Astro rojo

Bienvenidos a la penumbra
 
ÍndicePortalFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Interpretativo

Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2
AutorMensaje
Augusto Cartago
Ancillae
Ancillae
avatar

Cantidad de envíos : 87
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: Interpretativo   Dom Jul 29, 2007 6:18 pm


McCormack se quedó perplejo ante las explicaciones dadas por Jaroslav Heyrovsky "Karel desaparecido"

-¿Y no ha llamado a la policía? Es bien extraño que el doctor Urba no aparezca hoy, el día que había quedado con todos nosotros sin dar explicaciones . Y por cierto que ocurrió el mes pasado, quizá tenga relación con la desaparición.-
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Martín
Bassmen-so
Bassmen-so
avatar

Cantidad de envíos : 106
Edad : 32
Ubicación : donde tengan cosas gratis
Ocupación : Todopoderoso Señor del Universo, Mensologo entusiasta matriculado
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: Interpretativo   Miér Sep 12, 2007 5:11 pm

- Es que...Aunque normalmente siempre avisa últimamente no está muy bien – Tomó aire – Hace un mes asesinaron a Joseph Gottwald – resopló – Estaba en la investigación sobre los sideritos con el dr. Urba. Era el catedrático de química analítica y desde su muerte el profesor no estaba muy bien, estuvo fuera este último mes y hará unas dos semanas que regresó... Por eso tampoco me preocupé en exceso pero he de admitir que el hecho de que no aparezca hoy... a ver esperemos un tiempo a lo mejor nos estamos preocupando por nada – dijo lo último animándose.

Bohumil lo miró a Martín, y le dijo en voz baja, ladeando la cabeza hacia él. -Parece que alguien anduvo de recorrida por los bares anoche... - Haciendo alusión al catedrático perdido.

Se quedó pensativa durante un breve espacio de tiempo y luego asintió...

- Demasiado tiempo, él siempre cumple con todos sus deberes, mucho más tratándose de la cátedra - dijo por experiencia...

Su rostro reflejaba preocupación - De todas formas, si algo le sucedió... - se llevó el dedo índice de su mano derecha a los labios, pensativa, su mano izquierda reposaba sobre su codo mientras miraba al suelo...

- Perdón - dijo Heyrovsky preocupado - Yo no quiero decir que el profesor no cumpla últimamente con sus deberes. Siempre lo hace a pesar de las adversidades - dijo con cierto fanatismo en la mirada - aunque como todo ser humano los acontecimientos le afectan.

-Un momento ¿Que sabe sobre la muerte de Joseph Gottwald? ¿Cuando sucedió? ¿Cuales fueron las circunstancias de su muerte? ¿La relación del Dr. Urba con él era estrictamente profesional? ¿Que ha dicho la policía? ¿Tienen algún sospechoso? - el periodista no podía creer lo que acababa de surgir frente a sus ojos, una mina de oro apareciendo de la nada, como la mismísima Atlántida volviendo a salir flote desde las profundidades de las aguas - ¿Cuales fueron sus aportes a la investigación? ¿Que hallazgos fueron los que realizaron?

Ciceron se quedó sorprendido por la batería de preguntas que de golpe le soltó aquel hombre
-Tranquilo hombre que nos lo vas a atosigar- le dijo -pero de todas maneras sería interesante que contestase a las preguntas que le acaban de formular- le dijo a Heyrovsky mientras se empezaba a preparar su pipa

Heyrovsky miró a Martín con cara de sorpresa por aquel atropello de preguntas que salían como el caudal de un río desbocado de su boca, agradeciendo con la mirada las palabras de Cicerón - A ver, por partes - dijo centrándose - la noche del 13 de noviembre del mes pasado, el bedel encontró a Gotwald muerto al acudir por haber oído algún grito y ruidos extraños - dejó un breve espacio de tiempo pensando en la siguiente

Le pareció extraño el interés de Martin por la desaparición del doctor. Claro que todo cobró sentido al recordar su profesión. Negó levemente con la cabeza, y comenzó a observar a los presentes. Si bien algunos estaban interesados en la desaparición del doctor, aquellos a los cuales Martin le había señalado apenas llegaron a la reunión, no habían dicho ni una palabra. Los observó con disimulo, como si estuviera dando un pantallazo general.

Claro que al cruzarse la muchacha con su mirada, no pudo evitar esbozar un gesto de aprobación, mientras le daba un leve codazo a Martin, buscando hacerlo parte del "jurado". No era que no le interesara la desaparición del doctor. Bueno, sí, no le interesaba, pero esperaba poder oír lo que supiera sobre la vinculación de esos raros minerales con lo oculto, su verdadero campo de interés.

Marianne asintió escuchando cada gota de información y luego miró a Martín tras esa ronda de... bueno, no es que fuese una ronda, más bien había sido, lo que su padre llamaba "un ataque frontal, cruento y despiadado", lo que había dejado al menos algunas respuestas...

- Si bien es cierto que él no descuida sus obligaciones, entonces ¿Dónde podría estar? Nunca deja su cátedra sin finalizarla al completo, mucho menos nos llamaría - "me llamaría" - en vano... - "mucho menos sabiendo todos los riesgos que podría correr" - no, algo le pasó... no es normal en él que desaparezca de un momento a otro sin dejar una sola explicación.

-Bueno como le he dicho solo sé que no apareció en estos dos días... Esperaba que viniera hoy pero tampoco me ando inmiscuyendo en su vida privada - dijo mirando a la chica

Martin anotaba todo presto y veloz, no podía dejar pasar nada. Sintió entonces el codazo de Bohumil y vio lo que le señalaba, le respondió con una rápida sonrisa. Heyrovsky terminó de hablar entonces y Martin volvió a aprovechar su oportunidad -Pero ¿que opina de esto la Universidad? ¿Uno de los catedráticos de la investigación es victima de un homicidio y el investigador responsable a cargo desaparece por dos días sin previo aviso y nadie decide si quiera poner sobre aviso a la policía? Sospechoso, cuando menos, sobretodo si usted mismo nos confirma que no es habitual un comportamiento de este estilo en el Dr. Urba

- Como entenderá la Universidad está en estado de shock después de lo sucedido al Dr. Gottwald... En cuanto al Dr. Urba... Yo no avisé, estoy a cargo de sus clases desde aquel aciago día...y... visto su estado últimamente pensé que estaría en casa descansando - dijo con cierto deje de culpabilidad - Estaba convencido de que hoy vendría

-Pues bien fácil, vayamos a su casa o llamémosle por teléfono y si no está pues a la policía- les dijo tras lo cual le dio la primera calada a su pipa

-Bueno, me parece una buena idea.- Dijo a lo acotado por el tipo de la pipa, buscando darle una conclusión a esa reunión, por lo menos a lo que su persona refería. -Claro que sería bueno mantener el contacto, por cualquier novedad que surja.- Se giró hacía la muchacha, mientras le sacaba de las manos el anotador y el lápiz a Martin. -¿Donde puedo contactarla señorita? - preguntó con gesto serio.

Martin vio como el arrancaban de sus manos su preciada libreta de notas, entonces escucho al parapsicólogo, anonadado, pero eso no le evito reaccionar rápidamente - Bohumil ¿Que crees que estas haciendo? - dijo con molestia y volviendo a tomar su libreta, entonces miró a la joven - discúlpelo señorita, mi ayudante a veces parece olvidarse su lugar, pero es un buen hombre, discúlpelo- volvió a ver a Bohumil y le arrancó unas hojas de la libreta, rebuscó un bolígrafo entre sus bolsillos y se lo dio- ten, toma, ve, ayúdame a ver quien sabe algo más, yo me encargare de entrevistar al Señor Mc Cormac y a su acompañante

-Vaya por lo que veo es periodista, ¿de que periódico? - le dijo mientras rodeaba la cintura de la chica para marcar territorio

-Pero jefe- dijo en una muy audible voz baja, mientras tomaba la libreta que le daba Martin -me dijo usted que le pidiera sus datos al hombre de la pipa para que pudiera invitarlo a su casa. Le pregunté primero a la muchacha para que no fuera tan obvio- Dijo acongojado.

Marianne sintió la mano de Cicerón y volteó a mirarle parpadeando, mira que tomarse semejantes confianzas con ella... tomó la mano del hombre y se la quitó de la cintura con un gesto molesto, ¿Quién se creia para abrazarla en público? y más frente a un reportero, por Dios... si su padre se enteraba... no quería pensar en lo que haría... se hizo a un lado alejándose de él con la intención franca de hacerle notar que le disgustaba semejante actitud... se alejó de él unos pasos fingiendo mirar los meteoritos cruzándose de brazos, mientras tranquilizaba su mente...

Martin escucho a Bohumil y negó con al cabeza -Pero primero deberías haberte presentado, ahora iremos a la casa de Urba, habla con el señor –dijo en alusión a Heyrovsky- a ver que puede decirnos más- dijo volteando entonces hacia el Arqueólogo que le saludaba para ver entonces la visible molestia de la muchacha, por sus adentros sonrió, pero su rostro no se inmutó - Si, lo lamento, Martin D´aprie para servirle, es un honor poder hablar con usted Dr. Mc Cormack, conocerlo en persona al fin. Soy columnista de un popular periódico parisino, La Réalité, nuestros puntos de vista no son bien vistos por el gobierno con lo cual la propaganda contra nosotros ha hecho que lamentablemente no podamos sacar ejemplares del país, pero es solo cuestión de tiempo

Ron a penas prestó atención a lo que le decía el señor D´aprie, se quedó mirando como su becaria le había rechazado en público "frígida, no se porque pierdo el tiempo con ella" -Eh oh si La Réalité creo que alguna vez lo leí en una de mis múltiples estancias en Francia- le mintió -Pero bueno sería bueno ir tirando a casa de Urba, el señor nos puede acompañar, yo por lo menos no se donde vive mi amigo Karel Urba- dijo enfatizando la palabra "amigo"

Heyrovsky observó al arqueólogo - Si lo desean les acompañaré... La verdad es que me interesaría saber que le pudo haber pasado al Dr. Urba para no acudir a una cita ineludible como esta

Bohumil vió que todo se estaba dando para salir en busca del desaparecido doctor. Como había aplazado todas sus tareas hasta después del cierre de la charla, tenía tiempo para ir hasta la casa de éste hombre. -Parece que vamos a hacerle una visita al doctor, entonces- Dijo, devolviéndole sus cosas a Martin.

Marianne asintió levemente, su mente pensaba sólo en algo: un periódico francés... por Dios, su padre leía periódicos franceses!!!

- Empiezo a pensar que todo parece ir de mal a peor - dijo en inglés suspirando levemente, negando con la cabeza...

Martin tomo las cosas de Bohumil - Así parece- respondió mientras por su cabeza mil cosas pasaban, tenia una noticia entre manos que no podía haber imaginado, aquello era mas que perfecto, las cosas mejoraban a cada momento desde que puso un pie en Praga -Tenemos trabajo por hacer

-Bien hablado, vamos pues- dijo efusivamente -Marianne deja ya de ver los minerales, si le pusieses la misma pasión a la arqueología... - dijo negando con la cabeza

_________________


Mejor que Yaco, Mejor que Sandra, Mejor que Joanna, Mejor que Damian, Mejor que Enrique... Simplemente, Yo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Abdul Al Hazrad
Artífice del foro
Artífice del foro
avatar

Cantidad de envíos : 147
Edad : 38
Ubicación : Lanús
Ocupación : Playboy Multimillonario
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: Interpretativo   Sáb Sep 29, 2007 10:03 pm

Martin guardó su libreta y su bolígrafo listo para partir, poder visitar la casa del Dr. Urba era una oportunidad imperdible y más tras todo lo que estaba ocurriendo. Tendría que averiguar algo más sobre el catedrático asesinado y, de ser posible, ir también a su residencia para conseguir algunas fotografías, aquello prometía ser una gran noticia, "Misterioso Asesinato y Desaparición en investigación de rocas interestelares" ya podía imaginar lo que seria aquello, era más que perfecto.
Durante el trayecto estuvo atento, volviendo a sacar su libreta tomando notas de todo lo que considerara oportuno, a veces comentando con Bohumil buscando alguna de sus opiniones, como parapsicólogo su opinión era más que apreciable

Bohumil conocía el vecindario, así que en seguida tuvo una idea de en donde se encontraba la casa del doctor. Sólo la curiosidad era lo que lo movía a ir hasta allí. Bueno, eso y que no tenía nada mejor que hacer, aunando al hecho de que el lugar, le quedaba de paso a su casa. Y claro, estaba la chica que también iba hacia allí. "Ese sí que es un buen motivo" pensó.

Esperaba que encontraran al doctor, y junto a él, algún dato que vincule a las piedras con el ocultismo.

Mientras se dirigían a casa del doctor, Ron se puso a observar detenidamente al variopinto grupo que le acompañaba "veamos una simple becaria, un periodista de un desconocido diario francés y... vaya ¿como se llama el que acompaña a Martin? "
-Perdona de todo el grupo eres el único del que no me se el nombre ni a que se dedica ¿podría arrojarme algo de luz sobre usted?

La pregunta sacó a Bohumil de la contemplación de la muchacha que iba con el grupo -Eh, ah, sí, sí, no fuimos debidamente presentados. Soy el doctor Bohumil Cohen- dijo, a la vez que hacia un ademán con la cabeza a modo de saludo.

Marianne iba caminando con paso tranquilo mientras se quedaba pensativa, mirando a su alrededor para luego hacer una mueca...
Notaba la frialdad con que Mc. Cormack la trataba, así que meditaba si debería preocuparle o no... Le conocía un poco, puesto que tratarle del diario hacía que viera lo rápido que cambiaba de opinión con respecto a las personas, era demasiado bipolar...
Así que, sus actitudes podrían ser a un cambio de parecer como los suyos, brutales, tan cortantes como un diamante... quizá fuera un resultado que le afectara en cuanto a esa excavación que él tenía... que ni siquiera la contemplara para llevarla, ni siquiera podía confiar en su palabra, conocía su carácter, sus estallidos...
Se cruzó de brazos y siguió caminando mientras entornaba de nuevo los ojos... ¿Qué hacer con semejante sujeto?
Un suspiro audible emanó de sus labios, todo a su tiempo, cruzaría ese puente cuando debiera hacerlo, pero de algo podría estar segura: su tiempo como becaria y abogada estaba por llegar a su fin, así que si no era decidida, tajante y definitivamente peleaba por lo que quería, nunca tendría una oportunidad de disfrutarlo...

- Hombre! Siempre es útil tener a un médico entre nosotros - dijo Cicerón espontáneamente mientras una amplia sonrisa se dibujaba en su rostro.
En ese momento los pasos de Heyrovsky se detuvieron ante el portal de un edificio que se encontraba en el nº2 de la calle Stepanska - Aquí vive el señor Urba - dijo a todo el grupo.

Martin, al llegar a la casa, ya tenía su cámara lista, aquellas cámaras portátiles eran una bendición, el mejor amigo del hombre junto con la mujer, nunca entendió porque decían aquello de los perros... Al llegar al portal tomó una fotografía y al ver la poco iniciativa de sus acompañantes llamó la puerta

"Sí, que gracioso, debes ser amigo de mi abuelo... " pensó mientras mantenía un rostro apacible. La mirada de Bohumil se desvió súbitamente del rostro de Cicerón, al oir el suspiro de la muchacha. -Con permiso- dijo secamente a Cicerón. -Señorita, la he estado observando y he notado algo

En aquel momento la puerta se abrió y los presentes pudieron ver a una mujer de unos 40 años.



La mujer entreabrió la puerta y miró a los presentes hablando en checo -Hola ¿qué desean?

Cicerón se dirigió a la mujer en alemán, ya que sabía que una buena parte de la población checa sabía alemán -Buenos días señora, soy McCormack amigo personal de Karel Urba al igual que estos señores que me acompañan. Estamos buscando a Karel, ya que por lo visto hace dos días que no se sabe nada de él- le dijo a la señora en perfecto alemán

La mujer miró a Cicerón con extrañeza -Hábleme en cristiano por favor- dijo en su idioma.

En aquel instante Heyrovsky intervino - El señor - dijo señalando a Mc Cormack - le estaba diciendo que somos amigos del Dr. Urba. Estamos preocupados por el ya que no sabemos nada de el desde hace dos días...

La mujer lo observó detenidamente unos segundos - Usted me suena, sale en una foto que está en el salón de la casa del Doctor con varios de sus colaboradores, pasen - afirmó en un tono un tanto monolítico.

Si la señora pedía que le hablaran en cristiano, definitivamente Marianne suplicaba por lo mismo, no entendía ni una sola palabra que vertían, para ella eran algunos ladridos, palabras fuertes e incomprensibles...

- Tengo que aprender ese idioma - dijo y luego miró a Bohumil y ladeó la cabeza - ¿El qué de todo?

Martín había escuchado ya mucho hablar el checo pero aun no se acostumbraba a ese idioma, ni al alemán, la fluidez del francés resultaba mucho más práctica, era difícil de creer que más países no le adoptaran como su lengua.
El periodista no dijo nada, Bohumil parecía "ocupado" pero seguramente él o el ayudante de Urba oficiarían de traductores. Avanzó cuando todos comenzaron a hacerlo mirando atentamente a todos lados, quedándose con cada detalle como era costumbre en si.

Bohumil observó la cara de desconcierto de algunos de los presentes -Supongo que no hablan checo- Dijo en francés.

-Así es doctor- le contestó Ron mientras se fijaba en cada detalle del salón en busca de alguna cosa que podría darle algún indicio sobre Karel

Marianne negó con la cabeza, definitivamente debió aprender primero el idioma antes de venir, aunque quizá si lo hubiese hecho, no habría venido...
Se sentía levemente marginada por la situación aunque, por otro lado, empezaba a comprender lo que los extranjeros sentían en su país, quizá fuese necesario ver lo que decía la legislación al respecto...

El salón de la casa era sencillo, con algunas fotos enmarcadas colgadas en las paredes. La mujer miró para el grupo y les invitó a sentarse con un gesto - No veo al profesor desde el día 17, de hecho yo también empiezo a estar preocupada. El señor Urba es un hombre muy meticuloso y siempre me avisa cuando se ausenta para que no haga la comida en vano- negó con la cabeza visiblemente preocupada por la situación... No solo eran cosas suyas.

Heyrovsky amablemente se dispuso a traducir a los presentes lo que había dicho la mujer.

Martin miró a quien hacia las veces de traductor en ese momento y tras anotar al fecha mencionada dijo -Pregúntele en que circunstancias fue su último encuentro, y si sabe hacia donde se dirigió la ultima vez que lo vio, también me gustaría saber si el Doctor estaba teniendo algún comportamiento extraño o si dijo algo que pudiera llamar la atención, sobre el Dr. Gottwald o sobre lo que sea

-Bueno, la última vez que lo vi fue cuando me fui de esta casa dejándole la comida lista el otro día para que pudiera comer bien. Últimamente su apetito era mucho menos voraz - dijo con pena - Desde la muerte del doctor Gottwald no era el mismo, de hecho se había ido a descansar a un balneario para recuperarse. Luego claro, lo llamé por aquel asunto del robo... - dijo la mujer a lo que siguió la traducción del ayudante de Urba.

Bohumil escuchaba atentamente todo lo que se decía, tanto en checo como en francés. Se paseaba por la sala, observando los detalles, los rostros de las fotos, los objetos, cada detalle. No le intrigaba la desaparición del doctor, pero cada vez le llamaba más la atención lo que éste tenía para mostrarles. "¿Y qué si realmente tenían alguna conexión con lo oculto sus estudios? " -Disculpe señora, donde se ¿encuentra el baño? - dijo en checo.

La señora lo miró sorprendido al ver que era compatriota suya -Sí, está al fondo a la derecha del pasillo - dijo en lo que para un checo era amabilidad.

-¿Robo que robo? - preguntó intrigado Ron.

_________________
¡PUEBLO ENANIL! LOS JARDINES SON SU HOGAR, LA LIBERTAD NO ES DEFINIDA POR LA AMPLITUD TERRITORIAL, SINO POR LA LIBERTAD DE DESICIÓN, LA LIBERTAD DE PENSAMIENTO. POR ESO, NO AL EXODO A LOS BOSQUES. LA CONVIVENCIA PACÍFICA ENTRE HUMANOS Y ENANOS ES POSIBLE EN LOS JARDINES, LEJOS DE LOS YA CONOCIDOS PELIGROS DEL BOSQUE. NO DEJEN QUE UN MONTON DE CONSIGNAS SIN SENTIDO CONFUNDAN EL VERDADERO SENTIDO DE SER LIBRES.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Interpretativo   

Volver arriba Ir abajo
 
Interpretativo
Volver arriba 
Página 2 de 2.Ir a la página : Precedente  1, 2
 Temas similares
-
» Peticion de afiliacion de parte de utopia mediaval

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Astro rojo :: Crónicas y partidas online :: Cristal de Bohemia-
Cambiar a: