primera, - dijo con seriedad mirándola a los ojos – pero esas serán después de que me presente y el caballero - dijo señalando a William con la mano - diga qué rumores corren a mis espaldas - se aclaró la voz y se irguió un poco más - Soy Anpw Escucha-al-viento, Cliath Theurge de los Caminantes Silenciosos, respecto a lo que más odio - la boca se le secó y sus dientes se apretaron por reflejo - va de la mano de aquéllo que más anhelo. Aborrezco y odio con todo el fuego de mi sangre al mil veces maldito que lanzó sobre mi pueblo la maldición que nos aqueja, le odio por negarnos la sabiduría de nuestros más grandes héroes, de los grandes Garou de mi tribu que dieron su vida y más por Gaia, y anhelo un día poder romper esa maldición, anhelo un día ser libre y sentir que de mi corazón esa punzada y este odio se esfuman, sueño con el día en que mis pies puedan sentir la arena del desierto de Egipto o las frías aguas del sagrado Nilo, con el día en que nuestros espíritus puedan seguir con nosotros - había verdadera pasión en sus palabras, verdadero odio y resentimiento y verdadero anhelo, cualquiera que le escuchaba podía sentir su dolor y el de toda su tribu - y mi mayor miedo... - pensó unos instantes aunque ya sabía la respuesta - es no ser digno de mi padre y de su padre y del padre de su padre, hasta llegar al primero de mi estirpe, que luchó codo a codo con el gran Shu-Heru y que caminó a su lado cuando fuimos exiliados de nuestro hogar.

Freya asintió con solemnidad y le miró un instante... sonrió levemente...

<Disculpa por haberte puesto en una mala posición antes> impulsó con vergüenza <Lo siento mucho>

Los ojos del Caminante, pues ya no era Tussio o Anpw, ahora era solamente un Caminante Silencioso, demostraban cómo esas palabras que había dicho salían del fondo de sí. Sonrió ligeramente ante el impulso de Freya <Disculpada estás, aunque no tengas nada por lo que pedir perdón>

<Lo tengo, por preocuparlos de más, cuando la discusión jamás hubiera pasado a mayores... >

Mientras, rodeaba a Anpw... hasta que susurró suavemente.

- William, como el Beso con la Moradora no te hubiese dejado sin habla - le miró alzando una ceja - empieza a hablar... a menos que necesites otro beso para reaccionar, claro - sonrió con malignidad.

El Galliard hizo gala de sus habilidades y no se guardó siquiera uno de los rumores del joven Caminante. Anpw por su parte escuchaba azorado y hasta molesto por oír tales cosas, pero no dijo nada, se mantuvo callado esperando a Freya

Freya alzó una ceja y miró a William, luego a Anpw...

- Bastante duro lo tuyo, Anpw... ¿Qué es verdad y qué es mentira? - dijo mirándole fijamente - Y no omitas nada...

Él bufó y resopló no por la pregunta de Freya, sino por las cosas que había oído sobre su persona, no esperaba tales mentiras, él asociándose con chupasangres…

-Sería más fácil decir lo que es verdad, me ahorraría muchas palabras - volvió a bufar – antes de explicar el resto voy a dejar una cosa muy en claro, nunca, JAMÁS pactaría con una de esas basuras bebedoras de sangre, asquerosos muertos corruptos, que escupen a la faz de nuestra Madre Gaia con sólo existir, a cada uno de ellos que he conocido le he destrozado con mis garras – enfatizó lo dicho mostrando su mano derecha que se había tensionado así como sus hombros y su cuello – y antes de forjar alianza alguna con uno de esos inmundos bichos del demonio, prefiero flotar mil años en el lago de plata de Erebus – bufó una ultima vez e intentó recomponerse y tranquilizarse – Mejor aclararé las cosas una, aunque no hay mucho que pueda yo decir sobre esa historia de Anubis, mi historia según yo la sé y me la han contado es la siguiente, soy hijo de una parentela de pura cepa de mi tribu – le dolía mucho hablar así de su madre, la extrañaba, pero en lo que a los otros Garou respectaba, eso era ella – y de Anpw Nunca-se-aparta, uno de los mayores Theurges de nuestra tribu y según me han dicho, también uno de los más respetados de la Nación Garou. Fui criado por mi madre y jamás conocí a mi padre, tras mi primer cambio, luego de una corta estancia en Túmulo de los Hijos de Gaia, el viento me ayudó a encontrar mi tribu (de allí mi nombre, aunque me llamen loco), donde me contaron sobre la historia de mis ancestros, de mi padre y mis abuelos, todos grandes Theurges entre los más grandes de nuestra Nación. Si aquélla historia sobre mi origen divino es cierta, no soy quién para decirlo, no es la historia que me han contado y no es la que creo - tomó aire y esperó un segundo – respecto a lo más alarmante de todo, aquella historia de mi relación con Cobra, pues está llena de medias verdades y muchas exageraciones, es cierto que en mi Rito de Iniciación, junto con otros dos Caminantes, tuvimos que entrar a una ciudad y ajusticiar a un Hijo de Set, para encontrarlo recurrí a la ayuda del único espíritu que le odia tanto como nuestra tribu, la Gran Cobra. Ella hizo que uno de sus hijos nos guiara hasta la guarida del chupasangres y dijo que como ofrenda quería el corazón de aquél ser corrupto, pero no para devorarlo, sino para consumirlo con su veneno, con el ácido y el odio que había cultivado en todos estos siglos. Así lo hicimos, conseguimos meternos y matar al Hijo de Set y todos los humanos bajo su yugo, así como a otros tres vampiros que aparecieron en ese instante poniendo en riesgo toda nuestra planificación.

Dejamos el lugar en manos de un Roehuesos que nos había vendido cierta información y nos marchamos de allí con el hijo de Set atravesado por una estaca, entonces al llegar al lugar del ritual, arranqué su corazón y cumplí mi promesa con Cobra, quien se encargó de borrar todo rastro de ese ser infame de la faz de Gaia. Y aunque respeto y estoy agradecido con la Gran Cobra y aunque odio a Set y a sus hijos como al mismísimo Wyrm, jamás he vuelto a realizar ese rito y ni siquiera he tenido oportunidad de toparme con uno de esos monstruos de nuevo
- intentó recordar si había dejado algo sin desmentir… había una cosa más. Sin perder el tiempo dejó caer al suelo la campera que traía puesta y luego su remera, dejando el torso desnudo al descubierto – como podrás ver- dijo mirando a Freya que era la más cercana – SI tengo una marca de nacimiento en mi hombro derecho, los ancianos me han dicho que es la marca de mis ancestros, como verás no sólo se ve la luna de mi Auspicio y según yo sé, no marca ningún origen celestial.

Freya asintió mirándole solemnemente...

- Bien - susurró y se cruzó de brazos - ahora... - entornó los ojos... - ¿Quién es para ti el mayor sanador del universo?

-Gaia- dijo sin pensarlo

- Tras tus viajes has de conocer mucho... ¿Cuál es el mayor centro que conoces para sanar a alguien?

-La respuesta más obvia seria decir un Túmulo de los Hijos de Gaia, he recibido un gran trato allí y no sólo curan las heridas de la carne, pero el viajar me ha enseñado que el lugar no es lo importante, que cambia según cada uno, el único lugar donde yo puedo estar saludable, es en el camino, sin grilletes, conmigo mismo

- Bien - dijo Freya asintiendo... - te he hecho las preguntas - le miró - ahora viene tu reto... ¿De acuerdo?

Asintió con la cabeza ¿Qué podría tener en mente la Ragabash? No lo sabía.

Mientras, Freya ya sabía qué podía hacer, tenía las bases para ayudar a Ámbar sin meterse en problemas con Argos… además, ella creía que Kaos también ayudaba a sanar heridas… sólo tenía que llevar al Caminante al punto exacto de sus maquinaciones y todo saldría a pedir de boca.

- ¿Te sientes orgulloso entonces de tu estirpe? - le miró.

Sonrió.

-Eran sólo tres las preguntas, Ragabash, pero está bien, la respuesta es obvia, sí

- Va orientado a mi prueba - le miró - ¿Te sientes capaz de cualquier cosa que una cliath te imponga? - sonrió divertida

-La juventud y la inexperiencia de quien pone una prueba no es sinónimo de su dificultad, yo soy un Cliath y podría imponer pruebas imposibles para el más grande de los Héroes Garou.

- No pregunté eso - dijo mirándolo - dije que si te sentías capaz...

-No lo sabré hasta que no saber cual es mi prueba y de todas formas, me sienta o no capaz, intentaré cumplir por muy difícil que ésta sea.

- ¿Eres virgen? - alzó una ceja, esa pregunta era para desorientar, pero sólo su Mentor y Pack sabrían la intención de la misma...

La pregunta le sorprendió sin duda, pensó en muchas formas de responder como "jamás rompí la letanía" "cambié joven y no está bien visto que me aparee con cualquiera", pero al final su tradición de tribu fue más fuerte y la síntesis resultó la opción elegida.

- Sí.

- Bien - dijo Freya sonriéndose de tal manera que muchos podrían haber tragado saliva... - que sea... y ateniéndome a tus palabras - sonrió más - aplicaré mi... reto - dijo tras haber buscado la palabra... castigo no podría ser… pero a finales de cuentas, tenía que hacerlo elegir la opción que ella necesitaba, que Ámbar necesitaba… así que asintió sabiendo por dónde tenía que golpear…

- Te escucho.

- Mi sentencia es... - dijo sonriendo ampliamente - una elección de retos...

El primero, no sólo tomarte lo que dijo Jane tan astutamente -
sonrió - sino que también, tras ello, besar a cinco parentelas... o garous, la decisión es tuya... y – se mordió el labio inferior, ahí venía la bomba… - perder la virginidad con la primera que te lo proponga... Claro, que tendrá que ser parentela - dijo Freya - no queremos romper letanías - sonrió divertida - y lo de las garous se dará ya que Madre Tamara ha tenido a bien a levantar la prohibición sólo por esta vez, así que por ello me tomo el atrevimiento, - alzó un dedo - pero si ella, decide lo contrario, entonces serán sólo con parentelas con quien te besarás... la clave del reto es que pierdas la virginidad...

- Imposible, aunque yo quisiera no puedo aceptar esa prueba puesto que para toda mi tribu sería una calamidad si trajera a este mundo a un Garou con una mujer que no es también una pura sangre de los Caminantes Silenciosos, esa es aparte de la razón por la cual, bueno.... soy virgen - era chocante hablar de eso en público, extremadamente chocante.


Última edición por el Mar Mayo 08, 2007 10:44 pm, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Martín
Bassmen-so
Bassmen-so
avatar

Cantidad de envíos : 106
Edad : 32
Ubicación : donde tengan cosas gratis
Ocupación : Todopoderoso Señor del Universo, Mensologo entusiasta matriculado
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Sáb Abr 28, 2007 11:18 pm

Freya abrió los ojos realmente azorada por sus palabras y le miró fijamente...

- Una calamidad para tu tribu tener una cría con alguien que no sea una parentela pura raza - repitió de tal forma las palabras que le habían hecho sentir un escalofrío, demostrando su aversión a tal comentario, en su mente, Freya no podía creer que hubiese dicho eso… le había dicho que perdiera la virginidad, no que concibiera y podía protegerse de mil maneras, en lugar de ello, había dicho esas palabras, ofendiendo a las Parentelas Roehuesos y Moradores del Cristal que estaban allí, considerándolas NO aptas para aparearse con él, indignas, poca cosa… - estás en un Túmulo Roehuesos, que te ha brindado su hospitalidad, dijiste que estabas listo para cualquier reto y ¿Ahora resulta que nos insultas? - entornó los ojos cruzándose de brazos...

-¿Insultar? - miró a Madre Tamara, luego a Jannah y Hannah para finalmente volver a Freya - ¿Insultar? no... Yo no he insultado a nadie, no se de que hablas

Freya suspiró profundamente mirándole mientras se le acercaba...

- No te aparearás con ninguna Parentela que no tenga Pura Raza - le miró - Eso me suena a que desprecias a la Parentela de este túmulo, Anpw...

-No es eso lo que he dicho, dije que no debo hacerlo con ninguna que no pertenezca a mi Tribu - no sabia que palabras usar, tenia que intentar de que eso no se malinterprete, Tamara y los más experimentados seguramente sabían lo que ocurría, pero él no podía decir lo que pensaba en voz alta < no lo entiendes, no depende de mi > trago saliva y agregó - no soy dueño de mi sangre, esta pertenece a mi tribu


- Bien - dijo Freya - entonces tu otro reto es - le miró - buscarás a un espíritu caótico, pero no cualquier espíritu, uno de los más sabios y le convencerás de que te ayude a investigar la manera de ayudar a dos personas - dijo con tranquilidad - yo confío en que el cambio es justamente la única alternativa para escapar de los males que te achacan - sonrió con cierto placer - así que investigarás la forma de ayudar a dos personas que más necesiten de ti... una de ellas la impondré yo, la otra, puedes elegirla tú... La pregunta es ¿Cuál de los dos retos, aceptas, Anpw Escucha-al-viento?

-Por un lado- dijo mostrando su mano izquierda- tengo un reto el cual no esta en mi el poder realizarlo, pues involucra a toda mi tribu, por el otro- dijo levantando la otra mano - me ofreces a mi, Theurge, que busque un sabio espíritu y que con su ayuda pueda beneficiar a dos personas- la miró a los ojos - creo que no se trata de una elección, solo puedo visualizar el segundo de tus retos, Freya Danza-con-Selene

Freya sonrió - La primer persona que ayudarás, será a... - miró a su alrededor con cierta suspicacia... hasta que la encontró - a ella... - dijo con suavidad. Su mirada se posaba en Ámbar...

Freya entornó los ojos, sabía que había puesto a Anpw en una posición muy difícil. En cuanto a su comentario sobre las Parentelas, tras la explicación del Caminante empezaba a entenderlo... se esperaba mucho de los que tenían Pura Raza, inclusive, estaba segura que de ella también se esperaría demasiado... algo que ya no cumpliría... sin en cambio, confiaba en que el Caminante, con su experiencia, pudiera con el reto... por ello lo había elegido a él... además, así no lo metía tanto en problemas, pronto se iría y luego, si tenía suerte, regresaría para ayudar a Ámbar... esperaba que todo quedara solucionado.

-¿Tengo que elegir ahora la segunda persona? ¿Cuánto tiempo tengo para cumplir con esto? - pregunto, todavía tenia que cumplir el desafío de Jane y mas importante aun, cumplir la tarea que le había llevado al Túmulo en primer lugar

- Lo más pronto posible - dijo Freya - y no - le miró - no tienes que elegirla ahora, pero - alzó un dedo - antes de marcharte de este Túmulo, habrás elegido y si yo no estoy, entonces será Madre Tamara a quien le comunicarás tu decisión.

Asintió en silencio y espero para poder hacerse a un lado a pensar y organizarse mentalmente. Tratar con espíritus no era algo que pudiera hacerse a la ligera, debía prepararse adecuadamente y poner toda su atención en ese desafío, lo mejor seria dejarlo para el final, sobretodo si se tenía en cuenta que otras personas estaban involucradas en medio. No conocía ala mujer que Freya había señalado, no sabia nada de ella, cuando fuera el momento debería acercársele para ver que podía hacer por ella, la Ragabash no el había elegido al azar, de eso podía estar seguro ¿quien seria la segunda persona?

Freya, mientras tanto, sonreía triunfalmente, lo había hecho y sabía que por el honor de Anpw, haría hasta lo imposible, no podía hacer quedar mal a su familia, pero ello ayudaría mucho a Ambar.

Mientras pensaba, Anpw se sonrió, no puedo evitar impulsar a Freya < Desaprovechaste una buena oportunidad, si me lo hubieras pedido "extraoficialmente" también lo habría hecho >

<No lo dudo> le impulsó <pero quería que madre Tamara supiera de mis intenciones, las tuyas y por lo tanto, te permitiera investigar>

¿Permitirle Investigar? ¿A que se refería? Al parecer, la mujer que había sido señalada por la Ragabash, tenia más que ver con el desarrollo de ese desafío de lo que él joven Theurge había creído

_________________


Mejor que Yaco, Mejor que Sandra, Mejor que Joanna, Mejor que Damian, Mejor que Enrique... Simplemente, Yo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Argos Cristal-Silencioso
Ancillae
Ancillae
avatar

Cantidad de envíos : 134
Edad : 35
Ubicación : Perdido entre libros
Fecha de inscripción : 10/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Dom Mayo 06, 2007 5:09 am

FUE TAN GRANDE QUE SE POSTEO EN 4 PARTES. AHORA PUEDE IR DAMIAN
---------------------------------
- Ah... - dijo y suspiró profundamente encogiéndose de hombros y caminando adelante, tendiéndole los papeles - pues... no sé qué digan - confesó - sé leer y escribir griego, pero no inglés... Y no veo que vengan traducidos en griego por ningún lado - confesó sonrojada.

- A ver, deja - Tamara los cogió de entre sus dedos - aquí pone… mmm, qué letra más pésima. Espinoza quedas apuntado a clases de ortografía - le dijo al dueño reconocido de la letra... - perdona… ¿Por dónde iba?, ¡Ah, si! Las pruebas - miró de nuevo los papeles - nada del otro mundo hija, beso y verdad - le devolvió los papeles.

- Ah, nada del otro mundo, Beso y verdad... - repitió mirándole, aunque para ella sí que era algo del otro mundo… no podía dejar al descubierto su relación con Pack.

- ¿Y bien por dónde empezarás muchacha? - la instó a iniciar - ¿Tú también eres de las que besas lobitos? - miró de reojo a William y Jane - o dejarás algo para nuestros muchachitos...

- Con verdad - dijo Freya mirándole fijamente... - ya luego, me meteré en el problemita del Beso - miró significativamente a Argos, pidiéndole ayuda, aunque quizá para los demás fuera algo demasiado significativo que sólo aumentaría aún más los rumores.

Argos desvió la mirada de la suya. Para él, las cosas no se habían solucionado aún y dado que ella quería meterse en problemas sola. Sola debía empezar a salir de ellos.

<¿Qué pasa?> le impulsó igualmente molesto <¿No sabes cómo salirte de ésta?> le afirmó cruzándose de brazos volviendo a mirarla. Sólo que esta vez él era uno más de aquellos que esperaban, pero la suya parecía una mirada más dura que el resto.

Freya alzó una ceja y asintió levemente al reconocer su enojo, no la había entendido, no la había comprendido aún, comprendió con dolor...

- Verdad - dijo poniendo aplomo, mirando a Tamara...

- Pues di hija di, revélanos algo tuyo, pero nada trivial sino algo más personal.

Freya alzó una ceja...

- Mire que me deja un mundo enorme de posibilidades - dijo con tono solemne, pero a finales de cuentas mostrándole que su pregunta realmente era muy amplia.

- Te dejo elegir a ti, si no, no sería libre elección - se encogió de hombros - después de todo si nos mientes... jarabe de palo. Además si elijo yo, tiraré por la rama de siempre… siempre lo hago con los ragabash... me encanta sacarle los colores con las letanías - dijo guiñándole inocentemente un ojo.

Quizá fuera el momento para que Argos comprendiera, LA comprendiera, así que sonrió levemente sabiendo qué Verdad iba a contar.

- Ah pues mire - dijo metiendo las manos en los bolsillos, no era tan fácil comentar lo que iba a decir, la mayoría de su manada sabía cuán importante era Argos para ella, pero que un Túmulo descubriera su interior era un tanto… amedrentador - a los 16 años yo no sabía nada de los garou, ni siquiera supe qué había pasado en mi orfanato cuando se quemó... y luego, como si nada, me quedé en la calle tres años... hasta que me topé con un extranjero - dijo con una sonrisa nostálgica, aún le podía ver mirando el poste, buscando la orientación, con esa expresión que, ahora sabía, era fingida, pero que ella había creído - me prometió comida y monedas a cambio de llevarlo a un lugar en específico... y lo hice... luego, empezó a hablar de tonterías - dijo mirándole a Madre Tamara, con los ojos llenos de sentimientos encontrados - sí, que si veía una gaviota, que si podía ver más allá y bla bla, bla... y yo pensé:

"Freya, que te has encontrado con un chalado..."

Y como me consideraba una niña inteligente, luego le explicaré por qué hablo en pasado, pues me fui corriendo de allí.

Luego... pues con el dinero que le había quitado al susodicho sujeto loco -
dijo caminando pensativa, tenía que decir la Verdad o le molerían a palos, así que tenía que decirle lo que en ese momento había pensado de Argos, aunque a él no le agradara del todo - pues me compré unas salchichas y apareció un perro bien simpático - dijo poniendo cara de circunstancias - claro, hasta le compartí mi salchicha y platiqué con él, digo, eso normalmente lo hacen los humanos ¿no? - le miró - platican con algunos animales, sobre todo cuando están solos... y todo iba bien - extendió los brazos - hasta que, el puto perro se dignó a contestarme...

Y entonces pensé:

"Freya, que el sujeto ese extraño y loco al que le aceptaste una bocata te drogó" y resultó que el perro negó... -
le miró a Tamara con cara de preocupación - no sólo negó si no que me regañó... - dijo con azoro, el mismo que había sentido al ver cómo aquél perro le había dado las gracias y luego la había llamado cachorra…

- ¿Y no podría ser que fuera un lobo?- interrumpió Argos un tantito molesto por la comparación con un perro, pero fue chistado rápidamente por aquéllos que querían seguir oyendo aquello que tomaba carácter de historia.

- Ah, sí, - dijo Freya asintiendo - un lobo... claro, era un perro de buen tamaño, aunque esbelto y se le vía ágil, casi parecía un lobo, - le miró a Argos - si no fuera por el pelaje parcheado de cuerpo, negro su lomo y su cola, grisácea su cabeza y el final de sus patas traseras y blanca sus patas delanteras y su pecho. Aparte del hecho de que los lobos, definitivamente no gimen para conseguir comida, al menos fue lo que yo había pensado en ese momento - miró a Tamara - repito que en aquél entonces era inteligente y como tal, y al ver que el "perro" - volvió a insistir - me contestaba y no sólo eso, hablaba conmigo, pues... pensé que era cosa del demonio, como decían las monjas de mi orfanato y que había ido a por mí en forma de... perro - volvió a decir porque no podía hablar de un lobo, ella había visto en aquél entonces un perro...

- ¿Y cómo es que el Diablo no se te llevó entonces? - insistió su mentor. Esta vez se llevó algún que otro insulto y una mirada de Tamara en plan de reproche.

- No me llevó porque decidí huir - dijo Freya - corrí directa a la salida de la que había sido mi guarida durante casi dos años y, pues resultó que el perro no sólo fue más ágil que yo, sino que me bloqueó la salida y gruñó, levemente, pero gruñó y me ordenó... - alzó los dedos - un perro me ordenó sentarme al fondo de mi guarida y pensé...

"Ea, Freya... obedeces al perro o...”

Y tras mirar sus dientes pensé:

“Definitivamente obedeces al perro"

Y fui a sentarme... pero no sabía lo que pasaría porque el perro, de pronto y ante mis ojos, cambió a ser un humano, tal cual... el puto extranjero de la droga en la bocata... -
gruñó - y, pues... je - se acarició la cabeza con un gesto de vergüenza - resulta que... pues... que como toda mujer, terminé lanzando un grito que se escuchó hasta Alaska... puesto que me corría el sudor por la espalda, me sentía realmente asustada y temerosa, el diablo en persona, en forma de perro que cambiaba a hombre... - suspiró profundamente al recordar las sensaciones... - ¿Sabe usted lo que sucedió después de eso? - le miró a Tamara - no tiene que pensarlo mucho, vamos, intente adivinar.

- No querida, prefiero que nos relates a todos el grandioso final del “perro-diablo” - se rió - incluido a tu mentor… que por lo que se ve "arde" en deseos de saberlo. ¿Verdad pe… digo, Argos? - se volvió hacia éste. Argos no dijo nada. Sólo asintió con una cruda sonrisa, más dirigida a la cuenta historias que a la propia anciana.

Freya notó la cruda sonrisa y suspiró, definitivamente tenía que terminar la historia antes de que Argos no volviera a dirigirle palabra nunca más…

- El extranjero me dejó una tarjeta y, antes de hacer nada, yo terminé en el suelo, desmayada… - dijo suspirando - al otro día - entornó los ojos - creí que todo había sido un sueño, hasta que ví la santa tarjeta - suspiró - siempre he creído en los cambios, por eso mi nombre Danza-Con-Selene... en Kaos y me he unido tan íntimamente a él, que el Kaos en mi interior es superior que cualquier garou que haya conocido antes... – hizo una mueca – así que decidí buscar al extranjero, decidí encontrarlo y dejarme llevar por él... y así fue, aunque más bien él me encontró a mí - miró a Argos - el diablo me llevó con él, me enseñó todo lo que había que saber... aprendí tantas cosas a su lado que entendí que nunca volvería a ser igual... por esos dos días que estuve con él, entendí después que las Furias no eran lo que buscaba, no podía matar a un hombre cuando uno me había sacado del charco en el que me ahogaba, que no podía juzgar tan crudamente sin entender el por qué lo habían hecho... aprendí a respetarlo, a estimarlo y a amarlo - le miró - pero no con el amor que se le tiene a una pareja - sonrió suavemente - sino con el amor que se le tiene a un padre... él fue la punta del iceberg del Kaos en mi interior... me enseñó a dejarme llevar por los sentimientos, no por la razón... - miró a Argos - por eso ayudo a la gente sin importarme lo que me pase... los castigos que pueda tener… aunque ni él quiera aceptarlo - parpadeó procurando deshacerse de las lágrimas, le dolía en el alma que él estuviera enojado con ella - porque eso me enseñó a finales de cuentas... que la realidad no se basa en leyes, sino en sentimientos y en lealtades... en tener honor y proteger al indefenso... - no pudo decir más, la voz se le quebró, hubiera querido decir mil cosas más, pero no pudo, sólo apretó los dientes con fuerza y parpadeó para evitar que las lágrimas cayeran…

Sabía que iba a ser duro, pero no sabía qué tanto… había abierto su alma hacia el Túmulo, a expensas de que se burlaran de ella, pero no importaba… no tenía importancia si Argos había captado el mensaje… ¿Cómo pedirle que no hiciera algo cuando él mismo se había metido en tantos problemas ayudando a los demás, sólo por ayudar? ¿Cómo decirle que no ayudara a Ámbar porque merecería un castigo, cuando él había peleado contra las Furias con tal de obtener la liberación de la cachorra y casi morir en el intento?

Una lágrima solitaria resbaló por su mejilla silenciosamente, la mano derecha de Freya la atajó antes de que cayera y su cabello ocultó un instante su rostro…

¿Cómo exigirle que no ayudara, cuando le había enseñado el camino a seguir?

Desobedecer el ejemplo, seguir las palabras sería lo más fácil que hubiera hecho jamás… pero no lo correcto, no lo que Argos le había enseñado tras largo tiempo a su lado… sería retroceder, sería olvidarse de sus enseñanzas y echarlas en saco roto…

Unas pocas miradas pasaron de Freya a Argos. Algunas asintieron, después de todo no era una mala historia. Otros, los más jóvenes, se preguntaban de qué hablaba Freya.

Hubo quienes sonrieron y dijeron que eran buenas enseñanzas las de perro-lobo, sin saber que se estaban refiriendo a Argos. Sólo unos pocos habían sacado conclusiones de aquella verdad.

Tamara entre ellos, quien le posó la mano a la joven roehuesos en el hombro y le murmuró algo al oído.


Última edición por el Dom Mayo 06, 2007 5:21 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Argos Cristal-Silencioso
Ancillae
Ancillae
avatar

Cantidad de envíos : 134
Edad : 35
Ubicación : Perdido entre libros
Fecha de inscripción : 10/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Dom Mayo 06, 2007 5:10 am

- La razón y los sentimientos pueden ser contradictorios y a veces se paga por ello con un poco de dolor, pero no hay mal que cien años dure... ni siquiera su enfado. Te lo digo yo.

Freya sonrió a duras penas, pero cuando levantó la mirada hacia Tamara le mostró cuán difícil le era mantenerse en el camino. Argos, por su parte, se había puesto en pie y carraspeaba llamando la atención.


- Ejem... erkk… ejem… Perdonadme todos, pero se me hace tarde. Mejor que me vaya marchando ya - recogió un par de sándwiches y alguna que otra lata en una bolsa y se dio la vuelta con intención de irse

Tamara enarcó una ceja y alzó algo más la voz.

- ¿No vas a despedirte de tu discípula?, Errante - le increpó.


- Ya nos despedimos antes. Ella tiene su camino y yo el mío. Ella tiene a quién cuidar aunque no se cuide ella misma... y yo tengo a quién ver - respondió sin pizca de alegría bajo la sombra de su capucha - Chao colegas, cuidaos - dijo dando la espalda definitivamente a todos.

Se iba a ir enojado, se iba a ir sin haberla perdonado… la frustración más grande la embargaba, no había entendido nada de lo que había dicho entonces… apretó más los dientes… ¿Qué hacer para que no se fuera así? Era la primera vez que Argos verdaderamente se enojaba con ella y el enojo le duraba… y no quería verlo irse así… no aguantaría verlo…

- No, espera - dijo con una voz que sonaba mucho mejor de lo que esperaba, tras sus sentimientos internos - me falta cumplir con una obligación - dijo con determinación...

Argos se volvió y brillaron sus ojos.

- ¿Y qué me importa a mí? - dijo con leve tono enojado. Quería irse cuanto antes y cuanto más lejos mejor, en ese momento.

- Que te elijo para darte un beso - dijo Freya...

Silencio. Un terrible y pesado silencio. Dado que corrían rumores como la pólvora. Freya y Argos. Una palabra vedada.

Comenzaron los murmullos. Algunas risotadas. Algunas malas miradas.

Argos seguía en silencio. Ni se había movido o temblado, ni un solo gesto por su parte. Sólo silencio. Una estatua de rostro oculto.

Freya no entendió el silencio, más bien, ni cuenta se dio de él, tenía algo que resolver que era mucho más importante que un maldito silencio, así que avanzó con paso resuelto hacia Argos mirándole al rostro, le quitó la capucha y le sonrió con ternura.

- Te amo - susurró alzando el rostro para darle un beso muy sentido y lleno de cariño en la mejilla...

<Perdóname... no me meteré en problemas... perdóname, Argos... >

Luego se le abrazó con fuerza, conteniendo las lágrimas...

<Perdón, padre>

Argos no la correspondió como ella esperaba. Esta vez no hubo una mano en su espalda o un abrazo. Ni siquiera esas palabras suyas temblorosas.

Al contrario; Argos sólo tocó sus manos para quitársela de encima. En su mirada no existía nada. Sólo un poco de indiferencia. Una indiferencia que caló en lo más profundo de Freya…


- Tú has tomado tu camino, yo el mío. Si no lo mantienes, no me demuestras nada. No pocas veces he pedido perdón al tomar mi camino, pero lo he hecho después... no antes - dejó escapar algo de aire en un pequeño suspiro.

Una de sus manos tomó su barbilla y la izó hacia él.


- No llores, no es un adiós, es un hasta luego - le susurró y se agachó a corresponderle el beso, en su frente - no siempre podemos estar de acuerdo y sé que no siempre estaré ahí, pero sé que siempre harás lo correcto. Has aprendido rápido que esto... - tocó su pecho con suavidad. La zona donde latía el corazón - ... es lo que nos mueve más que cualquier orden del mundo...

Freya asintió con un nudo en la garganta, metiendo las manos en los bolsillos, intentando por todos los medios no llorar... aunque se sentía más confortada tras sus palabras… ahora sólo debía seguir su camino…

- Está bien - dijo con voz ronca - está bien... - repitió pasándose la mano por la nariz...

- Pues hale… vuelve con los demás y dile a Elora que recoja a Pack de brazos de Ceba-Gusanos... si lo dejara con él, el pobre me declararía la guerra al volver - se rió y Freya suspiró profundamente al escuchar su risa, no sabía qué tan importante era hasta ahora… - anda vete ya - la azuzó - venga y... - introdujo una mano en su bolsillo y sacó una par de tuercas viejas que puso en su mano - por si no llegara antes. Mi regalo. "Dientes" te enseñará cómo funcionan, dado que él me creó un par hace algunos años.

Freya asintió, metió la mano al bolsillo y le entregó los dulces...

- El mío, sé que cuando te da hambre y no tienes nada cerca es insoportable - dijo suavemente - cuídate ¿Quieres? Y no importa, te espero... - le miró - y si no llegas, te buscaré - amenazó... - no me importa si tengo que ir a por los Theurges del Wyrm que atacan Miria - sonrió levemente.

Ese último comentario le sacó una linda carcajada a Argos. El cual le dio un último codazo y tras echarse la bolsa al hombro empezó a hacer el camino, silbando una alegre tonada.

Freya inhaló y exhaló profundamente aliviada, sonrió ahora más tranquila, empezó a regresar hacia Tamara y al llegar le miró y fingió demencia...

- ¿Es mi imaginación o usted nunca dijo que tenía que ser un beso en los labios ex profeso? -sonrió más - aunque si no vale, yo me sacrifico y doy otro - sonrió traviesamente.

- Vas - declaró la Anciana buscando con la mirada al lobo.

<Con un roehuesos por vez vale, hormonas revueltas> le impulsó antes de volver a llamar al lupus.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Argos Cristal-Silencioso
Ancillae
Ancillae
avatar

Cantidad de envíos : 134
Edad : 35
Ubicación : Perdido entre libros
Fecha de inscripción : 10/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Dom Mayo 06, 2007 5:17 am

Freya rió divertida ante el impulso de Tamara y caminó hacia Pack sonriéndole tímidamente tras lo último que había hecho, pero quería que él también supiera la profundidad de sentimientos que tenía hacia el Adren... le extendió la mano y sobre ella había un dulce...


Pack tomó el dulce y se lo comió de un solo bocado.


- Curiosa historia... - tomó un vaso de agua para bajar la comida – ¿Por qué será que el demonio me suena? - la miró significativamente - ¿Eso te convierte a ti en algún tipo de demonio? - la llamó a sentarse en sus rodillas, palmeándoselas.

- Súcubo - dijo mirándole con una sonrisa - de tal palo, tal astilla ¿No? - acomodó una silla y se sentó en ella, al menos lo intentó, parándose con el dolor de las nalgas ante las palmadas de Argos, para luego recostarse en ellas y recargar la espalda en las piernas de Pack... cuidando de que sus glúteos no salieran más lastimados en el proceso - ¿Qué te salió a tí? - alzó una ceja...

- Un doble atrevimiento... y un beso - la miró - ¿Súcubo, eh? - echo a reír - estoy seguro de que no sabes qué tipo de diablillo eres - comentó abriendo una nueva lata de cerveza - Cuando me toque ya sé a quién voy a elegir para cada cosa… sí señor - le dio un nuevo trago a la bebida y la inclinó hacia Freya ofreciéndole.

Freya negó, no bebía, así que un solo trago era capaz de subírsele con rapidez...

- Sólo tengo 16 años - dijo suavemente - ¿Recuerdas?

- Eso no te impidió beber en el abrevadero, ¿Recuerdas? - le volcó un poco en un vaso y se lo adjunto cerca de la mano - brindemos aunque sea un poco... venga, es una fiesta.

- De acuerdo, de acuerdo - suspiró - luego Elora será la que pague los platos rotos - hizo una mueca - por cierto, ¿Sabías que tu mentor temporal será Ceba-Gusanos? - no había podido evitar tomarle el pelo y se incorporó para tomar un pequeño trago de cerveza, sólo para cumplir el protocolo, haciendo muecas luego.

- Sí - dejó caer con aplomo - me lo vino a decir él. Argos me ha fastidiado de lo lindo... a los dos, pero pienso vengarme de una forma sana y natural - se echó a reír revolviéndole el pelo.

- No creo que a tu mentora Elora le guste mucho esa idea - soltó sonriéndole con afecto... mientras bebía un poco más...

- Mi intención es que te guste a ti, no a ella - replicó el ahroun - por cierto ¿Qué mentora? ¿También me endilgó a una segunda persona?

- Dime a quién le pedirás el doble atrevimiento y te diré por qué lo digo - sonrió divertida bebiéndose la cerveza de golpe, haciéndole gestos luego... - rayos...

- Al caminante - dijo - ¿Me prometes guardar un secreto?

- Sip - dijo ella solemne.

Pack miró a los lados y tras asegurarse de que las miradas no se posaban en ellos directamente, acercó sus labios a su oído y deletreó:

A-b-r-e-v-a-d-e-r-o...

- He investigado y encontrado -
se retiró y la miró guardando una pequeña sonrisa provocativa.

Freya le miró azorada...

- ¿El camino? - alzó una ceja abriendo la boca.

El negó.


- Es un viejo local desarmado tras el club de golf – tomó otro trago de cerveza - me he informado bien, incluso he ido a verlo mientras tu tonteabas por ahí. Tiene los tribales… es un Abrevadero, no hay lugar a dudas. Al principio no me lo creí… pero dado que este túmulo es como es...- se puso la mano ante la boca y susurró de nuevo - ya sabes... algunos garous venían por parejas a refugiarse aquí o a tener aquí lo que en sus túmulos no podrían...

- Ok - dijo asintiendo, pero aún no entendía del todo lo que implicaba un abrevadero... - En fin - suspiró - Elora nos matará si sabe ésto - hizo una mueca - pues... - miró hacia la mesa y tomó una zanahoria para morderla - ya veremos qué pasa...

- ¿Puedo tentarte? - dijo mirándola tras un suspiro.

- No empieces - le aventó la zanahoria por la cabeza frustrada - que le prometí a Argos que niet niet de niet... - y luego hizo un puchero... - Yo y mi bocota.

- Pero él se ha ido y esto es un... abre- <sexual> adero – dijo, el impulso entre medio - Además yo no empiezo nada que tú no acabes normalmente. Es más no me voy a ir lejos... - se levantó tomando su cerveza - y si sabes buscarme, sabrás encontrarme - echó a caminar sendero abajo.

- HIJO DE PUTA - le nació del alma y luego gruñó cruzándose de brazos... se quedó allí meditando los pros y los contras de sus acciones... maldito fuera, maldito mil veces, inclusive, meditó la idea de NO decirle a Elora la última determinación de Argos, todo por dejarla con tales ideas en la cabeza...

<Nunca dije que mi padre fuera un santo, pero algo me enseñó el cabrito: A pelear por lo que se quiere… y yo te quiero a tí… y tú me enseñaste a utilizar la palabras y la sesera...> le vio reírse de lejos y su cuerpo comenzó a captar el sentido de su risa. Pack ya no enviaba palabras. Enviaba sensaciones. Amor. Ternura. Fuerza. Deseo.

Freya se estremeció levemente sintiendo la fuerza del deseo de su pareja... los sentimientos y la hizo desear también... se mordió el labio inferior y suspiró tomándose las piernas con las manos realmente compungida...

Pack continúo con su plan. La treta consistía en impulsos y palabras. La hacía venir o la haría esconderse. Esto se lo había enseñado Zacarías una vez, hacía mucho tiempo y nunca había creído que le sería de utilidad, ya que no era su estilo, pero por probar…

Ternura. <Podrían mis manos acariciar tu cabello y aspirar tu olor lentamente> comenzó a impulsar palabras y sensaciones <podría mi boca besar tus mejillas y mis manos acariciar tu suave rostro>

Deseo. <Podría mi lengua perderse en la tuya, entre esos labios de caramelo>

Pasión. <Podría tumbarte sin dejar de besarte un solo instante>

Freya gruñó y shifteó a lupus escondiéndose...

Amor. <Mirar tus ojos y detectar en ellos el brillo del mismo amor que siento yo, con la intensidad y la potencia que lo hace tan único y especial >

Gracia. <Seguir con las caricias. Masaje especial. De espaldas a la hierba con una postura ideal. Rozarte la piel. Risas sin par> prosiguió.

<Cállate, cállate> gruñó Freya tapándose la cabeza con las patas intentando "no oír", mientras que su mente era un amasijo de ideas...

Pack rió una vez y continúo.


<La tozudez es recíproca> le dijo <¿Ya notas algo, verdad?¿Qué es?>

<No me tientes> dijo apesadumbrada, si pudieran escaparse, pero ella no se conformaba con tenerlo unos instantes <buscaremos una oportunidad> le impulsó <Aunque Madre Tamara sabe bien de lo nuestro>

Quizá... quizá Elora aceptaría, pero lo dudaba demasiado... maldita fuese su suerte...

<No te tiento. Sólo te busco y si esto no está despertando nada en ti...>

<Un beso candente. Caricias. Miradas conocidas, sonrisas de placer... puede que esto haga algo más> se rió de nuevo <ya veo el abrevadero desde aquí...>

<Falta tu turno> dijo con un gemido desesperado...

<No antes de haber satisfecho el tuyo... aún puedo seguir siéntelo>

Pasión. <Un rostro sonrojado, una mirada ardiente, un sentimiento que nos llena. Una sola palabra en la mente>

Amor. <Besos que reconocen el sabor de tus labios. Mis dedos reconocen el tacto de tu piel. Mi nariz reconoce tu olor, tu dulce olor. Dime Freya, ¿Lo sientes?>

<Lo siento> confesó intranquila <lo siento>

<Podrían ser más que impulsos…>

Cariño. <Mordisquitos sugerentes. Mi boca en esos labios. Tus ojos azorados. Tu piel sonrojada. Tus labios temblorosos.>

Fuerza. <Mi corazón late acelerado, tu cuerpo tiembla, tus miradas inquietas me hacen quererte más… te cuido y te protejo, no te dejaré jamás>

Freya gimió...

<Pacnus... no amor... por favor no, cariño... si Madre Tamara te llama para tu reto...>

<¿Entonces quieres que pare?> tanteó.

<Te amo> gimió mientras suentía que su interior le necesitaba...

<Yo también, pero sea, pararé, no provocaré un altercado ahora... pero a la noche...bajo la protección de las sombras. Este ahroun quiere tener un mano a mano con una ragabash>

Freya suspiró tras salir de su escondite, se sentía... rayos... ansiaba a Pack, pero tendría que disimular un poco... shifteó a homínida y se acercó a Dientes con una pequeña sonrisa, extendiendo la mano para ofrecerle unos dulces.

- Es una forma de disculparme por la grosería de hace rato - dijo con suavidad.

Dientes la miró de reojo y aceptó el dulce igualmente.

- Ok, aceptada la disculpa - miró en derredor - ¿Qué tal va con el viejo Jonathan?

- Pueeees - dijo metiendo las manos a los bolsillos y sacando lo que le había dado - Usted que sabe - susurró - ¿Es ésto otro castigo de mi mentor? - hizo una mueca, ya desconfiaba de todo lo que Argos le diera...

- ¡¿Un castigo?! – exclamó incrédulo - ¿Qué pasa niña? ¿No te gustan mis creaciones? - le arrebató las tuercas - ...aunque éstas no son mías... - se las acercó más a los ojos - ¡Qué joputa...! - rió - ha conseguido superar mi diseño. Si, parece que éstas van algo más lejos, se siente su fuerza - rió con algo de envidia sana.

Freya le miró y alzó una ceja.

- Tras una pulserita que me puso con un espíritu fecundo diciendo que era sólo un espíritu chocarrero, le temo a todo lo que me dé - puso cara de circunstancias - entonces... ¿Qué son? ¿Para qué sirven?

Dientes le devolvió las tuercas.

- Sirven para desplazarse a grandes distancias... yo diría que a seis kilómetros o así. Dado que la mía era a tres y en éstas se siente al menos el doble de poder. Su uso es fácil - le indicó - tú te pones una y le das la otra a alguien. Que quieres ir a su lado, pues giras la tuerca a la derecha y ya está... "ploff" - exclamó abriendo mucho los brazos - allá que aparecerás a su lado. Igual sirve en su caso, sólo que la de él o la otra tendrán que girarlo a la izquierda. Funciona incluso si la otra persona la diña - explicó.

- Y... ah, tendrá un uso largo, yo diría que al menos diez viajes por su carga... y la manera de recargarse... Jojo - rió para sí - eso es lo más fácil del mundo. Se han de sumergir en un cuenco con agua y mantenerlos bajo la luz de Selene durante toda una noche, eso sí, obsequiando al espíritu al menos con una pequeña cantidad de gnosis... y así al día siguiente como nuevos.

Freya abrió la boca enormemente... MUY enormemente...

Eso le daba... sus ojitos brillaron de esa forma que hasta Argos sabría que planeaba algo y, a pesar de ser su pupila, le aterraría... y es que cuando Freya se decidía a algo...

- Mira tú - rió divertida - fíjate nada más...



Se mordió el labio inferior... ese Abrevadero... ¡¡¡Sería suyo!!!

- Bueno niña, te dejo - dijo Dientes levantándose apresuradamente desviando la vista hacia el este - que veo llegar una revuelta con la que no quiero meterme ahora - se escabulló de su lugar con rapidez.


Última edición por el Dom Mayo 06, 2007 5:19 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Argos Cristal-Silencioso
Ancillae
Ancillae
avatar

Cantidad de envíos : 134
Edad : 35
Ubicación : Perdido entre libros
Fecha de inscripción : 10/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Dom Mayo 06, 2007 5:19 am

<Oye Freya, ¿No vendrás al menos para que te enseñe cómo es el lugar?> le llegó un impulso de Pack algo insistente.

<No, pero tú vendrás a que Tamara te imponga su reto... te conviene>

<¿Aceptas entonces mi mano a mano?> preguntó él.

Freya sonrió mirando al este, completamente divertida, guardándose las tuercas junto a la Pluma de Cuervo...

<Primero ven y luego te diré>dijo enigmática.

<No> le llegó <Primero di...o continúo > amenazó con un sentimiento de burla <¿Andas en algún lugar visible de gente acaso?> quiso averiguar..

Al mirar hacia el este, Freya vio acercarse a una mujer de rostro sonriente y un cuerpo bien lindo. Mostraba un exotismo extraño y una sonrisa a la par cautivadora y endiablada. Aparentaba unos treinta y pocos.

<Sip> impulsó <y como no vengas, no te daré un obsequio> parpadeó mirando a la mujer y alzó una ceja.

Literalmente, algo común en Freya, entornó los ojos y le dio la espalda poniéndose las manos en la nuca... no sabía por qué, pero le sonaba esa mujer a alguien... alguien llamado Perro-Diablo... chasqueó la lengua y empezó a avanzar hacia la mesa donde tomó un poco de agua bebiéndola tranquilamente...

<Iré, pero porque me aburro aquí solo, no vayas a creer> le informó Pack.

La mujer por su parte al llegar, saludó a unos cuantos, tomó a un joven parentela en un largo y sostenido beso... ante la propia sorpresa de éste y tras soltarlo fue a sentarse cerca de algún plato que aún no se hubiera vaciado... para comenzar a comer.

Freya se pasó una mano por la frente...

- No conforme con cuidar de Argos, ahora me tocará cuidar de Elora - gruñó levemente... no sabía por qué, pero algo en la mujer le hacía pensar en su mentor...

<Te espero, que tu Mentora ya llegó> impulsó Freya esperando que Tamara dijera quién seguía en el reto.

- Más bien a mí me tocará cuidar de ti - le llegó la voz audible de ella. La había escuchado hablar y eso que estaba sentada a una buena distancia de ella - ¿Sabes que gruñir afea el rostro? - comentó - ¿Qué no quieres que se te acerquen? - se rió llamándola a su lado con un gesto de la mano

<¿Qué mentora?> interrogaba mientras Pack<¿Pues no tenía suficiente con Ceba-Gusanos...?> se quejaba



Freya saltó de golpe, miró a Elora con un sentimiento mezclado de sorpresa, decepción, miedo y cierto... respeto... Si pensaban hacer algo debajo de las mantas Pack y ella realmente sería complicado...

<Dije ven y se acabó> hizo una mueca y tomó su vaso de agua para acercarse a Elora... se sentó a su lado mirándola con una mezcla de intriga, curiosidad y sana desvergüenza...

- Así que tú eres Elora - dijo suavemente.

- Y por lo tanto, tú debes ser Freya - dijo ella chocando su vaso contra el suyo, en señal de brindis - no eres tan feucha como me dio a entender Argos - sonrió - mira que llega ser malo... - dio un pequeño sorbo a su bebida - ¿Qué edad tienes 17, 18 tal vez? - preguntó apoyando su mentón en sus manos.

- 16... - dijo mirándole... - y siempre he sido fea - sonrió - no por nada soy su hija... - soltó bebiendo levemente.

- Pues él tiene cierto atractivo... mmm, especial - dejó caer con maligna sonrisa - ¿E hija suya dices? - entornó los ojos convirtiéndolos en finas rendijas - tsk… tsk... ¿No me engañas? ¿Hija carnal? - se relamió el bajo labio.

- Los rumores dicen que hay algo carnal entre él y yo - no pudo evitar tomarle el pelo... - Pero hablemos de otras cosas... - suspiró - como de que la última voluntad de Argos antes de partir - dijo con tono melodramático - fue que le dijeras a Ceba-gusanos que te harías cargo de Pack - le miró con inocencia.

<Anda, deja de rumiar y apúrate> impulsó al Ahroun.

Elora sonrió y no pudo evitar contestar:

- Los rumores a veces se crean para calumniar a otros, pequeña, pero dejemos a Arg de lado... se fue sin tan siquiera despedirse de mí, el muy... - gruñó poniendo los ojos en blanco - Pero en fin, lo de ese chico ya está echo. Me quedo el lote completo de roehuesos - rio - eso sí, tendremos que aclarar algunas cosas y dictar algunas normas - puntualizó levantando un dedo.

Pack ya se veía llegar desde el camino

- Ahhhh - dijo mirándole - ¿Es que no te sabes que los Ragabash buscamos cómo darle vueltas a todo? - se rascó tras la oreja - no es justo, Elora - dijo mirándole - anda... no seas así - puso carita de borrego a medio morir, quizá le funcionara con ella... - Y te digo por qué se fue Argos sin despedirse de tí - sonrió ampliamente...

- A mí no te va ser tan fácil darme las vueltas como al viejo Arg - aclaró ella - y si quieres salir ganando conmigo tú en el trámite, mejor que digas aquéllo con lo que ibas a hacerme trato -dijo sin inmutarse lo más mínimo por su carita - Cuanto más nos ayudemos, mejor amigas seremos - declaró dando un golpecillo en la mesa con los nudillos.

- Ya llegué. ¿A qué tanta prisa? - dijo Pack llegándose al lado de Freya. Elora no perdió al oportunidad de echarle un buen vistazo al ahroun. Estaba bastante bien para su edad, el cuerpo musculoso, el rostro aún sin cicatrices, masculino… con un aire rebelión y un poco inmaduro que se podría quitar con un poco de experiencia. Al menos parecía dar buenos resultados para la cama…

Freya iba a resignarse cuando miró cómo Elora veía a Pack y con voz dura susurró.

- Llegas tarde - le miró con molestia, más por Elora que por Pack en sí mientras se levantaba y se cruzaba de brazos en una franca posición defensiva... intentando por todos los medios no esconder a Pack de esa mirada de Elora que NO le agradaba...

Elora no pasó por alto el sentido de la frase. Eran ya muchos años jugando al mismo juego. Soltó una corta sonrisilla a la par que se tapaba un tanto la boca para hablar.


- Huhuhuy... mira por dónde salen las aguas… ¿Celosilla? No es de extrañar, la mercancía parece buena - miró otra vez a Pack. - pero, ¿Lo es? o ¿Sólo lo aparenta?

El ahroun tragó saliva y volteó la mira de una a otra mujer.

<¿Quién es esta tipa?> preguntó algo azorado.

<IBA a ser tu mentora, te quedas con Ceba-Gusanos> gruñó Freya mientras miraba a Elora fijamente...

- Si lo es o no lo es no... -se mordió la lengua... Mientras, su rostro se sonrojaba levemente... nunca se había sentido así, pero mira que si no fuera tan... tan... tan... ¡¡¡OBVIA!!! Quizá no sintiera esa lava en el interior de su estómago pugnando por salir y alejarla de Pack...

Elora hizo la forma de la pistola con dos los dedos de sus manos y apuntó a los dos.


- ¡Bang!... estáis fritos - rió - par de críos. No tengas miedo chaval, yo no me lo hago con garous.... al menos ya no. Dos partos metis son demasiados - comentó tomando otro bocado - y tú, relájate - dijo mirando a Freya - que no te lo... <quito> impulsó - Soy tu nueva mentora, de los dos - adelantó la mano hacia Pack, que se la estrechó con reservas. Elora realizó una mueca cuando le soltó - ¿Y bien que se contáis? Depende lo que digáis dormiréis <En un cuarto, juntos… o tú conmigo, Freya > impulsó nuevamente a ambos esta vez.

Freya suspiró haciendo una mueca y se sentó... no dijo nada, era demasiado idiota decirlo teniendo tantos oídos cerca, su mirada recorrió el lugar, una mirada significativa y luego bufó y recostó la cabeza en los brazos...
------------------------------------------
A ESTE AUN LE QUEDA UN EDIT DE UNA ULTIMA FRASE QUE SE ESTA BUSCANDO... 75 PAG. SON MUCHAS PAGINAS. PERO DALE DAMIAN, LA ZONA ES TUYA.

JOANNA TE LO TRABAJASTE. UNA GRAN MEDALLA PARA TI sunny
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Taris De Monte Verdi
Matusalén
Matusalén
avatar

Cantidad de envíos : 385
Edad : 37
Ubicación : México, D. F.
Ocupación : MENSAmáster
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Mar Mayo 08, 2007 4:39 pm

Elora se levantó tomando un bocadillo y caminó hasta Tamara para susurrarle algo al oído. La anciana asintió mientras posaba sus ojos en ambos roehuesos, mirando a su interlocutora luego significativamente, mediando una sonrisa ante lo que le estuviera contando. Luego la despidió con un gesto de la mano comentando.

- ¿Qué crees que le esté contando?

- Muy bien, dado el caso, libre eres de llevártelos... pero recuerda que me debe una prueba él y ella una al lobito - advirtió.

Elora asintió a su vez levantando el dedo pulgar y deshizo su camino hacia ellos.

Freya miró significativamente a Pack.

- ¿Querías Doble Atrevimiento? Ten tu Doble Atrevimiento - renegó - Y yo quería verdad, pues cómete esta verdad -susurró por lo bajo e hizo una mueca... así que la susodicha había conseguido el permisito para que pudieran hablar sin problemas... miró a Madre Tamara de manera significativa, una expresión que podía ser algo así como: ¡¡¡HELP ME!!!, expresión que obviamente la Phillodox no observó por estar en otros menesteres.

- Bien niños... me siguen - dijo la Camada sacando un juego de llaves de su bolsillo - vamos a mi casa. Allí podremos hablar sin que se nos moleste... sobre todo a vosotros.

- Oiga... señora, yo que se lo agradezco, pero como que mi vida privada no le concierne ¿Sabe? - comentó Pack deseoso de no verse atrapado entre ella y Freya y lo que se hubiese urdido.

Elora entrecerró los ojos al comentario de "señora". Para ella eso era como darle años de más. Horrible.

- ¿Qué edad tienes hijo?

- Veintidós – dijo él.

- Pues con veintidós tuyos y dieciséis ella... <Eso es pecado en este Estado. Aunque no así entre lobos> terminó - ¿Venís a hablar en mi casa o hablamos aquí delante de todos? - preguntó por lo bajo.

Pack miró a Freya con algo de preocupación.

Freya mordía una zanahoria y suspiró mirando a Pack.

- ¿No querías un mano a mano entre un Ahroun y una Ragabash? - le miró - ella es Ragabash - empezó a reír a carcajadas mientras caminaba.

<No me refería a eso y lo sabes. Lo nuestro era más...>

<Personal> acabó por impulsar Elora dando un sobresalto a los dos.

- Eso no es divertido - suspiró Freya caminando - pero Ok, veamos qué necesitas saber - miró a Elora y luego a Pack - piénsatelo, es mejor que tener a Ceba-Gusanos de mentor... además, espero que cumpla lo que dijo...

<Dormir juntos> le impulsó a Pack.

^^^Ojalá^^^ respondió él en griego, centrando su vista en Elora. Sonrió complacido al ver que esta parecía no entender. ^^^Parece que esto no lo entiende... ^^^ rió ^^^está bien, vayamos y veamos que le sacamos a todo esto^^^

Freya volteó a mirarle como si tampoco comprendiera...

- Tú y tu afán de hablar solo - renegó con una expresión medio molesta, medio impaciente, pero más que nada era una charada.

Elora desistió de seguirles en comentarios y les guió hasta su casa. Resultó vivir no muy lejos de allí, en una zona de casas adosadas a las afueras... cerca del aeropuerto. La distancia entre casa y casa era considerable. Por lo que los problemas de vecindad no se daban mucho.

La casa era una construcción en madera, de dos pisos y amplio jardín trasero. Elora les enseñó la casa, lo primero de todo.

_________________


Si no tienes nada que decir, mejor quédate callado.


Última edición por el Dom Mayo 13, 2007 10:07 pm, editado 3 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Abdul Al Hazrad
Artífice del foro
Artífice del foro
avatar

Cantidad de envíos : 147
Edad : 38
Ubicación : Lanús
Ocupación : Playboy Multimillonario
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Mar Mayo 08, 2007 10:04 pm

Vió como los garou y los parentela se congregaban alrededor de la piñata. Los juegos humanos le llamaban la atención, no había tenido una "infancia", así que eran toda una nueva experiencia. De hecho, muchos espíritus tenían comportamientos juguetones, aunque muchas veces sus juegos no eran exactamente inocentes... o seguros.
El ardor que ahora sentía en el cuello era prueba de eso. Se alejó de Ojos de Fuego, con la promesa de seguir la charla, debía participar de aquello de la piñata.

Escuchó las reglas, y esperó apartado del resto del grupo que todos tomaran sus papeles. No quería meterse en medio y que su herida se abriera nuevamente por un golpe inintencionado. Ya estaba cicatrizando, pero el dolor no había desaparecido.
Se acercó a los últimos dos papeles que yacían en el suelo, entre pedazos de comida envueltos en papeles que tenían dibujadas frutas, pero cuyo aroma era una sátira del de éstas. Uno decía Doble Atrevimiento, el otro, estaba dado vuelta. Resopló con su hocico, la fuerza del aire expulsado hizo que se volteara.

Verdad

El juego ya se estaba desarrollando, el otro Theurge había elegido ya a quienes iban a ser los que le impondrían sus castigos, y éstos habían sido descritos.

Sentado en sus cuartos traseros, esperó a que todos terminaran de hablar, para decir que le había tocado, y que haría al respecto.

-Verdad y doble atrevimento- Dijo en voz alta.

-Voy a asumir el coste de callar la verdad. Y con respecto al doble atrevimiento...- No sabía a quién elegir, así que decidió repatir las tres preguntas, entre los primeros tres garous que se le vinieran a la mente. -Freya danza con Selene, Anpw escucha al viento y Jane habla con el cistal, tienen una pregunta cada uno. Claro que deberán ponerse de acuerdo para establecer mi prueba.- Realmente no sabía si esos tres se podían poner de acuerdo, pero ése no era su problema

Se paró sobre sus cuatro patas, y dijo fuerte y claro en la alta lengua. -Me llamo Espíritu de Plata, no tenía nombre antes, nací como lupus y bastaba mi existencia para confirmar mi identidad ante mis hermanos. Soy un Theurge Uktena, Gaia y Selene así lo quisieron.

No tengo miedos, no al menos como la mayoría de ustedes lo entienden-
Dijo, refiriéndose a los homínidos -desde que nací mi refugio fue la intemperie, debía cazar mi alimento y lamer mis heridas. Crecí sobreviviendo, y más de una vez estuve a punto de morir. Si he de declarar un miedo, cuando se está habituado a que la propia vida nunca esté asegurada, es al de no servir bien a Gaía.

Lamentablemente odio. Muchos me han dicho que no es bueno, por desgracia todavía no logro comprender y manejar esta emoción. Al ver a mi alrededor, veo a muchos parentelas... humanos. No hay jaurías de lobos. No, mis parentelas están en los bosques depredados, perseguidos por su piel, cazados por diversión o por considerarlos una molestia. Y es esa matanza el origen de mi odio, y es a quienes la llevan a cabo en quienes recae todo el peso de ese sentir. Odio a quienes matan por deporte, por el simple hecho de destruir lo que Gaia en su sabiduría, puso sobre el mundo. No hay subsistencia en la muerte que reparten, nadie crece o se fortifica gracias a la substancia de esos animales. Es sólo destrucción sin sentido.

Mi anhelo.-
Hizo una pausa mientras meditaba -Mi anhelo es devolver el balance que se ha perdido en el mundo.- Se quedó callado, a la espera de que le dijeran cuales serían las pruebas a superar.

_________________
¡PUEBLO ENANIL! LOS JARDINES SON SU HOGAR, LA LIBERTAD NO ES DEFINIDA POR LA AMPLITUD TERRITORIAL, SINO POR LA LIBERTAD DE DESICIÓN, LA LIBERTAD DE PENSAMIENTO. POR ESO, NO AL EXODO A LOS BOSQUES. LA CONVIVENCIA PACÍFICA ENTRE HUMANOS Y ENANOS ES POSIBLE EN LOS JARDINES, LEJOS DE LOS YA CONOCIDOS PELIGROS DEL BOSQUE. NO DEJEN QUE UN MONTON DE CONSIGNAS SIN SENTIDO CONFUNDAN EL VERDADERO SENTIDO DE SER LIBRES.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Martín
Bassmen-so
Bassmen-so
avatar

Cantidad de envíos : 106
Edad : 32
Ubicación : donde tengan cosas gratis
Ocupación : Todopoderoso Señor del Universo, Mensologo entusiasta matriculado
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Mar Mayo 08, 2007 10:42 pm

El lupus habló, curiosa elección había hecho, una pregunta a cada uno de los Cliaths que, como él, habían participado en el juego de William.
Anpw observó a las otras dos Garou, al parecer les había tomado por sorpresa a los tres y luego de escuchar la presentación del Theurge y los rumores que el Galliard había dado a conocer, nadie daba indicios de empezar a preguntar. Así pues, el Caminante decidió ser el primero.
Miró a Espíritu de Plata y sin muchos preámbulos formuló su pregunta

-¿Que es lo que piensas, tras todo lo que se ha visto, oído y demás, de los tres Garou que elegiste para que te hagamos nuestras preguntas?

Miró a Anpw, y escuchó con atención su pregunta. Luego respondió sin dudar un instante. -No está en mí ni en mi auspicio el juzgarlos, sólo sus actos dictarán como he de considerarlos en el futuro. Son todos guardianes de Gaia, y por eso los respeto y asumo como hermanos.

Jane escuchó la respuesta evasiva de "capitán planeta" en uno de sus momentos de cuadriculación germánica. La Philodox en su forma lobuna se adelantó unos pasos para decir - Creo que tu respuesta no es tal... a pesar del auspicio en el que hayas nacido, todos juzgamos... Es algo propio... - Jane iba a decir de los humanos pero contuvo sus palabras... Los lobos también se relacionaban así que su razonamiento seguía siendo válido...al menos para ella - de cualquier animal social que interactué con otro. Personalmente no me satisface tu respuesta y creo que si no contestas otra cosa deberías atenerte a las reglas del juego - afirmó Jane fríamente.

-¿Por qué necesitan ser juzgados por éste cachorro lupus? - Preguntó con curiosidad.

La Philodox miró a Anpw, el había formulado la pregunta.

-Yo no necesito ser juzgado- aclaró el Theurge - no más de lo que todos necesitamos serlo, y tu juicio es tan valido como el de cualquier otro, y bien dijiste que los actos hablan de una persona, pero también las palabras y su forma de ver las cosas

-Sabes que los actos, las palabras y las forma de ver las cosas es lo que define a una "persona".Conoces tus actos, tus palabras y tu forma de ver las cosas. Sabes cuanto necesitas ser juzgado. Si sabes todo eso, ¿para qué necesitas mi juicio?

-Porque se que mis ojos no ven todos los tonos posibles, conozco mis actos y mis palabras, conozco mis intenciones tras ambos, pero no conozco lo que a otros esto les genera, conozco mi visión de mi mismo, pero no la del resto, entonces no me conozco completo

-No puedo solucionar tu desconocimiento- Dijo secamente.

-No, pero de todas formas tienes que responder mi pregunta aunque no tenga sentido, no tiene que haberlo, solo es.... mi pregunta

-Son mis hermanos, y como eso los respeto. No pienso nada más de ellos. No necesito pensar nada más- Contestó, esperando que eso resolviera la duda del homínido.

Jane miró hacia la piedra y vio incrédulamente que no temblaba... "¡No piensa nada más!...Por dios! Se puede ser más simple! " La chica negó... La forma de comportarse, de pensar del lupus le desconcertaba... Implacable, simple, falto de sentimientos, frío... No lo entendía y la mente de la moradora estaba puesta en marcha...quería hacer una pregunta donde mas le doliera como él había hecho con ella pero el misterioso capitán planeta no había dejado ninguna pista... Esperaría a la pregunta de la desconocida... a ver si esta le habría el camino hacia su pequeña venganza...una venganza fruto de la frustración...una venganza infantil...

-Por las palabras que antes contaras, se que aprecias a tu mentor y deseas encontrarle- comenzó la lupus - más dime... ¿hasta que punto ese es tu deseo y no el de la serpiente que repta bajo la tierra? Hablan de ti no solo los lobos- prosiguió - sino también los espíritus del bosque susurran tu nombre y es sabido que no pocas son las veces que aquello que los Uktena esconden y guardan, les seduce y se les escapa. Dime entonces - resopló sentándose sobre sus cuartos

-Eso no podré saberlo hasta encontrarme con mi mentor. El pasado y el futuro no me pertenecen, no puedo cambiarlo, no puedo evitarlo, y no me preocupa hacer ninguna de las dos cosas. Mi deseo es encontrarle, rescatarle si es posible, o darle muerte si su espíritu fue mellado por el Wyrm. Eso es lo que yo desearía que hicieran mis hermanos si caigo en la misma desgracia.- Dijo convencido.

-Forma manada entonces con quienes cazan el Wyrm. Te ofrezco la mía - dijo el Ahroun Wendigo levantándose de la mesa, rompiendo el silencio.

La lupus asintió ante tal hecho -Es una oferta, puedes tomarla o dejarla. El Wyrm acecha a nuestra manada constantemente. Dos de nuestros miembros hay que sanar constantemente, pues mancha llevan para al Wyrm poder atraer a nuestros colmillos- explicó yendo a su lado -pero tú, sangre nueva eres y a bien podrías sernos de ayuda, al igual que nosotros te seremos de ayuda a ti llegado el momento.

Se sentó frente a el y le miró con atención esperando una respuesta

Jane escuchó al lupus diciendo fríamente...en su línea que mataría sin resquemor a su mentor si éste cayese en manos del Wyrm... Habiendo visto su modus operandi a la hora de pensar, seguro que no era capaz de discernir que Paul a pesar de su estado siguiera siguiendo a Gaia... Pero al escuchar las palabras de su interlocutora la sangre le hirvió... Paul sólo era Wyrm para ellos...No eran capaces

No esperaba esa propuesta, lo tomó por sorpresa. Era una buena oportunidad de dar con su mentor, y de servir activamente a Gaia. Sin más, sabía que debía aceptar. -Acepto tu propuesta. Por servir a Gaia, y encontrar a un hermano perdido

Jane sintió como su vista se nublaba... el lupus aceptaba pero sus palabras eran un eco lejano... su corazón bombeaba sangre a toda velocidad y sentía como éste crecía en su interior. Su pecho ardía... mientras en su mente sólo se instalaba una imagen que destruir...aquella lupus que pertenecía a esa manada irracional...que cazaban a quien le importaba en el mundo cegados por la ignorancia. Su cuerpo abandonaba aquella forma lupina creciendo de forma desproporcionada...

El gruñido tomó por sorpresa a los presentes. A casi todos, que no esperaban que su niña moradora tuviera ese cambio tan repentino y menos hacia una desconocida.

Solo un par de Garous no se sorprendieron, sino que en mayor o menos medida lo esperaban. Tamara, quien rezaba por que no ocurriese y maldecía visto lo visto. Los integrantes de la manada del "Viento Rojo"... ellos, los machos, lo esperaban, sobre todo cierto morador.

Ahora era una oportunidad mejor que ninguna... Los acontecimientos sucedieron a cámara lenta:

La Garras rodó por el suelo haciéndose a un lado a la par que cambiaba a hispo, advertida por un impulso de manada. El Roehuesos utilizaba un viejo don para que un hedor profundo nublara los sentidos de los presentes y debilitara a Jane sobretodo, por la cercanía a la que se expuso.
El Morador saltó sobre ella cambiando antes siquiera de que Tamara consiguiera llegar a ellos. Antes siquiera de evitar que él conectase dos puñetazos con sus nudillos de plata en su estomago y su barbilla.
Todo había sido demasiado rápido... Jane cayó al suelo desorientada, la rabia desapareció bajo el impacto del dolor. El dolor que la devolvía a la realidad… fría y fehaciente. Estaba en el suelo, herida... y había todo un revuelo a su alrededor. Y todo por ella al parecer.
Al centrar la vista hacia arriba, observo que el Morador se había detenido, porque Ceba-Gusanos había prendido su puño con su propia mano. Uno frente al otro, los dos en crinos. Colmillos apretados. Un desafió más allá de ella

El lupus observó la escena. Otra vez la muchacha había perdido el control, se puso en alerta, pero se quedó quieto. Confiaba que la contendrían, como ocurrió la otra vez. Aunque la reacción del Roehuesos y el Morador... le pareció muy sospechosa, hasta exagerada. Tuvo que contener la respiración cuando el olor alcanzó su refinado olfato.
¿Por qué usar un don que afectara a todos, si no era para usarlo como distracción? Y Sobre todo, ¿Por qué utilizar plata para atacar a la cachorra?
Algo había detrás de todo eso. La charla con la loba y el cambiante parecer del Wendigo hacia él. Algo no cuadraba. Y no le gustaba ni medio. Tenía esa extraña sensación, una que había adquirido junto con su intelecto. Eso que le decía que las cosas no eran como parecían. Algo similar al juego de los espíritus al que estaba tan habituado.
Esperó sentado. Observaba lo que ocurría, y en especial, lo que hacía la manada de Ojos Fuego. Algo olía mal, y no era el Roehuesos

Todo pasó en un parpadeo, Anpw no tuvo tiempo a reaccionar, tenia las palabras en la boca pues la soberbia de esa manada había molestado en profundidad al Cliath, entonces todo se volvió de cabeza. Jane cayo en frenesí, aunque él no sabia exactamente porque, aunque siendo explosiva como era, quizás fuera el detonante aquello que a él mismo le había molestado.
Vio a la manada reaccionar con violencia y neutralizar a la Philodox de manera en excesiva, acompañando a la opinión que ya rápidamente Anpw había formado de ellos.
Jane cayó al suelo golpeada y aturdida, un horrible hedor había llenado el aire haciéndolo insoportable El Caminante no pensó, al ver a la Moradora caer al suelo, y a todos adoptando sus formas de guerra decidió ir a ayudarla, cambió él mismo a Crinos para cubridla y alejarla del caos que se había generado

Jane estaba en el suelo sintiendo como el golpe en la boca del estómago le había cortado la respiración... Tal vez fuera una suerte porque aquel hedor la estaba matando. La acumulación del olor y del golpe le provocó una arcada y devolvió parte de la comida que acababa de ingerir... pero pudo recuperar la respiración. - ¡HIJO DE PUTA! - gritó mirando al morador mientras se intentaba incorporar... Si las palabras pudieran herir aquellas habían sido lanzadas con especial saña... La frustración por no alcanzar a hacer nada más y el odio...Lo odiaba...le provocaba repulsión y asco... aquel maldito quería matar a Paul, al único ser que le importaba y que la entendía... y aquellas amenazas para con ella... no hacían más que reforzarla en ese sentimiento. En aquel momento sintió como las manos del caminante en su forma de combate la ayudaban a alejarse a unos metros de toda aquella locura que había desatado.

-¡¡YA BASTA!! - Gruñó Tamara golpeando la mesa con los puños provocando el vuelque de los vasos del alrededor.

-Cebas... ¡suéltale!, Acero - clavó su mirada airada en el Morador - te lo advertí. Te dije que no la tocaras, fuera de mi Túmulo y vosotros... - se giró al Wendigo y sus otros integrantes - ¡fuera también!...

-Pero madre era por su bien... - intentó replicar el Roehuesos apagando difuminando el hedor, acabando con el don

-No me salgas con esas hijo de mala madre- le cortó William - lo habías hech...

-¡¡HE DICHO BASTA!! - gritó de nuevo la mujer -[color:291f=white:291f]¡FUERA! - señaló hacia el camino extendiendo enérgicamente el brazo -No quiero veros manada de "Viento Rojo" ni ahora, ni a la noche ni más tarde... perdeos un par de días en esas cacerías vuestras… id a derramar vuestras sangre si tanto lo queréis[/b] - señaló con el índice al joven lupus - y tu decide bien tu camino... mi Túmulo te esta abierto, pero si te vas con ellos no te molestes en mirar atrás

Cebas soltó a disgusto al Morador. Este le sonrió mostrándole los dientes y cambio a homínido ajustándose la chaqueta. Tomó el camino sin mirar atrás.
El Roehuesos se encogió de hombros... murmuró algo sobre la descortesía y siguió a su compañero.
El Wendigo no se hizo de rogar mucho más -Te equivocas en proteger esa leyenda tuya Tamara. Un engendro es un engendro se mire por donde se mire. Íbamos a descansar aquí por unos días, ahora que nos echas seremos más encarnizados...

-Ahorrate el aliento con quien te escuche Ahroun... - le tajó la Anciana - aquí ya no son bien recibidos.

El Ahroun apretó los dientes y tomó su camino... -Te arrepentirás tarde o temprano - murmuró tomando el camino. Solo una integrante se resistía a marcharse, Ojos de Fuego aun esperaba al cachorro.

El lupus contempló la escena, sin inmutarse, excepto por el hedor del Roehuesos. Escuchó las palabras de Madre Tamara. Debía tomar una decisión, estaba en una posición difícil <¿Qué es eso del engendro, Madre? > Le impulsó a Madre Tamara, con humildad y respeto, pero a la vez exigiendo que si se le iba a poner entre la espada y la pared, al menos tuviera toda la información para decidir correctamente

Tamara desvió su mirada -Es una vieja historia sin fundamentos. Un rumor que creció demasiado y que ellos creen a pie juntitos. Suele pasar cuando se busca la gloria, que algunos creen incluso las historias más inverosímiles- dijo volviéndole a mirar - creen que nuestro espíritu amigo, aquel de la leyenda de la batalla de la noche de la formación del Túmulo sea corrompido por el Wyrm- suspiró -Una autentica y vil deformación de la historia de nuestro Túmulo, justificada únicamente por el hecho de que nuestro buen espíritu prefiera la ciudad antes que el Túmulo

Las palabras de Madre Tamara sonaban sinceras. Era una decisión difícil, con la manada tendría más chances de encontrar a Ojos de Estrella, pero era una manada con otros objetivos también, y los fines de la manada se imponen sobre el fin individual. Por el otro lado, si se iba del túmulo, no podría volver, y nadie de la manada le había dicho que si quedaba en el túmulo no podría unírseles en otro momento.

-He de quedarme- Dijo a Ojos de Fuego. -Dije que me uniría a su manada para servir a Gaia, y para encontrar a mi mentor. Pero al parecer, sus fines son otros, distintos, y no puedo ayudarles a cumplirlos. Mi deber para con Gaia, y para con Ojos de Estrella es mi prioridad

Ojos de Fuego le contempló con pena en la mirada.- Es tu elección. Suerte con ella - rozó su hocico con el suyo propio y retrocedió para marcharse- buscame si me necesitas cachorro de Uktena, guíate por el olor de la mora, es mi olor

Dicho lo cual corrió a reunirse con sus compañeros

_________________


Mejor que Yaco, Mejor que Sandra, Mejor que Joanna, Mejor que Damian, Mejor que Enrique... Simplemente, Yo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lucie de Bélancourt
Doctora en chancletología
Doctora en chancletología
avatar

Cantidad de envíos : 240
Edad : 38
Ubicación : Gallaecia
Ocupación : Diva...
Fecha de inscripción : 08/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Mar Mayo 08, 2007 11:46 pm

Ahí se iba la garras rojas con orgullo…- “Es tu elección suerte con ella...suerte con ella...¿y tu qué? orgullosa de mierda...qué elección es la tuya?

Jane se adelantó unos pasos ya en su forma humana, apartando al Caminante que no hizo amago por detenerla, sin embargo se quedo cerca a ella, en caso de que algo más ocurriese y tuviera que actuar con rapidez

Tenía lágrimas en los ojos pero éstas eran de rabia...de frustración por ser incapaz de hacer otra cosa que acabar en el suelo malherida y sobre todo ver como aquella manada se iba con tanto orgullo creyendo realmente en sus palabras... La manada estaba andando hacia la salida del túmulo... Jane empezó a gritar – Estáis totalmente seguros de vosotros! Sumergidos en vuestro ego! – dijo negando – Lo llamáis engendro – afirmó con verdadero asco - Engendro! ¿Qué engendro?... ¿Quién es el engendro aquí? ¿Quién está en el lado bueno y quién en el malo? ¿Quién es el Wyrm y quién defiende a Gaia?.... Decidme! ¿ A ver quién me lo dice? – dijo mirando para los presentes de forma perentoria a modo de pregunta retórica para luego seguir gritando a la manada que parecía haber hecho un alto en su camino – El Wyrm contra él que vosotros lucháis derramó su sangre en esta ciudad, luchando por Gaia, por dos veces durante su asedió hace ya muchos años y cuando fundaron este túmulo... ¿Pero es Wyrm? ¿Es Wyrm una persona que tiende su mano y ayuda a los lobeznos perdidos como yo?... Es Wyrm la única persona que me entiende de verdad tal y cómo soy?... - dijo lo último los presentes con un mohín de incredulidad – Miraros bien, a ver si podéis soportaros en un espejo orgullosos defensores de Gaia... – gritó de nuevo hacia aquella manada - Un defensor de Gaia que quiere violar a su hermana de tribu para saber del paradero del “engendro del Wyrm” – dijo con ironía sin poder contenerse - ¿Cómo era defensor de Gaia?... – dijo Jane con la respiración agitada y resentimiento en la voz - “Todas aúllan igual cuando se está a ello”... – expresó tomándose la barriga cuyo dolor iba in crecendo con aquellos gritos que estaba profesando – Si como decís con tanto orgullo, ni que nadie más lo hiciera, lucháis contra el Wyrm, tal vez debierais empezar por vosotros mismos y miraros a la cara...a ver donde está el bien y donde está el mal... - dijo tragando saliva y sentándose en una de las sillas, parecía que su abdomen ardía con los golpes al igual que su cuello.

Un silencio incomodo llenó el lugar. "Ceba" fue a decir algo en un momento dado, pero Tamara lo retuvo tomándolo de la muñeca. La anciana comprendió el deseo de la joven por hacerse oír.

La manada también le oyó. Se habían detenido a oírla. Él se había vuelto a contemplarla. Inexpresivo esta vez... no. Contenido más bien. Su compañero y alfa, el Wendigo le procuraba palabras en su oído tal vez para calmarlo.

Entre los Roehuesos las miradas y el murmullo comenzaron a nacer. ¡Wyrm!¡Corrupción!¡Perjurio! y otras tantas palabras acompañaban a sus diálogos. William se levantó dispuesto a hablar, Oliver secundo aquello que fuera a hacer....

Sin embargo se les adelantaron. "Bala de Cañón", ese Roehuesos barbudo ya tomaba la palabra, acercándose algo más a la mesa... -Con tu permiso Madre... - y continuó antes siquiera de que ella asintiera -... esta cachorra tiene una lengua viperina y peligrosa. Nosotros - señalándose con una mano al pecho y abriendo la otra hacia sus compañeros -hacemos nuestro trabajo como todos saben, desde los rincones más oscuros, desde allí donde muchos temen perderse. Alguien tiene que hacerlo, yo mismo y mi compañero arriesgamos nuestra vida y nuestro nombre día a día.

Tomó aire. Tamara le dejaba hablar al parecer -Es verdad, que nuestros métodos pueden ser tachados de violentos. Ya nos has regañado por ello... y hemos aceptado tu castigo... ¡¿no es verdad que nos íbamos sin armar jaleo?! - les gritó de pronto a los de la mesa. Algunos de los cuales asintieron.

-¿No es verdad... -continuó - que un engendro del Wyrm, puede nacer o hacerse, y que el mayor pecado es el segundo... caer y ser? - nuevos asentimientos -Decidme si me equivoco en pensar que a veces los engendros son tan manipuladores que confunden a los cachorros, los lían, enredan, hacen ver su verdad e incluso despiertan sentimientos en ellos traicioneros...

La masa se dividió entre los que asentían, los que meditaban y los que negaban. Algunos murmullos nuevos crecieron. ¡Vergüenza!¡Condicionada!¡Manipulación! Otros callaron y otros optaron por desviar la mirada entre Tamara, Jane y el Roehuesos que lentamente les iba ganando terreno
-Tamara, Anciana... - protestó William - déjame dar una justificación... con actos, después de todo de lo que aquí se habla es muy serio- La anciana callaba

Anpw escuchó las palabras de aquel hombre barbado, un discurso muy elocuente sin duda, pero sus actos habían dicho mucho más dejando bien en claro que todo eso no eran más que "hermosas palabras". Quizás un rapto de locura, quizás su Rabia impidiéndole quedarse inmóvil, el Theurge dio un paso adelante y hablo mirando a ese Garou

- ¿No es verdad que atacar a un hermano Garou con el metal de Selene es una deshonra? ¿No es verdad que la Letanía dice, "combatirás al Wyrm donde crié y more? Yo ni veo ni siento en Jane la corrupción del gusano y sin embargo han combatido con ella como si así fuera. Dicen ser "la manada que caza al Wyrm", pues eso me suena a insulto ¿insinúan que el resto de los Garou no respetamos la sagrada Letanía?

El Roehuesos se volvió hacia su nuevo interlocutor -Yo no insinuó nada, cachorrete. Solo digo lo que hay, y lo que hay de momento es una cachorra confundida... a la cual ciertamente admito la hemos tratado con cierta dureza y a la que antes mi compañero tal vez se le pasara la mano en un intento por detenerla... - medio sonrió y volvió la voz hacia la mesa - pero detuvimos su ataque rabioso sin más heridos y salvamos a nuestra compañera y a ella misma, eso no podéis negarlo amigos. Quien sabe el daño que podría haber causado de no detenerla

-¡Lo estas tergiversando!- expelió William – por qué no añades también que le guardáis rencor especial por la regañina que Tamara os diera antes... yo lo vi, le apretó los huevos tanto que... - el ex-Fianna callo ante una mirada de la Anciana

El Roehuesos tomó entonces la palabra nuevamente -¿Odio dices? ¿Wyrm dices tu? - se volvió hacia Anpw - ¿queréis una compensación?...pedidla - siseo - si hay cojones, dado que para hablar siempre hay tiempo – sonrió

-No habrá compensaciones- dijo Tamara. William le protesto...

Observaba lo que ocurría. Escuchaba lo que ocurría. No comprendía lo que ocurría. Es decir, entendía lo que pasaba, pero simplemente no le veía sentido. El Wyrm se huele, el Wyrm se siente. Puede ser huidizo, puede ser tramposo, pero se puede distinguir... y se beneficiaba de estas disputas entre pares, entre hermanos.

Seguía sentado en el mismo lugar, en donde se quedó tras tomar su decisión. Entendía a la manada que se retiraba del túmulo. A veces ir a buscar al Wyrm a su propio terreno traía sospechas sobre muchos nobles guerreros. Con los Uktena también ocurría. Y con respecto al "engendro" crear un conflicto tal por un rumor... Carecía de significado.

"Pena" Pensó y sintió al mismo tiempo, y puede que lo haya impulsado también, sin proponérselo. Quedose sentado, apenado.

El Caminante no se cayó su respuesta, y desafiante se dirigió al Garou -No quiero compensación, no la necesito de un Garou sin honor, sus actos les dejan en evidencia, no se necesita más que eso

Jane intentó mantener la calma durante el discurso del Rohehuesos que estaba diciendo una sarta de idioteces... ¿Cómo se atrevía siquiera? Pero tenía que contenerse como fuera...Las palabras le estaban doliendo mucho más que las propias heridas. La estaban tratando como una idiota, como si no tuviera dos dedos de frente. La Cliath estaba negando al escuchar a la vez que no podía evitar mirar a madre Tamara… Ella misma le había dado permiso para seguir viendo a Paul... ella misma le había invitado a asistir a la fiesta aquella noche y sin embargo estaba dejando que aquel apestoso Roehuesos profiriese toda aquella sarta de tonterías. No habría compensaciones...probablemente quisiera mantener la paz pero aquello parecía reforzar al alfa de la manada... aquella manada sin honor tal como la calificaba Anpw. ¿Pero qué importaba aquello? Era el buen nombre de Paul que estaba en juego y no sólo eso su propia vida - ¿Honor? ¿Qué honor va a tener un manipulador? - dijo retomando las palabras de Anpw - Qué fácil es darle la vuelta a la tortilla...Yo sólo hablo de lo que veo y cada uno de los actos de cada persona que son los que realmente permiten emitir un verdadero juicio - afirmó mirando a los ojos al Roehuesos - Y los actos del que calificáis como engendro han hablado y siguen hablando por si solos al igual que los vuestros

-Tu solo e.. -

-Lárgate "Bala de Cañón” - dijo Tamara muy suavemente cortando al Roehuesos -véte. Tus palabras, algunas de ellas no están faltas de razón, otras si. Vete ahora... y vosotros - gritó a la manada - si queréis volver hacedlo sin él - señaló al Morador -No le quiero en mi Túmulo, bajo pena fuerte castigo.

-¡¡¿Pero...pero?!! - se entrecortó su compañero - ¿que clase de justicia aplicas Anciana? Te quedas ahí callada y luego dictas eso...¿ cómo?¿con qué...?

-Con mi derecho como señora de este Túmulo, Philodox y Anciana de los Roehuesos - le finalizó ella.

El Roehuesos apretó los labios con impotencia. La mención del rango era un sistema conocido para acallar protestas. Si hablaba, si decía algo más... sellaría su destino ante el rango superior.
Asintió a regañadientes, cruzo una última mirada con Anpw y Jane. Una mirada que inculcaba el mismo odio y recelo que su compañero les había profesado. Se marchó

_________________
LIBERTAD PARA EL PUEBLO ENANO! DEJEMOSLES VOLVER A SU HABITAT NATURAL: LOS BOSQUES!
ROMPAMOS CON SU ESCLAVITUD SON NUESTROS IGUALES! NO TIENEN PORQUE ESTAR GUARDANDO LOS JARDINES HUMANOS, MERECEN SER LIBRES!!!!!!
LIBERTAD!

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://astrorojo.editboard.com
Martín
Bassmen-so
Bassmen-so
avatar

Cantidad de envíos : 106
Edad : 32
Ubicación : donde tengan cosas gratis
Ocupación : Todopoderoso Señor del Universo, Mensologo entusiasta matriculado
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Mar Mayo 08, 2007 11:49 pm

-Jane Habla con el Cristal- llamó Tamara al momento - llevaras a cabo tu prueba, durante dos horas, llevada por un correa. Oliver tu llevaras esa correa.

Oliver la miro sorprendido y compungido. -Luego márchate a casa, y aseguraré de que alguien te acompaña. Tussio, ya es hora de que veas aquello que viniste a buscar. Los demás - tomo aire tras un suspiro incomodo - disolveos y rezad por que esta noche sea mejor que el mediodía. Dientes a la frontera. Ceba a por el nuevo, ya es hora de que entre... Janah, que todo este listo para la noche... - comenzó a dar ordenes al resto que asentían y marchaban según sus ordenes.
Una Theurge se acerco a Jane y deponiendo sus manos sobre ella alivio su dolor, entre un pequeño halo de luz azulada -Ya esta - le sonrió -Creo que tu llevabas algo de razón - le dijo antes de que Oliver llegara con una correa, nada contento por tal tarea.

A Tussio por su parte vino a verle otro Theurge. Aquel iniciado en la biblioteca en el mantenimiento del libro.

Espíritu de Plata era libre para hacer lo que quisiera. Aunque no daba ni dos pasos cuando ya veía a Espinoza acercársele

Uno de los Theurges del Túmulo se acercó rápidamente al Caminante, las palabras de Tamara aun sanaban en su cabeza “aquello que viniste a buscar” había dicho, desde el principio la Anciana lo había sabido, y sin embargo le había dejado a su gusto. La culpa le quemaba las entrañas.
Miró a Jane y antes de irse le preguntó -¿Te encuentras bien?

Jane estaba totalmente anonadada con la decisión tajante de madre Tamara... Ni siquiera las palabras de la sanadora la habían tranquilizado. Entendía que todo aquello había empezado por su repunte de rabia descontrolado...pero estaba justificado. "¡Está totalmente justificado! insultan a Paul, me machacan con plata, manipulan mis palabras hablando de MI mentor como si fuera una criatura del mal y haciéndome pasar por una idiota... y por encima me castigan!!! ” Y entre aquellas cavilaciones estaba la mente de Jane cuando escuchó la voz del Theurge - Sí, si estoy algo mejor... - Miró para Oliver que la estaba esperando y luego habló de nuevo Anpw - Creo que tengo que irme -negó con cara de incomprensión y luego se giró hacia el chico que tenía la correa - Lo siento Oliver... siento que tengas que hacer eso y también siento hacerte esperar pero tengo que hablar con Madre Tamara - dijo entornando los ojos... no le apetecía en absoluto hablar con ella...parecía que con aquel castigo les estaba dando la razón... incluso con algunas de sus palabras...

-Ahora no es el mejor momento Jane... te lo aseguro - dejó la correa de lado con un collar pendiente de la otra mano. El chico parecía bastante incomodo -Cambia y déjame que te pase esto... - alzó la mano con el collar - y si eso, que sea el quien le lleve tu mensaje, ¿le harías ese favor? - dijo señalando a Anpw

-Me alegra- dijo escuchando que la joven se encontraba bien y luego cuando esta dijo marcharse él secundo[color:a7d3=red:a7d3] - también yo- quizás pudieran hablar más tarde, quizás no, él no lo sabia, esperaba que si. Entonces oyó a Oliver, no logró comprender del todo -Si, dime[/b]

Jane negó mirando a Oliver... - Es injusto...Es muy injusto... No la entiendo, no entiendo nada… - dijo negando - Parece que les está dando la razón a esos capullos y que me castiga por encima - Jane acabó soltando lo que le atormentaba desde que se había disuelto la asamblea. Tomó aire cerrando los ojos un instante para tranquilizarse <dile que respondiendo a su invitación, Paul dijo que vendría esta noche... > impulsó a Anpw

El Theurge asintió al sentir el mensaje de Jane y en silencio se despidió de ambos. Fue entonces hasta Jannah y Hannah -Tengo algo que cumplir con el Túmulo así que no podré ayudarlas, y no se preocupen, si después de esto prefieren no tenerme en su casa o hablarme, lo comprenderé, no deben preocuparse por eso, estaré agradecido con ambas de una forma u otra- sin esperar respuesta volvió con el Theurge que le guiaría, no sabia si Tamara iría con ellos o no, pero si sabia que en ese momento no era adecuado darle mensaje alguno.

Janah rió y continúo dando órdenes. Hannah le dijo. -No seas tonto Tussio, por supuesto que seguimos queriéndote al lado... además eres un sanador, nos vendrás bien llegado el momento - le sonrió

Oliver por su lado se agachó junto a Jane que luego de tomar aire nuevamente parta tranquilizarse cambió nuevamente a su forma lupus. -Si todo esta listo...

_________________


Mejor que Yaco, Mejor que Sandra, Mejor que Joanna, Mejor que Damian, Mejor que Enrique... Simplemente, Yo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lucie de Bélancourt
Doctora en chancletología
Doctora en chancletología
avatar

Cantidad de envíos : 240
Edad : 38
Ubicación : Gallaecia
Ocupación : Diva...
Fecha de inscripción : 08/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Sáb Mayo 12, 2007 12:35 am

Jane se sentía totalmente estúpida mientras Oliver la “paseaba” como si de un perro de tratase. Sentía el roce del tosco collar de cuero en su cuello aun dolido por los golpes y algún que otro tirón involuntario por parte del joven guardián del túmulo.
Sí, había entrado en frenesí en medio de la parentela y demás miembros del túmulo poniéndolos a todos en peligro... Pero tenía motivos más que justificados...

Aquella garras rojas estaba asimilando a Paul con el Wyrm con su discurso promovido por la altivez. Parecía que aquella manada tenía la presuntuosidad de creer que era la única que luchaba contra la gran sierpe. Pero, y sobre todo estaban sus juicios sobre sus objetivos y también su modus operandi .
Para Jane era totalmente inconcebible que sus hermanos garous quisieran destruirlo por una acusación tan falta de raciocinio... Era verdad que su mentor era lo que llamaban comúnmente una abominación pero no por ello era un siervo del vil gusano. No por ellos sus preceptos habían cambiado y para la cliath había demostrado antes de que pudiera conocer su completa naturaleza de que lado se hallaba...
El bien y el mal dos conceptos que le habían inculcado a fuego desde su más tierna juventud a través de su rigurosa educación... Dos conceptos que parecían claros y sencillos pero que estaban resultando tener una complejidad mayor de la que jamás hubiera podido imaginar...
Una complejidad que aquella manada era incapaz siquiera de vislumbrar en su visión promovida más por su afán de gloria que por la defensa de Gaia....
Pero ella no era más que una “cachorra confundida por las tendenciosas palabras de aquel engendro”...

La cliath seguía avanzando sin verdadero rumbo guiando en sus pasos a Oliver y totalmente inmersa en sus pensamientos.

Le habían coaccionado para que hablara, aquel morador le había amenazado sexualmente y la sola idea de que ese repugnante ser posara sus indecorosas manos sobre su piel no sólo le provocaba escalos fríos sino que le asqueaba sobre manera y la enfurecía.
Pero también tenía claro que él que irónicamente era su hermano de tribu quería acabar con ella por el simple y mero hecho de apreciar a Paul...por no haber agachado la cabeza como una buena cachorrilla ante sus invectivas... y, aquel deseo, el morador, lo había demostrado con creces rebajándose a utilizar el metal del satélite natural de la tierra, plata, ante todo el túmulo y contra “una simple cachorrilla manipulada” pensó Jane con ironía...
Los golpes del morador no le había dolido tanto como el hecho de que no hubiese sido capaz siquiera de tocarlo... tendría que redoblar esfuerzos en los entranamientos...
Pero aún mas dolorosas para la philodox fueron las palabras tergiversadas y tendenciosas del roehuesos... Le había querido hacer quedar como una mocosa descerebrada manipulada... “¡Como si fuera una gilipollas, una mensa, una boluda, sin dos dedos de frente!...y Tamara por encima!”

En aquel momento una señora mayor que paseaba a un yorkshire ridículamente acicalado con una chaqueta que imitaba un traje de Chanel rosa fushia, con collar con corazoncitos de brillantes incorporado, lacitos a juego con el conjunto y colonia perruna que junto con lo anterior le hacía perder cualquier atisbo de dignidad animal (si es que alguna vez la había tenido) y virilidad. El can se acercó al trasero de Jane para olisquearlo ... “Joder! Lo que me faltaba un puto perro patada tocándome los huevos...los ovarios...literalmente...!”
Jane en su forma lobuna se revolvió mandando una mirada asesina a lo que la creación un día había asignado a la raza canina.

Oliver viendo la reacción de la cliath dijo – Tranquila Jane -

La dueña del ¿perro? que había vestido al pobre animal de compañía a su imagen y semejanza, se acercó - ¡Oh! Pero qué monada de perro tienes!-

“Debe de estar ciega la petarda ésta! Soy un lobo ¡Joder! No un perrito como tu bola peluda...parece el perro de la tía Mary Jane...que asco”

Oliver sonreía incomodado por la situación mientras la señora preguntó - ¿Se llama Jane, has dicho? Es un nombre...curioso para una perra... – dijo girándose hacia su doble perruno- ¿Verdad Chiquilín? – Se agachó para tomar en brazos a “Chiquilín” - Oh! Y qué bien huele tu perra! Es...- olfateó el pelaje brillante de Jane como si fuera una experta – Una colonia de Jean Paul Gauthier para perros...la venden en “le mascote” de Nueva York ... ¡Yo le compré ahí una a chiquilín! ¿Qué coincidencia!-

Oliver estaba cada vez más desconcertado... “Sí es Anaïs Anaïs de Cacharel, ¡idiota!” pensó Jane negando.

- No es la colonia de “Gauthier pour chien” – dijo con un acento francés forzado mientras Oliver negaba a su vez sonriendo por aquella situación... Dudaba de que la moradora usara colonia perruna por muy garou que fuera...

La mujer se fijó en el gesto de Jane y afirmó – Pero qué perra más lista tienes... Es como tu eh chiquilín- dijo mirando a su perro - Hasta sabe que colonia usa!-

“Joder! Qué plasta! Pírate ”

La mujer se acercó ante los morros de Jane hablándole como si fuera imbécil empezando su frase con onomatopeyas inverosímiles – Gugu...gaga... qué perrita máaaas liiiiiiiista... ¿Quieres una galletita de chiquilín? – dijo acariciándole el pelaje.

Aquello superó la paciencia de Jane ya de por sí tocado y la cliath enseñó su dientes a la mujer formando un gruñido gutural con la garganta. Su mirada probablemente hubiera amedrentado al mejor amigo de los perros.
La mujer se asustó pegando un grito estridente y corriendo con su perro en brazos - ¡Oh qué descaro! – decía farfullando a lo lejos

Oliver miró a Jane un instante quería reírse pero visto el humor de la philodox contuvo la carcajada. La moradora prosiguió con su paseo intentando olvidar lo que acababa de ocurrir aunque aquello sólo había empeorado su humor.
Jane volvió poco a poco a sumirse en sus pensamientos... Aquel castigo ridículo era la culminación de todo lo ocurrido. No alcanzaba a entender el por qué del enfado de Tamara para con ella.... Sabía de su relación con Paul; ella la había permitido... y podía ser incluso, por las palabras que le había dirigido antes que Jane fuera a visitar a balanza de plata, que ella supiera toda la verdad sobre él... y a pesar de ello había seguido confiando en él pero Jane no había alcanzado a entender como había podido darle parte de la razón al roehuesos... Aquello no le cabía en la cabeza en la moradora y menos que la anciana estuviera enfadada con ella y la castigara por encima por algo que a la cliath le parecía lo más natural del mundo... No le cabía tampoco en la cabeza que otra persona hubiera podido actuar de manera diferente en su misma situación.
De repente Oliver habló – Creo que esto ya ha acabado, puedes ir a tu casa si quieres -

_________________
LIBERTAD PARA EL PUEBLO ENANO! DEJEMOSLES VOLVER A SU HABITAT NATURAL: LOS BOSQUES!
ROMPAMOS CON SU ESCLAVITUD SON NUESTROS IGUALES! NO TIENEN PORQUE ESTAR GUARDANDO LOS JARDINES HUMANOS, MERECEN SER LIBRES!!!!!!
LIBERTAD!



Última edición por el Sáb Mayo 12, 2007 2:31 am, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://astrorojo.editboard.com
Martín
Bassmen-so
Bassmen-so
avatar

Cantidad de envíos : 106
Edad : 32
Ubicación : donde tengan cosas gratis
Ocupación : Todopoderoso Señor del Universo, Mensologo entusiasta matriculado
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Sáb Mayo 12, 2007 12:42 am

Tussio volvió al lado de su guía, listo para partir. El Theurge le guió a través de los campos y acerados. Cada vez era más visible que dejaban atrás la normalidad del Túmulo.
Había menos marcas tribales a la vista y pronto estuvieron mezclados con el resto de personas que se movían por el gran parque.

Un edificio comenzó a dibujarse ante ellos. Biblioteca Municipal Potomac podía leerse en un letrero. Era un gran edificio de dos plantas en apariencia. Antaño fue blanco, pero las bandas habían redecorado todas sus paredes con sus grafitis y banderas.
El suelo contaba con escalones sucios y las papeleras ya no daban de si, en basura acumulada, así dado alguna se acumulaba por los laterales.

Aun así era una institución vigente, como lo demostraba el guardia de la entrada.

Anpw siguió a su compañero de Auspicio, estaba algo nervioso por la difícil tarea que iba a realizar, era todo un compromiso con su tribu y con ese Túmulo. Pero lo que más sentía, era emoción, saber que estaba a punto de hacer contacto con un saber de miles de años, con una parte de la historia de sus antepasados, que le habían elegido para llevar a cabo algo de tanta importancia ¿quien sabe a cuanto saber estaba punto de exponerse?
Siguió caminando con normalidad, seguramente el Roehuesos ya habría tomado las medidas necesarias para que les dejaran pasar

Su compañero se acerco hasta el guarda, le estrecho la mano mientras le hacia mirar con un gesto de cabeza hacia Tussio. El guarda asentía ante lo que quisiera le estuviera diciendo. Se mostró serio, echo un vistazo alrededor y le llamo a seguirles a una pequeña puerta trasera.

-Yo no os he visto entrar- dijo abriendo un candado en la base de la puerta - y tampoco os veré salir.

El Theurge le dio un leve "gracias" y se adelanto a entrar

Anpw asintió con la cabeza ante las afirmaciones del guardia, así como también en forma de agradecimiento. Mientras avanzaba junto al Theurge preguntó -Madre Tamara me ha contado algunas cosas ya, pero mientras más información tenga mejor ¿Hay algo que puedas decirme?

-Pues primero voy a darle a la luz para que comprenderás - dijo la voz en la oscuridad del lugar donde estaban.

Al encenderla, Tussio se descubrió en un pequeño cuartucho, con una mesita y unos bloc para apuntes. Un par de taquillas cerradas. Un pequeño sillón y al fondo un water y su correspondiente lavamanos y espejo.

-Estamos en la caseta del guarda. Por aquí podremos entrar mejor en la Umbra. Allí es donde esta el libro, por razones obvias. Levanta mucho viento, parece cabreado siempre el espíritu de su interior... de momento no hemos conseguido calmarle. Eso si - tomó aliento - antes de llegarnos a él, nos veremos con el guardián del saber del otro lado, es un espíritu de sabiduría al que mantenemos acá. Muy simpático mientras no tires, manches, rompas libros o mientras no chilles, desordenes, corras o te mees por el lugar.
No le molan las bromas y le encanta recolectar sabiduría, cuanto más nueva mejor. Así que como chiminaje no estaría de más que fueras recordando alguno de tus viajes - le argumentó yendo hacia el baño.


Cruzó al otro lado con solo mirarse.

Anpw asintió al oír sobre el espíritu y al descripción de su acompañante, ese espíritu de sabiduría parecía del tipo de Tussio, él tampoco era amigo del desorden y respetaba mucho los conocimientos tanto nuevos como viejos y siempre era un motivo de alegría adquirir algo más. Preparado mentalmente, cruzó el manto que separaba el mundo de la carne para entrar en el de los espíritus

Al otro lado del velo la visión era algo increíble. La habitación daba paso directo a la biblioteca. Filas y filas de libros y papeles hasta donde alcanzara la vista. En el mundo espiritual la bóveda techada no tenia limite y por los visto los muebles tampoco.

En el centro de la biblioteca se alzaba un poste con miles de indicaciones de salas a donde ir. Algunas de dichas indicaciones estaban colocadas hacia arriba, sin que se viera por ningún lado escalera o forma humana de llegar tan alto.

El lugar era pura luz en algunas salas y plena oscuridad en otras. Tussio camino tras su guía, pasillo abajo y las salas pasaban ante sus ojos.
Algunas mostraban la implacable manufactura de los años en que tal vez fuera construida la biblioteca con viejos maderos crujientes y decolorados por la humedad, otras mostraban una saturación tal que incluso había papeles por el suelo y otras sin embargo eran más modernistas, con estanterías de metal, en donde moraban a su alrededor sin descanso en una ida y vuelta entre la cultura, miles de pequeñas arañas platinas.

-Arañas de tejedora... Ni te preocupes, no te harán daño, mientras no intentes quemar sus libros. Son de informática. Las vuelve locas, son como una droga para ellas. Llevales uno nuevo y se te comerán a besos literalmente - comentó pasando a una nueva sala mas grande y adornada con multitud de espejos, pequeños y grandes, redondos, cuadrados y triangulares. De hombres y mujeres. Una estancia en la que sin embargo no podía reflejarse más que una cosa.

Un haz de luz cambiante y brillante como los colores del arcoiris. Una vez era redondo y azul y al siguiente parpadeo rojo y con dos esferas. Así en cada parpadeo cambiaba a su antojo, pero siempre con un tamaño no mayor que una cabeza humana.

-Hemos llegado - le susurró su guía a varios pasos del cambiante - este es el protector y esta su sala - dijo parándose y cruzándose de brazos

Aquel recorrido había sido más de lo que el Theurge hubiera esperado, las infinitas cantidades de tomos lo llenaban, mientras incrédulo intentaba admirar todo. Observó a las arañas y escuchó la sabia advertencia de su guía, siguiéndola al pie de la letra, eludiéndolas por completo a ellas y a sus saberse que, por otro lado, no llamaban la atención del Cliath.

Cuando llegaron por fin a la sala donde el espíritu se hallaba, el asombro y la fascinación del Caminante fueron aun mayores, aquellos espejos que reflejaban las caprichosas luces de las que se formaba aquel espíritu guardián hacían un espectáculo increíble de los que solo el reino espiritual podía jactarse.

Se adelantó para hablar en la lengua de los espíritus, pues esa había sido su primer lección, a los espíritus debe respetárselos, y no hay mejor forma de hacerlo que demostrándolo, hablar en su idioma, emularlos, era una seña de ello.

-Gran guardián de los saberse- dijo mostrando sumisión ante el espíritu - Me llaman Anpw, Escucha-al-Viento, soy un joven Caminante nacido bajo la Hermosa Cara Creciente de Selene, y yo que fascinado me encuentro ante la magnificencia de tu santuario vengo a pedirte, no sin gran humildad, me permitas el paso a allí donde se guarda un libro por mis antepasados han escrito - guardó respetuoso silencio un segundo y continuó -El conocimiento que mi joven mente guarda no es siquiera una débil y remota sombra olvidada del que tu posees, pero mucho me han enseñado mis Ancianos y muchos lugares mis pies han pisado, así que Gran y Sabio Guardián, te ofrezco a ti parte mis saberes para que formen parte de tu infinita colección y veas con bien y me sepas digno de acceder allí

Los cristales centellearon un segundo mostrando todos y cada uno de ellos diversos estados de color. Más sin embargo solo uno fue diferente al resto.

Uno frente a él, mostró su reflejo. Un Tussio más joven. Aun un niño que jugaba sin conocer lo que el destino le deparaba.

Anpw vio el reflejo, recordaba esa imagen, era solo un niño y estaba jugando en el patio de su casa... solo, como era costumbre, no tenia amigos, estaba su madre por allí y él estaba jugando con uno de los juguetes que sus "tíos" le habían traído. Ahora podía reconocerlo se trataba de un pequeño cocodrilo tallado en madera, había otro de un lobo, pero su estilo lo hacia evidente, ahora, eran como egipcios. En su momento no lo supo, verse a si mismo de tan joven hacia que de pronto comprendiera tantas cosas que antes ignoraba, cosas tan obvias que no podía creer que tuviera que verlas en ese espejo para darse cuenta de ello ¿cuantas cosas ahora ignoraba y dentro de unos cuantos años serian obvias para él? No podía saberlo ¿Tendría que esperar a que alguien el mostrara su pasado para caer en cuenta de aquello? esperaba que no.
Él era ahora como ese niño que no sabia lo que tenia en sus manos, que no sabia cuanto su vida iba a cambiar, se sintió como ese mismo niño que era él, eso era lo que el espíritu le estaba diciendo o al menos lo que Tussio sentía que le decía -Ese soy yo, antes y ahora - dijo - ignorante de muchas cosas, pero entonces el mundo se terminaba a donde mi vista llegaba, ahora al menos soy conciente de que Gaia existe más allá de mi - no sabia si el espíritu quería oír esas palabras, pero era lo que sentía y quería que el espíritu lo supiera - de entonces a hoy he visto y aprendido muchas cosas, sobre mi, sobre el mundo, sobre mis raíces y su rica historia. Y seguiré avanzando y aprendiendo, siempre conciente de lo mucho que aun tengo por aprender

Su imagen desapareció para dar lugar a una nueva. Era una sala vacía, a excepción de una caja dorada sobre un pescante de madera.

Si Anwp no hubiera fijado bien la vista, no habría captado que aquello que miraba era en realidad lo que había venido a buscar. Su libro. Un libro tallado en láminas de oro.

Otro detalle más llamo poderosamente su atención. El suelo. Cubierto de polvo pero no estático, sino revuelto formando miles de pequeños remolinos que giraban sobre un unico eje. Las planchas de oro.

-Ahí lo tienes - dijo el Roehuesos acercándosele - esa es tu entrada chico- El espejo desapareció en ese momento, ahora era una ventana abierta a la otra sala, sala en donde se oían los vientos aullar con fuerza tal que la voz del Theurge empequeñeció de tal forma, que le hacia falta gritar para hacerse oír -Nosotros.... nos hemos conseguido entrar... sin esto... - gritó mostrándole un molinete. Un antiguo juguete de papel que el viento impulsaba, convirtiéndolo en una hélice rotativa -Se ve... tiene un espíritu de viento... atado... tal vez te... - una nueva ola de vientos se coló por la ventana umbral desordenando sus cabellos y empujándolos lejos de si -Esta muy... Activo... - dijo el Theurge amarrándose como pudo a un espejo -llevatelo... - alzándole el molinillo, intentando no ser arrastrado por las corrientes

El poderoso viento hacia con su sola potencia que el Caminante tuviera que entrecerrar sus ojos para protegerlos de aquella furia espiritual. Escuchó con mucho esfuerzo al otro Theurge y tomó aquel fetiche que de gran ayuda le seria, con su otra mano afianzo contra su pecho el morral donde llevaba la otra parte del libro, si lo perdía, lo perdía todo. Sus piernas casi cedieron para atrás por la potencia del viento pero con gran esfuerzo aguanto y pudo avanzar. Se preparó para entrar, eso iba ser peligroso, su mente se centro en aquel pequeño juguete, iba a necesitarlo -Gracias- fue todo lo que pudo decir a aquel espíritu y el Garou antes de entrar

_________________


Mejor que Yaco, Mejor que Sandra, Mejor que Joanna, Mejor que Damian, Mejor que Enrique... Simplemente, Yo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Abdul Al Hazrad
Artífice del foro
Artífice del foro
avatar

Cantidad de envíos : 147
Edad : 38
Ubicación : Lanús
Ocupación : Playboy Multimillonario
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Mar Mayo 15, 2007 11:01 pm

Observó sentado como el grupo comenzaba a dispersarse, hasta que sólo unos pocos individuos quedaban en el lugar.

Habían pasado muchas cosas en el breve lapso que llevaba en el túmulo, y se sentía un poco confundido. Si bien en su cabeza no dejaba de pensar en Ojos de Estrella, su curiosidad lo pinchaba a averiguar más de ese "engendro", que había causado tanto revuelo.

Pudo ver que Espinoza se acercaba, y decidió ir a hablarle, quizás tuviera novedades sobre su mentor o supiera algo de aquel indivuo tras el cual estaba la manada de Ojos de Fuego.

-¿Como estás? ¿Sabes algo nuevo?- Le pregunto cuando se encontraba a los pocos metros, mientras caminaba lentamente hacia el Camada.

_________________
¡PUEBLO ENANIL! LOS JARDINES SON SU HOGAR, LA LIBERTAD NO ES DEFINIDA POR LA AMPLITUD TERRITORIAL, SINO POR LA LIBERTAD DE DESICIÓN, LA LIBERTAD DE PENSAMIENTO. POR ESO, NO AL EXODO A LOS BOSQUES. LA CONVIVENCIA PACÍFICA ENTRE HUMANOS Y ENANOS ES POSIBLE EN LOS JARDINES, LEJOS DE LOS YA CONOCIDOS PELIGROS DEL BOSQUE. NO DEJEN QUE UN MONTON DE CONSIGNAS SIN SENTIDO CONFUNDAN EL VERDADERO SENTIDO DE SER LIBRES.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Martín
Bassmen-so
Bassmen-so
avatar

Cantidad de envíos : 106
Edad : 32
Ubicación : donde tengan cosas gratis
Ocupación : Todopoderoso Señor del Universo, Mensologo entusiasta matriculado
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Mar Mayo 15, 2007 11:05 pm

Armado solo con aquel pequeño amuleto y su sentido de la obligación Anpw atravesó el portal que le llevaba hasta la habitación donde los vientos rugían con furia, donde el aire se arremolinaba violento clamando por algo que nadie podía comprender y que el joven Theurge intentaba descubrir.
Su izquierda aferraba el morral decida a no dejar ir lo que sus Ancianos le habían dado y su diestra sostenía el amuleto rogando que funcionara como debía hacerlo, permitiéndole llegar hasta el libro.
Su pelo estaba revuelto y se movía de un lado al otro a capricho del viento, la ropa se pegaba a su cuerpo y amenazaba con dejarlo tal y había llegado al mundo y los ojos lagrimeaban por reflejo ante la potencia del aire, pero eso recién comenzaba

El viento cambio de repente ante su llegad. Pudo sentirlo virar, podía verlo claramente ante si, uniéndose en una masa ventosa que volaba directo hacia el.

La fuerza del viento le golpeo en de pleno volcando toda su furia, destrozándole la camisa, y pasó retomando el camino, dando otro giro a la habitación, llamando a más viento a unirse a esa ola en torbellino, a ese elemental que había convertido la camisa en jirones que colgaban de su cintura y brazo

Tussio pudo ver con claridad lo que iba a ocurrir, pero no pudo detenerlo, sintió el golpe en el pecho y pudo ver su camisa desintegrarse, ya tendría tiempo de conseguir otra y dedicarla...y sino, bien le gustaba andar con los pies del lobo.

Tenia que acercarse al libro, pero ese elemental no iba a ponérselo fácil así que decidió poner en marcha su teoría. Con gran esfuerzo metió la mano dentro de su morral para poder tocar la parte faltante del libro, tenia una gran energía y si era parte de aquel objeto entornes el espíritu debería sentirlo. Gritó -Vengo a traer lo que te falta, tengo aquello que te pertenece y vengo a devolverlo

Tussio no pudo evitar que el viento le tumbara contra el suelo. Esta vez el elemental había arremetido directamente contra todo su cuerpo.

Lo primero que oyó fue el romper de un cristal y luego llegaron los gritos desesperados del Theurge por hacerse oír. Estaba intentando avisarle de algo.... -..al d.. ahi ... cie... a - oyó a duras penas.

Aunque no hacia comprender demasiado, sus ojos ya le mostraban lo que estaba pasando.

Aquel cristal-ventana por donde había entrado se estaba resquebrajando rápidamente. Y por la mirada y gestos del Theurge Roehuesos, aquello no era nada bueno.

"MIERDA!" fue todo lo que paso por la mente del joven viendo las grietas en el espejo, tenia que actuar y rápido, lo que hiciera definiría su destino. Podía quedarse y enfrentar aquella situación esperando que el cristal aguantara lo suficiente o, en el peor de los, casos buscar una salida alternativa, o podía irse e intentar volver más preparado, pero si al puerta se rompía, habría quedado en falta con su tribu y con la de los Roehuesos.
No había elección, debía quedarse, así lo hubieran hecho sus ancestros, quedarse y solucionar aquello, entonces podría pensar en como salir, después de todo, era un Theurge, debía de acostumbrarse al mundo espiritual. Cambió a su forma Crinos lo más rápido que pudo, para aguantar mejor los embates del viento y lucho por llegar hasta el libro

-¡¡Vuel..e ...cach..rr.. id...!!-oyó gritar al Roehuesos que veía desesperado como él se alejaba más de la ventana.

El Theurge le gruñó algo al espíritu, incluso lo amenazó, pero nada de ello impidió que cerrara la salida. Con un último destello los cristales fueron absorbidos por una fuerza de succión y desaparecían, como si jamás hubieran existido.

Solo había cuatro paredes blancas, el viento infernal y el pedestal con el libro.

El aire se replegó y se dividió ante él. Ahora eran dos remolinos que tomaban fuerzas ante sus ojos y comenzaban a lanzar polvo ante el, con la intención de cegarlo.

^^^Te sepultare vivo ^^^ creyó entender al viento cuando este paso muy cerca de su cabeza, cortando mechones de su pelaje a la altura de sus orejas

La salida no había aguantado, mala suerte, al menos eso ya dejaba una opción menos en la que preocuparse. Vio a los dos elementales formarse delante de él y atacarle, pero no iba a retroceder, ante sus ataques ni ante sus amenazas, a las cuales respondió por reflejo

-Soy Escucha-al-viento, hijo de Anpw y chiquillo de Buho, soy un Theurge- parecía evidente que aquellos elementales no se detendrían a hablar así que él estaba listo para lo que fuera

^^^¡¡¿Solo eso?!!^^^ aulló el viento pasando nuevamente ante el con ferocidad, el otro torbellino paso muy cercano, tirando del zurrón en su paso. Parecía querer directamente lo que él había venido a traer

-Soy el representante de toda mi tribu- dijo no sin orgullo en la voz y sacó del morral la pieza que allí guardaba

El viento viró en seco y quedó frente a él esperando

-Soy el encargado de proteger esto que te pertenece y de devolverlo a su sitio, donde siempre debió estar- terminó de hablar y empezó a avanzar hacia el libro lenta, pero decididamente

El viento no hizo nada para impedirle pasar, en vez de ello lo cubrió con un manto cálido para su sorpresa

El abrazo calido del viento dio un cambio de perspectivas que puso su mente en completa calma y armonía, no se detuvo, siguió avanzando hasta llegar frente aquella milenaria obra perfecta. Pasó sus manos sobre la superficie intentado asimilar que aquello era real y con gran cuidado y respetuosa ceremonia, coloco la parte faltante

La pieza se ajusto y volvió a formar una con un pequeño destello dorado que comenzó a llenar toda la habitación paulatinamente
El haz de luz comenzó a cubrir tanta distancia que pronto toda la habitación se vio inundada.

Tan brillante que ahogaba al sentido de la vista, cegándolo.

Tussio dejo de sentir el suelo bajo sus pies, sin embargo no cayó. Se sostenía en el aire, o mejor dicho el aire le sostenía a el.

Se vio frente al libro rodeado por su halo dorado, formado por miles de pequeñas partículas de arena, sobrevolando la basta tierra de Khem, como jamás antes la había visto.

Infinitas playas de arena rojiza hasta donde se perdía la vista. Decorados aquí y allá por puntuales oasis de hierba húmeda y frutales fuertes y altos. Montañas fuertes de piedra vieja y recia, protectoras del sueño de los hombres.

Vida visible en el río más hermoso, aquel que dio origen a la civilización. Su cauce resplandecía con la Gnosis acumulada, como las tierras y los oasis. Toda la vida de Khem rebosaba en fuerza espiritual, que yacía bajo ella, durmiente.

^^^Esta es la tierra sagrada donde mora y contempla ella. En el tiempo fuera del tiempo. ¡¡Llámala hijo de Khem, llámala a través del tiempo. Despierta a las arenas, habla a la tormenta... llámala!! ^^^ gritó el elemental haciendo resonar su voz por todos lados.

Los ojos del Theurge se llenaron de un paisaje que había visto, que había visto en sus sueños, pero no era el mismo, era más, mucho más de lo que jamás hubiera imaginado. La fina arena roja bajo el sol del desierto, el verde que nacía junto al río de la vida, Rojo y Verde, como le habían enseñado, no Blanco y Negro, Rojo y Verde.
Flotaba sobre aquel paisaje obnubilado ante una visión de suprema perfección, la visión que su alma necesitaba, por la que su corazón bombeaba. Las lágrimas salieron de sus ojos en un llanto silencioso de pura alegría y fue entonces que oyó el grito pidiéndole a él, a un hijo de esa misma tierra que trajera a tormenta.- Ven a tu hogar- gritó con fuerza - acude al llamado de un hijo del mismo suelo, ven aquí y que las aguas del sangrado rió se agiten, que las arenas vuelen, ven, escucha mi llamado y ven- gritó con todo el aire que en sus pulmones había

Tussio volvió a sentir el suelo bajo el, era tirado contra el.

Dio un culazo en el suelo y se hallo a si mismo en la habitación mirando al libro, que se hallaba al vez en cuatros posiciones diferentes de la estancia. Una por cada uno de los puntos cardinales y él en el centro de todos ellos.

^^^Hazlo como es debido. ¡El libro lo muestra! ^^^

-Auch- Anpw golpeó contra el suelo y cayo sentado "Lo que me hacia falta enojar al espíritu, buena forma de romper el momento" pensó mientras se ponía de pie de nuevo en aquella habitación. Suspiro ante el recuerdo de lo que había visto y guardo un luto silencioso durante unos segundos, observó que ahora el libro aparecía en los cuatro puntos cardinales ¿era una prueba? intentó sentir la Gnosis del objeto que había tenido en sus manos por unos instantes mientras se acerba al que estaba al Este.
Terminó de arrimarse al libro a su derecha y pasó su mano por la cubierta, sentía la energía espiritual venir de los cuatro puntos cardinales, y ahora con su mano sentía el tacto del libro. Comenzó a leerlo para si concentrándose solo en ello. (*1)

Leer los libros le llevó un tiempo, el primero había sido el más difícil, quizás porque aun estaba oxidado en aquel lenguaje arcaico, además no lo dominaba hace tanto tiempo como el ingles o el italiano. Pero la lectura general había resultado bastante provechosa, ya tenia una noción bastante precisa del ritual, pero aun seguía molestándole el no haber podido sacar nada en concreto de aquel primer tomo, así que volvió a acercársele, Los rituales no podían ser abordados a la ligera, quien los llevara a acabo tenia una gran responsabilidad y hacer uno sin estar debidamente preparado era una gran falta que Anpw no estaba dispuesto a cometer

Terminó de leer nuevamente aquel complicado libro, ya tenia en su mente una idea bastante clara de en que consistía aquel rito de invocación, aunque tenia cierto parecido con el que le habían enseñado, este era mucho más especifico, diseñado con un único fin y para un espíritu en concreto. Debía tener cuidado y analizar todo cuidadosamente antes de llevarlo a cabo y aun no estaba contento con la información que tenia, sabia que había cosas de ese libro que estaba obviando y le molestaba que así fuera, pero no disponía de todo el tiempo que hubiera deseado.
Terminó la lectura y se encontró solo entre aquellas cuatro paredes -y ahora ¿como saldré de aquí? - se preguntó - necesito volver al mundo físico para llevar a cabo el ritual- pensaba en voz alta y luego comenzó a inspeccionar el lugar en busca de alguna idea, sin muchas esperanzas.

-Yo diría que andas algo perdidillo -dijo una voz algo chirriosa a sus espaldas -si me echas una mano te lo agradecería- chilló. Y por el tono solo podía venir del suelo

La voz rápidamente captó la atención del Theurge que buscó la fuente rápidamente con la mirada, justo en ese momento había pensado en invocar al protector de su tribu, quizás Búho con sus alas pudiera sacarlo de allí

Al mirar hacia abajo, contempló el cuerpo de una rata parda intentando colarse por un agujero recién practicado en la pared, antes intacta. Parecía que el pobre animal tenía un tamaño considerable para tan pequeño agujero y le costaba pasar más allá de su panza. Con sus pequeñas garras clavadas en el suelo se esforzaba en empujarse hacia delante resoplando forzosamente a cada intentona.

- ¿Y bien, me ayudas?- chilló haciendo que se movieran todos sus bigotes

Anpw se inclinó y fue a ayudar al pequeño roedor a pasar, y entonces vio sus propia garras, aun seguía en su forma de guerra. Volvió sin más a su forma humana y ayudo a la pequeña rata a pasar hacia su lado. Se quedó inclinado frente a ella viéndola -Soy todo oídos

-Gracias - agradeció soltando aire, incluso por detrás alivianándose- Y digo yo... - se lamía los bigotes mientras hablaba - ¿para que están?... ¡¡LAS GARRAS!!... ¡¡PUES NO TE HICE UN AGUJERO..SIGUE TU...!! - le saltó de pronto con una voz tan estruendosa como chillona. Parecía que hubiera subido el sonido de 0 a 10 en un solo instante

Los oídos del Garou zumbaron ante el gran cambio de volumen del pequeño animal, agradeció el haber cambiado de forma aunque ahora debía adoptarla nuevamente - Esta bien, aunque estos muros parecen demasiado resistentes- dijo volviendo a adoptar la forma guerrera para empezar el trabajo de abrirse paso a través del muro

-Claro…y yo me he abierto paso sin uñas... no te jode- dijo protestonamente el espíritu subiéndose por sus patas hasta su hombro. Era increíble ver como un simple roedor espiritual lograba tal hazaña.

-Anda, dale y no pares hasta llegar al otro lado. Tu salvación ha llegado -dijo riéndose abriendo mucho la boca, una risa molesta y muy, muy aguda, mientras que el Theurge comenzaba a despedazar el muro con sus garras, la rata por su parte dejo de reír y comenzó a entonar una canción -Soy minero.... y feliz vivo picando…cuando el…

Le costó a Anpw bastante sudor y algo de tiempo llegar por fin al otro lado, pero finalmente lo logró y al otro lado pudo ver al Roehuesos que le había llevado hasta allí

-Perdón- dijo el Caminante- pero era lo que tenia que hacer- notó entonces como a los pies de este se encontraban varios envoltorios de pequeños quesos, entonces sonrió –y gracias- miró luego a la rata –y gracias a ti también- volvió a ver al Theurge –supongo que ya podemos irnos, tengo que preparar unas cuantas cosas y hablar con Madre Tamara para poder dar el siguiente paso- pensó un segundo y volvió a disculparse con el Theurge -Tsk, lo lamento, creó que en medio de todo ello perdí tu molinete

--------
*1 Un Punto de Fuerza de Voluntad

_________________


Mejor que Yaco, Mejor que Sandra, Mejor que Joanna, Mejor que Damian, Mejor que Enrique... Simplemente, Yo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Argos Cristal-Silencioso
Ancillae
Ancillae
avatar

Cantidad de envíos : 134
Edad : 35
Ubicación : Perdido entre libros
Fecha de inscripción : 10/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Miér Mayo 16, 2007 11:44 pm

¡Oye, Espíritu de Plata! - llamó Espinoza llegándose a su lado - oye, nos vamos de caza... - dijo bastante orgulloso - Madre Tamara encargo a nuestra manada capturar a un par de "perdis" que se mueven por la calle mayor, al parecer llevan días intentando comerse a la población de "moglis" de por allí

Se agacho hasta su altura
¿Qué me dices?¿Te apuntas?. Mi manada no cuenta con ningún theurge y bueno... pensé en ti. No puede decirse que actúes al mismo nivel que los otros - refiriéndose a Ojos de Fuego y sus compañeros -pero sabemos movernos bien por la ciudad y nos cubrimos del carajo las espaldas unos a otros...y ah, si no quieres cambiar de forma no nos importara, en serio. Siempre podemos arreglárnosla si pasara algo con tu aspecto
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Abdul Al Hazrad
Artífice del foro
Artífice del foro
avatar

Cantidad de envíos : 147
Edad : 38
Ubicación : Lanús
Ocupación : Playboy Multimillonario
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Jue Mayo 17, 2007 4:54 pm

El lupus meditó por un instante. Conocer a la manada de Espinoza, y recorrer la ciudad... eso podría proveerle algo de información sobre el paradero de su mentor, y sobre ese controversial "engendro".

Si bien la idea de incursionar en la urbe no le gustaba, sabía que no tenía opción, eventualmente debería echar un vistazo en ese lugar, y prefería hacerlo en manada, mejor aún si eran locales.

-Sí, iré con ustedes. Deberíamos dedicarle ésta cacería al espíritu del Halcón, para que nos guíe.

Si conoces al Theurge encargado de los espíritus del Túmulo, llévame con él para pedirle permiso y consejo para tratar con éste espíritu. Y ve pensando en una ofrenda para Rata...-
Dijo, recordando la herida de su cuello que ya estaba casi sana.

-Con respecto a mi forma, no sería sabio que fuera como lobo, llamaría demasiado la atención, pondría en alerta a nuestra presa.-
Dicho eso, y muy a su pesar, asumió la forma la humana. De repente la verticalidad cambió la perspectiva de todas las cosas, todos los olores y los sonidos prácticamente desaparecieron; era como si le hubieran puesto tapones en la nariz y las orejas. "¿Cómo pueden vivir así?" se preguntó. Se miró las manos y articuló los dedos, "¡dedos oponibles!" lo único que le parecía útil de esa forma.

-Listo, está resuelto.- Dijo completamente desnudo, en un inglés gramaticalmente correcto, pero el con acento de un campesino ucraniano. El hecho de no haber comprendido ni media palabra se reflejó en el rostro de Espinoza, de manera evidente.

Notó como la mirada de espinoza si fijó un segundo en sus partes y de inmediato evitó mirarlo directamente. El theurge miró hacia los costados, buscando la causa del desvío de la mirada de Espinoza, hasta que recordó que la desnudez humana causaba "algo" en los homínidos, algo que no llegaba a entender, pero que sabía que existía.

Mirándose, dijo -Sí, creo que necesitaré abrigo para cubrirme.- Mientras la brisa le hacía notar la falta de pelaje. Habló en la alta lengua, abandonando la idea de hablar en inglés luego de ver la cara Espinoza tras la frase anterior.

Sus ideas tambien se ordenaron de manera distinta, la razón ahora predominaba sobre el instinto, y captaba la realidad más en términos cuantitativos que cualitativos. De repente la cantidad de árboles en la arboleda cercana y qué se podría hacer con ellos, tenía más peso que la arboleda en sí, la protección que esta ofrecía y su lugar en el conjunto de la creación de Gaia.

Bastaba con una sola palabra para describir su apariencia: Feo. Si bien tenía un físico fibroso y bien formado, de esos que solo una vida entera de ejercicios y dieta balanceada y sin excesos puede dar, sus rasgos faciales tenían una reminicencia lobuna que lo hacían ver poco atractivo para el standard occidental. Pero era algo que al lupus le tenía sin cuidado, su concepto de "atractivo" pasaba por un cuerpo sano y una mente aguda. Y por esos rasgos eligiría eventualmente a su pareja.

Como homínido era un hombre que pasaba por poco el metro ochenta, y su contextura les recordaría a muchos a Bruce Lee. Era moreno y llevaba barba, no muy larga y algo desarreglada. Llevaba el pelo por hombros, ondulado y desalineado, y sus ojos seguían siendo de dos colores distintos, como en su forma lobuna, uno ambar y el otro celeste. Tenía las uñas largas y despolijas, y su cuerpo no conocía el roce del jabón. Si bien no apestaba, olía a una mezcla de olores corporales humanos y bosque.

Al hablar exageraba un poco la modulación, ya que no dominaba muy bien los músculos faciales, por falta de práctica. Y su lenguaje corporal dejaba mucho que desear, raramente hacia algún gesto con las manos al hablar.

En crinos tenía mucha más praćtica, claro que no podía ir en esa forma por la ciudad...

_________________
¡PUEBLO ENANIL! LOS JARDINES SON SU HOGAR, LA LIBERTAD NO ES DEFINIDA POR LA AMPLITUD TERRITORIAL, SINO POR LA LIBERTAD DE DESICIÓN, LA LIBERTAD DE PENSAMIENTO. POR ESO, NO AL EXODO A LOS BOSQUES. LA CONVIVENCIA PACÍFICA ENTRE HUMANOS Y ENANOS ES POSIBLE EN LOS JARDINES, LEJOS DE LOS YA CONOCIDOS PELIGROS DEL BOSQUE. NO DEJEN QUE UN MONTON DE CONSIGNAS SIN SENTIDO CONFUNDAN EL VERDADERO SENTIDO DE SER LIBRES.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lucie de Bélancourt
Doctora en chancletología
Doctora en chancletología
avatar

Cantidad de envíos : 240
Edad : 38
Ubicación : Gallaecia
Ocupación : Diva...
Fecha de inscripción : 08/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Vie Mayo 18, 2007 12:22 am

Jane miró a Oliver mientras volvía a su forma humana. Se estiró levemente el cuello que le seguía molestando - Por fin acabó la tortura... Chiquilín - dijo con malhumor - Perro patada asqueroso...-

-No te enfades con el perro - comentó Oliver anudándose la correa en la mano - después de todo solo seguía su instinto animal... además tengo entendido que es una norma social olerse el trasero, tal vez decia... ¡hola! - bromeó poniendo buena cara ante ella


- Por favor... Eso no es un perro ni es nada... perdió toda dignidad animal si es que alguna vez la tuvo... y lo peor esos bichos son tontos y tienen mala leche... Mi tía Mary Jane tiene uno así y me mordió un dedo el hijo de puta cuando quise jugar un día a la pelota con el... No sé para qué dios los puso en este mundo...-

- Para que vivieran, procreasen y volvieran a gaia. Para que hubiera variedad, para que no fueran todos iguales... haber hay motivos - dijo él. -Además, no se de que te quejas... la culpa de tu enfado no es del perro y lo sabes - la miro no sin cierta dureza - ¿me dejas ayudarte con tu problema?- preguntó

Jane observó un segundo a Oliver - Primero debería agradecerte mejor lo de antes... cuando ese hijo de puta - dijo sin cortarse un pelo - me tenía agarrada... Menos mal que llegaste - afirmó alzando una ceja

-No fue nada. Me considero tu amigo, si claro estas dejas un hueco para mi en ese lugar - dijo agachando un tanto la cabeza por ese atrevimiento. Sabia cual era la reacción clásica ante los metis.

Jane sonrió levemente por primera vez en un largo tiempo - Claro, no veo ningún motivo para que las cosas no sean así... Además eres muy amable ofreciéndote a ayudarme. Me he metido en un buen lío la verdad - afirmó con el rostro más serio y poniendo cierto mohín de circunstancia.

-Entonces va..- dijo Oliver recuperando la sonrisa -comenzare diciéndote porque Tamara te ha mandado esto..venga ven - llamándola a caminar a su lado. Sus pasos se dirigían hacia fuera del túmulo, por el sendero que llevaba a los aparcamientos-Ella lo ha hecho por varias razones creo yo, una de las cuales es muy lógica... no ponerte en peligro...-

- Ya... - dijo Jane alzando una ceja con ironía - Podía haberme dicho que me quedara un rato...- lo miró a los ojos - Estaba cabreada Oliver... Me mandó ésto porque estaba muy cabreada y tu mismo dijiste que no era el mejor momento para transmitirle ningún tipo de mensaje... Y - dijo con total dignidad - es verdad que perdí el control...pero fue totalmente justificado... Creo que cualquiera hubiera reaccionado de la misma manera- afirmó mirándolo a los ojos.

-Puede... No lo se, después de todo, te recuerdo que en cuanto a opiniones se refiere, todo depende de como se mire y quien mire. El mundo de los gustos es un libro en blanco Jane. Y lo que tu ves y quieres no es lo que los demás desean - se explico -Pero mira a lo que yo iba - suspiro - Tamara quería protegerte, sino tenias tu castigo, quien sabe si ellos hubieran intentado hacer algo cuando..No sé, si intentaran algo mas adelante. Además haciéndolo demuestra su autoridad y ya mata cuchicheos de paso, que no todos los del túmulo son de este clan-
Paro un momento para coger aliento y continuar -Había gente del clan de la Colina y de la Tierra de los Bajos Fondos, había invitados de fuera de la ciudad...Mejor que una cría amante del wyrm... si- dijo él sin perder el tono de voz - date cuenta de que muchos estaban poniéndose del lado de ellos.
Créeme cuando te digo Jane, que no has visto nada de nuestra nación. Las palabras pueden hacer mucho daño y una masa enfurecida de nuestros hermanos, azotada debidamente en una dirección o contra alguien es... simplemente imparable -
dejo escapar - Tamara hizo bien en imponerse antes de que fuera a peor, ¿lo entiendes?-

- Pero es que no sé como la gente puede juzgar sin conocer! No me cabe en la cabeza - dijo negando - Ya tenemos suficiente dificultades para entrematarnos entre nosotros. Actuando así, lo único que hacemos es alimentar al wyrm y debilitarnos.-

-Yo lo se, pero hay molleras mas duras - suspiro -Tamara lo sabe también, por eso intenta unificarlos a todos... por cierto hemos llegado - dijo parándose frente a su coche.

Jane suspiró - Lo que me da un poco de miedo es traer a Peter...mi novio... esta noche - dijo arqueando una ceja - Después de lo que pasó...-

-Nah, le cuidaremos bien - le dio un toque amistoso en el antebrazo - además tu chico ya sabe a que atenerse, ¿no?- pregunto haciendo una mueca - y sino, mucho mas allá de lo que ahora somos no va a ver. Solo chicos y chicas bailando frenéticos - se contoneo haciendo unos pasos - mucha bebida, mucho buen rollo y historias si conseguimos convencer a los galliards...puede que William se apunte sin mas..-
Se atrevió a acercarse algo mas a ella y comentarle en tono confidente
-Y sino siempre puedes salir de la pista y perderte en los matorrales, no seriáis la primera pareja que lo haría en esta noche - sonrió con algo de color en la mejillas. Se retiro de nuevo... -Celebramos la victoria contra el wyrm y nuestro canto de vida y reconciliación con la madre. En festividades así es cuando mas lo philodox lloran porque sus hermanos... algunos se saltan alguna que otra ley, la primera sobre todo - se rió tocándose un punto por encima de la cabeza, allá donde deberían estar sus cuernos de carnero - yo soy muestra de ello - la miró haciendo un mohín divertido a ver si le robaba una sonrisa

Jane sonrió - Ya sabe a donde viene y bueno... con Peter no hay letanía que valga - dijo riendo y guiñándole el ojo mientras abría la puerta del coche y volvía a calar sus gafas de sol - ¿Quieres que te lleve a alguna parte?-

-A tu casa- dijo y se apresuro a añadir - ... te recuerdo que Tamara ordeno que alguien te acompañase - dijo sin poder evitar sonrojarse de nuevo por como de rápido le habían salido sus primeras palabras

- Ya ya... - asintió la chica - No debería pasar nada pero si lo dice Tamara... Lo que me fastidia es por ti, ya tuviste que pasear durante dos horas a un chucho malhumorado - dijo riendo - y luego vas a tener que volver hasta aquí... - lo miró con cierto resquemor...no sabía como se tomaría el ofrecimiento - Si quieres - dijo algo cohibida - te puedo dejar dinero para un taxi de vuelta... Me gustaría que aceptaras-

-Vale- dijo él sin ofenderse -aunque puedo volver andando, tampoco hay drama...¿vives muy lejos? - preguntó saltando al asiento del copiloto, ajustándose acto seguido el cinturón.

- Euh...- puso cierta mueca de circunspección - Lo mejor es que aceptes... vivo en cerca de la universidad en Georgetown... así que son un par de horas andando...-

-Está bien, tomare el dinero del taxi- asintiendo -esto es la tira de cómodo, podría dormirme aquí y ni me enteraría de que estoy en movimiento- dijo recostándose contra el respaldo lentamente - No me extraña que mimes tanto el coche, es todo un lujazo- comentó mirándolo al detalle con admiración.

Jane sonrió con cierta vergüenza - Bueno... yo no lo cuido... digamos que a mis abuelos no les parecería muy normal que yo me ocupara del coche –

-Ah, ya claro me olvidaba - dijo volviendo a la postura original, sin tanto lujo de comodidad - y bueno ese Peter, ¿que tal es, valió la pena mostrarle quien eres en realidad?- interrogó por sacar algún tema del que hablar mientras viajaban -Osea es tu pareja, ¿no?.. Supongo que no es fácil decirle a alguien... eh mira no soy humano y nuestros niños puede que si, puede que no..-

- Bueno Peter no se lo tomó muy bien al principio...digamos que no entendía muy bien que era y la verdad es que yo tampoco lo sabía en aquel momento - dijo la chica negando - Solo me creía un especie de bicho raro que se había cargado a sus padres - tragó saliva - Si yo no era capaz de aceptarme porque siquiera sabía lo que era pues era difícil que él lo entendiese...y aquel día fue cuando conocí a Paul - dijo con una sonrisa tierna - El me ayudó a mi a entenderme y también tranquilizó a Peter... Luego los dos hablamos y ya fue capaz de entender.-

-Ósea que el le convenció...¿y como lo hizo?. La negación de nuestros familiares siempre es un caso muy difícil - dijo interesándose más por el tema

_________________
LIBERTAD PARA EL PUEBLO ENANO! DEJEMOSLES VOLVER A SU HABITAT NATURAL: LOS BOSQUES!
ROMPAMOS CON SU ESCLAVITUD SON NUESTROS IGUALES! NO TIENEN PORQUE ESTAR GUARDANDO LOS JARDINES HUMANOS, MERECEN SER LIBRES!!!!!!
LIBERTAD!

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://astrorojo.editboard.com
Martín
Bassmen-so
Bassmen-so
avatar

Cantidad de envíos : 106
Edad : 32
Ubicación : donde tengan cosas gratis
Ocupación : Todopoderoso Señor del Universo, Mensologo entusiasta matriculado
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   Sáb Mayo 26, 2007 9:00 pm

Salieron de la Umbra y de aquel cuarto, volviendo entonces al centro del túmulo donde Anpw se dispuso a buscar a la líder del Clan, debía hablar con ella, contarle lo ocurrido, lo que iba a ocurrir y además, debía entregar el mensaje que la Moradora le había dado.
Por fin la encontró y se acercó a ella esperando poder hablar

Tamara estaba reunida con un par de cachorros más dándoles instrucciones sobre algo que tenia que ver con el baile. No llegó a entenderlo muy bien, tampoco importaba mucho.
Al llegar Tussio a su altura, se disculpó ante los jóvenes y salió a su encuentro.

Anpw agachó su cabeza en reverencia al tiempo que le saludaba –Madre- levantó la cabeza esperando ver algún gesto de esta que le permitiera hablar y entonces le dijo –Tengo noticias, ni buenas ni malas, solo noticias- aguardó entonces a que ella le dijese por donde deseaba que comenzara pero antes de que pudiera hacerlo Anpw decidió agregar algo – Ah, antes de que lo olvide, un lobo me contó que a usted podía agradarle saber que alguien llamado Paul vendrá esta noche

Tamara se encogió de hombros, desinteresada y lo tomó de un hombro para apartarlo a un lado.

-Esa noticia es cuento viejo...vayamos a las otras, las malas-dijo sentándose a pie de un árbol - te has tomado tu tiempo para ir y venir por cierto, dos horas nada menos...

-Uhm- el sonido salió ahogado de su boca algo sorprendido por esa noticia, había percibido al salir que el día estaba más avanzado de lo que debería, pero no había logrado notar cuanto, pero eso era irrelevante, ahora tenia que transmitir lo que sabia a la Roehuesos - bien, en cuanto a las noticias, no son malas, en absoluto, logré llegar hasta el libro y calmar al espíritu, tal como esperaba, reponiendo la parte faltante. El punto es que mi labor aun no ha terminado- dijo mirándola - de hecho recién comienza, puesto que tengo que preparar y realizar un rito especial

- ¿Como de especial? - preguntó ella mientras se recostaba

-Se trata de un Rito muy específico, su objetivo es Invocar y Despertar a un espíritu en concreto, por lo cual guarda cierta semejanza con estos dos ritos aunque son más las diferencias que los parecidos

Tamara suspiró -Lo que yo pensaba... malas noticias. Cachorro, los espíritus de esta ciudad son muy dados a dormir y no es fácil despertarles. En parte por la poca afluencia de parajes puros, en otra porque hace falta mucha Gnosis y otras vaya Gaia a saber porque... - dijo levantándose un tanto, olvidando la postura comodona de hace unos instantes - pero no me has dicho a quien o que intentas despertar... mmm - le dijo mirándole algo más seria, tal vez pensase que Tussio se guardaba algo más

-Mmm- Anpw guardó en su cabeza lo que la Anciana le decía, el rito iba a ser más complejo de lo que había pensado en un principio, redoblaría esfuerzos en ese caso -tengo un buen motivo para no haberlo dicho- dijo avergonzado consigo mismo - y es que aun no he podido saber específicamente de que espíritu se trata, se, si, que es un espíritu Totémico, que responde a la tierra ancestral de Khem, vinculado con ella y con la Tormenta

-Entonces es algo más antiguo de lo que me hicieron creer en un momento -dijo alguien que se acercaba a ellos, irrumpiendo en la conversación.


-Perdón por entrometerme -dijo un hombre de piel oscura, de aspecto sucio. Tussio creyó reconocer rasgos gitanos en él -pero creo que este asunto también me compete a mi, después de todo hablamos del futuro de nuestra tribu - le dijo a Tussio señalándose un búho que llevaba tatuado a la altura de la muñeca.

Madre terminó por levantarse del todo y se colocó junto a los dos - ya que has venido dejad que os presente. Tussio, este es Akim Pasaje-entre-dos-mundos, Galliard Athro de tu tribu y él -dijo refiriéndose a Tussio....

-Se quien es Madre, gracias -le interrumpió cortésmente el Galliard -después de todo estoy aquí en parte por él - le adelantó la mano al Theurge - es bueno conocerte por fin en carne y hueso, he oído mucho de tu linaje y espero mucho bien de ti, tanto como de ellos se esperó en su momento, además que es por tu linaje por lo que he venido -aclaró -Tu futura esposa esta más que segura conmigo - le sonrió

El joven Theurge hizo una reverencia al hombre que hacia su entrada, sabia que había un hermano en el Túmulo, pero nunca le había visto hasta entonces, oyó la presentación de Tamara y luego el saludo de Akim ofreciéndole su mano, la cual tomó sin hacerle esperar –Es un honor conocerle- respondió por reflejo mientras dentro suyo las fuerzas se le desvanecían al oír aquellas funestas palabras “tu futura esposa”. Al fin había llegado, el tan temido día se hacia ante él, iban a presentarle a una mujer de quien nada sabia y a la cual debía "amar" a pesar de todo, con quien debería compartir las cosas que con nadie más...sin saber si quiera quien era ella. La cabeza comenzó a latirle, y hubiese jurado que su presión estaba bajando, pero tenia que seguir en la conversación, el menor insulto.... mejor no pensar en ello.

Sonrió y entornes dijo -Me halaga que alguien como usted tenga puestas tantas expectativas en mi persona, y daré lo mejor de mi por hacer honor a ellas, a todas

-Bien, me alegra oírlo. Espero que cumplas igual de bien con ella, no podemos perder tu linaje- se permitió bromearle esta vez -¿Y bien, listo?- preguntó

-[color:8c5a=red:8c5a]Claro, jamás me permitiría una falta semejante, espero que pueda presentarnos muy pronto- dijo sonando lo más natural posible, aunque por dentro era un manojo de nervios -y disculpe mi curiosidad, pero cuando se acercó a nosotros dijo algo sobre el espíritu ¿puedo preguntarle que es lo que sabe? pues realmente la información que poseo es muy poca y eso no me agrada[/b]

-Lo que se es largo de contar, trata con los espíritus ancestrales perdidos en el tiempo de la maldición del tres veces maldito Seth. Veámonos esta noche tras el baile, has un receso de él y te lo contare todo. Después de todo Ajoro Arcilar estará allí para conocerte también

-De acuerdo, será un honor para mi- dijo asintiendo con la cabeza, quizás pudiera pedirle entonces su ayuda para el ritual. Miró a Madre Tamara - me parece entonces que lo más conveniente será continuar la conversación más tarde, cuando posea toda la información, ya que necesitare de algunos consejos, así como colaboradores y materiales

Madre asintió y Akim se despidió hasta la noche, Anpw hizo una reverencia respetuosa y se despidió de ambos para seguir su propio camino. Hizo unos cuantos metros y tuvo la necesidad de andar en la forma del lobo, quería correr, pero no tenía a donde, estaba encerrado en la ciudad, pero por lo menos quería dar vueltas por el Túmulo sintiendo la libertad de esa forma, dejar que su mente piense mientras sus sentidos se expandían más allá.

Le costaba respirar, el Smog se decía él, pero la causa de ello no era otra que su propia mente. Su propia ansiedad y miedo que le sofocaban, y hacían de sus pensamientos una caótica maraña de ideas que surgían repentinas, como destellos de luces que parpadeaban y desaparecían al instante surgiendo repentina e inesperadamente en otro lugar.

¿Cómo puedo conseguir la arena? ¿Y si es horrible? ¿Si yo le parezco horrible? Tiene que ser fina, pero yo nunca la he visto y no se donde se pueda conseguir algo parecido. No, nunca la he visto ¿y si en mi cara se ve que me causo una mala impresión? Akim me mataría. No puedo equivocarme, me pusieron esta obligación porque confiaban en mí, necesito saber como es esa agua antes de empezar ¿y si tiene alguna enfermedad? Tendría que exiliarme de la Tribu, tengo que aprender a sanar, cuentan conmigo, soy un Theurge, no puedo equivocar el ritual ¿me aceptarían los Roehuesos? Ella es una Garou de sangre pura ¿me ayudara? ¿Querrá un hijo mío? Tengo que hacerlo bien, todo sea por un bien mayor…

Se detuvo en secó, quería gritar, quería poder tranquilizarse y relajarse. Las piernas le temblaban, volvió a adoptar su forma de nacimiento y se pasó ambas manos por al cabeza, intentado serenarse. La respiración seguía agitada, dispar, su pulso parecía le de un anciano decrepito, incapaz de mantenerse firme. El hormigueo bajo su piel era exasperante y el frotarse compulsivamente de nada servia. Una presión en su pecho crecía rauda y todo semejaba superarle, quería llorar y que todo terminara, ya no quería sufrir así.
Buscó un árbol, el más frondoso que pudo hallar en las cercanías y se sentó apoyando la espalda contra su tronco, cerró los ojos y se obligó a no pensar en otra cosa que no fuera su respiración.
Las bocanadas de aire empezaron a acompasarse lenta, muy lentamente, mientras el Caminante mantenía sus ojos cerrados, sin pensar en otra cosa, solo respirando. Poco a poco fue recobrando su pulso, poco a poco fue dejando de ser un extraño y uniéndose una vez más a la armonía del paisaje, llegando al pulso mismo de Gaia.
A medida que la paz iba llegándole tomaba conciencia de las cosas, la rugosa corteza del árbol se le hacia incomoda y por reflejo movió su espalda intentando acomodarse. Se hizo conciente nuevamente de su torso desnudo, había olvidado que el elemental había destruido su camisa, pero no le importaba. Notó que estaba solo, que oía sus pensamientos, que respiraba con normalidad otra vez.
Sus ojos no se abrían, el árbol ya no era incomodo, era parte suya, una parte de Gaia, era el mejor lugar donde descansar. La brisa fresca y la sombra abrazaban su cuerpo haciéndole olvidar su parcial desnudes para disfrutarla. Jamás estaba solo, la vida le rodeaba y le alimentaba con su presencia, no podía oír sus pensamientos, su mente estaba en blanco, y ya no respiraba con normalidad, simplemente lo hacia.

El tiempo no avanzaba para el Theurge, y carecía de significado o importancia alguna, se encontraba en paz y disfrutando del solo existir, ajeno a todas sus preocupaciones. Abrió los ojos y en sus labios una sonrisa que no desaparecería.

“Eres un sanador, nos vendrás bien llegado el momento”

La frase de Hannah volvió a surgir de lo profundo de su cerebro, era cierto, le ofrecían su casa, sus cuidados y aun más, su amistad y él cambio no les había dado más que disgustos. Cierto era que había aprendido alguno que otro truco para tratar las heridas, pero lejos estaba de ostentar la posición que los Theurges tenían de sanadores entre los Garay, esa era una cuenta pendiente que tenia consigo mismo. Había llegado el momento de cumplirla, pero no por si, sino por esas dos mujeres.

Su espalda se irguió adquiriendo una pose menos relajada pero que inspiraba un mayor respeto, se sacó el morral dejándolo a un lado y lo abrió sacando de dentro una pieza de madera tallada con la forma del antiguo dios egipcio en honor a quien le habían bautizado.



Tomó de allí dentro también unas varillas de sahumerio que él mismo había preparado, los Rôm le habían enseñado hacerlos, al parecer se trataba de una antigua forma de preparar el incienso que habían aprendido en oriente.
Eligió la que consideraba más adecuada y la puso a quemar, entonces sus ojos se cerraron una vez más, mientras que en un tono grave y profundo, el milenario lenguaje de los espíritus brotó de sus labios.

Era un llamada y un ruego, una invocación que imploraba la presencia y sabiduría de un espíritu, convocando su ayuda para que aquel joven Garou, ese Theurge pudiera cumplir con el designio que Madre Selene le había dado, quería aprender a sanar a los otros, necesitaba poder ayudar a aquella joven y su hijo. Y ese, entre todos los sabios espíritus de Gaia, era quien más podía ayudarle.

El aroma del incienso llenó los pulmones del Theurge y el aire que le rodeaba, la fina nube de humo apenas se veía perturbada por el aire que atravesaban las palabras del místico. Su conciencia y su llamado de la misma forma intentaron penetrar la membrana que separaba los dos mundos para llegar a uno de los siervos de ese Tótem. Sus manos sobre la tierra dibujaron su nombre.

Unicornio

_________________


Mejor que Yaco, Mejor que Sandra, Mejor que Joanna, Mejor que Damian, Mejor que Enrique... Simplemente, Yo


Última edición por el Mar Mayo 29, 2007 8:43 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Washington: Interpretación.   

Volver arriba Ir abajo
 
Washington: Interpretación.
Volver arriba 
Página 4 de 6.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
 Temas similares
-
» USS Washington (BB-56) , Trumpeter , 1/700 TERMINADO
» Cuadrante de Corduba (S. I a.C)
» INTERPRETACIÓN DEL FORO DE ABEL-APOLO
» Lockheed Martin F-35 B/C Lightning II-Washington abre el juego a los requerimientos Indios-
» 10 Dolares emision 1995 (EU).

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Astro rojo :: Crónicas y partidas online :: Tiempos difíciles-
Cambiar a: