Astro rojo

Bienvenidos a la penumbra
 
ÍndicePortalFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Display

Ir abajo 
AutorMensaje
Taris De Monte Verdi
Matusalén
Matusalén
avatar

Cantidad de envíos : 385
Edad : 37
Ubicación : México, D. F.
Ocupación : MENSAmáster
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Display   Sáb Feb 10, 2007 12:03 am

Este thread está aquí con una finalidad: ponerle suspenso a la crónica.

Todo lo que verán aquí serán aspectos que sus personajes NUNCA sabrán (quizá sí, siempre y cuando les llegue por otros lugares).

Personajes que "busquen" esta información serán amonestados (porque lo que sabes tú, no lo sabe tu personaje).

Espero les agrade.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Taris De Monte Verdi
Matusalén
Matusalén
avatar

Cantidad de envíos : 385
Edad : 37
Ubicación : México, D. F.
Ocupación : MENSAmáster
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: Display   Vie Mar 02, 2007 3:44 am

México, Distrito Federal.

Siete figuras se encuentran alrededor de una fogata... siete de colores diferentes, una roja, otra azul, negra, verde, blanca, amarilla y una café.

Están disfrutando de un buen manjar, cinco niños que se pasan los unos a los otros mientras hilos de sangre corren por sus bocas, al tiempo que los cuerpecillos se estremecen de dolor, de placer y sus respiraciones se hacen muy lentas cada vez.

La figura negra levanta la cabeza, como impulsada por algo y mira a su alrededor, toma un puñado de tierra y la avienta sobre la fogata que se levanta aún más, como impulsada por un combustible potente...


- Debemos prepararnos, algo muy grande viene hacia nosotros y los nuestros en el Este...

La figura blanca levanta la cabeza del pecho de uno de los infantes mientras paladea con placer el líquido que recorre su ser y fija los ojos en los de la figura negra.

- Que el Ductus sea quien indique el camino - susurró mientras el sujeto de Verde se levantaba y se dirigía hacia la fogata, tomaba una de las cenizas y la analizaba con detenimiento...

- Sea entonces... - dijo tras unos instantes - que el enemigo está a punto de atacar... protejamos a los nuestros, vayamos entonces a Berlín...

Los otros dejaron los cuerpos sin vida de los infantes al tiempo que el sujeto rojo empezaba a transformarse en algo demasiado enorme como para no ser notado... lentamente los demás lo siguieron en sus acciones...

Siete figuras se elevaron en el cielo, mientras cinco cuerpos quedaban en tierra... la guerra había empezado ya.

_________________


Si no tienes nada que decir, mejor quédate callado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Taris De Monte Verdi
Matusalén
Matusalén
avatar

Cantidad de envíos : 385
Edad : 37
Ubicación : México, D. F.
Ocupación : MENSAmáster
Fecha de inscripción : 09/02/2007

MensajeTema: Re: Display   Vie Mar 02, 2007 3:46 am

Berlín Occidental.

El Salón Principal del Elysium

11:00 de la noche.


Las sillas estaban vacías esa noche, aún había pocos ruidos afuera cuando una figura apareció tras un pilar y se acercó lentamente a ellas...

Se sentó Segundo a la izquierda de la silla principal (tercero, contando la silla vacía) y se quedó meditando unos instantes... su mente daba vueltas sin cesar en algunas imágenes que había tenido la noche anterior... tenía que decírselo, pero no la había encontrado, nadie le había dado informes de su paradero...

No, tenía que encontrarla rápidamente, tenía que decírselo, pero parecía ser que esa no era la noche más adecuada de todas, lo sentía en el ambiente, la tensión estaba tan fuerte que podía cortarse con un cuchillo.

Sacó la misiva que le había llegado, con un sello lacrado y un escudo que le hubiera gustado no ver... Ventrue... no esa noche, tenía que hacerse algo mejor, no discusiones banas y sin sentido...

No esa noche...

Un ruido a su derecha lo sacó de sus cavilaciones... miró a una sombra acercarse, más bien alguien encapuchado... luego sentarse a su lado, a su izquierda.

- Qué noche - Christos se mantenía dentro de la capucha - ¿A qué vendrá tanta prisa por vernos?

Arlek movió la cabeza... no lo sabía, más bien, no quería decirlo...

- Veo nubes negras de tormenta, igual que caen sobre Berlín Oriental desde hace ya cinco noches, caerán sobre nosotros.

Christos sólo bajó la cabeza un poco más... por dentro de su capucha, cerraba los ojos, no quería oír eso de Arlek... no esta noche, no cuando había muchas cosas por resolver...

Además, el Ventrue sólo había llegado para hacer difíciles las cosas, el Nosferatu sabía bien que sería complicado convivir entre tantas personalidades tan imponentes, pero parecía ser que ya se habían adaptado... la unidad del Consejo de Primogens se hacía latente desde hacía tiempo... hasta que Marc había llegado.

- Coincido - Arlek meditaba - pero tenemos que adaptarnos de nuevo, todos estamos un paso más adelante cerca del vínculo final... todos debemos meditar nuestra situación en la ciudad...

Se interrumpió al ver cómo las puertas del Elysium se abrían y Angel entraba, Joshua hacía lo necesario para evitar que nadie entrara... el Toreador apresuró el paso y tomó asiento sin mirar a Christos, en la segunda silla (tercera contando la vacía) a la derecha de la principal, frente a Arlek.

- Buena noche - su voz sonó educadamente - espero que ésto sea importante, tenía algo que hacer... - hizo una mueca - tú sabes...

- Comprendo - Christos bajó la cabeza aún más...

Angel sólo hizo una mueca de desagrado y se quedó allí mirando el asiento principal.

- Anoche se ausentó mucho tiempo, no estuvo presente en las presentaciones finales - parecía preocupado.

- Había cosas más importantes que eso -Arlek parecía adentrado en sus pensamientos.

Angel y Christos lo miraron a un tiempo, pero la entrada de Merl los hizo callar.

- ¿Qué tal? - Merl estaba meditabundo, mientras caminaba hacia su silla donde se sentó cómodamente - ¿Alguien sabe para qué he sido sacado de mi Capilla tan burda y maleducadamente?

Los otros tres negaron con la cabeza. El Tremere suspiró profundamente y se quedó sentado.

- Odio que hagan eso sin avisarme primero y me digan: "Es de extrema urgencia su presencia"... como si él fuera tan importante.

Las puertas volvieron a abrirse y Dimos entró con una rapidez sobrenatural...

- Puta madre - se sentó al lado de Arlek, a su derecha - ahora ¿Qué quiere el idiota? Ya tengo suficiente con sus gemidos porque los míos disfrutan de la existencia dentro de las reglas...

Los otros se encogieron de hombros, Dimos parecía molesto en verdad, sacó su guantalete y empezó a jugarlo, mala señal, estaba listo para repartir golpes...

El último en llegar fue Nicholas, nadie se dio cuenta de su presencia hasta que la niebla se solidificó haciéndolo ver, Angel casi da un salto ante su presencia.

- Odio que te presentes así - reclamó con los ojos entrecerrados.

- ¿Te asusta? - Dimos estaba burlándose de él...

Angel lo miró con molestia, sabía cómo era Dimos y que ahora sólo buscaba conflictos, prefirió callar.

- Bien hecho, niña - empezó a picarlo - calla, sólo así me demuestras el poco valor que tienes.

Angel sonrió con cinismo...

- Como gustes... Jo...

- Calla - previno Arlek- no provoques a la Bestia.

- YO NO SOY UNA BESTIA - Dimos parecía más molesto...

- Basta - se escuchó una voz...

Los Primogens voltearon hacia el pilar donde salía Marc, iba caminando lentamente y en su mirada parecía haber una sonrisa irónica.

- Me da gusto verlos a todos reunidos, tal como lo había solicitado - en su tono había una burla.

- Al grano, Ventrue - Dimos no parecía dispuesto a ceder - ¿Qué quieres?

- Todo a su tiempo, Brujah, todo a su tiempo.

Marc se acercó hasta que intentó tomar asiento, en la primera silla a la derecha de la principal, pero se percató que inmediatamente Dimos se ponía el guantalete mientras Arlek lo miraba fijamente, Christos abría y cerraba el puño, Merl jugaba con la punta de sus dedos, Angel alzaba una ceja y Nicholas parecía no fijarse... todos esos idiotas a mando de esa...

- Yo que tú me callaría - Arlek mantenía las manos unidas por los dedos.

Marc lo miró fijamente, así que hasta le leían la mente... Rió por lo bajo mientras caminaba hasta su silla, la última del lado izquierdo...

- Veo con tristeza - fingió sentirse dolido - que vuestra amada Príncipe no ha llegado, qué falta de etiqueta - se burló.

- Quizá no es tan importante esta reunión para ella - Angel lo miró con autosuficiencia - que ni siquiera es importante la etiqueta...

Dimos rió visiblemente mientras Marc entornaba los ojos molesto. Los otros sólo disfrutaban del espectáculo, incluso Nicholas, quien normalmente detenía los improperios.

- Claro, por eso es que te trae como su gato casero - respondió Marc sonriendo con cinismo - tras sus pies, ronroneando...

Angel rechinó los dientes mientras lo miraba con furia, ni siquiera se levantó porque Nicholas le tomó del brazo...

- No te rebajes a su nivel - el Gangrel parecía aburrido - ¿qué esperabas de él? Simplemente se escuda tras grandes personajes, cuando él mismo no es nada...

Angel bajó la mirada cerrando los ojos calmándose... Marc sólo sonrió de lado.

- Bien, pues empecemos.

- Creo que no es necesario recordarte que falta la Príncipe, sin ella no haremos ni discutiremos nada...

- Claro, una Príncipe que se va la noche de las Presentaciones y que ni siquiera es capaz de solucionar un conflicto planteado por un Consejo de Ventrue que afecta incluso a París - Marc parecía molesto, era desesperante la actitud de ellos, siempre a las faldas de la...

- Modera tu vocabulario - le aconsejó - no es prudente...

- Además, no creo que haya problemas en París, mi Sire me ha dicho...

- Tu Sire le ha dicho a Devoire que es necesario aplicar normas estrictas en Berlín, quizá cambiando de Príncipe, porque ésta se dedica a sobornar a los Primogens a cambio de una revolcada en...

No terminó de decir nada, Dimos ya se había lanzado contra él y su puño se hundió en el rostro del Ventrue con tal violencia que el cuerpo de Marc terminó golpeando la puerta principal...

Fuera, los vástagos miraron azorados cómo la puerta se pandeaba hacia el frente, pero sin mostrar lo que sucedía dentro... algunos se acercaron mirándola sin comprender aún... ***

Dentro, Marc se levantó mirando a Dimos con fijeza, el Brujah parecía satisfecho de haber desatado su furia en el golpe, se acariciaba el guantalete con una pose arrogante...

- Te advertimos - Arlek susurró por lo bajo.

El Ventrue sonrió mientras empezaba a caminar de nuevo hacia su asiento, no había sufrido el menor daño, pero sabía que eso a Dimos no le importaba, el Brujah había marcado su superioridad... si él hubiera faltado a las reglas del Elysium, esa bastarda lo hubiera destrozado...

Apenas había pensado eso, se vio rodeado por un círculo de fuego mientras Merl empezaba a caminar lentamente hacia él...

- Se te dijo...

Marc rechinó los dientes, el fuego parecía acercarse lentamente a él... podía hacer algo.

- Yo te recomendaría que no - Christos se levantaba y caminaba hacia el asiento principal, quedando parado enfrente de Arlek- hemos hablado mucho contigo para que te mantengas tranquilo, pero haremos algo mejor, en vista de que no podemos intimidarte nosotros, alguien más lo hará... - susurró una extraña palabra.

Marc alzó una ceja, no comprendía qué treta jugaban... el fuego a su alrededor se quitó mientras los otros Primogens volvían a sentarse en sus respectivos lugares, tranquilamente... algo no estaba bien...

Quizá lo más prudente sería avisarle de todo ésto a Devoire...

- ¿Para qué? - sonó la voz de Arlek, pero ésta vez... era... extrañamente distinta... de algo... Marc no lograba ubicar el qué, frunció el cejo mientras miraba al malkavian.

Arlek se levantó de su asiento y sus manos fueron directas a la venda que desprendió de sus ojos... unos ojos rojizos parecían en sus cuencas, casi enfemos, llenos de algo que hizo que Marc lo mirara fijamente y tensara los músculos. El malkavian se desprendió de la túnica, bajo ella traía un traje bastante caro, negro, imposible de mejorar en nada...

Simplemente era perfecto...

- ¿Para qué llamar a Devoire? ¿Para traerlo a su destrucción? - el tono era vago, vacío... al mismo tiempo frío como el hielo, calaba en lo más hondo de los huesos... el malkavian empezó a adquirir un tono más rojizo en el cabello mientras ladeaba la cabeza mirando a Marc.

La postura de Arlek cambió, parecía un militar, firme y regio, con un aura de autosuficiencia y dominio sobre sí mismo que no podía ser ignorado...

- Cansados estamos ya de tí - dijo el malkavian bajando las escaleras - cansados, agotados, frustrados, enojados, molestos, desesperados, irritados... - lo miró como se mira a un inferior jerárquico - ya basta.

Se acercó a Marc hasta que quedó frente a él.

- Hay dos opciones, Ventrue - su mirada era difícil de sostener, al Ventrue le costó reunir su fuerza de voluntad para mantenérsela, de tan dura que era...

Arlek sonrió, parecía que sabía el impacto que causaba.

- Piénsalo bien... te resignas a ayudarnos - dejó la frase unos instantes, Marc frunció el entrecejo, no haría eso jamás, mucho menos con ella en el mando - bien, parece que vamos por buen camino.

El Ventrue alzó una ceja, ese malkavian estaba haciendo lo que quería con él... no lo haría más...

- Claro que no lo haré, no eres nadie para asustarme, ni tú ni esa partida de mediocres - dijo regresando a su arrogancia...

Arlek rió visiblemente...

- Lo sabía... - miró a los Primogens - entonces te harás responsable de las consecuencias, Marc... - le dijo mirándolo con autosuficiencia...

- ¿De qué hablas? - Marc detectó algo en la mirada del Malkavian que lo puso a pensar...

Arlek caminó hacia la silla de Nicholas y puso una mano encima del hombro del Gangrel...

- Quiero ver qué hacen los Ventrue cuando nadie les diga dónde estarán los sobrenaturales... quiero ver qué hará su Fortitud cuando les digas a los sobrenaturales dónde están los heaven de cada Ventrue, sus lugares de recreación, de trabajo... me gustaría verlo.

Marc se quedó azorado... no podría, claro que no. Arlek caminaba hacia Angel.

- ¿Qué harían los Ventrue sin la protección de los Wraiths...? es más, ¿Qué harían si éstos los atacaran?

Marc alzó una ceja, empezaba a comprender, pero no podía ceder...

- ¿Y si no tuvieran la protección mágica de la ciudad? - miró a Merl - ¿Si la Príncipe declarara que es un Clan Non Grato en la ciudad y ordenara que se fueran de Berlín, so pena de cacería de sangre? - miró el asiento vacío - si no tuvieran a las cuadrillas defendiendo sus intereses, ¿Los protegerían ellos?

Dimos sonrió divertido... eso era interesante...

- ¿Qué pasaría si el Sabbat tuviera la información de cada Ventrue, incluyendo dónde defecan?

Christos se miró las uñas.

- Bien, Marc - Arlek volteó a verlo - tú decides... regresas al redil o te destruímos a tí y a tu clan... bueno, hacemos que se vayan - sonrió con arrogancia, de la misma forma que Marc lo hacía antes - así no habría necesidad de un Primogen Ventrue... así no te tendríamos que soportar.

La mirada de Arlek se endureció hasta no más... causándole un escalofrío, un verdadero escalofrío al Ventrue...

Marc tragó saliva pensando en todo lo que implicaba meterse con los Primogens... buscaría otra manera.

- Yo que tú, no buscaría maneras, buscaría la forma de convivir con nosotros, te lo recomiendo - su mirada se fijó en la del Ventrue que se sintió como un neonato... por vez primera sabía por qué estaba Arlek allí... y le dio miedo...

_________________


Si no tienes nada que decir, mejor quédate callado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Display   

Volver arriba Ir abajo
 
Display
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» [Solucionado] ayuda con pantalla milestone
» Denon 100 aniverasario, plato y capsula
» Vendo GARRETT GTI 2500 Treasur Talk
» Posibles problemas con SLT Alpha 77
» Disco Duro multimedia para musica MP3 WMA y FLAT

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Astro rojo :: Crónicas y partidas online :: Berlín: Choque de Voluntades-
Cambiar a: